Interpretando el informe
Este artículo fue revisado por última vez el
Este artículo fue modificado por última vez el 10.11.2019.

El informe de laboratorio es un documento que resume los resultados obtenidos en el análisis de las pruebas de laboratorio solicitadas por un médico a un  paciente. Este informe puede enviarse al médico solicitante o bien directamente a la persona que se ha sometido al análisis. En este último caso, la lectura del informe puede resultar difícil si no se está familiarizado con la expresión de los resultados. 

El informe de laboratorio puede resultar complicado de descifrar. Lab Tests Online ES y otras fuentes bibliográficas fiables pueden ser de gran ayuda para entender mejor toda la información que contiene. En este artículo se hace hincapié en algunos apartados incluidos en un informe estándar de laboratorio para su mejor comprensión.

Lab Tests Online ES recomienda a los usuarios que se informen acerca de las pruebas solicitadas y de los resultados obtenidos con su médico, ya que la interpretación clínica del informe en general y de los resultados de las diferentes pruebas en particular debe hacerse en el contexto global de la salud del paciente, su historia clínica y los resultados de otras pruebas. En esta página web se recogen preguntas interesantes para formular al médico.

Elementos característicos de un informe de laboratorio estándar

Los informes generados por los distintos laboratorios pueden tener una apariencia muy diferente. El orden y el tipo de información incluidos pueden ser bastante heterogéneos. A pesar de las diferencias existentes en cuanto al formato y presentación, todos los informes de laboratorio deben contener ciertos elementos obligatorios. A veces, se incluye además algún tipo de información que se considera necesaria para que la interpretación de los resultados no genere dudas ni lleve a confusión. Puedes visualizar un informe típico del laboratorio, accediendo a este enlace.

Algunos de los aspectos considerados en el informe de laboratorio son de tipo administrativo:

  • Nombre o número de identificación del paciente y número de identificación de la muestra. Son necesarios para poder identificar correctamente y de manera unívoca al paciente, garantizando así que los resultados que se listan en el informe corresponden exactamente a la persona a quien se le extrajo la muestra de sangre (u otro líquido biológico).
  • Nombre y dirección del laboratorio. Puede tratarse de un laboratorio particular, de un laboratorio clínico u hospitalario o bien de un laboratorio de referencia.
  • Fecha de impresión del informe. Indica la fecha en la que se ha generado la impresión del informe. La fecha de impresión puede diferir de la fecha de generación del informe, especialmente en los informes acumulativos en los que se incluyen resultados de varios análisis realizados en fechas diferentes. También puede aparecer una fecha de validación del análisis.
  • Fecha del análisis. Indica la fecha en la que se ha realizado el análisis. Debido a que a una persona se le puede haber analizado la misma prueba en varias ocasiones, es importante que conste esta información.
  • Nombre del médico solicitante. Permite que el laboratorio envíe el resultado directamente a quien solicitó las pruebas incluidas en el informe. También resulta útil para que el laboratorio pueda comentar con el médico solicitante cualquier dato referente al análisis.

Otros elementos que aparecen en un informe de laboratorio pueden estar relacionados con el tipo de muestra obtenida y con el propio análisis:

  • Procedencia de la muestra. Algunas pruebas pueden realizarse en distintos tipos de muestra. Por ejemplo, las proteínas pueden medirse en sangre, orina o líquido cefalorraquídeo (y otros líquidos biológicos), de tal manera que los resultados hacen referencia exclusivamente al tipo de muestra en cuestión.
  • Fecha (y hora) de obtención de la muestra. El resultado de algunas pruebas puede verse afectado por el momento del día en el que se obtiene la muestra. Esta información es valiosa para la interpretación correcta del resultado. Por ejemplo, los niveles sanguíneos de fármacos varían en función de la hora en la que se ha tomado la última dosis; la concentración de algunas hormonas varía a lo largo del día.
  • Número de identificación del laboratorio. Número asignado a la muestra cuando ésta se recibe en el laboratorio.
  • Nombre de la prueba analizada. A menudo en el informe de laboratorio se incluyen abreviaturas de pruebas. Si se escribe la abreviatura de la prueba que aparece en el informe en el buscador de Lab Tests Online ES o en la casilla de “Pruebas” de Lab Tests Online ES, se obtiene información relativa a la abreviatura y a la prueba en cuestión.
  • Resultado. Algunos resultados se expresan numéricamente, como por ejemplo, la concentración de colesterol (resultado cuantitativo). Para algunas pruebas el resultado se expresa como “Positivo” o “Negativo” (resultado cualitativo) por ejemplo en el urianálisis. En algunos casos se incluye un texto explicativo.
  • Intervalos de referencia (valores de referencia, rango de referencia). Rango de valores que incluye los valores que se consideran como normales. Los rangos de referencia varían entre laboratorios. Si desea más información, refiérase a Intervalos de referencia y su significado.
  • Resultados anómalos. Normalmente, los resultados anómalos o los que no quedan incluidos dentro del intervalo de referencia se destacan de alguna manera: flechas en sentido ascendente o descendente, letras que indican si la concentración es más alta (H) o más baja (L) de lo esperado, o bien un asterisco.
  • Unidades de medida (para las pruebas cuantitativas). Las unidades con las que se expresan los resultados pueden variar entre los distintos laboratorios. Es como si en lugar de expresar un peso en quilos (Kg), se expresara en gramos (g). Los laboratorios establecen cuáles son las unidades de medida de cada una de las pruebas, y por lo tanto, los resultados deben interpretarse de acuerdo a los valores de referencia proporcionados por el laboratorio que emite el informe.
  • Interpretación de los resultados. En algunas circunstancias, el laboratorio proporciona una explicación acerca del significado del resultado obtenido.
  • Condiciones referentes a la muestra. A veces el laboratorio incluye alguna información relativa a la muestra cuando ésta se ha recibido en unas condiciones que no cumplen los criterios de aceptabilidad del laboratorio. Puede ser que la muestra enviada al laboratorio no sea la muestra idónea para realizar el análisis en cuestión (la muestra no se recoge o conserva en condiciones óptimas, o bien se detecta que la muestra está hemolizada o es lipémica).
  • Aspectos referentes a la preparación previa del individuo. Para algunas pruebas es necesario seguir estrictamente las instrucciones del laboratorio (preparación previa). Por ejemplo, el laboratorio puede incluir una nota para indicar que la persona ha olvidado que tenía que estar en ayunas antes de realizarse un análisis de glucosa.
  • Medicamentos o suplementos que toma el individuo. Algunos resultados pueden verse afectados por ciertos fármacos, vitaminas o suplementos. Por esta razón, al laboratorio le interesa disponer de esta información y transcribirla en el informe.