Dispositivos POCT
Este artículo fue revisado por última vez el
Este artículo fue modificado por última vez el 27.03.2020.

¿Qué son los pruebas POCT?

En los inicios de la medicina del laboratorio existían pocas pruebas que se hicieran al lado de la cama del paciente. En la década de 1950, las tecnologías automatizadas dieron como resultado la creación de  los laboratorios clínicos centralizados que podían realizar un gran número de pruebas a bajo coste. Se generalizó el hecho de enviar las muestras a los laboratorios y luego esperar días o semanas para obtener los resultados.

A medida que fue creciendo la necesidad de resultados analíticos más rápidos, las pruebas médicas evolucionaron y se diseñaron dispositivos de análisis portátiles y fáciles de usar. Hoy en día, los resultados de los laboratorios clínicos siguen siendo un componente crucial del diagnóstico médico, pero ahora se complementan con pruebas realizadas fuera del laboratorio, dondequiera que el paciente se encuentre.

Las Pruebas de Laboratorio en el lugar de Asistencia (POCT) (de las siglas en inglés Point Of Care Testing), abarcan tantas áreas de la medicina que se definen por dónde se realizan, es decir, el lugar de asistencia, fuera del laboratorio centralizado. Reciben diferentes denominaciones: pruebas a la cabecera del paciente, pruebas remotas, pruebas satélites, pruebas o test rápidos, etc. En general, abarcan todas las pruebas que se realizan a un paciente en el lugar donde se proporciona la atención o el tratamiento. Por lo general, los resultados están disponibles con relativa rapidez, de modo que se pueden tomar decisiones clínicas rápidamente.

Las POCT pueden realizarse: en casa, en el consultorio de un profesional de la salud, en el departamento de emergencias, en una unidad de enfermedades infecciosas, en ambulancias, en la escena de un accidente, en el ejército, en el departamento de radiología, en un crucero o incluso en un transbordador espacial. Y una amplia variedad de personas pueden realizarlas, incluyendo profesionales de laboratorio, personal de emergencias, radiólogos, médicos, enfermeras, asistentes médicos u otros profesionales de la salud. Incluso algunas puedes hacértelas tu mismo en tu propia casa. Para más información sobre las pruebas en el propio domicilio, consulta el artículo Pruebas de laboratorio en el propio domicilio: Los pacientes adquieren protagonismo.

Los distintos dispositivos para las POCT utilizan diferentes tecnologías. Pueden usar tiras de medición básicas como en el análisis de orina, dispositivos portátiles como medidores de glucosa (glucómetros) o analizadores moleculares sofisticados para detectar enfermedades infecciosas. Un profesional de la salud puede utilizar un dispositivo portátil para realizar una prueba al lado de la cama del paciente. Alternativamente, ese profesional de la salud puede recolectar una muestra de sangre del paciente y enviarla a un laboratorio donde la muestra se procesa y se analiza con instrumentos analíticos. 

Y el mismo tipo de dispositivo POCT puede ser utilizado por un profesional de la salud y por un “no profesional” como tú. Por ejemplo, los medidores de glucosa (glucómetros) son utilizados por los profesionales de la salud en los hospitales para controlar a los pacientes en las unidades de cuidados intensivos. Esos mismos equipos para medir glucosa son utilizados por personas diabéticas en casa para controlar los niveles de glucosa y ajustar la insulina, en caso necesario. Aunque la regulación y la supervisión del uso de estos dispositivos pueden diferir cuando los profesionales sanitarios los utilizan, en general, son dispositivos más o menos comparables.

Las POCT más comunes son las utilizadas para la monitorización de la glucosa en sangre y las pruebas de embarazo. Otras pruebas comunes son la hemoglobina, la sangre oculta en heces, la detección rápida de estreptococo, así como el tiempo de protrombina/Ratio internacional normalizada (TP/INR) para las personas en tratamiento con anticoagulantes. A medida que la atención médica siga evolucionando para centrarse más en el consumidor, este tipo de pruebas continuarán aumentando y formarán parte importante de las pruebas médicas. Sin embargo, para que el paciente reciba la atención de la más alta calidad utilizando estas pruebas, es importante que las POCT sean parte de un conjunto de pruebas que incluyan también pruebas en los laboratorios clínicos centralizados y un equipo de profesionales de la salud asesorando en el diagnóstico.

Accordion Title
Acerca de las pruebas POCT
  • ¿Por qué están creciendo las POCT?

    A medida que la atención médica se ha ido centrando más en el consumidor, se ha ido extendiendo en todo el mundo la necesidad de un diagnóstico, monitorización y detección adecuados. En algunos casos, la tecnología ha conseguido satisfacer esta necesidad al desarrollar dispositivos analíticos más pequeños, portátiles y fáciles de manejar.

    En los últimos años el mercado de POCT está creciendo alrededor de un 2% anual. Hay varias razones para esta tendencia. Las POCT proporcionan resultados en tiempo real, en lugar de horas o días, que ayudan al paciente y a los profesionales de salud a tomar decisiones más rápidas y más acertadas sobre su atención médica. Con los resultados en la mano durante su consulta, el paciente puede recibir tratamiento de seguimiento o solicitud de otras pruebas de forma inmediata sin tener que regresar a la consulta.

    Por ejemplo, si se te realiza una prueba POCT y se te diagnostica la gripe de inmediato, el profesional de la salud puede explicarte por qué no necesitas antibióticos y, en su lugar, tratarte con un medicamento antiviral, si es apropiado.

    Las pruebas POCT son útiles a medida que la atención médica pasa a centrarse en la prevención, la detección temprana y el control de las afecciones crónicas. En la sala de urgencias, la detección temprana puede ayudar a determinar si las personas con síntomas similares a los de la gripe tienen gripe o si tienen una infección de alto riesgo como una neumonía. En el consultorio del médico, la prueba rápida para estreptococo permite un tratamiento más temprano de la faringitis estreptocócica y reduce el riesgo de complicaciones por no tratarla. En casa, los medidores de glucosa permiten a las personas con diabetes adaptar su terapia de insulina, esta prueba constituye el mayor segmento del mercado de pruebas POCT.

    También hay una creciente necesidad de detección rápida de enfermedades infecciosas como el VIH, la fiebre del dengue, la malaria y la gripe. Las pruebas de enfermedades infecciosas son útiles en clínicas y en áreas remotas o de recursos limitados donde puede no haber acceso a un laboratorio central o donde la infraestructura para el transporte de las muestras es limitada. Las pruebas de enfermedades infecciosas en el punto de atención también pueden conducir a un tratamiento más rápido, que puede prevenir la propagación de las infecciones. 

    Cuando el tiempo es esencial, como en los servicios de urgencias o en las escenas de accidentes, las pruebas “in situ” proporcionan información inmediata sobre los gases en sangre, los electrolitos o la troponina.

    Cuando se utilizan como parte de una estrategia de salud más amplia, las pruebas POCT pueden hacer que el diagnóstico y el tratamiento sean un proceso más cómodo, rápido y eficiente. Son más beneficiosas cuando se consideran como un paso en un proceso continuo de pruebas que puede comenzar con un POCT, pero que finalmente conduce a pruebas coordinadas con un laboratorio central.

  • Beneficios

    Cuando se utilizan adecuadamente, estas  pruebas pueden conducir a tratamientos médicos más eficientes y efectivos y a una mejor calidad de la atención médica.

    En el hogar, posibilitan que las pruebas sean más frecuentes y consistentes y pueden permitirte tomar el control de tu atención médica. Idealmente, el resultado final es una atención de mayor calidad. Por ejemplo, los ensayos clínicos han demostrado que las personas que controlan los anticoagulantes como el acenocumarol (Sintrom®) en el hogar tienen menos complicaciones causadas por el tratamiento.

    Este tipo de pruebas POCT son cruciales en situaciones de emergencia y en el quirófano. Si alguien está sufriendo un accidente vascular cerebral, un profesional de atención primaria u otro profesional de la salud necesita medir el tiempo de protrombina/Ratio internacional normalizadal (TP/INR) para evaluar la coagulación sanguínea antes de administrar medicamentos. También se utilizan para medir la coagulación durante la cirugía a corazón abierto y los trasplantes de órganos.

    Pueden ayudar a aliviar la congestión en las salas de urgencia al reducir el tiempo que se tarda en tratar a las personas y, por lo tanto, acortar sus estancias. También son útiles en situaciones de desastre como el huracán Katrina o en cualquier escenario que impida el acceso a la electricidad, al agua y a la infraestructura necesaria para las pruebas en un laboratorio.

    Cuando se utilizan en el consultorio médico, pueden reducir las visitas. En un estudio, la realización de las pruebas de rutina de hemoglobina glicada (HbA1c), hemoglobina y lípidos en el consultorio redujo las pruebas ordenadas para cada paciente en un 21%, redujo las llamadas de seguimiento en un 89% y redujo las visitas de seguimiento de los pacientes en un 61%.

    Una preocupación con las pruebas de laboratorio convencionales es que las personas pueden no regresar para recibir tratamiento si tienen que irse a casa y esperar los resultados. Este ha sido el caso de la carga viral del VIH y las pruebas de tuberculosis. En un estudio realizado en una clínica de Ghana, las POCT ayudaron a remediar este problema ya que a las personas que buscaban atención en una clínica de tuberculosis se les ofrecían también pruebas del VIH en el acto, con lo cual era más probable que también regresaran para recibir atención del VIH. 

    En países en vías de desarrollo, estas pruebas proporcionan resultados en lugares donde no existen laboratorios clínicos porque no se dan las condiciones necesarias o están demasiado lejos como en regiones rurales aisladas, o en otros lugares como cruceros o incluso en el transbordador espacial.

  • Precauciones

    Aunque muchas pruebas POCT están diseñadas para ser relativamente simples y seguras, no son a prueba de errores. Las personas que utilizan las pruebas en el punto de asistencia, incluso los profesionales de la salud, deben seguir cuidadosamente las instrucciones de la prueba y estar familiarizadas con el equipo en que se realiza la prueba. Algunas, como las que se utilizan para ajustar las dosis de los medicamentos, tienen el potencial de provocar graves consecuencias para la salud si no se realizan adecuadamente. Muchos hospitales grandes tienen equipos de coordinación para asegurar que los procedimientos de estas pruebas se sigan adecuadamente.

    Es importante que la conveniencia de estas pruebas no tiente a las personas usuarias a aplicarlas más allá de su propósito o a interpretar erróneamente los resultados. Por ejemplo, los medidores de glucosa y las pruebas de hemoglobina glicada están diseñados sólo para seguimiento y control del paciente diabético y no deben utilizarse para el diagnóstico o la detección de la diabetes.

    De esta forma, paciente y médico deben ser cautelosos al comparar los resultados de las pruebas procedentes de diferentes instrumentos. Así como los resultados de las pruebas analíticas pueden no ser consistentes de un laboratorio a otro, también pueden variar entre diferentes técnicas POCT o entre los resultados de laboratorio y los resultados de las pruebas POCT.

    Uno de los principales desafíos es la gestión de los datos generados por estas pruebas desvinculadas del laboratorio ya que es importante que los resultados se incorporen a tu expediente médico.

    Si te estás realizando pruebas  en casa, es mejor que busques orientación profesional. Por ejemplo, si estás monitorizando tu tratamiento con anticoagulantes, un error en la prueba te podría conducir a un error en la  administración del mismo y llevarte a la formación de un coágulo de sangre o a la provocación de una hemorragia interna. Por eso se recomienda la formación para la realización de la prueba con supervisión  periódica de un profesional y que el resultado sea verificado por el médico periódicamente antes de comenzar a realizarla en casa y  asegurar así que los resultados de la prueba sean los correctos.

    Un  seguimiento del diagnóstico de un profesional de la salud también es importante si utilizas pruebas en el propio domicilio. Por ejemplo, la Food and Drug Administration (FDA) de los Estados Unidos aprobó la prueba del VIH para uso doméstico en 2012. Aunque las pruebas en el domicilio son menos sensibles y los usuarios domésticos pueden cometer más errores que los profesionales, la FDA pensó que el beneficio de aumentar el diagnóstico de VIH superaba los riesgos.

    Estos análisis POCT de VIH, sólo detectan el anticuerpo del VIH y no el antígeno del VIH, por lo que pueden pasar por alto algunas infecciones tempranas del virus. Todas las pruebas de detección del VIH que son positivas deben comprobarse mediante una  prueba de anticuerpos diferente. Aunque estas pruebas y otras realizadas en casa  pueden ofrecer rapidez, comodidad y privacidad, es importante que las personas que utilizan estas pruebas busquen atención de seguimiento y diagnóstico profesional.

    Aunque la velocidad es, a menudo, una de las ventajas de este tipo de análisis, los resultados pueden no ser tan específicos o sensibles como los resultados de las pruebas de laboratorio centralizadas. Por ejemplo, existen varios tipos de pruebas de diagnóstico rápido de la gripe —Rapid Influenza Diagnostic Tests (RIDT)— disponibles para ayudar a diferenciar la gripe de otras infecciones con síntomas similares que deben tratarse de manera diferente. Dependiendo del método, los RIDT pueden realizarse en menos de 15 minutos en el consultorio de un profesional de la salud o pueden enviarse a un laboratorio, con los resultados disponibles el mismo día.

    Pero no todos los RIDT tienen la misma capacidad para detectar la gripe. Algunas pruebas sólo pueden detectar la cepa de gripe A, mientras que otras pueden detectar tanto la gripe A como la B, pero no distinguen entre ambas. Otros pueden detectar y distinguir entre la gripe A y B, pero es posible que no detecten la última cepa del virus que circula ese año debido a los cambios antigénicos en el virus. Además, las pruebas de gripe en el punto de atención no están diseñadas para identificar el subtipo de gripe que tiene el paciente, por ejemplo, si te trata de la cepa H3N2 o la cepa pandémica H1N1.

    Las pruebas POCT pueden ofrecer una gama más limitada de resultados en comparación con los exámenes de laboratorio completos. Por lo tanto, es probable y muy recomendable que sea necesario realizar un seguimiento con una prueba de laboratorio después de una prueba POCT.

    En general, las POCT son una herramienta valiosa para las pruebas médicas, pero no como la única herramienta. La combinación de estas con el seguimiento de las pruebas del laboratorio central  efectuadas por profesionales de la salud, llevará al diagnóstico más acertado y eficiente, es importante que las pruebas POCT no se utilicen de forma aislada.

  • El futuro

    Para algunas patologías, como la diabetes, las pruebas POCT han alterado drásticamente la forma en que se presta y se maneja la atención al paciente. Dado que se espera que el mercado de estas pruebas crezca, seguirá cambiando la forma en que se presta la atención sanitaria, haciendo que la atención esté más orientada y centrada en el paciente y proporcionando más datos para apoyar la medicina basada en la evidencia

    Las nuevas pruebas POCT que pueden surgir en el futuro incluyen nuevas tecnologías destinadas a tratar a los pacientes gravemente enfermos en la sala de urgencias, en el hospital o que se someten a cirugía, como el hemograma completo o las pruebas para detectar sobredosis de drogas o fármacos. Y se pueden desarrollar nuevas pruebas para la detección temprana del cáncer, como el cáncer de cuello de útero, también seguirán siendo importantes para controlar las afecciones crónicas.

    Las pruebas de enfermedades infecciosas son el área de más rápido crecimiento de las pruebas POCT, con el objeto diagnosticar las infecciones rápidamente y permitir un tratamiento oportuno, limitando su propagación y retrasando o previniendo brotes, por ejemplo, la enfermedad de Lyme, la gripe aviar, el virus chikungunya y bacterias resistentes a medicamentos como el Staphylococcus aureus resistente a la meticilina (MRSA).

    En los países en vías de desarrollo y en las regiones rurales remotas, su uso está motivado por la necesidad de hacer más accesibles y asequibles el diagnóstico y el tratamiento de enfermedades como la malaria, el VIH y la tuberculosis. En los países desarrollados, las infecciones respiratorias y de transmisión sexual (ETS) son las áreas en que las nuevas pruebas POCT podrían ser más útiles.

    Durante las últimas dos décadas, se han realizado esfuerzos para desarrollar nuevas tecnologías que permitan llevar más pruebas junto al paciente y hacer que sean más sensibles y específicas. Es probable que se utilicen técnicas moleculares como la reacción en cadena de la polimerasa (PCR) para realizar nuevas pruebas de enfermedades infecciosas. Otra área de gran interés ha sido la de “sistemas de laboratorio en un chip”. Estos dispositivos en miniatura están diseñados para automatizar rápidamente cada paso de una prueba de laboratorio utilizando tamaños de muestra muy pequeños, sin necesidad de manipulación manual de la muestra.

    Las pruebas rápidas (POCT) nunca reemplazarán  a las pruebas de laboratorio clínico, Sin embargo, a medida que la tecnología evoluciona para satisfacer la demanda de una atención médica más eficiente y de mayor calidad, este tipo de pruebas se incrementará y será una parte cada vez mayor de la atención médica.

  • Ejemplos

    Hay muchas pruebas POCT disponibles. La Sociedad Española de Medicina de Laboratorio (SEQC-ML) dispone de un listado completo de las pruebas POCT disponibles en España que puedes consultar aquí. Estos son algunos ejemplos:

    PRUEBA ¿POR QUÉ SE REALIZA? ¿DÓNDE SE REALIZA? ¿QUIÉN LA REALIZA?

    Glucosa en sangre

    Detección y control de la diabetes

    Domicilio, clínica, hospital

    El paciente, un profesional de la salud

    Tiempo de coagulación activada

    Monitorización de heparina

    Quirófano

    Un profesional de la salud

    Saturación de oxígeno

    Evaluación del suministro de oxígeno

    Quirófano, clínica, hospital

    Un profesional de la salud

    Gases en sangre y electrolitos

    Evaluación del intercambio gaseoso trastornos, electrolíticos, trastorno ácido-básico

    Quirófano, UCI, urgencias

    Un profesional de la salud

    Hemoglobina/Hematocrito

    Pruebas de detección de anemia

    Clínica, hospital

    Un profesional de la salud

    VIH Rápido

    Pruebas de detección del VIH

    Domicilio, clínica, hospital

    El paciente, un profesional de la salud

    TSH

    Cribado de hipotiroidismo

    Domicilio, clínica, hospital

    El paciente, un profesional de la salud

    hCG Pruebas de embarazo Domicilio, radiología, urgencias

    El paciente, un profesional de la salud

    Creatinina

    Evaluación de riesgos para desarrollar nefropatía inducida por contraste (NIC)

    Radiología

    Un profesional de la salud

    Perfil lipídico

    Detección y diagnóstico de colesterol alto, evaluación del riesgo cardiovascular, monitorización a largo plazo de pacientes que ya están en tratamiento

    Clínica, hospital

    Un profesional de la salud

    Sangre oculta en heces

    Detección del cáncer de colon

    Domicilio, clínica, hospital

    El paciente, un profesional de la salud

    Urianálisis con tira reactiva

    Se utiliza para examinar y controlar los riñones y las vías urinarias y diagnosticar infecciones del tracto urinario

    Domicilio, clínica, hospital

    El paciente, un profesional de la salud

    Detección rápida de estreptococo

    Diagnosticar faringitis estreptocócica

    Clínica, hospital

    Un profesional de la salud

    Tiempo de protrombina (PT) y Ratio internacional normalizada (INR)

    Monitoreo de la terapia con anticoagulante

    Domicilio, clínica, hospital

    El paciente, un profesional de la salud

     

Bibliografía

NOTA: Este artículo está basado en las fuentes citadas aquí, así como en la experiencia colectiva del Comité Editorial de LabTestsOnline.ES. Para acceder a las fuentes en línea, copie y pegue la URL en su navegador.

SEQC-ML. POCT online. Base de datos de magnitudes POCT. Última actualización enero de 2020. Disponible online en http://www.seqc.es/poctonline. Acceso el 28 de febrero de 2020.

SEQC-ML, Comisión de pruebas de laboratorio en el lugar de asistencia al paciente (POCT). Guía sobre las pruebas de laboratorio en el lugar de asistencia al paciente (POCT). Revista del Laboratorio Clínico 2016; 9: 60-80. DOI: 10.1016/j.labcli.2016.03.003. Acceso el 28 de febrero de 2020.

St. John, A. and Price, C. P. Existing and Emerging Technologies for Point-of-Care Testing. Clin Biochem Rev. 2014; 35: 155–167. Disponible online en http://www.ncbi.nlm.nih.gov/pmc/articles/PMC4204237/. Acceso el 28 de febrero de 2020.

Henry's Clinical Diagnosis and Management by Laboratory Methods. 22nd ed. McPherson R, Pincus M, eds. Philadelphia, PA: Saunders Elsevier: 2011.

TietzTextbook of ClinicalChemistry and Molecular Diagnostics. Burtis CA, Ashwood ER, Bruns DE, eds. 5th edition, St. Louis: Elsevier Saunders; 2012.

Lab Medicine. Point-of-Care Testing Guideline published by CLSI. Laboratory Medicine 2010; , 41: 499–500. Disponible  online en https://academic.oup.com/labmed/article/41/8/499/2657670. Acceso el 28 de febrero de 2020.

Gubbin, P.O., et al. Point-of-Care Testing for Diseases: Opportunities, Barriers, and Considerations in Community Pharmacy. Journal of the American Pharmacists Association. J Am Pharm Assoc 2014; 54:163-71. DOI: 10.1331/JAPhA.2014.13167. Disponible online en https://www.ncbi.nlm.nih.gov/pubmed/24632931. Acceso el 28 de febrero de 2020.

Burns, E. . Clinicians discuss pros and cons of point-of-care testing devices. TechTarget network 11 de septiembre de 2012. Disponible online en  https://searchhealthit.techtarget.com/feature/Clinicians-discuss-pros-and-cons-of-point-of-care-testing-devices. Acceso el 28 de febrero de 2020.

Ritzi-Lehnert, M. Development of chip-compatible sample preparation for diagnosis of infectious diseases. Expert Review of Molecular Diagnostics 2012; 12:189-206 . Disponible online en https://www.medscape.com/viewarticle/759549_5. Acceso 28 de febrero de 2020.

Ansell, J. Home Monitoring for Warfarin Therapy. National Blood Clot Alliance - Stop the clot 2014. Disponible online en https://www.stoptheclot.org/medical-messages/home-monitoring-for-warfarin-therapy/. Acceso el 28 de febrero de 2020.

Rooney, K.D., Schilling, U.M. Point-of-care testing in the overcrowded emergency department – can it make a difference?. Crit Care 2014; 18: 692. Disponible online en https://doi.org/10.1186/s13054-014-0692-9Available online at http://www.ncbi.nlm.nih.gov/pmc/articles/PMC4331380/. Acceso 28 de febrero de 2020.

Crocker, J.B. et al. Implementation of point-of-care testing in an ambulatory practice of an academic medical center. Am J Clin Pathol. 2014;142:640-6. DOI: 10.1309/AJCPYK1KV2KBCDDL. Disponible online en  https://www.ncbi.nlm.nih.gov/pubmed/25319979. Acceso el 28 de febrero de 2020.

Kost, G.J., et al. Katrina, the tsunami, and point-of-care testing. American Journal of Clinical Pathology 2006; 4:513-520. DOI: 10.1309/NWU5E6T0L4PFCBD9. Disponible online en https://academic.oup.com/ajcp/article/126/4/513/1759821. Acceso el 28 de febrero de 2020.

Appiah, L. T. et al. Efficacy and acceptability of rapid, point-of-care HIV testing in two clinical settings in Ghana. AIDS Patient Care and STDs 2009; Vol 23, No. 5. DOI: 10.1089/apc.2008.0224. Disponible online en  https://www.liebertpub.com/doi/abs/10.1089/apc.2008.0224. Acceso el 28 de febrero de 2020.

Howick, J., et al. Current and future use of point-of-care tests in primary care: an international survey in Australia, Belgium, The Netherlands, the UK and the USA. BMJ Open 2014; 4: e005611. DOI: 10.1136/bmjopen-2014-005611. Disponible online en  http://bmjopen.bmj.com/content/4/8/e005611.full. Acceso 28 de febrero de 2020.

Point-Of-Care Diagnostic Market worth $27.5 Billion by 2018. Markets and Markets 2014. Disponible online en  http://www.marketsandmarkets.com/PressReleases/point-of-care-diagnostic.asp. Acceso el 28 de febrero de 2020.

Centers for Disease Control and Prevention (CDC). Laboratory Quality. Tools and Resources. Waived Tests. Última actualización diciembre de 2019. Disponible online en https://wwwn.cdc.gov/clia/Resources/WaivedTests/. Acceso el 28 de febrero de 2020.

Clinical Laboratory Improvement Act. Centers for Medicare and Medicaid Services. Última actualización marzo de 2019. Disponible online en https://www.cms.gov/Regulations-and-Guidance/Legislation/CLIA/. Acceso el 28 de febrero de 2020.

Paxton, Anne. How POC testing is pushing the envelope. CAP Today 24 de abril de 2014. Disponible online en http://www.captodayonline.com/how-poc-testing-is-pushing-the-envelope/. Acceso el 28 de febrero de 2020.