El ejercicio rejuvenece
Este artículo fue revisado por última vez el
Este artículo fue modificado por última vez el 04.02.2018.

Con la llegada del Año Nuevo hay una renovación de buenos propósitos y uno de los más frecuentes es la realización de ejercicio físico para ponerse en forma. Recientemente han aparecido buenas noticias para los que desean mejorar su estado físico, especialmente para aquellos que temen que sea demasiado tarde.

La conclusión es que incluso las personas en edad madura pueden revertir o reducir el riesgo cardíaco acumulado por décadas de vida sedentaria. Para ello, se necesita practicar ejercicio aeróbico 4-5 veces por semana durante dos años. 

En efecto en un estudio publicado recientemente en Circulation se estudiaron los corazones de 53 personas sanas entre 45 y 64 años, sin antecedentes de realización de ejercicio físico de forma regular.

Se dividieron aleatoriamente en dos grupos, uno de ellos siguió una rutina de ejercicios aeróbicos de intensidad progresiva durante dos años mientras que el otro grupo realizaba yoga, pesas y entrenamiento de equilibrio 3 veces por semana.

El grupo que realizó ejercicio aeróbico mostró una mejora del 18% en el consumo máximo de oxigeno durante el ejercicio y una mejora de un 25% en la elasticidad del ventrículo izquierdo cardiaco; ambos parámetros se consideran marcadores de un corazón saludable. Estos beneficios no se observaron en el otro grupo.

En estudios anteriores, si bien se había demostrado una mejora tras un año de ejercicio en jóvenes, en adultos mayores de 65 años no se habían observado grandes avances. 

Estos datos hacen aconsejable iniciar ejercicio intenso antes de los 65 años, cuando el corazón parece tener capacidad de remodelación.

Bibliografía

Reversing the Cardiac Effects of Sedentary Aging in Middle Age—A Randomized Controlled Trial: Implications For Heart Failure Prevention

Erin J. Howden, Satyam Sarma, Justin S. Lawley, Mildred Opondo, William Cornwell, Douglas Stoller, Marcus A. Urey, Beverley Adams-Huet, Benjamin D. Levine

https://doi.org/10.1161/CIRCULATIONAHA.117.030617

Circulation. 2018;CIRCULATIONAHA.117.030617