Este artículo fue revisado por última vez el
Este artículo fue modificado por última vez el 18.10.2017.

Hoy en día la infertilidad es un problema que afecta a aproximadamente al 20% de las parejas, aunque tiene solución en una gran número de casos mediante las Técnicas de Reproducción Asistida (TRA).

La medición de la hormona antimulleriana en sangre “AMH” está cobrando cada día más importancia durante los procesos de reproducción asistida. La concentración de dicha hormona genera información acerca de la reserva ovárica: cantidad total de ovocitos que dispone una mujer en sus ovarios. La mujer nace con una dotación ovárica determinada que irá reduciéndose con la edad y que está relacionada con la capacidad para conseguir un embarazo. Es importante pues, conocer dicha reserva antes de iniciar un TRA con la finalidad de tomar las decisiones más adecuadas en cuanto al tratamiento.

Hasta hace poco tiempo, para valorar la reserva ovárica, se realizaba una ecografía transvaginal con el objetivo de hacer un recuento de folículos antrales (RFA) y un análisis hormonal (FSH y Estradiol), con la particularidad de que ambos métodos se tenían que realizar entre los días 3 y 5 del ciclo menstrual y que además el recuento de folículos antrales mediante ecografía tiene un componente subjetivo importante. Recientemente, diversos estudios han evidenciado que la hormona antimulleriana es el método que mejor refleja la reserva ovárica con la ventaja de poderse realizar en cualquier día del ciclo menstrual, su introducción y consolidación va a suponer un gran avance en los tratamientos de reproducción asistida.

Enlaces
Broer SL et al. Hum Reprod Update 2011;17:46–54: http://www.ncbi.nlm.nih.gov/pubmed/20667894
La Marca A, Sunkara SK. Hum Reprod Update 2014;20: 124-140: http://humupd.oxfordjournals.org/content/early/2014/03/17/humupd.dmu014.full