Inmunoterapia para combatir el cáncer
Este artículo fue revisado por última vez el
Este artículo fue modificado por última vez el 01.06.2019.

El sistema inmune está formado por un grupo de órganos y tejidos del sistema linfático y un gran grupo de células que actúan de guardianes de nuestro organismo, identificando los patógenos (organismos infecciosos invasores) y eliminándolos del organismo, en una batalla permanente a nivel celular en cualquier parte de nuestro cuerpo, ya que es nuestra defensa natural contra las infecciones y enfermedades.

Las células tumorales también deben ser reconocidas y eliminadas del organismo por el mismo mecanismo, pero en realidad estas células alteradas logran en la mayoría de los casos burlar a los centinelas del sistema inmune, que no las pueden reconocer cómo células para eliminar, por lo que no puede actuar sobre ellas; en otros casos actúan sobre los puntos de Stop (inhibición) o regulación del sistema inmune y lo paralizan o disminuyen su respuesta.

El Nobel de Medicina y Fisiología del año 2018 fue otorgado a dos investigaciones en inmunoterapia contra el cáncer,  o inmunoterapia tumoral, realizadas por el americano James P.Allison y el japonés Tasuku Honjo.

Ambos identificaron los mecanismos mediante los cuales las células principales de la respuesta inmune o células T, inhiben su respuesta cuando ya no es necesaria (por ejemplo si ya ha remitido una infección). Los denominados puntos de control de inhibición (checkpoint inhibitors) son el CTL-4 y el PD-1, sobre ellos  actúan algunas células tumorales indicando a nuestro organismo que cese su defensa y dejando vía libre para la proliferación de las células tumorales, y son los puntos sobre los que se han desarrollado una serie de fármacos que impiden que las células cancerosas actúen inhibiendo la respuesta inmune. 

Actualmente existen más tipos de  inmunoterapia contra el cáncer, además de la que actúa en los checkpoint inhibitors:

  • La transferencia adaptativa celular, ayuda al sistema inmune reforzando la capacidad natural de las células T para combatir las células cancerosas de forma específica.
  • Vacunas, que refuerzan la acción del sistema inmune de forma general.
  • Los anticuerpos monoclonales, que marcan las células tumorales y facilitan su reconocimiento y destrucción por parte del sistema inmune.
Bibliografía
  • https://www.cancer.gov/espanol/cancer/tratamiento/tipos/inmunoterapia (acceso el 1 de junio de 2019)
  • www.dx.doi.org/10.24265/horizonmed.2018v18n3.11 (acceso el 1 de junio de 2019)
  • https://www.nobelprize.org/prizes/medicine/2018/press-release/ (acceso el 1 de junio de 2019)