Este artículo fue revisado por última vez el
Este artículo fue modificado por última vez el 17.10.2017.

La prevalencia de las alergias alimentarias está aumentando a una gran velocidad. El Centro de Control de Enfermedades CDC, constata que entre 1997 y 2007 han aumentado un 18 % en Estados Unidos. Se estima que la prevalencia de alergias alimentarias se sitúa aproximadamente entre el 1 y el 3% en la población adulta y un 4-6% en la población infantil.

Un reciente estudio realizado en ratones por investigadores de la University of Chicago Medical Center, ha demostrado que existe una bacteria, llamada Clostridia, que protege contra las alergias alimentarias.

En este estudio, los investigadores probaron que ratones tratados previamente con antibióticos o que habían crecido en un ambiente libre de gérmenes, eran más sensibles a la sensibilización a alergenos alimentarios que aquellos que no habían estado expuestos a estas circunstancias. Además, cuando los investigadores colonizaron con Clostridia a los ratones tratados previamente con antibióticos o criados en un ambiente libre de gérmenes, esta bacteria proporcionaba protección frente a la sensibilización a los alergenos.

Este descubrimiento pone de relieve la posible utilidad de nuevas terapias probióticas, que usan bacterias o levaduras, para potenciar la inducción a la tolerancia a los alergenos alimentarios.

Diferentes estudios indican que nuestro comportamiento y aumento del uso y consumo de antibióticos, al inicio del siglo XXI, juegan un papel perturbador de la flora bacteriana intestinal y pueden contribuir a un aumento de la susceptibilidad a las alergias alimentarias.

Enlaces:
Stefkaa A.T. et al. Commensal bacterial protect against food allergen sensitization (2014) Proc Natl Acad Sci USA. 36; 13145-13150.
http://www.pnas.org/content/111/36/13145.long