Efectividad de la vacuna para la variante delta de covid-19
Este artículo fue revisado por última vez el
Este artículo fue modificado por última vez el 26.07.2021.

El virus SARS-Cov-2, al igual que otros virus, evoluciona y surgen distintas variantes genéticas. Una de las variantes que preocupa actualmente es la variante delta.

La variante delta B.1.617.2  o20A/S:154K se identificó inicialmente en la India en diciembre de 2020 y se ha convertido en una de las variantes más prevalentes en el mundo.

La variante delta se ha identificado al menos en 96 países, aunque este dato puede ser una subestimación debido a que muchos países carecen de la posibilidad de realizar estudios de secuenciación. 

En el Reino Unido, el 18 de junio el Public Health England reportó 33630 casos nuevos de variante delta, que representaban un 99% de los casos secuenciados.

La variante delta tiene más mutaciones que la variante B.1.617 de la que procede y parece que le proporcionan una mayor transmisibilidad que otras variantes.

La variante delta presenta cinco mutaciones que afectan a la capacidad de infección y facilitan escapar a la acción de los anticuerpos generados frente a otras variantes.

Por un lado tenemos las dos mutaciones principales en la proteína espicular, la mutación L452R(sustitución de una leucina por una arginina en la posición 452), y la mutación T478K (sustitución de una treonina por una lisina en la posición 478). Se trata de mutaciones que favorecen la unión a la enzima convertidora de angiotensina 2, puerta de entrada al organismo. Otra mutación, la P681R (sustitución de una prolina por una arginina en la posición 681) favorece la acción de la furina humana, enzima necesario para la activación del virus. Otras dos mutaciones afectan directamente la capacidad de evitar la acción de los anticuerpos generados frente a otras variantes. Son la T19R (sustitución de una treonina por una arginina en posición 19) y la 157-158 del (deleción de los aminoácidos en posición 157 y 158).

Todas estas mutaciones hacen que la transmisibilidad de la variante delta presente un aumento de un 97%. Asimismo según información de Public Health England la variante delta provoca más ingresos hospitalarios que la variable alfa.
Según el Reino Unido la vacunación completa es eficaz en gran medida frente a la variante delta, sin embargo con una sola dosis de vacuna la efectividad desciende a un 33%.

Según los datos que informa periódicamente el Public Health England, la efectividad de las vacunas frente a la variante delta es la siguiente:

  • Efectividad frente a enfermedad sintomática: una dosis de vacuna 35% (rango de 37-38), dos dosis 79% (rango 78-80).
  • Efectividad frente a enfermedad grave (requerimiento de hospitalización): una dosis de vacuna 80% (rango 69-88), dos dosis de vacuna 96% (rango 91-98).

Este informe confirma que aunque las personas no vacunadas  son más susceptibles al virus, también es una advertencia para que las personas vacunadas sigan manteniendo las medidas de salud pública establecidas (distanciamiento físico, uso de mascarillas, ventilación de espacios, evitar aglomeraciones, etc.).

Bibliografía

About Variants of the Virus that Causes COVID-19​​
https://www.cdc.gov/coronavirus/2019-ncov/variants/variant.html Fecha de acceso 22/07/2021.

COVID-19 vaccine surveillance report Week 28
https://assets.publishing.service.gov.uk/government/uploads/system/uploads/attachment_data/file/1002580/Vaccine_surveillance_report_-_week_28.pdf Fecha de acceso 22/07/2021.