Cuantificación de fibrógeno
Este artículo fue revisado por última vez el
Este artículo fue modificado por última vez el 17.12.2020.

La posibilidad de cuantificar el fibrinógeno en accidentes donde se producen graves hemorragias puede llegar a salvar más de dos millones de vidas al año, de ahí la importancia del método presentado por un equipo de ingenieros de la Universidad de Monash (Australia) que ha desarrollado un método rápido y sencillo para la determinación de fibrinógeno en sangre total que puede ayudar a proporcionar tratamiento urgente a las personas en riesgo de morir por pérdida  de sangre.

El fibrinógeno es un factor de la coagulación (factor I), una proteína esencial para la formación del coágulo sanguíneo. El fibrinógeno se produce en el hígado y se libera a la circulación cuando se necesita, juntamente a otros factores de la coagulación. Normalmente, cuando un tejido del organismo o una pared vascular están lesionados, se inicia un proceso llamado hemostasia que permite la formación de un tapón en el sitio de la lesión para impedir o limitar el sangrado.

Las plaquetas se adhieren y se agregan en el foco de la lesión, iniciándose así la cascada de la coagulación que supone la activación sucesiva de diversos factores de la coagulación, a medida que esta cascada va completándose, el fibrinógeno soluble se transforma en hebras de fibrina insolubles. Estas hebras se entrecruzan para formar una malla o red de fibrina, estabilizándose posteriormente en el sitio donde se ha producido la lesión. La red de fibrina se adhiere allí junto a las plaquetas, para formar así un coágulo estable. Esta barrera impide pérdidas de sangre adicionales y permanece en el foco hasta que la zona ha cicatrizado.

El fibrinógeno es necesario para coagulación y evita que las personas mueran desangrados por heridas traumáticas o por cirugía mayor. Si bien ya existía algún método POCT para determinar fibrinógeno en plasma, el problema era la obtención de plasma en el mismo punto de atención al paciente.

El método propuesto es sencillo, portátil y permite la determinación de fibrinógeno en sangre total y se puede realizar en menos de 4 minutos. La prueba se realiza colocando una gota premezclada de una muestra de sangre y una solución de enzima en una superficie sólida, lo que permite que se coagule y luego, dejar caer una tira de papel encima. Cuanto más baja la sangre por la tira de papel, menor es la concentración de fibrinógeno.

El hecho de poder determinar el fibrinógeno en una muestra de sangre total permite su empleo en cualquier situación, incluso la posibilidad de llevarlo en las ambulancias de primeros auxilios.

Bibliografía

Paper Diagnostic for Direct Measurement of Fibrinogen Concentration in Whole Blood
Bialkower M.,  Manderson CA, McLiesh H., Tabor RF., and Garnier G
https://pubs.acs.org/doi/10.1021/acssensors.0c01937