Nuevos posibles avances en el tratamiento de la enfermedad de Alzheimer
Alzheimer
Este artículo fue revisado por última vez el
Este artículo fue modificado por última vez el 24.08.2022.

Un estudio en ratones demuestra una novedosa posibilidad de tratamiento frente a la enfermedad de Alzheimer, mediante el reemplazo de la sangre del animal enfermo por sangre libre de enfermedad. Esto se conseguiría debido a la reducción de la proteína beta-amiloide en la sangre y la consiguiente reducción de la misma en el cerebro.

Un nuevo estudio publicado en la revista científica Molecular Psychiatry demostró que reemplazar la sangre de un modelo de ratón que padecía la enfermedad de Alzheimer (EA) por la sangre de un ratón sano redujo los valores de los marcadores cerebrales de EA y mejoró la memoria en dicho modelo de ratón.

La enfermedad de Alzheimer (EA) es una forma irreversible de demencia caracterizada por pérdida de memoria, un deterioro progresivo de la capacidad intelectual y del lenguaje, y por cambios en el comportamiento y en la personalidad del afectado que interfieren en la vida diaria de la persona. En España se calcula que más de 800.000 personas padecen la EA y en el mundo se estima que un total de 44 millones de personas padecen demencia.

Una característica central de la EA es la acumulación anormal de la proteína beta-amiloide en forma de depósitos en el cerebro, conocidos como placas seniles.

Las unidades individuales, o monómeros, de la proteína beta-amiloide tienden a agregarse para formar cadenas cortas llamadas oligómeros. Estos oligómeros solubles se agregan para formar fibrillas, que luego forman placas insolubles. Los expertos consideran que estos agregados de beta-amiloide son los responsables del daño a las células cerebrales en la EA.

Los monómeros de beta-amiloide se producen en el cerebro y también en otros órganos. Estos pueden atravesar la barrera hematoencefálica, pasando del cerebro a la sangre y de la sangre al cerebro. La proteína beta-amiloide se descompone en los órganos periféricos, incluidos los riñones y el hígado, lo que explica su presencia en la sangre.

En el presente estudio, los investigadores examinaron si el reemplazo parcial de la sangre de un modelo de ratón transgénico con EA con la sangre de un ratón sano podría reducir las concentraciones de beta-amiloide en el cerebro del modelo de ratón, y de esta forma retrasar los síntomas de la enfermedad.

Aunque los mecanismos subyacentes a estos hallazgos siguen sin estar claros, los resultados sugieren que la manipulación de ciertos componentes en la sangre podría ayudar a tratar la EA.

Dirigirse a los componentes de la sangre para el tratamiento de la EA puede ayudar a sortear los desafíos asociados con el desarrollo de medicamentos que puedan cruzar la barrera hematoencefálica.

Resumen

Un estudio en ratones demuestra una novedosa posibilidad de tratamiento frente a la enfermedad de Alzheimer, mediante el reemplazo de la sangre del animal enfermo por sangre libre de enfermedad. Esto se conseguiría debido a la reducción de la proteína beta-amiloide en la sangre y la consiguiente reducción de la misma en el cerebro.

Bibliografía

Urayama A, Moreno-Gonzalez I, Morales-Scheihing D, Kharat V, Pritzkow S, Soto C. Preventive and therapeutic reduction of amyloid deposition and behavioral impairments in a model of Alzheimer's disease by whole blood exchange. Mol Psychiatry. 2022 Jul 15. doi: 10.1038/s41380-022-01679-4.