Senescencia: nuevos fármacos para prevenir el envejecimiento
Este artículo fue revisado por última vez el
Este artículo fue modificado por última vez el 07.06.2019.

Muchos estudios han demostrado que las células senescentes se acumulan en diversas patologías humanas escapando de los mecanismos de muerte programada y dañando los tejidos. Se han relacionado con la fibrosis pulmonar, renal y hepática, la arterioesclerosis y enfermedades neurodegenerativas. Sin embargo hasta hace poco no existían terapias para reducir la acumulación de estas células nocivas que se produce con la edad y provocan enfermedades crónicas.

En modelos animales de ratones, se ha observado que, eliminando estas células senescentes se prolonga la vida y mejora la salud a pesar de la edad cronológica. Es decir, se consigue aumentar la vida en ausencia de enfermedad. Para eliminar estas células se pueden usar diferentes estrategias, como modificar genes suicidas celulares, pero son procesos complejos solo utilizables en modelos experimentales. Sin embargo recientemente se han obtenido fármacos que pueden realizar la misma función, lo que abre un campo muy prometedor y que podría tener un gran impacto especialmente en la calidad de vida de las personas de edad avanzada, retrasando la aparición de enfermedades crónicas. 

Los fármacos que preferentemente atacan estas células senescentes, conocidos como senolíticos, están siendo objeto de creciente atención por parte de la comunidad científica mundial. Entre estos fármacos destacan el Dasatinib o la Quercetina. El Dasatinib eliminaría células senescentes de progenitores de células adiposas, mientras que la quercetina parece afectar células senescentes endoteliales. 

También se ha descrito la utilidad en modelos experimentales de la fisetina, un polifenol del grupo de los flavonoides, molécula que elimina células senescentes en estudios experimentales en ratones, y que se encuentra en frutas como las fresas, manzanas, melocotón, tomate, uva, kiwi y también en la cebolla.

Otro senolítico que se ha identificado es el navitoclax, fármaco antitumoral que bloquea la familia de factores anti muerte programada Bcl-2, provocando la disminución de células senescentes y la acumulación de proteína tau que se observa en el cerebro de enfermos con  enfermedad de Alzheimer.

Recientemente se ha publicado un estudio piloto en humanos para tratar la fibrosis pulmonar y que está arrojando resultados esperanzadores. Aunque debemos señalar que aún faltan más estudios para valorar la eficacia y seguridad de estos fármacos antes de que se pueda difundir su uso. 

Bibliografía

J N. Justice, A M. Nambiar . EBioMedicine  February 2019;40:554-563.  Senolytics in idiopathic pulmonary fibrosis: Results from a first-in-human, open-label, pilot study.  EBioMedicina. 2019; 40: 554-563. doi: 10.1016 / j.ebiom.2018.12.052. DOI: 10.1016/j.ebiom.2018.12.052. https://www.ncbi.nlm.nih.gov/pubmed/30616998. Acceso: junio de 2019

Muñoz-Espín D, Serrano M. Cellular senescence: from physiology to pathology  Nat Rev Mol Cell Biol. 2014;15(7):482-96. DOI: 10.1038/nrm3823. https://www.ncbi.nlm.nih.gov/pubmed/24954210 Acceso: junio 2019

Yi Zhu. The Achilles' heel of senescent cells: from transcriptome to senolytic drugs.    Aging cell. 2015;14: 644-658. doi:org/10.1111/acel.12344. https://onlinelibrary.wiley.com/doi/full/10.1111/acel.12344. Acceso: junio 2019

M. J. Yousefzadeh, Y. Zhu, S. J. McGowan,et al. Fisetin is a senotherapeutic that extends health and lifespan.  EBioMedicine. 2018; 36: 18–28. doi: 10.1016/j.ebiom.2018.09.015. https://www.ncbi.nlm.nih.gov/pubmed/30279143. Acceso: Junio 2019

Wang, Y, Shao L, Laberge RM, Clearance of senescent cells by ABT263 (navitoclax) rejuvenates aged hematopoietic stem cells in mice". Nature Medicine. 22 (1): 78–83. doi:10.1038/nm.4010. https://www.nature.com/articles/nm.4010. Acceso: Junio 2019