Mascarilla en el aeropuerto
Este artículo fue revisado por última vez el
Este artículo fue modificado por última vez el 18.07.2020.

La aparición de una pandemia en pleno siglo XXI rompe todos los esquemas establecidos, porque la última situación similar conocida fue la mal llamada “gripe española” que se produjo en el año 1918 y que diezmó la población mundial con sus dos oleadas (siendo la segunda mucho más agresiva que la primera). Aunque existen escritos al respecto de lo sucedido con dicha gripe, no disponemos de expertos vivos en dicha pandemia, debido a los años transcurridos desde entonces.

Después de varios meses tras el inicio de la pandemia por este coronavirus, aún existen grandes incógnitas. Por ejemplo, todavía se desconoce el mecanismo de trasmisión del virus a los seres humanos. Actualmente, la Organización Mundial de la Salud (OMS) ha decidido enviar un equipo a la ciudad de Wuhan para estudiar in situ los mecanismos que podrían ayudarnos a desarrollar un modelo teórico que permitiera investigar vacunas y tratamientos adecuados.

Existen dos grandes interrogantes respecto a la COVID-19, que tienen que ver con la protección frente a dicha enfermedad. Son: "¿tengo inmunidad?" y "¿tendré una vacuna que me proteja?"

Hay personas que aseguran haber pasado la enfermedad, pero cuando se les solicita un análisis de sus anticuerpos reciben un resultado negativo, lo cual les sorprende y entristece por resultar complejo de entender. Algunos investigadores han considerado importante resaltar que el estudio de los anticuerpos corresponde a la inmunidad humoral, debida fundamentalmente a las inmunoglobulinas; pero debemos recordar que hay otra inmunidad importante en los humanos, que es la celular. 

En Alemania se ha realizado un estudio preliminar que parece ofrecer interesantes expectativas al respecto, porque supondría que algunas personas habrían estado en contacto con otros tipos de coronavirus causantes de los resfriados, pero que producirían una reactividad a nivel celular, de modo que quizás podrían disponer de una protección frente a la enfermedad COVID-19.

Respecto a las vacunas que actualmente se están investigando, la OMS asegura que ninguna de las 17 que están en ensayos clínicos está lo suficientemente avanzada. Asimismo, expertos españoles como el Dr. Esteban o el Dr. Enjuanes, consideran que habrá que esperar hasta el 2021 para disponer de una vacuna con garantías.

Bibliografía

Centros para el Control y la Prevención de Enfermedades. https://www.cdc.gov/spanish/especialescdc/pandemia-influenza-1918/index.html. (Acceso el 1 de julio 2020).

Quan-Xin Long, Xiao-Jun Tang, Qiu-Lin Shi, Qin Li, Hai-Jun Deng, Jun Yuan, et al. Clinical and immunological assessment of asymptomatic SARS-CoV-2 infections. Nat Med 2020. https://doi.org/10.1038/s41591-020-0965-6.

Nelde A, Bilich T, Heitmann JS, Maringer Y, Salih HR, Roerden M, et al. SARS-CoV-2 T cell epitopes define heterologous and COVID-19 induced T cell recognition. https://www.researchsquare.com/article/rs-35331/v1 (Preprint) Acceso el 4 julio 2020.