Vacuna covid
Este artículo fue revisado por última vez el
Este artículo fue modificado por última vez el 26.01.2021.

En ocasiones es necesario echar la vista hacia atrás para darse cuenta de cómo han ido sucediendo ciertos acontecimientos, y el caso de la pandemia por el virus COVID-19 es un claro ejemplo de la necesidad de ello. Una vertiginosa sucesión de avances en la lucha frente a este virus han ido marcando hitos que permanecerán en la historia de la ciencia y de la medicina.

El año 2020 comenzó con la aparición de unas extrañas neumonías en la ciudad china de Wuhan. Al cabo de pocos días, los científicos locales confirmaron que se trataba de un nuevo coronavirus y lograron sacar a la luz su secuencia genética. Sorprendentemente, el 13 de enero  de ese mismo año, investigadores de los Institutos Nacionales de la Salud (NIH) de EE UU y la empresa estadounidense Moderna ya habían diseñado una vacuna. En aquella fecha, el COVID-19 era un completo desconocido para la gran mayoría de la población mundial.

Como bien sabemos, la vacuna frente al COVID-19 ya es una realidad en nuestro planeta. Se trata, tal vez, de la mejor y más prometedora esperanza que existe para terminar con la pandemia.

Los laboratorios farmacéuticos llevan meses trabajando arduamente para desarrollar estas vacunas y es por ello que recientemente nos están bombardeando con una gran cantidad de información acerca de ellas: tipos de vacunas, casas comerciales, modo de actuación…

En esta noticia, abordaremos los diferentes tipos de vacunas frente al COVID-19 que existen actualmente, y cómo consiguen hacer su función.

¿Cómo funcionan las vacunas frente a la COVID-19?

Cuando algún germen, como el virus que causa el COVID-19, invade nuestro organismo, penetra en las células y se multiplica. Esta invasión, llamada infección, es lo que causa la enfermedad. El sistema inmunitario es el encargado de combatir esta infección, y para ello tiene diversas herramientas y células: citoquinas, macrófagos, linfocitos T, linfocitos B… Una vez el paciente supera la enfermedad, estas células generarán una memoria y aportarán inmunidad frente a una segunda exposición.

Las vacunas contra el COVID-19, al igual que toda vacuna existente, ayudan a nuestro organismo a generar esta inmunidad frente a un determinado patógeno, sin que para ello sea necesario exponerse al mismo y sufrir la enfermedad. Es como una simulación.

Existen diferentes estrategias para conseguir esta simulación, con un resultado común para todas ellas, la generación de linfocitos T y B de memoria. Estas células recordarán cómo combatir el virus en un posible futuro contagio.

Es de especial importancia tener presente que el organismo necesita un tiempo para generar esta inmunidad. La maquinaria inmunitaria, como hemos explicado, debe ponerse en marcha y generar estos linfocitos T y B. Por ello, existe la posibilidad de que una persona se contagie del COVID-19 al cabo de pocos días de haberse vacunado.

Como hemos indicado, nuestro sistema inmune se pone en completo funcionamiento cuando se pone en contacto con una vacuna. Por ello, en ocasiones es posible que ciertas personas vacunadas desarrollen síntomas como fiebre, siendo esto un reflejo de la puesta en marcha de nuestro sistema inmune.

Para una mejor comprensión de cómo funciona nuestro sistema inmunitario puedes consultar este artículo de el País. 

Tipos de vacunas

Los tipos de vacunas que se encuentran en desarrollo son:

1. Vacunas vivas atenuadas

Esta vacuna está compuesta por el propio virus COVID-19 atenuado. Son virus en los que se ha reducido la virulencia y la capacidad de reproducirse. Cuando las personas reciben estas vacunas, el sistema inmunológico aprende a reconocer y combatir esta forma más débil del virus, previniendo la enfermedad en caso de contactar con el COVID-19.

2. Vacunas inactivadas

Las vacunas inactivadas contienen virus COVID-19 muerto, entero o fragmentos del mismo. Cuando el sistema inmunológico detecta el virus muerto o sus fragmentos, aprende a reconocer dicho virus y reacciona rápidamente.

3. Vacunas de subunidades (vacunas proteicas)

Este tipo de vacunas está constituido por proteínas del virus. La proteína que se está utilizando en la mayoría de los desarrollos está localizada en la superficie del virus COVID-19, y se denomina “proteína S”. Esta proteína permite al virus unirse a la superficie de las células humanas y entrar en ellas. El sistema inmunológico reconoce esta proteína, y si la persona entra en contacto con el virus, previene la entrada del virus en las células.

4. Vacunas de vectores víricos

El objetivo de este tipo de vacunas es hacer que el organismo produzca directamente una proteína del virus COVID-19 introduciendo pequeños fragmentos de ADN o ARN con instrucciones para producir estas proteínas específicas (generalmente, la proteína S).
Este tipo de vacunas utilizan un virus inofensivo para nuestro organismo como mensajero o vector, que ha sido modificado genéticamente y tiene la capacidad de producir proteínas de virus COVID-19 cuando entra en las células inmunitarias de nuestro organismo.

5. Vacunas de ADN o ARN

Al igual que las vacunas de vectores víricos, el objetivo de este tipo de vacunas es hacer que el organismo produzca directamente una proteína del virus COVID-19. La vacuna está constituida por plásmidos o liposomas que contienen un trozo de ácido nucleico del coronavirus (ADN o ARN mensajero) con la información genética para fabricar una proteína específica (generalmente, la proteína S). El ácido nucleico se inserta en las células humanas, produciendo copias de la proteína del virus, frente a la cual reacciona el sistema inmunitario.

Tanto la vacuna de Pfizer-BioNTech como la de Moderna son de este tipo.

Vacunas autorizadas

Es importante mencionar que este reporte deriva de información muy dinámica que poco a poco irá cambiando. Sin embargo, nos parece interesante citar lo existente en la actualidad.
A día de hoy hay dos vacunas autorizadas y recomendadas para la prevención del COVID-19:

  • ​​​​La vacuna de Pfizer-BioNTech
  • La vacuna de Moderna
Bibliografía

Ministerio de Sanidad, Consumo y Bienestar Social. Vacunas y programas de vacunación. Disponible online en https://www.mscbs.gob.es/profesionales/saludPublica/prevPromocion/vacunaciones/covid19/vacunasCovid19.htm. Último acceso el 21 de enero de 2020.

Centros para el Control y la Prevención de Enfermedades. Diferentes vacunas contra el COVID-19. Disponible online en https://espanol.cdc.gov/coronavirus/2019-ncov/vaccines/different-vaccines.html. Último acceso el 21 de enero de 2021