Variantes de Covid-19 por países
Este artículo fue revisado por última vez el
Este artículo fue modificado por última vez el 13.04.2021.

Cada día recibimos información acerca de nuevas variantes del SARS-CoV-2 que surgen a nivel mundial, o bien nuevas características que se descubren de variantes ya conocidas.

Se sabe desde hace muchos años que los virus tienen una gran capacidad para modificar sus características mediante la generación de mutaciones. De entre los virus con más capacidad de mutación, el virus de la gripe y el VIH son los campeones. Incluso, si comparamos el SARS-CoV-2 con estos dos, podríamos decir que este último muta poco.

Es interesante comentar brevemente que una mutación es un cambio en la secuencia genética (ADN o ARN) de un determinado organismo. Esto en determinadas ocasiones puede que no genere ningún cambio, pero en otras puede provocar la adquisición por parte del organismo de una nueva característica (en ocasiones ventajosa para su supervivencia).

El virus que causa la COVID-19 es un tipo de coronavirus. Los coronavirus reciben este nombre debido a los picos en forma de corona que se encuentran en su superficie. Desde el inicio de la pandemia, los científicos están secuenciando el genoma del SARS-CoV-2. Esto ha permitido seguir la evolución a tiempo real del virus y la aparición de nuevos mutantes. Estos cambios o mutaciones se producen en muchas zonas del virus, incluso en estos picos de su superficie. 

Mediante numerosos estudios los científicos están consiguiendo obtener mucha información acerca de las variaciones que hacen que este virus sea más peligroso.

Básicamente, son tres las características que preocupan en cuanto a que una mutación pueda generar una mejoría en la misma y, por tanto, más peligrosidad:

  • Capacidad de propagación o transmisibilidad.
  • Letalidad.
  • Capacidad de evasión de la vacuna o del sistema inmune.

Quizás las variaciones a las que se ha prestado más atención en los medios científicos sean las referentes al gen que codifica para la proteína S. Esta proteína interacciona con el receptor celular ACE2 y de esta forma el virus entra en la célula. Una mutación en este gen podría afectar a la capacidad de transmisión y propagación del virus.

Además, esta proteína ha sido utilizada para diseñar algunas de las vacunas existentes, por lo que algunas mutaciones en la misma podrían ocasionar cierta capacidad de evasión de estas.
Siempre que se habla de variantes se distinguen tres tipos: 

  • Variantes de interés: son aquellas que ocasionan cambios sospechosos de generar una mejoría en alguna de las tres características mencionadas.
  • Variantes preocupantes: son aquellas en las que se demuestra esta mejoría.
  • Variantes de gran consecuencia: son aquellas que muestran una clara evidencia de que las medidas de prevención o las medidas terapéuticas han reducido significativamente su efectividad.

Las variantes de SARS-CoV-2 que actualmente podemos clasificar como preocupantes son cinco: la británica (B.1.1.7), la brasileña (P.1), la sudafricana (B.1.35), y las dos brasileñas B.1.43. Estas, como hemos mencionado, reúnen ciertas características que las hacen más peligrosas, bien porque tienen una mayor transmisibilidad, porque son más letales o bien porque tienen capacidad de evadir las vacunas.

Actualmente, no se han detectado variantes del SARS-CoV-2 con el nivel de gran consecuencia.
Las mutaciones están continuamente produciéndose, con la generación de nuevas variantes. De nosotros dependerá la detección de las mismas. De momento, además de estas tres variantes, se han detectado muchas otras como la californiana, la de Nueva York, la nigeriana, la de Portugal, la de Río de Janeiro…

Recientemente, ha sido identificada una nueva variante francesa que podría escapar a los medios diagnósticos de los que disponemos en los laboratorios clínicos.

Actualmente, se está estudiando la capacidad de los anticuerpos generados a través de la vacunación para reconocer las nuevas variantes que van surgiendo. En todo caso, lo que sí está claro es que, cuanta más gente haya vacunada, menos virus habrá en el ambiente, por lo que menos capacidad tendrá este de mutar y generar nuevas variantes.

Bibliografía

Mayo Clinic. Variantes de la COVID-19: ¿son causa de preocupación? https://www.mayoclinic.org/es-es/diseases-conditions/coronavirus/expert-answers/covid-variant/faq-20505779. Último acceso el 31 de marzo de 2021.

CDC. Clasificaciones y definiciones de las variantes del SARS-CoV-2 https://espanol.cdc.gov/coronavirus/2019-ncov/cases-updates/variant-surveillance/variant-info.html#Concern. Último acceso el 31 de marzo de 2021.

The conversation. Guía para entender los mutantes y las variantes del SARS-CoV-2. https://theconversation.com/guia-para-entender-los-mutantes-y-las-variantes-del-sars-cov-2-156698. Último acceso el 31 de marzo de 2021.