También conocido como
Recuento de linfocitos T4
Células T colaboradoras
Células T supresoras
Células T citotóxicas
Nombre sistemático
Recuento de linfocitos CD4; Recuento de linfocitos CD8; Cociente CD4/CD8; Porcentaje de CD4
Este artículo fue revisado por última vez el
Este artículo fue modificado por última vez el
19.04.2018.
Aspectos Generales
¿Por qué hacer el análisis?

Normalmente, cuando se ha diagnosticado una infección por VIH, para evaluar el sistema inmunitario; ocasionalmente también se determina en otras circunstancias (refiéras preguntas comunes).

¿Cuándo hacer el análisis?

Si se ha diagnosticado recientemente una infección por VIH, para conocer el estado basal (en el momento del diagnóstico) del sistema inmunitario; entre 2 y 8 semanas después de empezar el tratamiento anti-VIH y después cada tres o cuatro meses si se continúa bajo tratamiento.

¿Qué muestra se requiere?

La determinación se realiza a partir de una muestra de sangre venosa.

 

¿Es necesario algún tipo de preparación previa?

Para esta prueba no se necesita ninguna preparación especial.

Quizás pueda encontrar los resultados de los análisis que se le han realizado en la página web de su laboratorio. Sin embargo, actualmente está en Lab Tests Online. Es posible que haya sido dirigido aquí por el sitio web de su laboratorio para que así pueda conseguir información útil sobre la (s) prueba (s) que se realizó.

Lab Tests Online es un sitio web de educación para el paciente que ofrece información sobre pruebas de laboratorio y que fue galardonado en el año 2009 con el Premio a las Mejores Iniciativas de Servicio al Paciente que convoca la Fundación Farmaindustria en el apartado correspondiente a sociedades científicas y profesionales.

El contenido de esta página ha sido revisado por especialistas del laboratorio. En ella, se proporcionan explicaciones generales de lo que podrían significar los resultados para cada una de las pruebas aquí desarrolladas. Por ejemplo, lo que podría significar obtener un valor alto o bajo en el contexto de su estado de salud.

Para conseguir los resultados de su análisis, deberá dirigirse al sitio web de su laboratorio o comunicarse con su médico.

Los rangos de referencia de las pruebas que se le han realizado los encontrará seguramente en su informe de laboratorio. Normalmente se encuentran a la derecha de los resultados.

Si no dispone del informe de laboratorio y desea obtener un rango de referencia, consulte a su médico o al laboratorio que realizó los análisis. Los resultados de las pruebas de laboratorio no tienen sentido por sí mismos. Toman significado cuando se comparan con los rangos de referencia. Los rangos de referencia son los valores esperados para una persona sana. A veces se les llama también valores "normales". Al comparar el resultado de una prueba con los valores de referencia, se puede ver si el resultado se encuentra fuera del rango de valores esperados. Los valores que están fuera de los rangos esperados pueden proporcionar pistas para ayudar a identificar posibles enfermedades o trastornos. Si bien la precisión de las pruebas de laboratorio ha evolucionado significativamente en las últimas décadas, puede existir cierta variabilidad entre laboratorios debido a las diferencias en los reactivos químicos empleados, las técnicas de medida y los analizadores o instrumentos que se utilizan. Esta es la razón por la que se proporcionan tan pocos rangos de referencia en esta página web. Es importante saber que, para evaluar si los resultados están "dentro de los límites normales", se debe aplicar el rango de referencia proporcionado por el laboratorio que realizó el análisis. Si desea obtener más información, refiérase al artículo Intervalos de referencia y su significado.

¿Qué es lo que se analiza?

Las células CD4 y CD8 son células de la serie blanca de la sangre (glóbulos blancos o leucocitos) que se encargan de luchar contra las infecciones y juegan un papel muy importante en la función del sistema inmunitario. Se producen en la médula ósea, y acaban de madurar en el timo; circulan por todo el organismo encontrándose principalmente en la sangre, bazo y ganglios linfáticos. Los linfocitos T4 y T8 presentan en su superficie unos marcadores conocidos como CD (por sus siglas en inglés, cluster differentiation); el número de CD indica el tipo específico celular. La prueba que evalúa CD4 y CD8 mide el número de ese tipo de células en sangre, y juntamente con la carga viral del virus de la inmunodeficiencia humana (VIH carga viral) y con los anticuerpos VIH (VIH anticuerpos) permite conocer el estado del sistema inmune en una persona que ha contraido la infección por el VIH.

Las células CD4 reciben también el nombre de células T colaboradoras (o cooperadoras). Ayudan a identificar, atacar y destruir bacterias, hongos y virus que afectan al organismo. Las células CD4 son la diana principal del VIH, el cual se une a su superficie, se introduce dentro de ellas y o bien se reproduce de manera inmediata destruyéndolas en el proceso o bien se queda en estado latente para reproducirse más adelante. A medida que el VIH entra en las células CD4 y se replica, y a medida que la enfermedad progresa, el número de CD4 en sangre disminuye progresivamente. Esta disminución puede persistir durante muchos años antes de que el número de células CD4 disminuya hasta un nivel crítico; a partir de ese momento, aparecerán los síntomas y signos propios del SIDA (síndrome de inmunodeficiencia adquirida). Con el tratamiento, la cantidad de partículas víricas en la sangre disminuye con lo que la progresión de la enfermedad se enlentece y el número de células CD4 se estabiliza o aumenta.

Los linfocitos CD8 reciben también el nombre de células T supresoras o células T citotóxicas. Las células CD8 identifican y matan a las células infectadas por virus o afectadas por un cáncer. Así, al matar a células infectadas por el VIH y, puesto que estos linfocitos también producen sustancias que bloquean la replicación del VIH, juegan un papel muy importante en la respuesta inmune frente al virus.

A medida que la enfermedad progresa, el número de células CD4 disminuye en relación al número total de linfocitos y de células CD8. Para proporcionar una idea más clara de la situación del sistema inmune, los resultados de estas pruebas se expresan como un cociente entre el número de linfocitos CD4 y la suma de todos los linfocitos (porcentaje) o bien como un cociente entre CD4 y CD8.

Estas pruebas suelen utilizarse para monitorizar la progresión de la infección por VIH, aunque pueden solicitarse en algunas otras ocasiones, como en linfomas y en transplantes de órganos (refiérase a preguntas comunes).

¿Cómo se obtiene la muestra para el análisis?
Extracción de la muestra por punción de una vena del antebrazo.

¿Se requiere alguna preparación previa para asegurar la calidad de la muestra?
Para esta prueba no se requiere ninguna preparación especial.

NOTA: En el apartado, El laboratorio por dentro, encontrará información sobre la recogida y procesamiento de las muestras de sangre y los cultivos de esputo.

Accordion Title
Preguntas Comunes
  • ¿Cómo se utiliza?

    Si se ha diagnosticado recientemente una infección por VIH, el recuento de CD4, el porcentaje de CD4 y/o el cociente CD4/CD8 ayudan a evaluar y a controlar la progresión de la infección y de la enfermedad.

    Las células CD4 constituyen la principal diana del VIH, de manera que el número de CD4 disminuye a medida que la enfermedad progresa. Debido a que los linfocitos CD4 se destruyen más rápidamente que otros tipos de linfocitos y debido a que el recuento absoluto puede variar de un día a otro, suele ser útil comparar el número de células CD4 con el de otros linfocitos. A veces se compara el número de linfocitos CD4 respecto al de linfocitos totales, expresándose el resultado como porcentaje; también se puede comparar los linfocitos CD4 y CD8, expresándose el resultado como un cociente CD4/CD8.

    Los resultados pueden informar al médico acerca del estado y la fortaleza del sistema inmunitario, y pueden ayudar a predecir el riesgo de complicaciones y de adquirir otras infecciones. Estas pruebas resultan mucho más útiles si se pueden comparar con otros resultados previos. Se utilizan en combinación con la determinación de la carga viral (VIH carga viral), que mide la concentración de VIH en la sangre, para determinar la progresión y el pronóstico de la enfermedad así como para monitorizar la eficacia del tratamiento.

    A veces, estas pruebas también son útiles para diagnosticar o monitorizar otras situaciones como linfomas, transplantes de órganos y el síndrome de DiGeorge.

  • ¿Cuándo se solicita?

    Estas pruebas se solicitan junto con la carga viral cuando una persona es diagnosticada de una infección por VIH, para así conocer el estado basal del sistema inmune en el momento del diagnóstico. Las pruebas suelen repetirse entre dos a ocho semanas después de empezar o de cambiar el tratamiento anti-VIH. Si el tratamiento se mantiene, deben realizarse nuevamente cada 3 ó 4 meses.

  • ¿Qué significa el resultado?

    El recuento de linfocitos CD4 puede interpretarse en valor absoluto, como porcentaje respecto al total de linfocitos o como cociente respecto a los linfocitos CD8. En esta sección, se hablará de recuento o número de CD4 para referirse a cualquiera de estas tres maneras de expresar el resultado. Normalmente, el número de CD4 disminuye a medida que progresan la infección y la enfermedad por VIH. El recuento de CD4 puede variar respecto al anterior recuento a pesar de que el estado de salud del individuo no se haya modificado. Por este motivo, el médico considerará varios resultados del recuento de CD4 en lugar de limitarse a interpretar un único resultado; además, interpretará el patrón que siguen los recuentos de CD4 a lo largo del tiempo.

    Si el número de CD4 disminuye durante varios meses, el médico probablemente cambiará el tratamiento anti-VIH y/o empezará algún tratamiento preventivo de las infecciones oportunistas, como la neumonía por Pneumocystis carinii (PCP) o la infección por Mycobacterim avium. Las células CD4 deberían de aumentar o estabilizarse si se ha producido una respuesta a una terapia combinada anti-VIH.

    Según las directrices de salud pública, la terapia preventiva debería iniciarse en toda persona VIH positiva con un recuento de CD4 por debajo de 200 células por milímetro cúbico (mm3) de sangre, aunque no presente todavía síntomas. Algunos médicos optan por empezar el tratamiento antes, cuando el recuento está alrededor de 350 células/mm3. Los Centers for Disease Control and Prevention (CDC) consideran que una persona infectada por VIH tiene SIDA cuando su recuento de CD4 está por debajo de 200 células/mm3, independientemente de si presenta síntomas o no.

  • ¿Hay algo más que debería saber?

    El recuento de CD4 tiende a estar más bajo por la mañana y más elevado al atardecer. Algunas enfermedades agudas como neumonía, gripe o la infección por el virus del herpes simple pueden producir un descenso temporal del recuento de CD4. La quimioterapia contra el cáncer puede hacer disminuir de manera drástica el recuento de CD4.

    El recuento de CD4 no es siempre un reflejo del estado del individuo infectado por el VIH. Por ejemplo, puede haber personas con recuentos altos que se encuentran mal y presentan frecuentes complicaciones y personas con recuentos bajos que tienen pocas complicaciones médicas y que se sienten bien.

  • ¿Cómo se diagnostica una infección por VIH?

    Normalmente, para el diagnóstico de la infección se utiliza una prueba de anticuerpos frente al virus de la inmunodeficiencia humana (VIH anticuerpos), en las 2-8 semanas posteriores a la exposición al virus. Si esta prueba de cribado es positiva, debe confirmarse el resultado con otro método, por ejemplo un Western blot u otra prueba que permita discriminar entre VIH-1 y VIH-2.

  • ¿Cuáles son las infecciones oportunistas que se pueden contraer si se está infectado por VIH?

    Los Centers for Disease Control and Prevention (CDC) consideran 26 infecciones oportunistas en la definición de SIDA (síndrome de inmunodeficiencia adquirida). Si desea consultar la lista, acceda a este enlace.

  • ¿Cuáles son las opciones terapéuticas si el número de CD4 alcanza cifras muy bajas?

    El médico planteará a la persona afectada las distintas alternativas terapéuticas, comentando cuales pueden funcionar mejor. Si desea obtener información más detallada acerca de las distintas opciones terapéuticas, acceda a este enlace.

  • ¿Se utiliza el recuento de CD4 en otras situaciones distintas de la infección por VIH?

    Sí. Puede solicitarse en transplantes de órganos para evaluar el efecto de los tratamientos inmunosupresores. En los transplantes, es necesario suprimir el sistema inmune para que éste no ataque al órgano transplantado y ocasione un rechazo. En estas situaciones, interesa tener un número de CD4 bajo; este bajo recuento está indicando que el fármaco funciona. Puede solicitarse periódicamente el recuento de CD4 para monitorizar la eficacia del tratamiento.

    La evaluación de los linfocitos CD4 y CD8 es útil a la hora de clasificar los linfomas. De manera característica, se estudian otros marcadores de superficie además de CD4 y CD8. Así, se puede conocer si el linfoma es debido a proliferación de células B o de células T, y el tipo específico de las células que proliferan. Esta información resulta útil de cara a establecer una terapia adecuada.

    Por otra parte, estas pruebas son útiles para diagnosticar el síndrome de DiGeorge, un trastorno congénito raro caracterizado, entre otras cosas, por presentar un número bajo de células T en la sangre. Si desea más información acerca de este síndrome, acceda a este enlace.

Bibliografía

Este artículo está basado en las fuentes bibliográficas que se citan a continuación, así como en la propia experiencia del Comité de expertos y revisores de Lab Tests Online. Además, este apartado es revisado periódicamente por el Consejo Editorial, con el fin de mantenerlo actualizado.

Los enlaces dirigidos a páginas web pueden no estar disponibles por causas ajenas a nuestra voluntad, por lo que pedimos disculpas y agradeceremos que nos informe de estas anomalías para poder subsanarlas.

Anand, J. Antiretroviral Therapy in Treatment-Naive Patients. Medscape Reference. http://emedicine.medscape.com/article/2041458-overview

Hughes, R. et. al. Long-term Trends in CD4 Cell Counts and Impact of Viral Failure in Individuals Starting Antiretroviral Therapy. Medscape Today from HIV Medicine v12 (10):583-593. http://www.medscape.com/viewarticle/753337

Bennett, N.J. and Gilroy, S. HIV Disease. Medscape Reference. http://emedicine.medscape.com/article/211316-overview

Bennett, N. Laboratory Assays in HIV Infection. Medscape Reference. http://emedicine.medscape.com/article/1995114-overview#showall

Dugdale, D. VIH/SIDA. MedlinePlus Medical Encyclopedia. http://www.nlm.nih.gov/medlineplus/spanish/ency/article/000594.htm

Test ID: TCD4 CD4 Count for Immune Monitoring, Blood. Mayo Clinic Mayo Medical Laboratories. http://www.mayomedicallaboratories.com/test-catalog/Overview/84348

Hillyard, D. et. al. Human Immunodeficiency Virus - HIV. ARUP Consult. http://www.arupconsult.com/Topics/HIV.html?client_ID=LTD

CD4 (T-cell) Tests. AIDS InfoNet. http://aidsinfonet.org/fact_sheets/view/124

Pagana, K. D. & Pagana, T. J. (© 2011). Mosby's Diagnostic and Laboratory Test Reference 10th Edition: Mosby, Inc., Saint Louis, MO. Pp 244-247.

Clarke, W., Editor (© 2011). Contemporary Practice in Clinical Chemistry 2nd Edition: AACC Press, Washington, DC. Pp 609-612.

Pagana, Kathleen D. & Pagana, Timothy J. (© 2007).  Mosby’s Diagnostic and Laboratory Test Reference 8th Edition:  Mosby, Inc., Saint Louis, MO. Pp 535-538.

Clarke, W. and Dufour, D. R., Editors (2006).  Contemporary Practice in Clinical Chemistry, AACC Press, Washington, DC. Pp 487-490.

Henry’s Clinical Diagnosis and Management by Laboratory Methods. 21st ed. McPherson R, Pincus M, eds. Philadelphia, PA: Saunders Elsevier: 2007 pp 317, 600-604, 820 and 1923.

Pregúntenos

*Importante*: No es posible interpretar los resultados de los análisis clínicos fuera del contexto de la historia clínica del paciente. Rogamos no remita resultados para su interpretación, ya que ésta debe ser realizada exclusivamente por su médico. Si tiene dudas sobre esta prueba, puede completar un formulario y solicitar interpretación más detallada sobre el análisis en cuestión. Su consulta se tratará de manera confidencial y será respondida por un profesional del laboratorio clínico.

Es usted profesional sanitario?
Dirección de correo electrónico