También conocido como
Fiebre del dengue
Dengue
Virus de la fiebre del dengue
Anticuerpos dengue
Nombre sistemático
Anticuerpos frente al dengue (IgG, IgM); PCR del virus del dengue
Este artículo fue revisado por última vez el
Este artículo fue modificado por última vez el 28.02.2022.

Aspectos Generales

¿Por qué hacer el análisis?

Para establecer el diagnóstico de dengue, especialmente si se presenta fiebre al volver de una zona tropical o subtropical.

¿Cuándo hacer el análisis?

Cuando se desarrolla fiebre hasta 2 semanas después de haber regresado de una zona donde el dengue es endémico, o si se ha producido una epidemia de dengue.

¿Qué muestra se requiere?

La determinación se realiza a partir de una muestra de sangre venosa del brazo.

¿Es necesario algún tipo de preparación previa?

Para esta prueba no se necesita ninguna preparación especial.

¿Qué es lo que se analiza?

El dengue es una infección vírica transmitida por mosquitos infectados que habitan en entornos tropicales y subtropicales. La prueba para el dengue detecta el virus, o bien los anticuerpos producidos como respuesta a la infección.

Cuando aparece fiebre dentro de las dos primeras semanas tras haber regresado de un área donde el dengue es endémico, resulta aconsejable realizar esta prueba para saber si se puede haber adquirido la infección. 

Según los Centros de Control y Prevención de Enfermedades (CDC) se han descrito infecciones por dengue en más de cien países de África, América, Este del Mediterráneo, Sudeste Asiático y Oeste del Pacífico. Según la Organización Mundial de la Salud (OMS) se trata de una enfermedad emergente, que afecta cada vez a más personas de distintas áreas del planeta. No se conoce el número total de infectados, porque la mayoría de los casos son leves o asintomáticos. Las últimas estimaciones calculan alrededor de 390 millones de casos al año en el mundo,  aunque solamente unos 50-100 millones de casos producen síntomas.

En los países del hemisferio norte, lo más habitual es que el dengue lo contraigan las personas que viajan a zonas geográficas en las que el dengue es endémico, y es bastante raro que se produzcan epidemias.

Existen cuatro serotipos del virus del dengue. La infección generalmente es asintomática o produce síntomas leves. Aunque existan signos o síntomas, el pronóstico es muy bueno, y los pacientes se suelen recuperar en unas pocas semanas. Lo más común es que se desarrolle fiebre alta (40ºC) de manera súbita y síntomas similares a los de una gripe, entre 4 y 7 días después de la picadura de un mosquito infectado (es lo que se conoce como período de incubación, y puede variar entre 3 y 14 días). Otros signos y síntomas pueden incluir dolor de cabeza, especialmente detrás de los ojos, dolor muscular y articular, erupción cutánea, náuseas, vómitos e inflamación de los ganglios linfáticos (adenopatías).

No es raro que una persona se recupere de la fiebre espontáneamente, pero existen casos en los que se progresa a una forma más grave de fiebre del dengue (a veces conocida como fiebre del dengue hemorrágica), unos 3-7 días después del inicio de los síntomas y una vez que la fiebre va disminuyendo. En ese momento aparecen más signos y síntomas como sangrados nasales, vómitos y heces con sangre, dificultad para respirar y piel fría y húmeda, especialmente en las extremidades. Durante esta segunda fase, se pueden afectar los vasos sanguíneos, favoreciendo el paso de líquido hacia la cavidad pleural (derrame pleural) o abdominal (ascitis). 

La pérdida de sangre y líquido durante la segunda fase de la enfermedad puede desembocar, en el caso de no tratarse, en una forma rara denominada síndrome del shock por dengue, que puede ser mortal. Para evitar complicaciones, es posible que se hospitalice al individuo para controlar mejor la presión arterial y la deshidratación causadas por la pérdida de sangre y fluidos a medida que se resuelve la enfermedad, generalmente a lo largo de 1-2 semanas. A veces en esta última fase de recuperación puede aparecer una nueva erupción cutánea.

Para diagnosticar el dengue se suele utilizar un conjunto de pruebas en sangre, ya que la respuesta del sistema inmunitario a la infección es muy compleja y dinámica. Entre estas pruebas se incluyen:

  • Pruebas moleculares (PCR): detectan el virus y permiten diagnosticar la infección hasta 7 días después del inicio de los síntomas. Se pueden diferenciar entre los diferentes serotipos del virus del dengue.
  • Serología:  detecta los anticuerpos IgM o IgG producidos por el sistema inmunitario tras la exposición al virus. Estas pruebas son más efectivas cuando han transcurrido más de 4 días desde la exposición.
  • Hemograma: permite detectar la disminución del recuento de plaquetas típica del final de la enfermedad y las disminuciones de hemoglobina, hematocrito o hematíes que van asociadas a anemia, a consecuencia de las pérdidas de sangre de la forma grave de la enfermedad.
  • Pruebas bioquímicas: urea, creatinina, electrolitos. Permiten vigilar la función renal y detectar la presencia de deshidratación en los casos graves.

Preguntas Comunes

¿Cómo se utiliza?

Las pruebas del dengue se emplean para determinar si una persona con signos o síntomas y con una reciente exposición potencial al virus ha resultado infectada. La infección es difícil de diagnosticar sin pruebas de laboratorio, porque los signos y síntomas son inicialmente similares a los de otras enfermedades, como puede ser el virus del chikungunya. Se dispone de dos tipos de pruebas:

  • Pruebas moleculares (PCR): detectan el material genético del virus del dengue en sangre durante la primera semana tras el inicio de la fiebre. Permite diferenciar entre los 4 serotipos del virus, y algunas de ellas también permiten diagnosticar otras patologías asociadas a la picadura de mosquito, como el chikungunya o el zika. Aunque estas pruebas no están disponibles en todos los hospitales, es posible solicitarlas a un laboratorio de referencia. Los resultados tardan en estar disponibles entre 4 días y dos semanas. El principal inconveniente de estas pruebas es que no permiten detectar el virus una vez transcurridos 7 días del inicio de los síntomas. Si la PCR es negativa, se debe realizar una serología para confirmar o descartar el diagnóstico.
  • Serología: permite diagnosticar una infección activa o reciente. Se detectan dos tipos de anticuerpos (IgM o IgG) producidos por el sistema inmunitario en respuesta a la infección. Es necesario determinar ambos tipos de anticuerpos porque sus cantidades varían durante el curso de la enfermedad. Los anticuerpos de tipo IgM son los primeros que se producen, y los más abundantes a los 7-10 días de la exposición. Su título en sangre aumenta durante unas semanas y luego disminuyen progresivamente. Al cabo de unos meses, los anticuerpos IgM dejan  de ser detectables. Los anticuerpos de tipo IgG se producen de forma más lenta; aumentan durante la infección aguda, se estabilizan y posteriormente persisten en sangre durante mucho tiempo. Las personas expuestas al virus anteriormente a la infección actual mantienen cierto título de anticuerpos IgG en sangre que pueden interferir en la interpretación de resultados.

¿Cuándo se solicita?

Las pruebas se solicitan cuando se presentan signos o síntomas asociados al dengue, en el caso de haberse desplazado a zonas tropicales en las que existe el virus. Entre los signos y síntomas destacan:

  • Fiebre alta (alrededor de 40ºC) de aparición súbita.
  • Dolor de cabeza intenso o dolor retroorbitario (por detrás de los ojos).
  • Dolor articular, muscular u óseo.
  • Sangrados nasales y gingivales.
  • Hematomas de fácil aparición.
  • Disminución del recuento de leucocitos.

En las infecciones agudas, las pruebas moleculares (PCR) suelen solicitarse entre una y dos semanas después del inicio de los síntomas. Si se solicita la serología, es posible que se recoja una muestra adicional de sangre al cabo de unas semanas para determinar si el título de anticuerpos aumenta.

¿Qué significa el resultado?

Pruebas moleculares:

Una PCR que detecte el virus directamente se considera la prueba diagnóstica más fiable, y un resultado positivo se considera diagnóstico por sí solo. Un  resultado negativo puede deberse a que no exista infección, o bien a que la cantidad de virus sea insuficiente como para permitir su detección. Esta situación puede darse si se obtiene la muestra más allá de una semana tras el inicio de los signos o síntomas. Si se sospecha que la exposición al virus ha sido muy reciente, debería repetirse la prueba al cabo de unos días. En cualquier caso, un resultado negativo de la PCR suele ir seguido de una serología.

Serología:

Puede informarse de forma cualitativa (positiva/negativa) o cuantitativa (título de anticuerpos), junto con el tipo de anticuerpo presente (IgM o IgG).
Un resultado positivo de ambos anticuerpos indica que es probable que la persona haya contraído la infección en las últimas semanas. La IgM puede arrojar un falso positivo si la persona se ha infectado por un virus similar al dengue, como el virus del chikungunya (reacción cruzada). Por ello, si la IgM es positiva y el resto de pruebas negativas, se suele realizar una técnica denominada “neutralización por reducción en placas”, que permite confirmar que los anticuerpos detectados son debidos al dengue y descartar otras infecciones virales.

Una IgG positiva con IgM negativa o baja indican que probablemente se padeció la infección anteriormente. Sin embargo, si el título de IgG aumenta más de cuatro veces entre la primera muestra y otra obtenida al cabo de 2-4 semanas, es probable que la infección sea reciente.
Si los resultados de ambas pruebas son negativos, lo más probable es que no se trate de una infección por el virus del dengue, y deberá buscarse otra causa a los signos o síntomas. También podría ser que los niveles de anticuerpos fueran tan bajos que no se pudieran detectar, como ocurre si se realiza el análisis demasiado pronto tras la exposición al virus.

En la siguiente tabla se resumen los posibles resultados junto con una interpretación de los mismos.

IgM

IgG

Interpretación

Positivo

Negativo

Infección activa

Positivo

Positivo

Infección activa

Bajo, negativo o no analizado

Aumento de hasta cuatro veces en dos muestras obtenidas en un intervalo de 2-4 semanas

Infección reciente

Bajo o negativo

Positivo

Infección pasada

Negativo

Negativo

Ha transcurrido muy poco tiempo desde la exposición como para producir anticuerpos; o bien los síntomas se deben a otra causa

¿Hay algo más que debería saber?

La presencia de una erupción cutánea o síntomas como los dolores articulares, no son suficientes para establecer el diagnóstico de dengue ya que lo normal es que aparezcan después de la fiebre.
Se puede obtener un resultado falsamente positivo en la serología si la persona está infectada con otro virus de la familia de los arbovirus, como por ejemplo el virus del Nilo Occidental. Antes de establecer algún diagnóstico, el médico tendrá en cuenta la historia médica de la persona, los resultados de las pruebas de laboratorio y los viajes que ha realizado.
Ninguna prueba de laboratorio tiene la capacidad de predecir si la infección evolucionará hacia una forma grave, aunque las personas con antecedentes de haberse infectado de dengue previamente, tienen un riesgo más elevado.

¿Se puede prevenir el dengue?

Actualmente no se dispone de vacuna para prevenir el dengue en el caso de que se produzca una exposición al virus. Las medidas profilácticas se limitan a protegerse de las picaduras de mosquito. Si se planea viajar a zonas tropicales, es recomendable vestirse con prendas que lleven incorporadas sustancias repelentes de insectos como la N,N-Dietil-meta-toluamida (DEET), llevar prendas de manga larga y pantalones largos. También se recomienda permanecer en el interior de las estancias al amanecer y anochecer, que es cuando los mosquitos son más activos.

¿Puede contagiarse el dengue de una persona a otra?

No, la transmisión entre personas no se produce ni por contacto directo ni por exposición a secreciones respiratorias. El virus se propaga cuando un mosquito pica a una persona infectada, y posteriormente pica a una persona sana. Es muy raro que la infección se transmita por transfusiones de sangre, donación de órganos o de la madre hacia el feto.

¿Puede uno reinfectarse por dengue si ya se ha tenido anteriormente?

Sí. Están descritos cuatro serotipos del virus del dengue y las personas no desarrollan inmunidad cruzada frente a todos los serotipos al quedar expuestas a uno de ellos. Normalmente, una segunda infección por el virus del dengue se asocia a formas más graves de la enfermedad.

Bibliografía

Este artículo está basado en las fuentes bibliográficas que se citan a continuación, así como en la propia experiencia del Comité de expertos y revisores de Lab Tests Online. Además, este apartado es revisado periódicamente por el Consejo Editorial con el fin de mantenerlo actualizado.

Los enlaces dirigidos a páginas web pueden no estar disponibles por causas ajenas a nuestra voluntad, por lo que pedimos disculpas y agradeceremos que nos informe de estas anomalías para poder subsanarlas.

(Actualizado el 10 de enero de 2022) Dengue and severe dengue. World Health Organization Fact sheet. Disponible online en http://www.who.int/mediacentre/factsheets/fs117/en/. Último acceso el 23 de enero de 2022.

(Actualizado el 3 de mayo de 2019) Shepherd S and Hinfey P. Dengue. Medscape Drugs and Diseases. Disponible online en http://emedicine.medscape.com/article/215840-overview#showall. Último acceso el 26 de enero de 2022.

Dengue Virus Antibody/Antigen Panel, Serum. Mayo Clinic Mayo Medical Laboratories. Disponible online en http://www.mayomedicallaboratories.com/test-catalog/Overview/62869. Último acceso el 26 de enero de 2022.

(Actualizado el 3 de mayo de 2019) Dengue Laboratory Guidance and Diagnostic Testing. CDC. Disponible online en https://www.cdc.gov/dengue/clinicallab/laboratory.html. Último acceso el 26 de enero de 2022.

Pregúntenos

*Importante*: No es posible interpretar los resultados de los análisis clínicos fuera del contexto de la historia clínica del paciente. Rogamos no remita resultados para su interpretación, ya que esta debe ser realizada exclusivamente por su médico. Si tiene dudas sobre esta prueba, puede completar un formulario y solicitar interpretación más detallada sobre el análisis en cuestión. Su consulta se tratará de manera confidencial y será respondida por un profesional del laboratorio clínico.

Es usted profesional sanitario?
CAPTCHA This question is for testing whether or not you are a human visitor and to prevent automated spam submissions.