También conocido como
AMH, Hormona inhibidora mülleriana, Factor inhibidor mülleriano, MIF
Nombre sistemático
Hormona antimulleriana
Este artículo fue revisado por última vez el
Este artículo fue modificado por última vez el 05.12.2021.

Aspectos Generales

¿Por qué hacer el análisis?

Para evaluar en las mujeres la función ovárica y la fertilidad; para predecir el inicio de la menopausia; en la evaluación del síndrome del ovario poliquístico (SOP) o para evaluar la eficacia del tratamiento del cáncer de ovario; en los bebés para evaluar unos genitales ambiguos o la función testicular.

¿Cuándo hacer el análisis?

Cuando se quiere evaluar la fertilidad, predecir el inicio de la menopausia o si se sospecha un síndrome de ovario poliquístico; a veces, antes de realizar algunas técnicas de reproducción asistida; de forma periódica cuando se está en tratamiento por tener o haber tenido un cáncer de ovario productor de hormona antimülleriana; cuando se sospecha que a un bebé le faltan los testículos o si se cree que estos no funcionan adecuadamente.

¿Qué muestra se requiere?

La determinación se realiza a partir de una muestra de sangre venosa del brazo.

¿Es necesario algún tipo de preparación previa?

Para esta prueba no se necesita ninguna preparación especial.

¿Qué es lo que se analiza?

La hormona antimülleriana (AMH) se produce en los tejidos reproductores, es decir, testículos y ovarios. La función y la cantidad de AMH varía en función de la edad y el sexo. Esta prueba mide la concentración de AMH en sangre.

En las primeras etapas del desarrollo de un bebé de sexo masculino, los testículos producen AMH inhibiendo así el desarrollo de los órganos reproductores femeninos y promoviendo el desarrollo de otros órganos reproductores masculinos. En los niños la concentración de AMH permanece elevada hasta la pubertad, y a partir de ese momento disminuye.

En las niñas se produce poca cantidad de AMH, y se promueve así el desarrollo de las estructuras reproductoras femeninas. La concentración de AMH en niñas es baja hasta la pubertad; en ese momento los ovarios empiezan a producir la hormona y la concentración aumenta. A partir de ese momento va disminuyendo de forma paulatina, de tal manera que después de la menopausia la hormona es indetectable o bien está presente en una concentración muy baja.

La hormona antimülleriana es una hormona muy importante durante la edad fértil. Al nacer, los bebés de sexo femenino presentan aproximadamente un millón de óvulos (ovocitos), aunque esta cantidad disminuye de manera natural durante la infancia hasta alcanzar una cifra cercana a quinientos mil. Tan solo un número reducido de estos ovocitos entrarán en la fase de maduración folicular, ya que se libera un ovocito en cada ciclo menstrual. La AMH permite mantener el equilibrio de las oscilaciones cíclicas de las hormonas lutropina (LH) y folitropina (FSH) durante el proceso de maduración y liberación del óvulo (ovulación). La cantidad de AMH constituye un reflejo del desarrollo del folículo ovárico.

Son diversos los estudios que han demostrado que la concentración de AMH puede resultar útil para predecir la reserva ovárica (cantidad de óvulos que aún pueden madurar) y la probabilidad de lograr un embarazo. La AMH va disminuyendo a lo largo de la vida fértil, lo hace de forma especialmente significativa al acercarse la menopausia y acaba siendo indetectable después de la menopausia. La determinación de AMH puede ser útil en la evaluación del estado fértil y predecir el inicio de la menopausia.

Se ha descrito la asociación entre el aumento de AMH y el síndrome del ovario poliquístico. El exceso de folículos que existe en el síndrome del ovario poliquístico provoca la producción de cantidades anormalmente elevadas de AMH.

La AMH también juega un papel esencial en la diferenciación sexual del feto. Durante las primeras semanas del embarazo, el feto tiene el potencial de formar órganos reproductores tanto masculinos como femeninos. La producción de andrógenos y de AMH por parte de los testículos inhibe el desarrollo de órganos o estructuras reproductoras femeninas (conductos de Müller) y promueve la formación del resto de órganos reproductores masculinos. Si durante este proceso no existe suficiente cantidad de AMH pueden desarrollarse órganos sexuales ambiguos (personas intersex). En el caso de que existan genitales ambiguos, puede que sea complicado asignar un sexo al bebé.

La hormona antimülleriana puede estar elevada en algunos tumores ováricos (ya sean benignos o  bien un cáncer de ovario). Si el tumor produce AMH, puede emplearse como marcador tumoral para valorar la eficacia del tratamiento y detectar recurrencias.

Preguntas Comunes

¿Cómo se utiliza?

Aunque la AMH no es una prueba que se solicite rutinariamente, puede ser de utilidad en algunas circunstancias específicas.

AMH en adultos

En los estudios de infertilidad, la AMH permite estimar la reserva ovárica (tiempo restante durante el que se podría lograr el embarazo), y se suele solicitar junto con otras hormonas como la FSH o el estradiol. Estas pruebas son útiles también para evaluar la función ovárica y posiblemente para predecir el inicio de la menopausia. Sin embargo, esta prueba es más útil para valorar el estado fértil actual que para predecir el tiempo restante hasta la menopausia.
A veces se emplea la AMH antes de realizar técnicas de reproducción asistida, como puede ser una fecundación in vitro, ya que la concentración de AMH se asocia a la probabilidad de éxito del tratamiento. Una concentración baja de AMH refleja una pobre respuesta ovárica, e indica que seguramente se recuperarán muy pocos óvulos después de la estimulación ovárica. Si se emplea con esta finalidad, la AMH se solicita junto con otras pruebas hormonales, y se suele realizar una ecografía transvaginal para contar el número de folículos, que traduciría el número máximo de óvulos que se podrían liberar en el ciclo actual.
También puede emplearse la AMH en el síndrome del ovario poliquístico. La AMH puede estar elevada debido al aumento del número de folículos que existe en el síndrome del ovario poliquístico.
A veces el  cáncer de ovario produce AMH y por lo tanto su concentración en sangre aumenta. Si desde el inicio de la enfermedad la hormona está elevada, esta se puede emplear como marcador tumoral, y será útil para evaluar la respuesta al tratamiento y detectar posibles recurrencias de la enfermedad.

AMH en bebés

Cuando un bebé presenta genitales ambiguos se puede emplear la AMH junto con un estudio cromosómico (cariotipo), un estudio hormonal o pruebas de imagen para asignar un sexo al bebé.
Si al nacer no se observan testículos en el bebé, pero sí existen en la cavidad abdominal, se puede saber si funcionan adecuadamente midiendo la concentración de AMH.

¿Cuándo se solicita?

La AMH puede solicitarse para evaluar la función ovárica y la fertilidad, especialmente cuando se considera la posibilidad de aplicar técnicas de reproducción asistida, como una fecundación in vitro (FIV). También se puede utilizar para tratar de predecir si se acerca la fase de la menopausia.
La AMH se puede solicitar cuando se presentan signos o síntomas de un síndrome del ovario poliquístico, como por ejemplo:

  • Sangrado uterino fuera de la menstruación o de características anormales.
  • Acantosis nigricans.
  • Acné.
  • Amenorrea.
  • Mamas de tamaño pequeño.
  • Ovarios aumentados de tamaño.
  • Hirsutismo con presencia de vello en la cara, patillas, barbilla, labio superior, línea media del abdomen, tórax, areola del pezón, parte baja de la espalda, nalgas y parte interior del muslo.
  • Obesidad o ganancia de peso, con distribución central de la grasa corporal.
  • Pequeñas verrugas en axilas o cuello.
  • Cabello fino y patrón de calvicie masculino.

La AMH se puede solicitar periódicamente en los casos de  cáncer de ovario. Si el tumor produce AMH, puede emplearse como marcador tumoral para valorar la eficacia del tratamiento y detectar recurrencias.
También puede solicitarse la AMH en los casos de genitales ambiguos en bebés o cuando los testículos no han descendido apropiadamente.

¿Qué significa el resultado?

Adultos

Mientras dura la menstruación, una concentración baja de AMH puede indicar la existencia de pocos óvulos y de pobre calidad (reserva ovárica baja), y por consiguiente una baja fertilidad, lo que resultaría en una pobre o mínima respuesta a los procedimientos de fecundación in vitro. También puede indicar que los ovarios no funcionan normalmente (fallo ovárico precoz). Una concentración muy elevada de AMH puede indicar una respuesta aumentada o incluso excesiva a la estimulación ovárica, por lo que sería necesario personalizar las dosis del tratamiento de fertilidad.
Si las concentraciones de AMH van disminuyendo paulatinamente o lo hacen de manera significativa en un momento determinado, puede deberse al inicio inminente de la menopausia. Es normal hallar valores muy bajos de AMH antes de la menarquia y después de la menopausia.
En el síndrome del ovario poliquístico se suelen hallar concentraciones elevadas de AMH, aunque no son diagnósticas de la enfermedad.
Si la AMH se emplea en el seguimiento de un  cáncer de ovario productor de AMH, una disminución de la hormona indica respuesta al tratamiento mientras que un aumento puede estar indicando una recurrencia de la enfermedad.

Bebés

La ausencia de AMH o una concentración baja cuando existen genitales ambiguos y cariotipo con cromosomas XY pueden indicar la presencia de alteraciones en el gen de la AMH localizado en el cromosoma 19. Este gen regula la producción de AMH y puede estar alterado en las disfunciones testiculares. En estos casos, se pueden formar estructuras reproductoras anómalas. En un bebé al que no le han descendido los testículos, las concentraciones normales de AMH y de andrógenos indican que estos están presentes y que los testículos funcionan normalmente, aunque no se localicen en el escroto.

En los fetos con cromosomas XX pero fenotipo masculino, una concentración alta de AMH significa que la causa puede estar en la presencia de tejido testicular, mientras que una concentración baja indicará que la causa probablemente sea suprarrenal.

¿Cuánto tardan los resultados?

Esta hormona precisa de una instrumentación específica y por este motivo lo habitual es que la muestra se envíe a un laboratorio de referencia. El resultado puede estar disponible en uno o varios días.

¿Hay algo más que debería saber?

Entre la comunidad médica hay profesionales que defienden el uso de la AMH de manera más rutinaria, para predecir el fin de la fertilidad y el inicio de la menopausia, aunque no existe consenso al respecto. La AMH no se considera diagnóstica por sí sola, sino que se trata de una herramienta más que ayuda en el diagnóstico de las patologías mencionadas.
Otras hormonas presentan fluctuaciones a lo largo del ciclo menstrual; sin embargo, los folículos ováricos en desarrollo son los responsables de la producción de AMH a una tasa relativamente constante. Además, sus concentraciones no se ven afectadas por el embarazo o la toma de anticonceptivos orales.

Bibliografía

Este artículo está basado en las fuentes bibliográficas que se citan a continuación, así como en la propia experiencia del Comité de expertos y revisores de Lab Tests Online. Además, este apartado es revisado periódicamente por el Consejo Editorial, con el fin de mantenerlo actualizado.

Los enlaces dirigidos a páginas web pueden no estar disponibles por causas ajenas a nuestra voluntad, por lo que pedimos disculpas y agradeceremos que nos informe de estas anomalías para poder subsanarlas.

Marie Lindhardt Johansen et al. Anti-Müllerian Hormone and Its Clinical Use in Pediatrics with Special Emphasis on Disorders of Sex Development. International Journal of Endocrinology Volume 2013, Article ID 198698, 10 pages. Disponible online en http://dx.doi.org/10.1155/2013/198698. Último acceso el 1 de diciembre de 2021.

Inthrani R. Indran et al. Simplified 4-Item Criteria for Polycystic Ovary Syndrome A Bridge Too Far? Clin Endocrinol. 2018;89:202-211. Disponible online en https://www.medscape.com/viewarticle/899873. Último acceso el 1 de diciembre de 2021.

(Actualizado en julio de 2017) Infertility. ARUP Consult. Disponible online en https://arupconsult.com/content/infertility. Último acceso el 1 de diciembre de 2021.

The North American Menopause Society. Clinical Care Recommendations, Chapter 1: Menopause. Disponible online en http://www.menopause.org/publications/clinical-care-recommendations/chapter-1-menopause. Último acceso el 1 de diciembre de 2021.

International evidence-based guideline for the assessment and management of polycystic ovary syndrome 2018. Disponible online en https://www.pcoschallenge.org/pdf/PCOS-Evidence-Based-Guideline.pdf. Último acceso el 1 de diciembre de 2021.

FDA Permits Marketing of a Diagnostic Test to Aid in the Determination of Menopausal Status. U.S. Food and Drug Administration. 24 de octubre de 2018. Disponible online en https://www.fda.gov/NewsEvents/Newsroom/PressAnnouncements/ucm624284.htm. Último acceso el 1 de diciembre de 2021.

(Actualizado el 31 de enero de 2017) How is infertility diagnosed? Eunice Kennedy Shriver National Institute of Child Health and Human Development. Disponible online en http://www.nichd.nih.gov/health/topics/infertility/conditioninfo/Pages/diagnosed.aspx. Último acceso el 1 de diciembre de 2021.

What You Should Know About Your Reproductive Time Span. The North American Menopause Society, Menopause, v21 (1). 2013. Disponible online en http://www.menopause.org/docs/default-source/for-women/what_you_should_know_about_your_reproductive_time-16.pdf. Último acceso el 1 de diciembre de 2021.

(Actualizado el 27 de enero de 2020) Storck, S. Infertility. MedlinePlus Medical Encyclopedia. Disponible online en http://www.nlm.nih.gov/medlineplus/ency/article/001191.htm. Último acceso el 1 de diciembre de 2021.

(Actualizado el 13 de abril de 2021) Infertility FAQs. Centers for Disease Control and Prevention, Reproductive Health. Disponible online en http://www.cdc.gov/reproductivehealth/Infertility/. Último acceso el 1 de diciembre de 2021.

Shifren, J. and Gass, M. (2014). The North American Menopause Society Recommendations for Clinical Care of Midlife Women. Menopause. v21 (10):1038-1062. Disponible online en http://www.medscape.com/viewarticle/832641

(Actualizado el 30 de enero de 2020) Puscheck, E. and Woodard, T. (Updated 2014 November 17). Infertility. Medscape Drugs & Diseases. Disponible online en http://emedicine.medscape.com/article/274143-overview#showall. Último acceso el 1 de diciembre de 2021.

Pregúntenos

*Importante*: No es posible interpretar los resultados de los análisis clínicos fuera del contexto de la historia clínica del paciente. Rogamos no remita resultados para su interpretación, ya que ésta debe ser realizada exclusivamente por su médico. Si tiene dudas sobre esta prueba, puede completar un formulario y solicitar interpretación más detallada sobre el análisis en cuestión. Su consulta se tratará de manera confidencial y será respondida por un profesional del laboratorio clínico.

Es usted profesional sanitario?
CAPTCHA This question is for testing whether or not you are a human visitor and to prevent automated spam submissions.