También conocido como
LCR
Nombre sistemático
Análisis de líquido cefalorraquídeo
Este artículo fue revisado por última vez el
Este artículo fue modificado por última vez el
21.06.2018.
Aspectos Generales
¿Por qué hacer el análisis?

Para el diagnóstico de enfermedades o trastornos que afectan al sistema nervioso central (SNC) tales como sangrado cerebral o intracraneal, cáncer, trastornos autoinmunes o infecciones.

¿Cuándo hacer el análisis?

Cuando existen signos y/o síntomas debidos a un trastorno del SNC.

¿Qué muestra se requiere?

Obtención de una muestra de líquido cefalorraquídeo en la zona lumbar baja mediante un procedimiento conocido como punción lumbar.

¿Es necesario algún tipo de preparación previa?

Es posible que se indique vaciar la vejiga y los intestinos antes de la punción lumbar. La extracción debe realizarse con el individuo estirado en posición fetal. Después de la extracción, es importante permanecer tumbado durante un rato.

Quizás pueda encontrar los resultados de los análisis que se le han realizado en la página web de su laboratorio. Sin embargo, actualmente está en Lab Tests Online. Es posible que haya sido dirigido aquí por el sitio web de su laboratorio para que así pueda conseguir información útil sobre la (s) prueba (s) que se realizó.

Lab Tests Online es un sitio web de educación para el paciente que ofrece información sobre pruebas de laboratorio y que fue galardonado en el año 2009 con el Premio a las Mejores Iniciativas de Servicio al Paciente que convoca la Fundación Farmaindustria en el apartado correspondiente a sociedades científicas y profesionales.

El contenido de esta página ha sido revisado por especialistas del laboratorio. En ella, se proporcionan explicaciones generales de lo que podrían significar los resultados para cada una de las pruebas aquí desarrolladas. Por ejemplo, lo que podría significar obtener un valor alto o bajo en el contexto de su estado de salud.

Para conseguir los resultados de su análisis, deberá dirigirse al sitio web de su laboratorio o comunicarse con su médico.

Los rangos de referencia de las pruebas que se le han realizado los encontrará seguramente en su informe de laboratorio. Normalmente se encuentran a la derecha de los resultados.

Si no dispone del informe de laboratorio y desea obtener un rango de referencia, consulte a su médico o al laboratorio que realizó los análisis. Los resultados de las pruebas de laboratorio no tienen sentido por sí mismos. Toman significado cuando se comparan con los rangos de referencia. Los rangos de referencia son los valores esperados para una persona sana. A veces se les llama también valores "normales". Al comparar el resultado de una prueba con los valores de referencia, se puede ver si el resultado se encuentra fuera del rango de valores esperados. Los valores que están fuera de los rangos esperados pueden proporcionar pistas para ayudar a identificar posibles enfermedades o trastornos. Si bien la precisión de las pruebas de laboratorio ha evolucionado significativamente en las últimas décadas, puede existir cierta variabilidad entre laboratorios debido a las diferencias en los reactivos químicos empleados, las técnicas de medida y los analizadores o instrumentos que se utilizan. Esta es la razón por la que se proporcionan tan pocos rangos de referencia en esta página web. Es importante saber que, para evaluar si los resultados están "dentro de los límites normales", se debe aplicar el rango de referencia proporcionado por el laboratorio que realizó el análisis. Si desea obtener más información, refiérase al artículo Intervalos de referencia y su significado.

¿Qué es lo que se analiza?

El líquido cefalorraquídeo (LCR) es un fluido líquido claro, acuoso que se forma y se secreta en el plexo coroideo, un tejido especial que tiene muchos vasos sanguíneos y que reviste las pequeñas cavidades o cámaras (ventrículos) del cerebro. El LCR fluye alrededor del cerebro y la médula espinal rodeándolos y protegiéndolos. Se produce y distribuye continuamente y posteriormente se reabsorbe hacia la sangre. Se producen cerca de 500 mL de LCR cada día. Esta tasa de producción significa que todo el LCR se sustituye cada pocas horas. El análisis de líquido cefalorraquídeo consiste en un conjunto de pruebas  que se utilizan para evaluar las sustancias presentes en LCR y  diagnosticar así trastornos que afectan al sistema nervioso central.

La barrera hematoencefálica confiere protección al cerebro separándolo de la circulación sanguínea, y regula la distribución de sustancias entre la sangre y el líquido cefalorraquídeo. Además, evita que sustancias de alto peso molecular, toxinas y la mayor parte de células sanguíneas pasen hacia el sistema nervioso central (SNC). Cualquier trastorno que altere esta barrera protectora puede producir una alteración en el tipo de constituyentes o de sus niveles en LCR. Debido a que el LCR rodea el cerebro y la médula espinal, esta muestra puede resultar de gran utilidad para el diagnóstico de trastornos del sistema nervioso central. A pesar de que la obtención de la muestra de LCR puede ser mucho más difícil de obtener que una de sangre u orina, los resultados pueden revelar de manera mucho más clara la causa de los signos y/o síntomas derivados de una afectación del SNC.

infecciones de las meningesLas meninges son capas de tejido que rodean la médula espinal y el cerebro. Inflamaciones o infecciones de las meninges (meningitis) pueden alterar la barrera hematoencefálica y favorecer la entrada de leucocitos, hematíes y de grandes cantidades de proteínas hacia LCR. En algunos casos de meningitis y de encefalitis (infección del cerebro) está inducida la producción de anticuerpos. Esto también puede suceder en algunas enfermedades autoinmunes que afectan al SNC, como el síndrome de Guillain-Barré o la esclerosis múltiple; estos anticuerpos se pueden detectar en LCR. En ciertos tipos de cáncer, como por ejemplo en una leucemia, el número o recuento de leucocitos en LCR está aumentado, y además es posible que se detecten células anormales en LCR. Por estos motivos, la evaluación de una muestra de LCR constituye una herramienta diagnóstica de gran utilidad.

El análisis del LCR suele incluir la determinación inicial de un conjunto de pruebas:

  • Características físicas del LCR – apariencia del LCR (color, claridad) y presión con la que fluye hacia el tubo de recolección cuando se obtiene la muestra
  • Proteínas en LCR
  • Glucosa en LCR
  • Recuento celular en LCR
  • Análisis diferencial de las células en LCR
  • Si hay sospecha de infección, se puede realizar una tinción de Gram y un cultivo de LCR

En función de los resultados obtenidos, de los signos y síntomas que presenta el individuo y de la sospecha diagnóstica se puede solicitar una amplia variedad de pruebas adicionales. Las pruebas anteriores pueden agruparse de acuerdo con el tipo de examen que se realiza:

  • Características físicas - medición de la presión durante la recolección de la muestra y apariencia del LCR.
  • Pruebas bioquímicas - hacen referencia al conjunto de pruebas que detectan o miden sustancias presentes en LCR. La mayor parte de estas sustancias también están presentes en sangre, y las cantidades relativas en sangre y LCR suelen compararse a menudo. Normalmente, los niveles de ciertos constituyentes del LCR, como la glucosa o las proteínas son un reflejo de su concentración en sangre.
  • Examen microscópico (recuento y diferenciación celular) -  se cuenta el número de células independientemente de la cantidad y se identifican todas ellas al microscopio.
  • Pruebas para detectar enfermedades infecciosas - pueden realizarse diversas pruebas para detectar e identificar microorganismos si se sospecha una infección.

¿Cómo se obtiene la muestra para el análisis?
Obtención de una muestra de líquido cefalorraquídeo en la zona lumbar baja mediante un procedimiento conocido como punción lumbar. Se suelen recoger tres o más tubos de LCR de manera que se pueden realizar múltiples pruebas en las diferentes muestras obtenidas.

¿Se requiere alguna preparación previa para asegurar la calidad de la muestra?
Es posible que se indique vaciar la vejiga y los intestinos antes de la punción lumbar. La extracción debe realizarse con el individuo estirado en posición fetal. Después de la extracción, es importante permanecer tumbado durante un rato.

NOTA: En el apartado, El laboratorio por dentro, encontrará información sobre la recogida y procesamiento de las muestras de sangre y los cultivos de esputo.

Accordion Title
Preguntas Comunes
  • ¿Cómo se utiliza?

    El análisis del líquido cefalorraquídeo (LCR) puede ser de ayuda para el diagnóstico de una gran variedad de enfermedades y trastornos que afectan al sistema nervioso central (SNC). Pueden dividirse en cuatro categorías principales:

    • Enfermedades infecciosas como meningitis y encefalitis - las pruebas se utilizan para determinar si la infección está causada por una bacteria, un virus y de manera menos frecuente por M. tuberculosis, hongos o parásitos y para distinguirla de otros trastornos; pueden utilizarse para detectar infecciones de la médula ósea o cercanas a la médula ósea, o para evaluar una fiebre de origen desconocido.
    • Sangrados (hemorragias) en el cerebro o cráneo.
    • Enfermedades que ocasionan inflamación u otra respuesta inmune como la producción de anticuerpos – se incluyen enfermedades autoinmunes como el síndrome de Guillain-Barré o la sarcoidosis, o enfermedades que provocan una destrucción de la mielina como la esclerosis múltiple.
    • Tumores localizados en el sistema nervioso central (primarios) o que se han extendido al SNC (cáncer metastático)
  • ¿Cuándo se solicita?

    El análisis del LCR suele solicitarse cuando se sospecha un trastorno que afecta al sistema nervioso central (SNC). Se puede solicitar cuando una persona ha sufrido algún traumatismo cerebral o en la médula espinal, cuando existe un cáncer que puede haberse extendido al SNC o cuando hay signos o síntomas que sugieren afectación del SNC.

    Los signos y síntomas de los trastornos del SNC pueden ser muy variados y pueden ser similares a los de otras enfermedades o trastornos. Pueden instaurarse de manera repentina, sugiriendo alguna condición aguda, como sangrado o infección del SNC, o pueden desarrollarse lentamente sugiriendo una enfermedad crónica como un cáncer o una esclerosis múltiple.

    En función de la historia clínica del individuo, el análisis del LCR se puede solicitar cuando aparece una combinación de los siguientes signos y síntomas:

    • Cambios del estado mental y de la conciencia
    • Dolor de cabeza repentino, severo o persistente o rigidez de la nuca
    • Confusión, alucinaciones o convulsiones
    • Debilidad muscular o letargia, fatiga
    • Náuseas (severas o prolongadas)
    • Síntomas parecidos a los de la gripe, que se intensifican en pocas horas o días
    • Fiebre o erupciones
    • Sensibilidad a la luz
    • Entumecimiento o temblor
    • Mareos
    • Dificultades del habla
    • Dificultad para la marcha, pérdida de coordinación
    • Cambios del estado de ánimo, depresión
    • Los niños pueden mostrarse irritables, lloran al cogerlos, presentan rigidez, rechazan la comida y tienen las fontanelas (espacios membranosos del cráneo antes de que éste alcance su osificación completa) abultadas
  • ¿Qué significa el resultado?

    El líquido cefalorraquídeo (LCR) suele tener concentraciones bajas de proteínas y de glucosa, y muy pocos leucocitos.

    Cualquier trastorno que altere la presión normal o el flujo del LCR, o la capacidad protectora de la barrera hematoencefálica puede dar lugar a anomalías en el análisis del LCR. Para explicaciones más detalladas refiérase a las secciones que se exponen a continuación:

    • Características físicas del LCR
    • Pruebas bioquímicas en LCR
    • Examen microscópico de LCR
    • Pruebas para enfermedades infecciosas en LCR
  • ¿Hay algo más que debería saber?

    Las meningitis bacterianas y parasitarias (como la causada por amebas) constituyen una emergencia médica. El médico tiene que saber distinguir entre estos tipos de meningitis y las meningitis víricas -que suelen ser más leves- y otras enfermedades con signos y síntomas similares La instauración rápida del tratamiento es crucial, y por este motivo el médico a menudo administra un antibiótico de amplio espectro antes incluso de disponer de un diagnóstico definitivo.

    Durante la evaluación de cualquier alteración del sistema nervioso central, saber qué síntomas presenta el individuo y su duración es de crucial importancia para el médico. También le interesa conocer el estado de vacunación del individuo, así como cualquier información acerca de enfermedades, contacto con otras personas enfermas y viajes recientes.

  • ¿En qué consiste una punción lumbar y como se realiza?

    La punción lumbar es una prueba que se realiza con relativa frecuencia. Se suele realizar con el individuo tumbado en posición fetal aunque también puede realizarse con el individuo sentado. Es importante permanecer quieto durante el procedimiento. Una vez la persona está en la posición ideal, se limpia la espalda con un antiséptico y se aplica anestesia local por debajo de la piel. Cuando la zona está adormecida, se inyecta una aguja especial a través de la piel, entre dos vértebras y en el canal espinal. El médico recoge pequeñas cantidades de líquido cefalorraquídeo (LCR) en varios tubos estériles. Se extrae la aguja y se aplica un apósito estéril realizando cierta presión en la zona de la punción. Posteriormente se  pide al individuo que permanezca estirado durante una o varias horas, sin levantar la cabeza para evitar un dolor de cabeza posterior.

    Para realizar la punción lumbar se suele tardar una media hora. Para la mayoría de personas se trata de una prueba un poco incómoda. La sensación más común es la sensación de notar una presión cuando se introduce la aguja. Debe avisarse al médico siempre que se experimente dolor de cabeza o sensaciones anormales como dolor, entumecimiento u hormigueo en las piernas o dolor en el lugar de la punción.

    La punción lumbar se realiza en la parte inferior de la columna. Existe el riesgo de romper algún capilar en el momento de la punción. Esto puede causar una punción traumática, que significa que una pequeña cantidad de sangre puede caer en una o varias de las muestras que se recogen; aunque no es una situación deseable, se da con relativa frecuencia y se debe  tener en cuenta a la hora de evaluar los resultados.

  • ¿Existen otras razones por las que se tenga que realizar una punción lumbar?

    Sí. En algunas ocasiones se utiliza para introducir anestésicos u otras medicaciones en el líquido cefalorraquídeo (LCR). A veces, se realizan punciones de manera repetida para conseguir una disminución de la presión del LCR.

  • ¿Por qué es necesaria una punción lumbar?¿ No se pueden realizar las pruebas en sangre u orina?

    El líquido cefalorraquídeo (LCR) obtenido por punción lumbar suele constituir la mejor muestra para evaluar trastornos que afectan al sistema nervioso central (SNC) puesto que el LCR envuelve el cerebro y la médula espinal. Pueden fácilmente detectarse cambios en la concentración de ciertas sustancias en LCR en enfermedades del SNC o en otras enfermedades graves. Las pruebas en sangre y orina se pueden utilizar conjuntamente con las del LCR.

  • ¿Qué otras pruebas pueden realizarse además del análisis del líquido cefalorraquídeo (LCR)?

    Otras pruebas de laboratorio que pueden solicitarse juntamente con el análisis de LCR son:

Accordion Title
Detalles de las pruebas evaluadas en el líquido cefaloraquídeo
  • Características Físicas

    La apariencia del líquido cefalorraquídeo (LCR) suele compararse a la del agua.

    • Se puede medir la presión del LCR antes y después de recoger la muestra.
      • Se pueden observar aumentos de presión del LCR en una gran variedad de trastornos que producen un aumento en la presión intracerebral o intracraneal y/o en trastornos que producen una obstrucción al flujo normal de LCR como tumores, infecciones, hidrocefalia (acumulación anómala de LCR en el cerebro) o sangrados.
      • Disminuciones de la presión del LCR pueden observarse en estados de deshidratación, shock o cuando existe pérdida de LCR por otro orificio (por ejemplo, de otra punción lumbar o por una fractura).
    • Color - normalmente el LCR es incoloro y transparente. Los cambios en el color no son diagnósticos pero pueden indicar la presencia de sustancias normalmente ausentes en LCR. Coloraciones amarillentas, anaranjadas o rosadas pueden ser debidas a la rotura de células sanguíneas en el curso de sangrados o bien indicar la presencia de bilirrubina en LCR. Un LCR de color verdoso puede contener bilirrubina o ser de causa infecciosa.
    • Turbidez - un LCR turbio puede indicar la presencia de leucocitos o hematíes, microorganismos o un aumento de los niveles de proteínas.
    • Viscosidad - el LCR normal tiene la misma consistencia que el agua. La viscosidad puede estar aumentada en ciertos tipos de cáncer o en meningitis.
  • Pruebas bioquímicas

    Pueden realizarse distintas pruebas rutinarias en LCR:

    • Glucosa en LCR - la concentración normal de glucosa es 2/3 partes de la concentración en suero. Los niveles de glucosa pueden estar disminuidos cuando hay células que no deberían estar presentes y que metabolizan la glucosa, como por ejemplo bacterias, células presentes debidas a una inflamación o liberadas por tumores.
    • Proteínas en LCR -  se encuentran en pequeñas cantidades en LCR. La disminución de las proteínas no se considera significativa. Las proteínas pueden aumentar en:

    Si alguna de estas dos pruebas iniciales está alterada el médico puede solicitar otras pruebas adicionales entre las que se encuentran:

    • Electroforesis de proteínas en LCR - se separan los diferentes tipos de proteínas. Se pueden ver bandas oligoclonales en la esclerosis múltiple i en la enfermedad de Lyme.
    • IgG (Inmunoglobulina G) en LCR -  se encuentra aumentada en algunos trastornos como la esclerosis múltiple, encefalitis por el virus del herpes o en enfermedades del tejido conectivo.
    • Proteína básica de la mielina -  se observa cuando se deteriora el recubrimiento de las neuronas o mielina, como en la esclerosis múltiple.
    • Ácido láctico en LCR - a menudo utilizado para distinguir entre meningitis bacterianas y víricas. Los niveles suelen estar aumentados en infecciones bacterianas y fúngicas, mientras que en las infecciones víricas aumentan ligeramente o pueden ser incluso normales.
    • Lactato deshidrogenasa (LDH) en LCR - se utiliza para diferenciar entre meningitis bacterianas y víricas. Los niveles suelen aumentar en las meningitis bacterianas pero no en las víricas. También puede aumentar la LDH en una leucemia o en un accidente vascular cerebral.
    • Glutamina en LCR - puede aumentar en enfermedades hepáticas, en encefalopatía hepática o en el síndrome de Reye.
    • Proteína C reactiva (PCR) en LCR - la PCR es un reactante de fase aguda y se eleva cuando hay inflamación. Aumenta de manera considerable en las meningitis bacterianas. Debido a su gran sensibilidad, incluso en las primeras fases de una meningitis bacteriana, suele utilizarse para diferenciar entre meningitis bacteriana y vírica.
    • Marcadores tumorales - CEAalfa-fetoproteína (AFP) y hCG pueden estar aumentados en cánceres que se han propagado al sistema nervioso central (metastáticos).
  • Examen microscópico

    El líquido cefalorraquídeo (LCR) normal prácticamente no contiene células y tiene un aspecto claro. Si el aspecto del LCR es claro, se examina una gota de LCR sin diluir en el microscopio y se cuentan las células manualmente. Si el número de células es muy bajo (igual o menor a 5) puede o no realizarse el recuento diferencial. Si el número de células es elevado (superior a 5) probablemente se realizará el recuento diferencial. Para realizar dicho recuento, se suele utilizar una centrifuga especial (citocentrífuga) para concentrar las células en la parte inferior del tubo de análisis. Posteriormente, se coloca una muestra de las células concentradas en un portaobjetos y se realiza una tinción especial que permite observar los distintos tipos de células.

    Si se sospecha de la presencia de un cáncer o éste ya ha sido diagnosticado, la muestra generalmente se citocentrifuga independientemente del número de células presentes y se realiza siempre el recuento diferencial.

    • Recuento total de células en LCR
      • Recuento de hematíes. Normalmente no se encuentran hematíes en el LCR. La presencia de hematíes puede indicar un sangrado en el LCR o a una punción traumática (sangre que penetra en el LCR durante la extracción de la muestra).
      • Recuento de leucocitos. En condiciones normales, en adultos se observan menos de 5 leucocitos. Puede observarse un incremento significativo de leucocitos en LCR en inflamaciones o infecciones del sistema nervioso central.
    • Recuento diferencial de leucocitos en LCR. Se considera normal la presencia de pequeñas cantidades de linfocitos, monocitos (y, en neonatos, algunos neutrófilos). Puede observarse:
      • Un aumento de neutrófilos en una infección bacteriana.
      • Un aumento de linfocitos en infecciones víricas o fúngicas.
      • En algunas ocasiones, un aumento de eosinófilos en infecciones parasitarias.
      • Un aumento de leucocitos o leucocitos anormales, en leucemias con afectación del sistema nervioso central.
      • Presencia de células anormales en tumores cancerígenos.
      • Un aumento discreto de linfocitos en trastornos autoinmunes, como la esclerosis múltiple.

    Por otra parte, puede observarse un aumento de los distintos tipos de leucocitos en muchos trastornos como abscesos cerebrales, después de un accidente vascular cerebral o un sangrado cerebral, en tumores metastásicos, en el síndrome de Guillain-Barré y en trastornos inflamatorios como la sarcoidosis.

    • Citología de LCR - se realiza una tinción específica sobre una muestra previamente citocentrifugada y se examina al microscopio para evaluar si existen células anómalas. Generalmente se realiza cuando se sospecha de un tumor del sistema nervioso central o un cáncer metastásico. La presencia de cierto tipo de células anómalas o de células sanguíneas inmaduras puede indicar el tipo de cáncer de qué se trata.
  • Pruebas para detectar infecciones

    Cuando existe una sospecha de meningitis o encefalitis, se pueden realizar pruebas adicionales para la detección de microorganismos, además de las pruebas de bioquímica rutinarias (glucosa y proteínas).

    • Tinción de Gram del líquido cefalorraquídeo (LCR) - para la observación directa de microorganismos al microscopio. La muestra de LCR se centrifuga, se coge una porción concentrada, se coloca en un portaobjetos y se tiñe para poderla observar al microscopio. En el LCR no se deberían encontrar microorganismos. La presencia de bacterias u hongos es indicativa de meningitis o encefalitis bacteriana o fúngica.
    • Cultivo de LCR -  para detectar microorganismos, ya que crecerán si el medio de cultivo es el adecuado. Si se encuentran bacterias, se puede realizar un antibiograma que consiste en ver qué antibiótico es más eficaz para el tratamiento, tanto de la persona afectada como para la profilaxis (tratamiento preventivo) de los contactos próximos (si el médico lo considera necesario). La ausencia de microorganismos no excluye el diagnóstico de infección; es posible que los microorganismos no puedan crecer en ese medio de cultivo o que se encuentren en tan baja cantidad que no puedan detectarse. En algunos medios de cultivo concretos pueden detectarse algunas amebas (parásitos unicelulares).

    Si alguna de las pruebas iniciales está alterada o si existe una elevada sospecha clínica de infección del sistema nervioso central, pueden solicitarse pruebas adicionales como:

    • Detección de virus - detección de material genético vírico (ADNARN) mediante reacción en cadena de la polimerasa (PCR), por ejemplo para virus del herpes y enterovirus. Resultados positivos por PCR, o en pruebas de detección de antígenos o  en medios de cultivo para virus indican que el individuo sufre una infección vírica que puede ser una meningitis o una encefalitis vírica. Si se detectan anticuerpos y además se observa un incremento de los mismos al cabo de un tiempo, seguramente existirá una infección reciente por el virus en cuestión (por ejemplo, un aumento de hasta 4 veces el título de anticuerpos del virus del Nilo Occidental, en muestras extraídas con algunas semanas de diferencia).
    • Antígeno criptocócico en LCR  - para detectar infecciones fúngicas causadas por Criptococcus neoformans.
    • Otras pruebas en LCR - en función de la sospecha diagnóstica.
    • Detección de anticuerpos específicos – en función del microorganismo implicado.

    Otras pruebas que pueden solicitarse con menor frecuencia son:

    • Cultivo de micobacterias -  puede ser positivo en infecciones por M. tuberculosis (tuberculosis) y por otras micobacterias.
    • Pruebas moleculares para Mycobacteria tuberculosis - cuando existe una elevada sospecha de tuberculosis.
    • VDRL o pruebas específicas para sífilis – positivas cuando existe una neurosífilis (cuando la sífilis afecta al sistema nervioso central); un resultado negativo no excluye la afectación cerebral.
Bibliografía

Este artículo está basado en las fuentes bibliográficas que se citan a continuación, así como en la propia experiencia del Comité de expertos y revisores de Lab Tests Online. Además, este apartado es revisado periódicamente por el Consejo Editorial, con el fin de mantenerlo actualizado.

Los enlaces dirigidos a páginas web pueden no estar disponibles por causas ajenas a nuestra voluntad, por lo que pedimos disculpas y agradeceremos que nos informe de estas anomalías para poder subsanarlas.

Sheth, K. Análisis del líquido cefalorraquídeo. MedlinePlus Medical Encyclopedia. http://www.nlm.nih.gov/medlineplus/spanish/ency/article/003369.htm

Fisher, M. and Hanson, K. Meningitis, Acute. ARUP Consult. http://www.arupconsult.com/Topics/MeningitisAcute.html#tabs=0

Razonable, R. Meningitis. Medscape Reference. http://emedicine.medscape.com/article/232915-overview

Shlamovitz, G. Lumbar Puncture. Medscape Reference. http://emedicine.medscape.com/article/80773-overview

Dugdale, D. Frotis de líquido cefalorraquídeo. MedlinePlus Medical Encyclopedia. http://www.nlm.nih.gov/medlineplus/spanish/ency/article/003768.htm

Unit Code 89789: Cell Count and Differential, Cerebrospinal Fluid. Mayo Clinic Mayo Medical Laboratories. http://www.mayomedicallaboratories.com/interpretive-guide/?alpha=C&unit_code=8419

Pagana, K. D. & Pagana, T. J. (© 2011). Mosby's Diagnostic and Laboratory Test Reference 10th Edition: Mosby, Inc., Saint Louis, MO. Pp 633-641.

Kasper DL, Braunwald E, Fauci AS, Hauser SL, Longo DL, Jameson JL eds, (2005). Harrison's Principles of Internal Medicine, 16th Edition, McGraw Hill, Pp 2465, 2515, 2474-2475.

Knight J, et al. Early (Chemical) Diagnosis of Bacterial Meningitis-Cerebrospinal Fluid Glucose, Lactate, and Lactate Dehydrogenase Compared. Clin Chem 1981; 27/8: 1431-1434. http://www.clinchem.org/content/27/8/1431.full.pdf+html

Pagana, Kathleen D. & Pagana, Timothy J. (© 2007). Mosbys Diagnostic and Laboratory Test Reference 8th Edition: Mosby, Inc., Saint Louis, MO. Pp 613-621.

Wu, A. (2006). Tietz Clinical Guide to Laboratory Tests, Fourth Edition. Saunders Elsevier, St. Louis, Missouri. Pp 320-321, 1550.

Henrys Clinical Diagnosis and Management by Laboratory Methods. 21st ed. McPherson R, Pincus M, eds. Philadelphia, PA: Saunders Elsevier: 2007.

Pagana K, Pagana T. Mosby's Manual of Diagnostic and Laboratory Tests. 3rd Edition, St. Louis: Mosby Elsevier; 2006.

Pregúntenos

*Importante*: No es posible interpretar los resultados de los análisis clínicos fuera del contexto de la historia clínica del paciente. Rogamos no remita resultados para su interpretación, ya que ésta debe ser realizada exclusivamente por su médico. Si tiene dudas sobre esta prueba, puede completar un formulario y solicitar interpretación más detallada sobre el análisis en cuestión. Su consulta se tratará de manera confidencial y será respondida por un profesional del laboratorio clínico.

Es usted profesional sanitario?
Dirección de correo electrónico