También conocido como
Hormona luteinizante
Lutropina
Hormona estimuladora de las células intersticiales (ICSH)
LH
Nombre sistemático
Hormona luteotropa
Este artículo fue revisado por última vez el
Este artículo fue modificado por última vez el 01.09.2021.

Aspectos Generales

¿Por qué hacer el análisis?

Para evaluar la fertilidad y funcionalidad de los órganos reproductores (ovarios o testículos); para valorar la función hipofisaria; para detectar la ovulación (liberación del óvulo desde el ovario); en el seguimiento de la pubertad precoz o tardía.

¿Cuándo hacer el análisis?

Cuando existen dificultades para concebir o alteraciones del ritmo menstrual; cuando se pretende realizar un control de la ovulación.

También, cuando existe una disminución del recuento de espermatozoides, si se tiene poca masa muscular o disminuye el deseo sexual.

Además, está indicado cuando el médico cree que puede existir un trastorno hipofisario o hipotalámico.

También puede ser útil en el seguimiento de la pubertad tardía o precoz.

¿Qué muestra se requiere?

La determinación se realiza a partir de una muestra de sangre venosa del brazo.

¿Es necesario algún tipo de preparación previa?

Para esta prueba no se necesita ninguna preparación especial, aunque en el caso de que exista ciclo menstrual es importante obtener la muestra en una etapa concreta del mismo.

¿Qué es lo que se analiza?

La lutropina (LH) es una hormona vinculada con la reproducción, la ovulación desde el ovario y la producción de testosterona desde el testículo. Con esta prueba se mide la concentración de LH en sangre.

La LH se sintetiza en la hipófisis o glándula pituitaria. La hipófisis es un órgano del tamaño de una uva, localizado en la base del cerebro. El control de su síntesis depende de un complejo sistema hormonal en el que intervienen el hipotálamo, la hipófisis y las hormonas producidas por las gónadas (ovarios y testículos).

Durante el ciclo menstrual, hay una serie de hormonas  como la LH, folitropina o FSH, estrógenos y progesterona) que aumentan y disminuyen siguiendo una secuencia específica. El ciclo menstrual se divide en dos fases, folicular y lútea, con una duración de cada una de alrededor de 14 días. Hacia el final de la fase folicular, se produce un pico de FSH y LH que estimula la rotura del folículo ovárico que contiene el óvulo y la liberación del mismo (ovulación).

Durante la fase lútea, la zona del ovario donde se localizaba el folículo ovárico roto se transforma en el cuerpo lúteo. La secreción de LH estimula la producción de progesterona por parte del cuerpo lúteo. A la vez que aumentan las concentraciones de estradiol y progesterona, se produce una disminución de las concentraciones de LH y FSH. Si no se produce fecundación del óvulo, las concentraciones de estradiol y progesterona disminuirán progresivamente, tendrá lugar la menstruación y al final de la misma, el ciclo comenzará de nuevo.

Cuando se alcanza la menopausia, la función ovárica comienza a declinar hasta que se detiene por completo. A su vez, las concentraciones de FSH y LH aumentan.

Respecto a los testículos, la LH también estimula las células de Leydig encargadas de producir testosterona. En estos casos, la concentración de LH se mantiene bastante estable una vez alcanzada la pubertad. Unas concentraciones elevadas de testosterona suponen una retroalimentación negativa sobre la hipófisis y el hipotálamo, y con ello se consigue que disminuya la secreción de LH.

Durante la infancia, la concentración de LH aumenta de manera muy breve poco después de nacer, y posteriormente (entre los 6 meses y los 2 años) disminuye hasta alcanzar concentraciones prácticamente indetectables. Alrededor de los 6-8 años de edad, antes de la pubertad y del desarrollo de los caracteres sexuales secundarios, estas concentraciones de LH vuelven a aumentar.

Preguntas Comunes

¿Cómo se utiliza?

La LH o lutropina es una hormona asociada a la reproducción, y a la estimulación de la ovulación (liberación del óvulo) en las mujeres y de la producción de testosterona en los varones. 

La determinación de esta hormona se utiliza junto con otras pruebas (FSH, estrógenos, progesterona y testosterona) para el diagnóstico o evaluación de diversas situaciones:

Además, permite evaluar el ciclo menstrual en diferentes casos:

  • Cuando existen ciclos irregulares y alteraciones menstruales.
  • Cuando se quiere conocer el momento de mayor fertilidad del ciclo menstrual, mediante la determinación de LH en orina a intervalos regulares a lo largo del ciclo. La ovulación se suele producir 1-2 días después de detectar el pico de LH mediante esta prueba.
Prueba de estimulación con GnRH (hormona liberadora de gonadotropinas)

En las personas que presentan signos y síntomas de baja función ovárica o testicular puede medirse la respuesta de la LH después de la administración de GnRH. El hipotálamo produce GnRH, que es una hormona que estimula a la hipófisis para que libere LH y FSH. En esta prueba, se toma una muestra basal antes de administrar una inyección de GnRH. Posteriormente, se obtienen muestras seriadas para medir la concentración de LH. Si la LH no aumenta se podría decir que el paciente tiene un trastorno hipofisario (secundario). Por el contrario, si existe respuesta de la LH lo más probable es que el trastorno sea hipotalámico (terciario). 

En los niños, la determinación de FSH y LH es útil para el diagnóstico de la pubertad precoz o la tardía. Una alteración del desarrollo puberal puede ser señal de la presencia de un problema subyacente, que podría afectar al hipotálamo, la hipófisis, las gónadas (ovarios o testículos) u otros órganos. La determinación de FSH y LH permite diferenciar entre una alteración benigna y una enfermedad. La prueba de estimulación con GnRH permite evaluar la función hipofisaria en los casos de alteraciones puberales: un aumento de LH en suero tras la administración de GnRH haría sospechar una alteración hipofisaria. Puede ser necesario realizar pruebas adicionales para diagnosticar la causa de esta alteración.

¿Cuándo se solicita?

En los adultos, la LH y la FSH se solicitan:

  • Cuando existen dificultades para concebir, ante alteraciones del ciclo menstrual o cuando se sospecha el inicio de la menopausia.
  • Cuando la concentración de testosterona está baja, existe poca masa muscular o disminuye la líbido.
  • Cuando se sospecha algún trastorno hipofisario. Este tipo de trastornos puede repercutir en la producción de muchas otras hormonas, y por lo tanto pueden aparecer signos y síntomas más allá de la infertilidad.

En los niños y adolescentes, la FSH y la LH pueden solicitarse cuando la pubertad no se presenta a la edad adecuada (ya sea precozmente o tardíamente). Los signos de pubertad son:

  • Aumento del tamaño de las mamas o los testículos y el pene.
  • Crecimiento del vello púbico.
  • Inicio de la menstruación.

¿Qué significa el resultado?

La determinación de esta hormona se suele realizar junto con otras pruebas como FSH, estrógenos, progesterona y testosterona.

- En mujeres

La LH y FSH sirven de herramienta para diferenciar entre patologías que afectan directamente al ovario (fallo ovárico primario) o una disfunción ovárica que se deba a trastornos hipofisarios (secundario) o hipotalámicos (terciario).

Se pueden ver los aumentos de LH y FSH en diferentes situaciones:

Alteraciones del desarrollo:

  • Falta de desarrollo de los ovarios al nacer (agenesia ovárica).
  • Alteraciones cromosómicas como el síndrome de Turner.
  • Alteración de la síntesis de las hormonas esteroideas por parte del ovario, como sucede en el déficit de 17-alfa hidroxilasa.

Lesión ovárica debida a:

Patologías de base que afectan a la función ovárica, tales como:

Si se está buscando un embarazo, pueden realizarse determinaciones seriadas de LH para detectar el pico que precede a la ovulación.

Durante la menopausia, la LH aumenta progresivamente a medida que decae la función ovárica.

Las concentraciones bajas de FSH y LH indican un fallo ovárico secundario debido a enfermedad hipofisaria o hipotalámica. Para más información, consultar el artículo sobre Trastornos hipofisarios.

- En varones

Un aumento de LH puede ser indicativo de una patología testicular. Algunas de las posibles causas son:

Alteraciones del desarrollo:

  • Infección vírica (como la parotiditis).
  • Traumatismo.
  • Exposición a radiación.
  • Quimioterapia.
  • Enfermedades autoinmunes.
  • Tumores de células germinales.
  • Falta de desarrollo de los testículos al nacer (agenesia o disgenesia gonadal).
  • Alteraciones cromosómicas como el síndrome de Klinefelter.

Las concentraciones bajas de LH y FSH pueden indicar la presencia de una alteración hipotalámica o hipofisaria. Para más información, consultar el artículo sobre Trastornos hipofisarios.

- En ambos sexos

La respuesta de la LH a la estimulación con GnRH permite diferenciar entre una disfunción secundaria (insuficiencia hipofisaria) y terciaria (insuficiencia hipotalámica). Después de  medir la concentración basal de LH, se administra una inyección de GnRH. Si se produce un aumento de la LH, el resultado es indicativo de que la hipófisis responde a la GnRH y por lo tanto debe sospecharse que exista algún trastorno que afecte al hipotálamo. Si la LH no aumenta después de la administración de GnRH, el resultado es indicativo de que la hipófisis no responde al estímulo, sugiriendo un trastorno hipofisario.

- En la infancia

Unas concentraciones elevadas de LH y FSH que se acompañen de la aparición de caracteres sexuales secundarios a una edad muy temprana deben hacer sospechar una pubertad precoz. Este desarrollo prematuro suele estar relacionado con problemas del sistema nervioso central y puede ser atribuible a distintas causas. Algunas de estas causas incluyen:

Una baja concentración de LH y FSH, en cantidad normal para la edad, pero acompañada de caracteres sexuales secundarios (aparición de vello púbico, acné) puede deberse a que el paciente presente aumentos de la concentración de estrógenos o de testosterona. Podría ser debido a:

Una baja concentración de LH y FSH, en cantidad normal para la edad, acompañada de escasos caracteres sexuales secundarios puede ser una variante normal del inicio de la pubertad.

En la pubertad tardía, la concentración de LH y FSH puede ser elevada, normal o inferior a la esperada para la edad. La prueba de estimulación con GnRH, junto con otras determinaciones, permiten diagnosticar la causa más probable de este retraso de la pubertad. Entre las causas más frecuentes se encuentran:

  • Disfunción ovárica o testicular.
  • Déficit hormonal.
  • Síndrome de Turner.
  • Síndrome de Klinefelter.
  • Infecciones crónicas.
  • Cáncer.
  • Trastornos de la conducta alimentaria como la anorexia nerviosa.

¿Qué pruebas pueden realizarse si existen dificultades para concebir?

Las pruebas básicas en el estudio de la infertilidad incluyen con frecuencia la LH y FSH. También se puede medir la temperatura corporal, que suele aumentar ligeramente durante la ovulación. Otras pruebas para el estudio de la infertilidad incluyen la determinación de otras hormonas, así como una exploración postcoital. Se puede solicitar una histerosalpingografía si se sospecha que las trompas de Falopio pueden estar obstruidas. Es posible también realizar un estudio del semen.

¿Permite la determinación de la LH conocer si se ha producido la ovulación?

A menudo la LH se emplea para predecir la ovulación (se detecta el pico preovulatorio). Sin embargo, la detección del pico no permite confirmar definitivamente que se ha producido la ovulación.

¿Por qué necesita un hombre realizarse pruebas para determinar las hormonas femeninas?

Los hombres también producen LH y FSH y éstas son importantes en la reproducción. La FSH estimula la producción de esperma en los testículos, al igual que estimula la producción de óvulos en los ovarios. Si la testosterona es baja, puede ser útil medir la concentración de LH.

¿Hay algo más que debería saber?

Algunos medicamentos pueden producir un aumento de LH. Algunos de ellos son los anticonvulsivantes, el clomifeno, la naloxona o el ketoconazol. Por otra parte, la concentración de LH puede disminuir en las personas que están en tratamiento con digoxina, anticonceptivos orales o ciertos tratamientos hormonales.

Otro nombre que puede recibir la LH es el de hormona estimuladora de las células intersticiales (ICSH), por el papel que ejerce a nivel de estas células en el varón.

Bibliografía

Este artículo está basado en las fuentes bibliográficas que se citan a continuación, así como en la propia experiencia del Comité de expertos y revisores de Lab Tests Online. Además, este apartado es revisado periódicamente por el Consejo Editorial, con el fin de mantenerlo actualizado.

Los enlaces dirigidos a páginas web pueden no estar disponibles por causas ajenas a nuestra voluntad, por lo que pedimos disculpas y agradeceremos que nos informe de estas anomalías para poder subsanarlas.

(Actualizado el 2 de julio de 2021) Chen, P. Luteinizing hormone (LH) blood test. MedlinePlus Medical Encyclopedia. Disponible online en https://medlineplus.gov/ency/article/003708.htm. Último acceso el 4 de agosto de 2021.

(Actualizado el 4 de noviembre de 2016) Eaton, J. et. al. Luteinizing Hormone Deficiency. Disponible online en https://emedicine.medscape.com/article/255046-overview. Último acceso el 4 de agosto de 2021.

Luteinizing Hormone (LH), Serum. Mayo Clinic Mayo Medical Laboratories. Disponible online en https://www.mayomedicallaboratories.com/test-catalog/Clinical+and+Interpretive/602752. Último acceso el 4 de agosto de 2021.

(Actualizado el 1 de abril de 2020) Jabbour, S. Follicle-Stimulating Hormone Abnormalities. Medscape Endocrinology. Disponible online en https://emedicine.medscape.com/article/118810-overview#showall. Último acceso el 4 de agosto de 2021.

(Actualizado en julio de 2017) Straseski, J. and Young, B. Male Hypogonadism. ARUP Consult. Disponible online en https://arupconsult.com/content/hypogonadism-male?_ga=2.126530189.1479446145.1525530915-171446445.1522145782. Último acceso el 4 de agosto de 2021.

(Actualizado el 3 de abril de 2019) Vogiatzi, M. Hypogonadism. Medscape Pediatrics: General Medicine. Disponible online en https://emedicine.medscape.com/article/922038-overview#showall. Último acceso el 4 de agosto de 2021.

(Actualizado el 28 de septiembre de 2020) Charbek, E. Luteinizing Hormone. Medscape Laboratory Medicine. Disponible online en https://emedicine.medscape.com/article/2089268-overview#showall. Último acceso el 4 de agosto de 2021.

(Actualizado el 30 de noviembre de 2020) Kaplowitz, P. Precocious Puberty. Medscape Reference . Disponible online en http://emedicine.medscape.com/article/924002-overview. Último acceso el 4 de agosto de 2021.

(Actualizado el 14 de octubre de 2019) Bielak, K. and Popat, V. Amenorrhea. Medscape Reference . Disponible online en http://emedicine.medscape.com/article/252928-overview. Último acceso el 4 de agosto de 2021.

 

Pregúntenos

*Importante*: No es posible interpretar los resultados de los análisis clínicos fuera del contexto de la historia clínica del paciente. Rogamos no remita resultados para su interpretación, ya que ésta debe ser realizada exclusivamente por su médico. Si tiene dudas sobre esta prueba, puede completar un formulario y solicitar interpretación más detallada sobre el análisis en cuestión. Su consulta se tratará de manera confidencial y será respondida por un profesional del laboratorio clínico.

Es usted profesional sanitario?