También conocido como
Hg
Nombre sistemático
Mercurio en sangre y en orina
Este artículo fue revisado por última vez el
Este artículo fue modificado por última vez el
17.06.2018.
Aspectos Generales
¿Por qué hacer el análisis

Para detectar una exposición excesiva al mercurio.

 

¿Cuándo hacer el análisis?

Si existen síntomas de intoxicación por mercurio, para evaluar el grado de una exposición conocida, o para monitorizar la exposición ocupacional al mercurio.

 

¿Qué muestra se requiere?

La determinación se realiza a partir de una muestra de sangre venosa y/o una muestra de orina.

 

¿Es necesario algún tipo de preparación previa?

Para esta prueba no se necesita ninguna preparación especial.

Quizás pueda encontrar los resultados de los análisis que se le han realizado en la página web de su laboratorio. Sin embargo, actualmente está en Lab Tests Online. Es posible que haya sido dirigido aquí por el sitio web de su laboratorio para que así pueda conseguir información útil sobre la (s) prueba (s) que se realizó.

Lab Tests Online es un sitio web de educación para el paciente que ofrece información sobre pruebas de laboratorio y que fue galardonado en el año 2009 con el Premio a las Mejores Iniciativas de Servicio al Paciente que convoca la Fundación Farmaindustria en el apartado correspondiente a sociedades científicas y profesionales.

El contenido de esta página ha sido revisado por especialistas del laboratorio. En ella, se proporcionan explicaciones generales de lo que podrían significar los resultados para cada una de las pruebas aquí desarrolladas. Por ejemplo, lo que podría significar obtener un valor alto o bajo en el contexto de su estado de salud.

Para conseguir los resultados de su análisis, deberá dirigirse al sitio web de su laboratorio o comunicarse con su médico.

Los rangos de referencia de las pruebas que se le han realizado los encontrará seguramente en su informe de laboratorio. Normalmente se encuentran a la derecha de los resultados.

Si no dispone del informe de laboratorio y desea obtener un rango de referencia, consulte a su médico o al laboratorio que realizó los análisis. Los resultados de las pruebas de laboratorio no tienen sentido por sí mismos. Toman significado cuando se comparan con los rangos de referencia. Los rangos de referencia son los valores esperados para una persona sana. A veces se les llama también valores "normales". Al comparar el resultado de una prueba con los valores de referencia, se puede ver si el resultado se encuentra fuera del rango de valores esperados. Los valores que están fuera de los rangos esperados pueden proporcionar pistas para ayudar a identificar posibles enfermedades o trastornos. Si bien la precisión de las pruebas de laboratorio ha evolucionado significativamente en las últimas décadas, puede existir cierta variabilidad entre laboratorios debido a las diferencias en los reactivos químicos empleados, las técnicas de medida y los analizadores o instrumentos que se utilizan. Esta es la razón por la que se proporcionan tan pocos rangos de referencia en esta página web. Es importante saber que, para evaluar si los resultados están "dentro de los límites normales", se debe aplicar el rango de referencia proporcionado por el laboratorio que realizó el análisis. Si desea obtener más información, refiérase al artículo Intervalos de referencia y su significado.

¿Qué es lo que se analiza?

El mercurio es un elemento que está presente en tres formas:

  • Mercurio metálico o elemental (líquido o gaseoso), se utiliza a menudo en los empastes dentales, en algunos termómetros y en pilas.
  • El mercurio se puede combinar con otros elementos, como el oxígeno o el sulfuro para formar un compuesto inorgánico (sales de mercurio). En esta forma, aparece en forma de polvo o cristal y en algunas ocasiones se utiliza en preparaciones tópicas, como cremas decolorantes o antisépticas.
  • Cuando el mercurio se combina con el carbón puede formar una gran variedad de compuestos orgánicos, siendo el más frecuente el metilmercurio. Esta forma la producen bacterias que se encuentran en el suelo y en el agua. Generalmente se encuentran concentraciones elevadas en peces depredadores de gran tamaño y edad, como el tiburón y la caballa.

Esta prueba mide la cantidad de mercurio presente en la sangre, en la orina e incluso, aunque más raramente, en el cabello, para detectar una exposición excesiva, sea aguda o crónica, al mercurio.

El mercurio se encuentra de forma natural en pequeñas cantidades en el medio ambiente, procedente de los minerales de las rocas y del suelo, también del uso de combustibles fósiles e incineración de basura. Puede ser inhalado a través del aire que respiramos, absorbido a través de la piel e ingerido con la comida. La ínfima cantidad a la que está expuesta la mayoría de la población no suele causar problemas de salud. Sin embargo, las personas que están expuestas a concentraciones peligrosas de mercurio (en los sitios de residuos peligrosos) o aquellas expuestas de manera crónica al mercurio durante largos períodos de tiempo (como las personas que trabajan con metales pesados) pueden presentar síntomas y complicaciones relacionados con el mercurio.

La exposición a cantidades excesivas de mercurio puede resultar tóxica. La cantidad de mercurio absorbida por un individuo y sus efectos sobre la salud depende del tipo de mercurio, de su concentración y del tiempo de exposición. De acuerdo con la Agency  for Toxic Substances and Disease Registry (ATSDR), una cantidad muy pequeña del mercurio metálico (menos del 0.01%) es absorbido por el organismo, incluso en caso de ser ingerido. Sin embargo, si el mismo tipo de mercurio se inhala en forma de gas, aproximadamente un 80% se absorbe hacia el torrente sanguíneo.

Cerca de un 95% de metilmercurio (el tipo de mercurio presente en pescados y mariscos) se absorbe por el tracto gastrointestinal. La principal fuente de exposición al metilmercurio en humanos es aquella resultante de la ingesta de pescados y marisco contaminados. Los peces que proceden de aguas contaminadas o aquellos de gran tamaño, peces depredadores de peces más pequeños, pueden contener cantidades significativamente elevadas de metilmercurio. Por este motivo, se recomienda conocer la procedencia del pescado que se consuma y limitar la ingesta de peces depredadores.

Una vez absorbido, el mercurio se deposita en diferentes órganos, incluyendo los riñones y el cerebro. El organismo lo elimina lentamente a través de la orina o las heces, pero si se acumula una cantidad excesiva puede lesionar permanentemente los riñones, el sistema nervioso y el cerebro.

Si una mujer embarazada tiene niveles altos de mercurio, éste puede pasar hacia el feto, repercutiendo sobre su desarrollo; afectará especialmente al cerebro, a los riñones y a los nervios. También durante la lactancia materna, el mercurio puede pasar de la madre al bebé.

¿Cómo se obtiene la muestra para el análisis?
Extracción de la muestra por punción de una vena del antebrazo o mediante una muestra aleatoria de orina o una orina de 24 horas. En algunas ocasiones puede pedirse otro tipo de muestra, como cabellos, uñas o leche materna.

¿Se requiere alguna preparación previa para asegurar la calidad de la muestra?
Para esta prueba no se necesita ninguna preparación especial. Consulte al laboratorio sobre la forma de recoger la orina para evitar contaminaciones.

NOTA: En el apartado, El laboratorio por dentro, encontrará información sobre la recogida y procesamiento de las muestras de sangre y los cultivos de esputo.

Accordion Title
Preguntas Comunes
  • ¿Cómo se utiliza?

    Esta prueba se solicita para detectar la presencia de cantidades excesivas de mercurio. El médico la puede solicitar para saber si se ha estado expuesto de forma aguda o crónica a niveles elevados de mercurio. También se puede solicitar para monitorizar aquellos individuos expuestos al mercurio en su lugar de trabajo.

    Se pueden recoger distintos tipos de muestra para el análisis:

    • La sangre se analiza principalmente para detectar la presencia de metilmercurio. También se pueden detectar otras formas de mercurio (metálico e inorgánico), pero la cantidad presente disminuye a la mitad cada tres días, a medida que el mercurio se va movilizando hacia otros órganos, como el cerebro y los riñones. Por este motivo, el análisis de sangre debe realizarse pocos días después de una posible exposición.
    • La orina se utiliza para detectar el mercurio metálico y las formas inorgánicas de mercurio, pero no el metilmercurio.
    • El análisis del cabello permite detectar una exposición al metilmercurio ocurrida varios meses atrás. Sin embargo, esta prueba es compleja y generalmente no se utiliza.
    • Aunque no se pide de forma rutinaria, también se puede detectar mercurio en las uñas, la leche materna, las heces y el aliento.
  • ¿Cuándo su solicita?

    Se solicita cuando un individuo tiene síntomas sugerentes de exposición excesiva al mercurio. Entre los síntomas agudos se incluyen:

    • Sensación de quemazón en la boca y los pulmones
    • Tos, dificultad al respirar y sensación de opresión en el pecho
    • Disminución de la diuresis (se orina menos)
    • Náuseas, vómitos, diarrea
    • Aumento de la frecuencia cardíaca

    Los individuos que han estado expuestas al mercurio de manera crónica pueden tener síntomas inespecíficos, que afectan a los riñones, los pulmones y sistema nervioso. Algunos de los síntomas crónicos incluyen:

    • Problemas relacionados con la audición, el gusto y el olfato
    • Visión borrosa o visión "en túnel"
    • Hormigueo o temblores en brazos o piernas
    • Dificultad para andar
    • Irritabilidad

    La prueba del mercurio también puede realizarse en individuos que han estado expuestos al mercurio, con el objetivo de conocer la intensidad de la exposición. Asimismo, se puede solicitar su análisis de forma periódica en personas que trabajan en industrias que usan mercurio y, puede solicitarse junto con el análisis de plomo y de otros metales pesados, en individuos que trabajan con materiales peligrosos.

  • ¿Qué significa el resultado?

    En condiciones normales, las concentraciones de mercurio en sangre y orina son muy bajas; por lo tanto, un resultado con concentraciones de mercurio bajas indica que el individuo no ha estado expuesto a cantidades excesivas de mercurio, como mínimo, durante la ventana de tiempo que el análisis permite evaluar.

    Niveles aumentados de mercurio en sangre o en orina indican que ha existido una exposición excesiva a mercurio. Sin embargo, no indican el tipo de exposición ni la intensidad de la misma. Niveles elevados de mercurio en sangre sugieren una exposición reciente, mientras que la orina de 24 horas proporciona información sobre una exposición a mercurio metálico o inorgánico durante un período más largo.

    Concentraciones elevadas de mercurio en una muestra de cabello pueden indicar una exposición excesiva a metilmercurio. Sin embargo, este tipo de muestra raramente se analiza debido a las dificultades asociadas a su estandarización, a la posible contaminación de la muestra y al hecho de que existen distintos factores que pueden afectar a los resultados (tintes, blanqueantes, champú, etc.).

  • ¿Hay algo más que debería saber?

    Recientemente se han desarrollado medidas para reducir y controlar la exposición pública al mercurio. La introducción de una normativa estricta y la formulación de recomendaciones han permitido reducir la cantidad de mercurio en el aire, el agua, el suelo, la comida y en el lugar de trabajo.

    El hecho de que puedan existir cantidades elevadas de mercurio en ciertos pescados puede afectar al desarrollo del sistema nervioso en fetos y niños. La Food and Drug Administration (FDA) recomienda que las mujeres embarazadas, o las que desean quedarse embarazadas, los niños y las madres que amamantan a sus hijos, intenten no comer tiburón, pez espada, caballa gigante ni blanquillo. En esta población se recomienda la ingesta de pescado que generalmente contiene concentraciones bajas de mercurio, como atún en conserva, gambas o salmón.

  • ¿Qué es el Timerosal?

    El Timerosal es un compuesto de mercurio orgánico utilizado en pequeñas concentraciones como conservante en algunas vacunas. Aunque se considera que es seguro, cada vez se usa menos con esta finalidad.

  • ¿Pueden contener mercurio los empastes dentales?

    Sí. Las amalgamas dentales (material que se usa para tratar las caries) contienen un 50% de mercurio metálico. Algunas personas piensan que la mínima cantidad de vapor de mercurio que se libera durante la masticación puede afectar a su salud, pero diversas organizaciones internacionales han corroborado que las amalgamas dentales son seguras. Algunos países han restringido su uso como precaución.

  • ¿Qué tipo de pescado contiene altas concentraciones de mercurio?

    Los peces depredadores, aquellos que se alimentan de otros peces, contienen altos niveles de mercurio. Algunos de estos peces son el tiburón, el pez espada, el blanquillo, y la caballa gigante. Entre los peces y los crustáceos con bajos niveles de mercurio se incluyen el camarón, el atún de lata, el abadejo, el salmón y el siluro.

Bibliografía

Este artículo está basado en las fuentes bibliográficas que se citan a continuación, así como en la propia experiencia del Comité de expertos y revisores de Lab Tests Online. Además, este apartado es revisado periódicamente por el Consejo Editorial, con el fin de mantenerlo actualizado.


Los enlaces dirigidos a páginas web pueden no estar disponibles por causas ajenas a nuestra voluntad, por lo que pedimos disculpas y agradeceremos que nos informe de estas anomalías para poder subsanarlas.

 

Department of Health and Human Services, The Center for the Evaluation of Risks to Human Reproduction. Mercury. http://webcache.googleusercontent.com/search?q=cache:http://cerhr.niehs.nih.gov/common/mercury.html.


Agency for Toxic Substances and Disease Registry. Public Health Statement for Mercury. http://www.atsdr.cdc.gov/phs/phs.asp?id=112&tid=24.


Agency for Toxic Substance and Disease Registry. Evaluating for Mercury Exposure: Information for Health Care Providers. PDF available for download at http://www.atsdr.cdc.gov/mercury/docs/Physician_Hg_Flier.pdf.


Olsen D. Mercury. Medscape article. http://emedicine.medscape.com/article/1175560-overview.


Diner B. Mercury Toxicity in Emergency Medicine. eMedicine article. http://emedicine.medscape.com/article/1175560-overview.


Tan D. Pediatric Mercury Toxicity. eMedicine article. http://emedicine.medscape.com/article/1009691-overview.


MedlinePlus Medical Encyclopedia. Mercury. http://www.nlm.nih.gov/medlineplus/ency/article/002476.htm.


Tietz Textbook of Clinical Chemistry and Molecular Diagnostics. Burtis CA, Ashwood ER, Bruns DE, eds. St. Louis: Elsevier Saunders; 2006, Pp1381-1382.


National Institute of Allergy and Infectious Diseases. Vaccines, Thimerosal in vaccines. http://www.niaid.nih.gov/topics/vaccines/research/Pages/vaccines.aspx.


Thomas, Clayton L., Editor (1997). Taber's Cyclopedic Medical Dictionary. F.A. Davis Company, Philadelphia, PA [18th Edition].


Pagana, Kathleen D. & Pagana, Timothy J. (2001). Mosby's Diagnostic and Laboratory Test Reference 5th Edition: Mosby, Inc., Saint Louis, MO.


Public Health Statement for Mercury. Agency for Toxic Substances and Disease Registry (ATSDR) http://www.atsdr.cdc.gov/toxprofiles/phs46.html.


Severson, T. Mercury. MedlinePlus Health Information, Medical Encyclopedia. http://www.nlm.nih.gov/medlineplus/ency/article/002476.htm.


Severson, T. Mercuric chloride. MedlinePlus Health Information, Medical Encyclopedia. http://www.nlm.nih.gov/medlineplus/ency/article/002474.htm.


Mercury. ARUP's Guide to Clinical Laboratory Testing. http://ltd.aruplab.com/Tests/Pub/0099305.


Baratz, R. Dubious Mercury Testing. Quackwatch. http://www.quackwatch.org/01QuackeryRelatedTopics/Tests/mercurytests.html

 

Wellbery, C. Can Vaccines Containing Thimerosal Cause Autism? American Family Physician, Tips from Other Journals [from Hviid A, et al. Association between thimerosal-containing vaccine and autism. JAMA October 1, 2003;290:1763-6.] http://connection.ebscohost.com/c/articles/12928967/can-vaccines-containing-thimerosal-cause-autism.


Cain, A. Mercury: A Brief for the Binational Strategy Implementation Workgroup, Frequently Asked Questions about Mercury Fever Thermometers. Great Lakes Binational Strategy Implementation Workshop.


NIAID Research on Thimerosal. NIAID Fact Sheet. http://www.niaid.nih.gov/factsheets/thimerosal.htm.


Consumer Update: Dental Amalgams. U.S. FDA, CDRH Consumer Information.


Sushi lovers cautioned over mercury levels in tuna. MedlinePlus from Reuters Health Information.


Preidt, R. Antiques Can Pose a Mercury Danger Today. MedlinePlus from HealthDay.

 

Mercury, Health Effects. Environmental Protection Agency. http://www.epa.gov/mercury/effects.htm.


Perez, E. Mercury. MedlinePlus Medical Encyclopedia. http://www.nlm.nih.gov/medlineplus/ency/article/002476.htm.


Perez, E. Methylmercury poisoning. MedlinePlus Medical Encyclopedia. http://www.nlm.nih.gov/medlineplus/ency/article/001651.htm.


Xue, F. et. al. Maternal Fish Consumption, Mercury Levels, and Risk of Preterm Delivery. Medscape from Environ Health Perspect. 2007;115(1):42-47. http://www.medscape.com/viewarticle/553133.


Clarke, W. and Dufour, D. R., Editors (2006). Contemporary Practice in Clinical Chemistry. AACC Press, Washington, DC. Pg 474.


Wu, A. (2006). Tietz Clinical Guide to Laboratory Tests, Fourth Edition. Saunders Elsevier, St. Louis, Missouri. Pp 722-724.


Tietz Textbook of Clinical Chemistry and Molecular Diagnostics Burtis CA, Ashwood ER, Bruns DE, eds. 4th edition, St. Louis: Elsevier Saunders; 2006.


Pagana, Kathleen D. & Pagana, Timothy J. (© 2007). Mosby's Diagnostic and Laboratory Test Reference, 8th Edition: Mosby, Inc., Saint Louis, MO.


Henry's Clinical Diagnosis and Management by Laboratory Methods. 21st ed. McPherson RA, Pincus MR, eds. Saunders Elsevier: 2007.


LaDuo, J. Occupational and Environmental Medicine, 2nd ed, 1997 Pp. 421-423.

Pregúntenos

*Importante*: No es posible interpretar los resultados de los análisis clínicos fuera del contexto de la historia clínica del paciente. Rogamos no remita resultados para su interpretación, ya que ésta debe ser realizada exclusivamente por su médico. Si tiene dudas sobre esta prueba, puede completar un formulario y solicitar interpretación más detallada sobre el análisis en cuestión. Su consulta se tratará de manera confidencial y será respondida por un profesional del laboratorio clínico.

Es usted profesional sanitario?
Dirección de correo electrónico