Este artículo fue modificado por última vez el 13.08.2019.

Depósitos sólidos que se forman dentro de la vesícula biliar y pueden ser de varios tamaños (del orden de milimétros hasta incluso de varios centímetros). La mayoría se forman por acúmulos de colesterol aunque también los hay que se forman por bilirrubina.