Este artículo fue modificado por última vez el
14.08.2017.

1. Zona sobreelevada en la piel o las mucosas; 2. Depósito en las paredes internas de las arterias, en la aterosclerosis; 3. Depósito de saliva y bacterias en los dientes que facilita la aparición de caries.