También conocido como
Ataque de corazón, IAM, infarto de miocardio, SCA
Este artículo fue revisado por última vez el
Este artículo fue modificado por última vez el
19.04.2018.
¿Qué son los ataques al corazón y el síndrome coronario agudo?

Un infarto agudo de miocardio (IAM) está causado por un bloqueo de las arterias del corazón que impide totalmente el aporte de sangre a alguna zona del corazón. Si no se trata inmediatamente, dicho bloqueo puede lesionar o destruir el tejido cardíaco y provocar la muerte. El síndrome coronario agudo (SCA) consiste en un conjunto de signos y síntomas asociados a un aporte insuficiente de sangre al corazón. Un infarto agudo de miocardio difiere de otras formas de SCA por el hecho de que en el primero la dismunución del flujo sanguíneo es persistente, y por este motivo ocasiona la muerte de las células musculares cardíacas. Cuando una persona acude a un servicio de urgencias, es importante realizar una serie de pruebas para saber si los signos y síntomas que presenta se deben a un infarto de miocardio o son atribuibles a otras causas.

El corazón es un músculo que bombea sangre a todo el organismo a través de un sistema de venas y arterias. La sangre circula desde los pulmones -donde recoge oxígeno- a través de la vena pulmonar, hacia el corazón y se bombea para que llegue a todo el organismo, repartiendo oxígeno a los tejidos. La sangre vuelve al corazón a través de las venas y se bombea de nuevo hacia los pulmones. Para realizar todas estas tareas, el corazón necesita grandes cantidades de oxígeno que le llegan a través de la sangre.

El bloqueo persistente que provoca posteriormente un infarto de miocardio suele ser debido a un coágulo sanguíneo que se aloja en la arteria. Esto suele suceder en arterias cuya luz se ha estrechado debido a un engrosamiento de la pared. Este engrosamiento suele deberse a la formación progresiva de unas placas en un proceso conocido como aterosclerosis. Un bloqueo agudo del aporte sanguíneo puede causar la muerte de las células musculares cardíacas (infarto) si persiste durante más de una hora, dejando una cicatriz fibrosa en el área del corazón afectada.

Accordion Title
Acerca de Síndrome coronario agudo
  • Pruebas

    Cuando una persona acude a un servicio de urgencias con signos y síntomas de síndrome coronario agudo (SCA) no se sabe con certeza si está sufriendo un infarto agudo de miocardio o una angina inestable, o si por el contrario el dolor torácico se debe a otra causa. El médico dispone de una serie de pruebas que son útiles en la evaluación de este tipo de paciente.

    Pruebas de laboratorio

    Para conocer con certeza si se ha producido un infarto de miocardio o un SCA suele ser necesario determinar ciertas pruebas en sangre, que además permitirán distinguir entre un IAM y un SCA. Los marcadores cardíacos son unas proteínas que se liberan a la circulación cuando las células musculares cardíacas se lesionan.

    • Troponina - es el marcador más cardioespecífico de todos ellos y la prueba más frecuentemente solicitada. Aumenta a las pocas horas de haberse producido la lesión cardíaca y permanece aumentada durante unas dos semanas. Se pueden solicitar varias determinaciones de troponinas durante un período de tiempo determinado. Aumentos y/o disminuciones ayudan a establecer el diagnóstico de IAM
    • CK-MB - es una isoforma de la enzima creatina quinasa que se encuentra principalmente en el músculo cardíaco y aumenta cuando se produce una lesión en las células musculares cardíacas

    Otras pruebas de laboratorio que pueden realizarse son:

    • Mioglobina - una proteína liberada hacia la sangre cuando se producen lesiones del músculo cardíaco u otros músculos esqueléticos; actualmente su uso es menor
    • BNP o NT-proBNP - liberado por el organismo como una respuesta natural a una insuficiencia cardíaca; niveles aumentados, a pesar de no ser diagnósticos de un IAM, indican un mayor riesgo de complicaciones cardíacas en personas con un SCA

    Normalmente, en el servicio de urgencias, se solicitan una o varias de estas pruebas si una persona acude con signos y síntomas de SCA; en las horas subsiguientes, suelen solicitarse nuevamente para valorar si se han producido cambios de su concentración. Si estos marcadores cardíacos son normales, difícilmente el dolor torácico y el resto de signos y síntomas serán atribuibles a una lesión del músculo cardíaco, sino que con mayor probabilidad se corresponderán con una angina estable.

    También se solicitan otras pruebas para evaluar el estado general de los órganos del paciene. Entre ellas se incluyen:

    • distintas pruebas para evaluar el estado de la función renal, hepática, el equilibrio electrolítico, los niveles de glucosa y de proteínas en sangre
    • un hemograma

    Otras pruebas ajenas al laboratorio

    Se dispone de otras pruebas que permiten evaluar el dolor torácico y el resto de sintomatología del paciente, como:

    • Historia clínica, que incluye evaluación de factores de riesgo como edad, enfermedad coronaria, diabetes y hábito tabáquico
    • Exploración física
    • Electrocardiograma (ECG) - prueba que estudia el ritmo y la actividad eléctrica del corazón; puede establecerse el diagnóstico de un IAM por la observación de ciertos cambios en el trazado del ECG y por los resultados de pruebas en sangre. El ECG se realiza a los pocos minutos de haber acudido a un servicio de urgencias, y permite detectar cambios que demuestran que se ha producido un IAM. A menudo el ECG sólo presenta cambios inespecíficos y sólo confirma que el corazón no recibe un aporte de sangre suficiente
    • Monitorización contínua con ECG - se coloca un monitor a la persona para conocer contínuamente su ritmo cardíaco

    En función de los resultados de las pruebas anteriores, pueden ser necesarias otras pruebas:

    • Prueba de esfuerzo
    • Radiografía de tórax
    • Estudios con radionucleidos - se inyecta un compuesto radioativo en la sangre para poder evaluar el flujo sanguíneo y la existencia o no de estrechamientos arteriales en el corazón
    • Ecocardiografía - estudio del corazón por ultrasonidos
    • Cateterización cardíaca - se introduce un tubo flexible a través de una arteria de la pierna que se dirige hacia las arterias coronarias para evaluar el flujo y la presión sanguínea cardíacos, así como el estado de las arterias del corazón
    • Angiografía coronaria - se realizan unas proyecciones radiográficas después de haber administrado un contraste radioopaco para visualizar el estado de las arterias coronarias; este procedimiento se realiza en el curso de un cateterismo cardíaco

    Si desea más información acerca de estas pruebas, acceda a este enlace.

  • Signos y síntomas

    Tanto en un infarto agudo de miocardio como en otras formas de síndrome coronario agudo, el individuo presenta típicamente un dolor torácico de inicio súbito, a menudo irradiado hacia la mandíbula, brazo u hombro, que no disminuye en reposo. Personas con episodios de dolor torácico debidos a aportes inadecuados de sangre por la existencia de unas arterias estrechadas (angina inestable) tienden a presentar síntomas que pueden ser más severos o más duraderos de los que experimentaban al inicio del desarrollo de los epidodios de dolor torácico asociado al ejercicio (angina estable), también podrían observarse los estos síntomas y signos a un primer episodio de dolor torácico. Las personas con infarto agudo de miocardio o con síndrome coronario agudo pueden presentar síntomas como:

    • dolor torácico
    • pulso rápido
    • náuseas y vómitos
    • sudoración
    • dificultad a la respiración que puede ser de inicio súbito
    • alteraciones de la presión arterial

    En algunas ocasiones, estos síntomas y signos pueden aparecer sin dolor toráico (especialmente en individuos mayores y en diabéticos). En mujeres, los signos y síntomas suelen ser menos llamativos que en los varones por lo que puede ser más difícil establecer el diagnóstico.

    Si desea más información acerca de los signos y síntomas de alarma y acerca de las diferencias entre varones y mujeres, acceda a los enlaces listados bajo el epígrafe Bibliografía. Si se presenta alguno de estos signos y/o síntomas debe llamarse a un teléfono de urgencias médicas. Si el tratamiento no se instaura de manera inmediata, las lesiones sobre el músculo cardíaco serán irreversibles.

  • Tratamiento

    El infarto agudo de miocardio y los síndromes coronarios agudos deben tratarse inmediatamente para minimizar las lesiones cardíacas y corregir los bloqueos a la circulación de la sangre. Es posible que se deba recurrir tanto a fármacos como a procedimientos quirúrgicos. Además, debe administrarse un tratamiento que alivie los síntomas agudos asociados que presenta el individuo. Una vez resuelto el episodio inicial, deben instaurarse otros tratamientos que incluyen cambios en el estilo de vida para disminuir el riesgo de recurrencias.

    Como en todas las enfermedades cardiacas, el control de la tensión arterial es una prioridad máxima (debe disminuirse la hipertensión). El tratamiento farmacológico puede incluir la digoxina, que ayuda al corazón a contraerse y antiarrítmicos como la procainamida que ayuda a sincronizar las contracciones. También suelen prescribirse otras medicaciones, como betabloqueantes, inhibidores del ECA (enzima convertidor de la angiotensina), anticoagulantes, antiagregantes plaquetarios y fármacos trombolíticos (para disolver coágulos). En los casos de angina inestable, la primera opción terapéutica consiste en aspirina a bajas dosis, siendo a veces necesarias otras intervenciones como angioplastias o by-pass coronarios. El médico también puede prescribir dieta y ejercicio físico. Si desea más información, acceda a este enlace.

Bibliografía

Este artículo está basado en las fuentes bibliográficas que se citan a continuación, así como en la propia experiencia del Comité de expertos y revisores de Lab Tests Online. Además, este apartado es revisado periódicamente por el Consejo Editorial, con el fin de mantenerlo actualizado.

Los enlaces dirigidos a páginas web pueden no estar disponibles por causas ajenas a nuestra voluntad, por lo que pedimos disculpas y agradeceremos que nos informe de estas anomalías para poder subsanarlas.

Thomas, Clayton L., Editor (1997). Taber's Cyclopedic Medical Dictionary. F.A. Davis Company, Philadelphia, PA [18th Edition].

Pagana, Kathleen D. & Pagana, Timothy J. (2001). Mosby's Diagnostic and Laboratory Test Reference 5th Edition: Mosby, Inc., Saint Louis, MO.

Zafari, A. et. al (2012). Myocardial Infarction. Medscape Reference http://emedicine.medscape.com/article/155919-overview

Acute Coronary Syndrome. American Heart Association. http://www.heart.org/HEARTORG/Conditions/HeartAttack/AboutHeartAttacks/Acute-Coronary-Syndrome_UCM_428752_Article.jsp

What is a Heart Attack? National Heart Lung and Blood Institute. http://www.nhlbi.nih.gov/health/health-topics/topics/heartattack/

Burke, A. Pathology of Acute Myocardial Infarction. Medscape Reference. http://emedicine.medscape.com/article/1960472-overview

Grenache, D. et. al. Ischemic Heart Disease – IHD. ARUP Consult. http://www.arupconsult.com/Topics/IHD.html

Mayo Clinic Staff. Heart attack. MayoClinic.com.  http://www.mayoclinic.com/print/heart-attack/DS00094/DSECTION=all&METHOD=print

American Heart Association: Heart Attack https://www.heart.org/HEARTORG/Conditions/HeartAttack/Heart-Attack_UCM_001092_SubHomePage.jsp

Achar, SA et al. Diagnosis of Acute Coronary Syndrome. American Family Physician. July 1, 2005. http://www.aafp.org/afp/20050701/119.html