También conocido como
proteínas en orina; albuminuria
Este artículo fue revisado por última vez el
Este artículo fue modificado por última vez el
24.02.2018.
¿En qué consiste?

La proteinuria es un trastorno caracterizado por la presencia de una cantidad de proteínas en orina superior a la normal. Generalmente se asocia con la presencia de alguna otra enfermedad o anomalía, pero en ocasiones puede observarse en individuos sanos.

El plasma, la porción líquida de la sangre, contiene diferentes tipos de proteínas. Una de las funciones de los riñones es la de mantener las proteínas en el plasma, evitando que se eliminen, junto con los productos de desecho, durante la producción de orina. Existen dos mecanismos principales que impiden el paso de proteínas a la orina:

  1. Los glomérulos proporcionan una barrera que mantiene la mayoría de las proteínas plasmáticas de tamaño más grande en el interior de los vasos sanguíneos
  2. Las proteínas de pequeño tamaño se reabsorben casi en su totalidad por los túbulos

La proteinuria generalmente ocurre cuando existe un daño a nivel de los glomérulos o túbulos. La inflamación y/o cicatrización de los glomérulos pueden permitir que cantidades importantes de proteínas, y en ocasiones de hematíes, se filtren en la orina. Por otra parte, un daño en los túbulos puede evitar que las proteínas sean reabsorbidas. También se puede presentar proteinuria cuando existe una cantidad muy elevada de proteínas de pequeño tamaño en sangre, y los túbulos son incapaces de reabsorberlas todas.

En individuos sanos, la proteinuria puede ser temporal o persistente. Puede estar asociada a estrés, ejercicio, fiebre, tratamientos con ácido acetilsalicílico (aspirina), y exposición al frío. Algunas personas liberan mayor cantidad de proteínas en orina cuando están de pie que cuando están acostadas (proteinuria ortostática), aunque es muy poco frecuente a partir de los 30 años. Sin embargo, concentraciones detectables de proteínas en orina generalmente indican la presencia de una enfermedad o condición subyacente que requiere su estudio para poder llegar a determinar la causa de la proteinuria.

La causa más común de proteinuria es el daño renal como consecuencia de:

  • Diabetes – la proteinuria es uno de los primeros signos de deterioro de la función renal en personas con diabetes de tipo 1 y 2
  • Hipertensión – la presencia de proteinuria en una persona con la presión arterial alta también es el primer signo de deterioro de la función renal

Otras causas de daño renal que pueden causar proteinuria son:

  • Enfermedades autoinmunes (por ejemplo, lupus, nefropatía por IgA, Síndrome de Goodpasture)
  • Infecciones
  • Exposición a tóxicos
  • Traumatismos
  • Cáncer renal
  • Insuficiencia cardíaca congestiva

Otras condiciones que pueden causar proteinuria incluyen:

  • Destrucción de hematíes y liberación de la hemoglobina hacia la sangre (hemólisis intravascular)
  • Preeclampsia – durante el embarazo se evalúa la presencia de proteínas en orina, puesto que su presencia está asociada a preeclampsia (también conocida como toxemia del embarazo). La preeclampsia es un trastorno específico del embarazo que se caracteriza por un aumento de la presión arterial y la presencia de cantidades importantes de proteínas en orina. Los síntomas que se presentan pueden incluir edema (hinchazón), náuseas y dolores de cabeza. En raras ocasiones se producen síntomas graves como convulsiones. La preeclampsia puede resultar peligrosa tanto para la madre como para el bebé.
  • Mieloma múltiple (cáncer de las células plasmáticas) – puede presentarse proteinuria como consecuencia de un exceso de proteínas en sangre, que pasan hacia la orina (proteína de Bence-Jones). Las proteínas de Bence-Jones se componen de una cadena ligera de inmunoglobulina anormal (kappa o lambda) producida por las células plasmáticas monoclonales. Todas las inmunoglobulinas están formadas por cuatro cadenas de proteínas, dos cadenas ligeras y dos cadenas pesadas. Las proteínas de Bence-Jones están formadas únicamente por cadenas ligeras, y su presencia en orina, junto con la presencia de otros síntomas, es generalmente diagnóstica de Mieloma múltiple.
Accordion Title
Acerca de Proteinuria
  • Signos y síntomas

    Las pruebas de laboratorio constituyen la única forma segura de verificar la presencia de proteínas en orina. Diferentes organizaciones sanitarias recomiendan realizar las pruebas de detección de proteínas en orina en las personas en riesgo de enfermedad renal crónica. Generalmente, y especialmente en los casos leves, no se presentan síntomas asociados a la proteinuria. La presencia de cantidades muy importantes de proteínas en orina puede provocar que la orina tenga un aspecto espumoso. Una pérdida significativa de proteínas puede afectar la capacidad de regulación de los fluidos del organismo, pudiendo causar hinchazón de las manos, pies, abdomen y cara (edema). Cuando se presentan síntomas, generalmente se asocian con la enfermedad subyacente responsable de la proteinuria.

  • Pruebas relacionadas

    Entre los objetivos de las pruebas de detección de proteínas en orina se incluye el cribado de las personas que presentan un riesgo a presentar proteinuria, la detección de la enfermedad, determinar su causa subyacente, evaluar el tipo y cantidad de proteína presente, y realizar una evaluación de la función renal. Si se detecta proteinuria, se realizara una monitorización para observar su evolución. Para evaluar la proteinuria, se realizarán exámenes en sangre y en orina.

    Pruebas de laboratorio

    El cribado de la eliminación  de proteínas en orina puede realizarse como parte de una revisión de salud o como parte de un estudio en una persona que presenta una condición que puede causar proteinuria. Algunas de las pruebas de cribado incluyen:

    • Proteínas en orina – detecta la presencia de cualquier tipo de proteína que puede presentarse en orina. Puede realizarse de forma aislada en una muestra de orina aleatoria o como parte de un urianálisis.
    • Urianálisis – consiste en el estudio, en una muestra de orina, de las diferentes sustancias que pueden estar presentes en orina, incluyendo las proteínas. Esta prueba puede realizarse durante un examen de salud general.
    • Albúmina en orina (microalbuminuria) – es una prueba muy sensible que se utiliza para monitorizar la presencia de pequeñas cantidades de albúmina en orina, la principal proteína en sangre, en personas con diabetes. Con el tiempo, la diabetes puede afectar la función renal, por lo que esta prueba es un indicador temprano de daño renal. La American Diabetes Association recomienda realizar un cribado anual de microalbuminuria (pequeñas cantidades de albúmina en orina) en aquellas personas diagnosticadas de diabetes tipo 2; en las diagnosticadas de diabetes tipo 1, recomiendan realizarlo a los 5 años del diagnóstico, y a continuación, de forma anual.

    Un resultado positivo en una prueba de cribado puede requerir la realización de otras pruebas para determinar la cantidad y el tipo de proteína presente en orina:

    • Albúmina en orina de 24 horas – mide la cantidad de albúmina presente en orina durante este período de tiempo. Esta prueba puede ofrecer una mejor evaluación del grado de daño renal.
    • Cociente albúmina/ creatinina en orina – como alternativa a la recogida de orina durante 24 horas, se puede utilizar una muestra de orina al azar. En este caso, también se mide la creatinina. La creatinina es un producto de desecho que se libera a través de la orina a un ritmo constante. Si se miden simultáneamente la creatinina y la albúmina en una muestra aleatoria de orina, se puede calcular el cociente albúmina/creatinina. Este cálculo establece una corrección en función de la cantidad de creatinina en una muestra aleatoria, lo que refleja con mayor precisión la cantidad de albúmina excretada en orina.
    • Proteínas en orina de 24 horas – mide la cantidad de proteínas presentes en orina durante este período de tiempo; representa una evaluación más precisa del grado de proteinuria que la medida en una muestra de orina al azar.
    • Cociente proteína/ creatinina en orina – se miden simultáneamente las proteínas y la creatinina en una muestra aleatoria de orina, y se corrige la cantidad de creatinina de forma similar al cociente albúmina/ creatinina.
    • Electroforesis de proteínas en orina – esta prueba se utiliza para determinar los diferentes tipos de proteínas presentes en orina y sus concentraciones relativas. Cuando se sospecha un mieloma múltiple, puede ser necesario utilizar una prueba específica para detectar la presencia de proteínas de Bence-Jones.
    • Cuando la electroforesis de proteínas en orina muestra una anomalía, puede ser necesario realizar una inmunofijación para identificar bandas anómalas observadas en la electroforesis de proteínas, además de determinar las cadenas ligeras libres de inmunoglobulinas por algún método inmunoquímico.

    Además de las pruebas en orina, existen otras pruebas que pueden utilizarse para evaluar la función renal y/o la naturaleza de las proteínas presentes en orina. Estas pruebas pueden realizarse simultáneamente a la detección de proteínas en orina, o durante el seguimiento. Entre estas pruebas se incluye:

    • Urea y creatinina – su análisis en sangre se realiza como parte del estudio de la función renal. En condiciones normales, la urea y la creatinina, productos de desecho que contienen nitrógeno, se eliminan de la sangre a través de la orina. Si los riñones no funcionan correctamente, la urea y la creatinina permanecerán en sangre, y su concentración aumentará. (Nota: aunque la creatinina puede medirse en muestras de orina, se suele incluir una determinación en sangre como parte de la evaluación).
    • Tasa estimada de filtrado glomerular (TEFG) – es un cálculo que permite estimar la tasa real de filtrado glomerular y se basa en la concentración sérica de creatinina. La fórmula más ampliamente recomendada realiza un cálculo a partir de la edad, el sexo y la raza. Cuanto mayor sea el daño renal, menor será la TEFG.
    • Aclaramiento de creatinina – mide la creatinina en una muestra de orina de 24 horas y en una muestra de sangre para calcular la cantidad de creatinina eliminada de la sangre hacia la orina. Este cálculo permite una evaluación general de la función renal en base a la tasa de excreción de creatinina del organismo.
    • Proteínas totales – mide la cantidad total de proteínas en sangre.
    • Albúmina – mide la concentración de albúmina en sangre (la proteína más abundante en la sangre).
    • Electroforesis de proteínas séricas – determina los tipos y cantidades relativas de proteínas en suero; se compara con el patrón de electroforesis de orina para determinar si la sangre es la fuente de las proteínas presentes en orina.
    • Cadenas ligeras libres séricas – prueba que se utiliza como ayuda en el diagnóstico y en la monitorización de las condiciones asociadas con un aumento de la producción de cadenas ligeras libres, como el mieloma múltiple.

    En algunos casos, el médico puede solicitar una biopsia de riñón. En una biopsia de riñón, se extrae una pequeña muestra de tejido renal que se examina al microscopio por parte de personal médico especializado; puede utilizarse para evidenciar la presencia de daño o enfermedad renal. Para un estudio más exhaustivo de la muestra del tejido renal, pueden realizarse estudios adicionales como la microscopia electrónica, la inmunohistoquímica, y la inmunofluorescencia.

    Otras pruebas ajenas al laboratorio

    • Técnicas de imagen – pueden realizarse para detectar la presencia de daño renal y determinar el nivel de gravedad. Si desea más información, acceda a este enlace (http://www.radiologyinfo.org/).
    • Presión arterial – puede medirse como parte de la investigación de la causa de la proteinuria. Se monitoriza regularmente en personas con hipertensión o en riesgo de desarrollarla.
  • Tratamiento

    Existen múltiples enfermedades que pueden causar proteinuria. El tratamiento de la proteinuria se centra en controlar la condición subyacente responsable de la proteinuria y minimizar su progresión. Por lo tanto, es muy probable que para cada caso el tratamiento sea diferente. Por ejemplo, en caso de diabetes, es muy importante controlar cuidadosamente los niveles de glucosa en sangre para ayudar a preservar la función renal. En caso de que exista hipertensión (presión arterial elevada), es muy importante realizar un control de la presión arterial como medida de prevención de un daño renal progresivo. Si se presenta proteinuria asociada a la preeclampsia durante el embarazo, ésta se monitorizará cuidadosamente; generalmente se resuelve después del parto. Sin embargo, en función del grado de la preeclampsia, en algunos casos puede ser necesario administrar medicamentos antihipertensivos.

    En caso de que se presente proteinuria persistente, y especialmente en aquellos casos en que la función renal esté reducida, es posible que sea necesario seguir recomendaciones alimentarias, como por ejemplo minimizar el consumo de proteínas o productos ricos en colesterol. Generalmente, en el caso de proteinuria leve o moderada, no es necesario ningún tratamiento.

Bibliografía

Este artículo está basado en las fuentes bibliográficas que se citan a continuación, así como en la propia experiencia del Comité de expertos y revisores de Lab Tests Online. Además, este apartado es revisado periódicamente por el Consejo Editorial, con el fin de mantenerlo actualizado.

Los enlaces dirigidos a páginas web pueden no estar disponibles por causas ajenas a nuestra voluntad, por lo que pedimos disculpas y agradeceremos que nos informe de estas anomalías para poder subsanarlas.

Lerma, E. and Desai, T. Proteinuria. Medscape Drugs and Diseases. http://emedicine.medscape.com/article/238158-overview

Kallen, R. Pediatric Proteinuria. Medscape Drugs and Diseases. http://emedicine.medscape.com/article/984289-overview

Proteinuria. National Institute of Diabetes and Digestive and Kidney Diseases. http://www.niddk.nih.gov/health-information/health-topics/kidney-disease/proteinuria/Pages/facts.aspx

What you should know about Proteinuria. National Kidney Foundation. https://www.kidney.org/atoz/content/proteinuriawyska

Delgado, J. and Straseski, J. Renal Function Markers – Kidney Disease. ARUP Consult. http://www.arupconsult.com/Topics/RenalFunctionMarkers.html?client_ID=LTD#tabs=0

Proteinuria. Healthychildren.org. https://www.healthychildren.org/English/health-issues/conditions/genitourinary-tract/Pages/Proteinuria.aspx

McPherson RA, Ben-Ezra J. Basic examination of urine. Henry's Clinical Diagnosis and Management by Laboratory Methods. 22nd ed. (2011) Elsevier-Saunders:Philidelphia Chapter 28.

Pagana, Kathleen D. & Pagana, Timothy J. (© 2007). Mosby's Diagnostic and Laboratory Test Reference, 8th Edition: Mosby, Inc., Saint Louis, MO. Pp 775-779.

Clarke, W. and Dufour, D. R., Editors (2006). Contemporary Practice in Clinical Chemistry. AACC Press, Washington, DC. Pp 313-317.

Wu, A. (2006). Tietz Clinical Guide to Laboratory Tests, Fourth Edition. Saunders Elsevier, St. Louis, Missouri. Pp 916-918.

Proteinuria. National Kidney and Urologic Diseases Information Clearinghouse. http://kidney.niddk.nih.gov

Your Kidneys and How They Work. National Kidney and Urologic Diseases Information Clearinghouse. http://kidney.niddk.nih.gov

Glomerular Diseases. National Kidney and Urologic Diseases Information Clearinghouse http://kidney.niddk.nih.gov

High Blood Pressure and Kidney Disease. National Kidney and Urologic Diseases Information Clearinghouse. http://kidney.niddk.nih.gov

Charytan, D. Diabetic Nephropathy. MedlinePlus Medical Enyclopedia. http://www.nlm.nih.gov/medlineplus/ency/article/000494.htm

Solitary Kidney. National Kidney and Urologic Diseases Information Clearinghouse http://kidney.niddk.nih.gov

Nephrotic Syndrome in Adults. National Kidney and Urologic Diseases Information Clearinghouse. http://kidney.niddk.nih.gov

Carroll, M. and Temte, J. (2000 September 15). Proteinuria in Adults: A Diagnostic Approach. American Family Physician. http://www.aafp.org

K/DOQI Clinical Practice Guidelines for Chronic Kidney Disease: Evaluation, Classification, and Stratification. http://www.kidney.org

About Preeclampsia. Preeclampsia Foundation. http://www.preeclampsia.org

Davita. Patient education, Kidney Disease: "How Kidneys Work". https://www.davita.com/kidney-disease/overview

Your Kidneys and How They Work. National Kidney and Urologic Diseases Information Clearinghouse. http://kidney.niddk.nih.gov

Proteinuria. National Kidney and Urologic Diseases Information Clearinghouse. http://kidney.niddk.nih.gov

Glomerular Diseases. National Kidney and Urologic Diseases Information Clearinghouse. http://kidney.niddk.nih.gov

Steegers, E.A.P., et al. Pre-eclampsia. Lancet 2010: 376: 631–44 DOI:10.1016/S0140.

Pagana K, Pagana T. Mosby's Manual of Diagnostic and Laboratory Tests. 4th Edition, St. Louis: Mosby Elsevier; 2010.

L Van Leeuwen A.M., Poelhius-Leth, D.J. Davis's Comprehensive Handbook of Laboratory and Diagnostic Tests With Nursing Implications. 3rd Edition, Philadelphia: F.A. Davis Company; 2009.

American Diabetes Association. Executive Summary: Standards of Medical Care in Diabetes—2012. http://care.diabetesjournals.org/content/35/Supplement_1/S4.full