También conocido como
Aldosterona y actividad de renina plasmática
Renina
Nombre sistemático
Aldosterona en suero; Aldosterona en orina; Renina
Este artículo fue revisado por última vez el
Este artículo fue modificado por última vez el
20.04.2018.
Aspectos Generales
¿Por qué hacer el análisis?

Para determinar si los niveles de aldosterona o de renina están alterados; para diagnosticar trastornos hormonales (endocrinos) como un aldosteronismo primario (síndrome de Conn).

 

¿Cuándo hacer el análisis?

Si se desarrollan signos o síntomas asociados a aumento de la producción de aldosterona, como aumento de la presión arterial sanguínea (hipertensión), debilidad muscular y concentraciones disminuidas de potasio; o asociados a disminución de la producción de aldosterona, como disminución de la presión arterial (hipotensión), aumento de la concentración de potasio y disminución de la de sodio.

¿Qué muestra se requiere?

La determinación se realiza a partir de una muestra de sangre venosa; también puede realizarse en orina de 24 horas. En centros especializados, se puede medir directamente desde una vena renal o suprarrenal.

¿Es necesario algún tipo de preparación previa?

Para la determinación de los niveles de aldosterona y de renina se le puede pedir que permanezca sentado o bien que se acueste (unos 15-30 minutos) antes de la extracción de la muestra de sangre. También se le puede indicar no ingerir ciertos alimentos, bebidas o fármacos antes de la realización de la prueba. Es importante seguir las instrucciones proporcionadas.

Los rangos de referencia de las pruebas que se le han realizado los encontrará seguramente en su informe de laboratorio. Normalmente se encuentran a la derecha de los resultados.

Si no dispone del informe de laboratorio y desea obtener un rango de referencia, consulte a su médico o al laboratorio que realizó los análisis. Los resultados de las pruebas de laboratorio no tienen sentido por sí mismos. Toman significado cuando se comparan con los rangos de referencia. Los rangos de referencia son los valores esperados para una persona sana. A veces se les llama también valores "normales". Al comparar el resultado de una prueba con los valores de referencia, se puede ver si el resultado se encuentra fuera del rango de valores esperados. Los valores que están fuera de los rangos esperados pueden proporcionar pistas para ayudar a identificar posibles enfermedades o trastornos. Si bien la precisión de las pruebas de laboratorio ha evolucionado significativamente en las últimas décadas, puede existir cierta variabilidad entre laboratorios debido a las diferencias en los reactivos químicos empleados, las técnicas de medida y los analizadores o instrumentos que se utilizan. Esta es la razón por la que se proporcionan tan pocos rangos de referencia en esta página web. Es importante saber que, para evaluar si los resultados están "dentro de los límites normales", se debe aplicar el rango de referencia proporcionado por el laboratorio que realizó el análisis. Si desea obtener más información, refiérase al artículo Intervalos de referencia y su significado.

¿Qué es lo que se analiza?


La aldosterona es una hormona que permite regular las concentraciones de sodio y de potasio en sangre y que permite controlar el volumen y la presión de la sangre. La renina es un enzima que controla la producción de aldosterona. Esta prueba mide la concentración de aldosterona y de renina en sangre y la de aldosterona en orina.

La aldosterona se produce en la corteza (parte más externa) de las glándulas suprarrenales (adrenales), que están situadas en la parte superior de cada uno de losGlandula Adrenal riñones. La aldosterona estimula la retención de sodio y la eliminación de potasio por la orina. La renina se produce en los riñones y controla la activación de otra hormona conocida como angiotensina; la angiotensina estimula a su vez las glándulas adrenales para que produzcan aldosterona.

La renina se libera cuando existe una disminución de la presión arterial o una disminución de la concentración de cloruro de sodio en los túbulos renales. La renina escinde el angiotensinógeno (proteína) a angiotensina I, y por mediación de otro enzima, la angiotensina I pasa a angiotensina II. La angiotensina II causa una constricción de los vasos sanguíneos, estimulando la producción de aldosterona. El efecto resultante es el de aumentar la presión arterial y el de mantener unos niveles de sodio y de potasio normales.

Diversas situaciones pueden ocasionar sobreproducción (hiperaldosteronismo) o infraproducción (hipoaldosteronismo) de aldosterona. Como la aldosterona y la renina están íntimamente relacionadas, es muy habitual analizarlas simultáneamente.

¿Cómo se obtiene la muestra para el análisis?
Extracción de la muestra por punción de una vena del antebrazo.  Debido a que los niveles de aldosterona pueden fluctuar a lo largo del día y pueden verse afectados según la posición que adopte el individuo, algunos médicos prefieren determinar la aldosterona en una orina de 24 horas. En casos especiales, en un contexto hospitalario y por un especialista, puede obtenerse la sangre directamente de la vena renal o de la suprarrenal mediante un catéter.

¿Es necesario algún tipo de preparación previa?
Es posible que se pida guardar una postura concreta antes de determinar la aldosterona y la renina en sangre (o bien de pie o permanecer tumbado durante un tiempo determinado antes del análisis, entre 15 y 30 minutos). También puede indicarse no ingerir ciertos alimentos, bebidas o fármacos antes de la realización de la prueba. Es importante seguir las instrucciones proporcionadas.

NOTA: En el apartado, El laboratorio por dentro, encontrará información sobre la recogida y procesamiento de las muestras de sangre y los cultivos de esputo.

Accordion Title
Preguntas Comunes
  • ¿Cómo se utiliza?

    Las medidas de aldosterona y de renina se utilizan para conocer si las glándulas adrenales están produciendo cantidades adecuadas de aldosterona y para poder distinguir entre las causas de exceso o de déficit de la hormona. La aldosterona puede medirse en sangre o en orina de 24 horas. La renina se mide siempre en sangre.

    Estas pruebas aportan su máxima utilidad en la detección del hiperaldosteronismo primario, también conocido como síndrome de Conn, que ocasiona un aumento de la presión arterial. Si el resultado es positivo, seguramente se tendrá que evaluar la producción de aldosterona mediante pruebas de estimulación o de supresión de dicha hormona.

    Los niveles de renina y de aldosterona son más altos por la mañana y varían a lo largo del día. Se afectan por la postura del individuo, por el estrés y por distintos fármacos habitualmente prescritos.

  • ¿Cuándo se solicita?

    Las determinaciones de aldosterona y de renina en plasma suelen solicitarse cuando existe una presión arterial elevada, especialmente si los niveles de potasio están disminuidos. A pesar de que los niveles de potasio sean normales, pueden solicitarse estas pruebas si no se consigue controlar la presión arterial con la medicación habitualmente prescrita, o cuando se detecta la existencia de hipertensión a edades más tempranas. El aldosteronismo primario es una forma de hipertensión potencialmente curable; por este motivo, es importante detectarlo precozmente y tratarlo adecuadamente.

    Ocasionalmente, cuando se sospecha la existencia de una insuficiencia adrenal o enfermedad de Addison, puede solicitarse la aldosterona junto con otras pruebas. Una de ellas es la prueba de estimulación con ACTH, en la que se miden aldosterona y cortisol, y que es útil para determinar si existe una enfermedad de Addison, una disminución de la función hipofisaria o un tumorhipofisario. Esta prueba de estimulación se considera normal si se produce un aumento en la concentración tanto de cortisol como de aldosterona.

  • ¿Qué significa el resultado?

    En la tabla siguiente se indica como fluctúan los niveles de aldosterona, cortisol y renina en distintos trastornos.

    Trastorno

    Aldosterona

    Cortisol

    Renina

    Hiperaldosteronismo primario (Síndrome de Conn)

    Elevada

    Normal

    Disminuida

    Hiperaldosteronismo secundario

    Elevada

    Normal

    Elevada

    Insuficiencia adrenal (Enfermedad de Addison)

    Disminuida

    Disminuido

    Elevada

    Síndrome de Cushing

    Disminuida Elevado Disminuida

    El hiperaldosteronismo primario (síndrome de Conn) es debido a una sobreprodución de aldosterona por parte de las glándulas adrenales, y normalmente obedece a la existencia de un tumor benigno de alguna de las glándulas. Los niveles elevados de aldosterona provocan un aumento de la reabsorción de sodio (sal) y de la eliminación de potasio por los riñones, creando un desequilibrio electrolítico. Los signos y síntomas incluyen hipertensión arterial, dolor de cabeza y, si los niveles de potasio están muy disminuidos, puede presentarse debilidad muscular.

    La presencia de unos niveles bajos de potasio (hipopotasemia) en una persona con hipertensión sugiere la necesidad de investigar un posible hiperaldosteronismo. A veces, para saber si está afectada una única glándula adrenal o si lo están ambas, puede ser necesaria la obtención de muestras de sangre a partir de cada una de las venas adrenales. Se evalúa entonces si existe alguna diferencia en la cantidad de aldosterona (y a veces de cortisol) en cada una de las muestras (vena adrenal derecha, vena adrenal izquierda).

    El hiperaldosteronismo secundario es más común que el hiperaldosteronismo primario y puede darse en cualquier situación que conduzca a aumento de la producción de aldosterona (no debida a afectación de las glándulas adrenales). Puede observarse en cualquier trastorno que haga disminuir el flujo sanguíneo renal, la tensión arterial sanguínea o los niveles de sodio en sangre. Puede observarse un hiperaldosteronismo secundario en las siguientes situaciones: insuficiencia cardíaca congestiva, cirrosis, enfermedad renal y toxemia del embarazo (preeclampsia); también en casos de deshidratación. En estos casos la causa del hiperaldosteronismo suele ser obvia y fácil de detectar.

    La principal causa de hiperaldosteronismo secundario la constituye el estrechamiento de los vasos sanguíneos que aportan la sangre a los riñones; esta situación se conoce como estenosis arterial renal. Esto genera un aumento de la presión arterial debido a niveles elevados de renina y de aldosterona, y puede solucionarse con cirugía o angioplastia. A veces, con el fin de comprobar si sólo está afectado un riñón, se introduce un catéter a través de la ingle para recoger la sangre que drena directamente de las venas renales (niveles de renina en la vena renal). Si los valores de renina son significativamente superiores en un lado que en el otro, entonces debe pensarse en la existencia de una estenosis renal.

    Los niveles bajos de aldosterona (hipoaldosteronismo) suelen asociarse a insuficiencia adrenal (enfermedad de Addison). La insuficiencia adrenal o suprarrenal causa deshidratación, hipotensión arterial, niveles altos de potasio y bajos de sodio en sangre. Los niños con hiperplasia adrenal congénita presentan un déficit de un enzima necesario para la producción de cortisol, que a veces se acompaña de una producción disminuida de aldosterona.

  • ¿Hay algo más que debería saber?

    La cantidad de sal de la dieta y la contenida en diversos medicamentos -como analgésicos de tipo no esteroideo (dispensados sin receta médica), diuréticos, betabloqueantes, esteroides, inhibidores del enzima convertidor de la angiotensina y contraceptivos orales- puede alterar los resultados de estas pruebas. Algunos de estos fármacos se utilizan en el tratamiento de la hipertensión arterial. El estrés, el ejercicio y el embarazo también pueden alterar los resultados de las pruebas. El médico es quien mejor podrá aconsejar acerca de la necesidad o no de modificar la ingesta de sal de la dieta, de la idoneidad del uso de diuréticos y otros medicamentos, así como de la realización de ejercicio físico antes de realizar la prueba para medir aldosterona.

    El regaliz puede simular las propiedades de la aldosterona y por lo tanto debe evitarse su ingesta como mínimo desde dos semanas antes de la realización de la prueba, ya que podría hacer disminuir los resultados.

    Los niveles de aldosterona disminuyen de manera muy acusada cuando existen enfermedades graves, de manera que en estas ocasiones no es conveniente realizar la prueba.

  • ¿Si la postura adoptada puede alterar los resultados, cómo se puede controlar este factor?

    Se suele indicar llegar al centro donde se realizará la extracción de la muestra de sangre con suficiente antelación para poder permanecer sentado o acostado el tiempo que el profesional sanitario considere oportuno.

  • ¿Qué información aporta el cociente aldosterona/renina?

    El cociente aldosterona/renina es un cálculo que se emplea con finalidades de cribado del hiperaldosteronismo primario en personas de elevado riesgo, normalmente hipertensas. Se miden los niveles de aldosterona y de renina en sangre y se establece un cociente entre los resultados de aldosterona (numerador) y los de renina (denominador). Se considera que este cociente constituye una herramienta de cribado fiable del hiperaldosteronismo primario, a pesar de que su interpretación puede resultar difícil. Para no informar resultados falsamente positivos o falsamente negativos, debe tenerse en cuenta cualquier factor que pueda influir en el resultado de las pruebas, como fármacos, postura, ingesta de sodio (sal) y niveles de potasio en sangre. Para confirmar el diagnóstico, deben realizarse otrasa pruebas (por ejemplo, pruebas de supresión).

  • ¿En qué consisten las pruebas de estimulación y de supresión de la aldosterona?

    Las pruebas de supresión de aldosterona se emplean para confirmar el diagnóstico de hiperaldosteronismo primario. Existen diferentes tipos de pruebas de supresión:

    • Dieta con elevado contenido de sal durante tres días y posterior medida de los niveles de aldosterona y sodio en orina
    • Administración de una solución salina por vía intravenosa y posterior medida de la aldosterona
    • Dieta con elevado contenido de sal y administración de un preparado corticosteroideo sintético (fludrocortisona) y posterior medida de la aldosterona

    En personas sanas, los niveles de aldosterona resultarán suprimidos.

    La prueba de estimulación de aldosterona con ACTH o prueba de estimulación con ACTH, supone la medida de aldosterona y de cortisol, y es útil para establecer si existe una enfermedad de Addison, una disminución de la función hipofisaria o un tumorhipofisario. Se miden la aldosterona y el cortisol antes y después de la inyección de ACTH sintética. La prueba se considera normal si se produce un aumento de la concentración de aldosterona y de cortisol después de la inyección de ACTH.

  • ¿En qué consiste el síndrome de Bartter?

    El síndrome de Bartter consiste en un conjunto de trastornos congénitos raros en los que se afecta la capacidad de reabsorción de sodio por parte de los riñones. Las personas afectadas pierden demasiado sodio por la orina. En consecuencia, se produce un aumento de la concentración de aldosterona que a su vez favorece una eliminación excesiva de potasio por la orina. En este síndrome las concentraciones de aldosterona y de renina en sangre están elevadas, así como las de potasio, calcio y cloro en orina. También aumenta el pH de la sangre (alcalosis).

    El síndrome suele diagnosticarse durante la infancia y puede ser debido a mutaciones en uno de cinco genes. Las pruebas genéticas permiten confirmar el diagnóstico. En función de la mutación hallada, se trata de un tipo de síndrome de Bartter u otro.

    Los signos y síntomas varían en función del tipo de síndrome de Bartter. La forma antenatal (aparece antes de nacer) puede ser mortal. La forma clásica, que se detecta en bebés y durante la infancia, suele asociarse a falta de medro, estreñimiento, calambres musculares, debilidad, deshidratación, aumento de la diuresis y fragilidad ósea.

    Se trata de un trastorno incurable aunque se dispone de tratamientos muy efectivos con los que por ejemplo se consigue aumentar la concentración de potasio. El pronóstico de la enfermedad es bueno si se realiza un correcto tratamiento, aunque los afectados deben aprender a controlar muy estrictamente el equilibrio hidroelectrolítico. Una de las posibles complicaciones radica en la insuficiencia renal. Si desea más información acceda a este enlace.

Bibliografía

Este artículo esta basado en las fuentes bibliográficas que se citan a continuación, así como en la propia experiencia del Comité de expertos y revisores de Lab Tests Online. Además, este apartado es revisado periódicamente por el Consejo Editorial, con el fin de mantenerlo actualizado.

Los enlaces dirigidos a páginas web pueden no estar disponibles por causas ajenas a nuestra voluntad, por lo que pedimos disculpas y agradeceremos que nos informe de estas anomalías para poder subsanarlas.

Funder, JW, et.al. The Management of Primary Aldosteronism: Case Detection, Diagnosis, and Treatment: An Endocrine Society Clinical Practice Guideline. J Clin Endocrinol Metab. 2016 May;101(5):1889-916. http://dx.doi.org/10.1210/jc.2015-4061#sthash.CQcfIQFp.dpuf

Frassetto, LA. Bartter Syndrome: Background, Pathophysiology, Etiology. emedicine.medscape.com/article/238670

Griffing GT. Addison Disease Workup. http://www.medscape.com/

Mayo Clinic. Primary aldosteronism. http://www.mayoclinic.org/diseases-conditions/primary-aldosteronism/basics/tests-diagnosis/con-20030194

Holt, E. Aldosterona. MedlinePlus Medical Encyclopedia. https://medlineplus.gov/spanish/ency/article/003704.htm

Mushnick, R. Renina. MedlinePlus Medical Encyclopedia.  https://medlineplus.gov/spanish/ency/article/003698.htm

Jabbour, S. Conn Syndrome. Emedicine.  http://emedicine.medscape.com/article/127080-overview

Aldosteronism. ARUP Consult.  http://www.arupconsult.com/Topics/EndocrineDz/Aldosteronism.html

Pagana, K. D. & Pagana, T. J. (© 2007). Mosby's Diagnostic and Laboratory Test Reference 8th Edition: Mosby, Inc., Saint Louis, MO. Pp 32-32, 815-819

Wu, A. (© 2006). Tietz Clinical Guide to Laboratory Tests, 4th Edition: Saunders Elsevier, St. Louis, MO. Pp 74-79, 946-951.

The Lippincott Manual of Nursing Practice, 5th ed. Suddarth DS, ed. Philadelphia: J.B. Lippincott Company; 1991: 547-548.

Clinical Chemistry: Principles, Procedures, Correlations. Bishop M, Duben-Engelkirk J, Fody E, eds. 4th ed. Philadelphia: Lippincott Williams & Wilkins; 2000.

Clinical Chemistry: Theory, Analysis, and Correlations. Kaplan L, Pesce A, eds. 2nd ed. St. Louis: The C. V. Mosby Company; 1989.

Thomas, Clayton L., Editor (1997). Taber's Cyclopedic Medical Dictionary. F.A. Davis Company, Philadelphia, PA [18th Edition]. P.63.

Pregúntenos

*Importante*: No es posible interpretar los resultados de los análisis clínicos fuera del contexto de la historia clínica del paciente. Rogamos no remita resultados para su interpretación, ya que ésta debe ser realizada exclusivamente por su médico. Si tiene dudas sobre esta prueba, puede completar un formulario y solicitar interpretación más detallada sobre el análisis en cuestión. Su consulta se tratará de manera confidencial y será respondida por un profesional del laboratorio clínico.

Es usted profesional sanitario?
Dirección de correo electrónico