También conocido como
Plomo sanguíneo
Niveles de plomo en sangre
Nombre sistemático
Plomo
Este artículo fue revisado por última vez el
Este artículo fue modificado por última vez el 17.11.2020.
Aspectos Generales
¿Por qué hacer el análisis?

Para detectar una exposición excesiva al plomo, especialmente en niños.

¿Cuándo hacer el análisis?

En los programas infantiles de cribado de exposición al plomo o por indicación médica; en los niños en los que se considera que existe un mayor riesgo de exposición pueden ser necesarias más determinaciones entre los 18 meses y los 6 años de edad; cuando el trabajo o una afición pueden facilitar que el individuo y su familia se expongan demasiado al plomo; cuando se tienen síntomas sugerentes de intoxicación por plomo.

¿Qué muestra se requiere?  

La determinación se realiza generalmente a partir de una muestra de sangre venosa; a veces en los niños, se obtiene la muestra por punción con una lanceta en un dedo o en el talón. En estos casos, si los resultados son anormales, debe repetirse la prueba con sangre obtenida por punción venosa.

¿Es necesario algún tipo de preparación previa?

Para esta prueba no se necesita ninguna preparación especial.

Quizás pueda encontrar los resultados de los análisis que se le han realizado en la página web de su laboratorio. Sin embargo, actualmente está en Lab Tests Online. Es posible que haya sido dirigido aquí por el sitio web de su laboratorio para que así pueda conseguir información útil sobre la (s) prueba (s) que se realizó.

Lab Tests Online es un sitio web de educación para el paciente que ofrece información sobre pruebas de laboratorio y que fue galardonado en el año 2009 con el Premio a las Mejores Iniciativas de Servicio al Paciente que convoca la Fundación Farmaindustria en el apartado correspondiente a sociedades científicas y profesionales.

El contenido de esta página ha sido revisado por especialistas del laboratorio. En ella, se proporcionan explicaciones generales de lo que podrían significar los resultados para cada una de las pruebas aquí desarrolladas. Por ejemplo, lo que podría significar obtener un valor alto o bajo en el contexto de su estado de salud.

Para conseguir los resultados de su análisis, deberá dirigirse al sitio web de su laboratorio o comunicarse con su médico.

Los rangos de referencia de las pruebas que se le han realizado los encontrará seguramente en su informe de laboratorio. Normalmente se encuentran a la derecha de los resultados.

Si no dispone del informe de laboratorio y desea obtener un rango de referencia, consulte a su médico o al laboratorio que realizó los análisis. Los resultados de las pruebas de laboratorio no tienen sentido por sí mismos. Toman significado cuando se comparan con los rangos de referencia. Los rangos de referencia son los valores esperados para una persona sana. A veces se les llama también valores "normales". Al comparar el resultado de una prueba con los valores de referencia, se puede ver si el resultado se encuentra fuera del rango de valores esperados. Los valores que están fuera de los rangos esperados pueden proporcionar pistas para ayudar a identificar posibles enfermedades o trastornos. Si bien la precisión de las pruebas de laboratorio ha evolucionado significativamente en las últimas décadas, puede existir cierta variabilidad entre laboratorios debido a las diferencias en los reactivos químicos empleados, las técnicas de medida y los analizadores o instrumentos que se utilizan. Esta es la razón por la que se proporcionan tan pocos rangos de referencia en esta página web. Es importante saber que, para evaluar si los resultados están "dentro de los límites normales", se debe aplicar el rango de referencia proporcionado por el laboratorio que realizó el análisis. Si desea obtener más información, refiérase al artículo Intervalos de referencia y su significado.

¿Qué es lo que se analiza?

Con esta prueba se mide la cantidad de plomo en sangre. Aproximadamente el 1% del plomo se encuentra libre en la sangre, por lo que es posible que la concentración de plomo en sangre no refleje los valores reales de plomo.

El plomo es un metal pesado que se encuentra en el entorno. Cuando se inhala o si se ingiere plomo, este metal puede dañar el cerebro, otras partes del sistema nervioso y algunos órganos. El plomo, incluso con valores bajos, puede causar lesiones irreversibles sin que la persona afectada presente signos ni síntomas. En los niños, puede causar daños cognitivos permanentes, trastornos de la conducta y retraso mental. Los síntomas de la toxicidad por plomo son diferentes dependiendo del tipo de exposición, ya sea aguda o crónica. Una exposición aguda puede  ocasionar debilidad, náuseas, pérdida de peso, fatiga, dolores de cabeza, dolores de estómago, dolores musculares y disminución del deseo sexual. Las concentraciones de plomo en sangre superiores a 150 microgramos por decilitro (µg/dL), pueden producir daño cerebral, lo que resulta en coma, convulsiones o la muerte. La exposición crónica a concentraciones bajas puede causar depresión, ansiedad, disminución de la función neuromotora, anemia y daño renal. La exposición crónica al plomo también se ha relacionado con la hipertensión, pero el grado de asociación no está bien establecido. El plomo puede pasar de la madre al feto y puede ser la causa de que se produzcan abortos y  nacimientos prematuros.

En el pasado, el plomo se usaba en las pinturas, la gasolina, las cañerías y otros productos del hogar como las latas  de conserva. Aunque esta práctica se ha limitado, el plomo todavía está presente en muchos productos y en muchos procesos industriales en todo el mundo. En las construcciones anteriores al año 1978 (y especialmente en las anteriores al año 1950), se utilizaban pinturas que contenían plomo. También aparecía plomo en los restos de polvo de los procesos de derribo y restauración de estas construcciones.

Los menores de 3 años tienen más riesgo de intoxicación porque se suelen llevar las cosas a la boca y tienen una mayor tasa de absorción de plomo. Pueden incorporar el plomo al organismo, ya sea a través de la inhalación del polvo de la casa o de las pinturas, chupando o metiéndose en la boca cosas hechas de plomo o que estén contaminadas con él, y/o ingerir comida o agua contaminada. Las exposiciones al plomo en los adultos suelen estar más relacionadas con la profesión o con las aficiones. Los niños también se pueden exponer al plomo presente en la ropa de los padres que tengan trabajos relacionados con el plomo.

Accordion Title
Preguntas Comunes
  • ¿Cómo se utiliza?

    La determinación de plomo permite evaluar la concentración de este metal en sangre en el momento de la recogida de la muestra. Es una prueba útil para identificar a las personas con concentraciones elevadas de este elemento. También se puede solicitar para valorar la eficacia de un tratamiento, observando como las concentraciones de plomo van disminuyendo.

    La concentración de plomo en sangre se mide de forma preventiva en los trabajadores expuestos a concentraciones elevadas de plomo, de acuerdo a la legislación vigente. Los Centers for Disease Control (CDC), la American Academy of Pediatrics (AAP) y otras organizaciones recomiendan realizar un cribado en los niños. El punto de corte respecto al valor considerado como normal ha cambiado mucho en los últimos 45 años. En el año 1991, se observó que los valores de normalidad aceptados hasta entonces no eran suficientemente bajos y en el año 1997 se disminuyeron los valores de 25 µg/dL a 10 µg/dL, en la población infantil. Desde el mes de mayo del año 2012, los CDC recomiendan que las concentraciones de plomo en sangre en los niños sean inferiores a 5 µg/dL.

    Las concentraciones de plomo se monitorizan en los trabajadores que tienen contacto con el plomo, esto sirve para valorar tanto la exposición aguda como crónica. A veces también se solicita la protoporfirina zinc en sangre (ZPP) ya que empieza a aumentar cuando la intoxicación por plomo repercute sobre la producción de los hematíes. La ZPP no es suficientemente sensible como herramienta de cribado en los niños, pero en los adultos permite conocer el grado de exposición durante las semanas previas al análisis.

  • ¿Cuándo se solicita?

    Con finalidades de cribado en los niños:

    La AAP recomienda que se realice una evaluación del riesgo de exposición al plomo en las visitas de los niños sanos a los 6 meses, 9 meses, 12 meses, 18 meses, 24 meses y a los 3, 4, 5 y 6 años de edad. Se debe realizar la prueba de los valores de plomo en sangre solo si la evaluación de los riesgos resulta positiva. Según la AAP y los CDC ya no se recomiendan las pruebas de detección universales o la medición de las concentraciones de plomo en la sangre, excepto para los niños que vivan en áreas de alta prevalencia, donde más del 12% de los niños entre 1 y 2 años de edad tienen un valor elevado de plomo en sangre, o donde más del 27% de las viviendas se construyeron antes de la década de 1950.

    Los pediatras también pueden ofrecer los exámenes de cribado en:

    • Niños de todas las edades que sean inmigrantes recientes, refugiados o adoptados.
    • Un niño cuyo padre o tutor solicita una prueba de plomo en sangre debido a una sospecha de exposición.

    Seguimiento de los niños con valores altos de plomo:

    Las muestras recogidas de la yema de los dedos de los niños se pueden contaminar dando un resultado falsamente elevado, por lo que es mejor confirmarlo con una muestra de sangre venosa, normalmente una semana o un mes después de la primera. Es recomendable repetir la prueba para el seguimiento de aquellos niños que tengan unos valores de plomo en sangre superiores a 5 µg/dL. Es importante también investigar la fuente de exposición al plomo (casa, juguetes, artilugios, etc.) en aquellos pacientes con valores superiores a 15-19 µg/dL durante 3 o más meses o aquellos con valores iniciales superiores a 20 µg/dL.

    Con finalidades de cribado en los adultos:

    Es interesante hacer un cribado en las personas que tienen riesgo de exposición al plomo en el lugar de trabajo. Entre ellos destacan las personas que trabajan en empresas con riesgo de exposición al plomo, como fábricas de fundición de metales, reparación de coches y trabajadores de la construcción. También deben hacerse una prueba aquellas personas con aficiones relacionadas con pinturas con plomo, cerámicas o gasolina. Es recomendable estudiar a los familiares, ya que el plomo puede llegar a casa a través de la ropa. Todas estas recomendaciones se recogen en las leyes de seguridad laboral.

    Todavía no existe una guía para el cribado del plomo en los adultos, a diferencia de la que existe para los niños. Los puntos de corte para considerar una intoxicación por plomo varían según el país. Según diversas guías internacionales, el objetivo es reducir los valores de plomo por debajo de 25 µg/mL.

    Con finalidades diagnósticas:

    Cuando se sospecha una intoxicación, debe determinarse el plomo en sangre tanto en los niños como en adultos.

    Los síntomas son inespecíficos e incluyen:

    • Fatiga.
    • Cambios de humor.
    • Náuseas y molestias estomacales o abdominales.
    • Dolores de cabeza.
    • Temblores.
    • Pérdida de peso.
    • Neuropatía periférica.
    • Anemia.
    • Infertilidad.
    • Encefalopatía, pérdida de memoria, crisis epilépticas e incluso coma.

    Muchos niños no presentan signos ni síntomas, pero a pesar de ello, las lesiones pueden ser irreversibles. Es recomendable realizar un análisis de la concentración de plomo en los niños con retraso del crecimiento, anemia, problemas para dormir, pérdida de audición o déficits en el habla, el lenguaje o en la atención.

  • ¿Qué significa el resultado? 

    Cuanto más elevado sea el resultado obtenido, mayor será la concentración de plomo en sangre. De todas formas, el valor en sangre no siempre refleja la cantidad de plomo en el organismo. Esto se debe a que el plomo pasa de los pulmones o del tracto gastrointestinal hacia la sangre, y posteriormente se distribuye desde la sangre hacia los tejidos como los huesos y dientes, donde se acumula. El daño que el plomo puede provocar en los órganos depende de la edad y el estado de salud de la persona, así como de la intensidad y tiempo de la exposición.

    Niños

    La exposición al plomo es peligrosa para todo el mundo, pero especialmente para los niños. Los CDC, desde mayo del año 2012 han fijado la concentración mínima de plomo sin efectos nocivos en 5 µg/dL.

    Cuando los niños tienen valores elevados de plomo en sangre, se deben realizar acciones que incluyan evaluaciones ambientales, para determinar la fuente de exposición al plomo, educar a los miembros de la familia sobre el envenenamiento por plomo e instituir pruebas de seguimiento para monitorizar la enfermedad. Los niños también deben ser evaluados por la deficiencia de hierro y la nutrición general, de acuerdo con las pautas de la AAP. Será necesario monitorizar los valores de plomo en sangre a lo largo del tiempo, hasta que se completen las investigaciones ambientales y los estudios pertinentes.

    Los niños con valores de plomo en sangre superiores a 45 µg/dL necesitan una evaluación y un tratamiento de quelación. El tratamiento de quelación consiste en administrar un medicamento por vía oral que se une al plomo y lo elimina a través de la orina. Es posible que algunos niños no puedan tomar este medicamento y requieran tratamiento con ácido etilendiaminotetraacético cálcico disódico (EDTA) mediante inyección. Los niños con un valor inicial de plomo en sangre superior a 70 µg/dL generalmente requerirán la hospitalización y una intervención inmediata.

     

    Adultos

    En el año 2015, el Instituto Nacional de Seguridad y Salud Ocupacional (NIOSH) designó el valor igual o mayor de 5 µg/dL como un valor elevado de plomo en sangre en adultos. El Departamento de Salud y Servicios Humanos de EE UU recomienda que los valores de plomo en sangre entre todos los adultos se reduzcan a menos de 10 µg /dL.

    En las mujeres embarazadas existe riesgo de que el plomo atraviese la barrera placentaria; por lo tanto cuanto más cerca esté el valor de cero, mayor será la protección del feto.

    Cualquier valor mayor de 70 µg/dL, tanto en adultos como en niños, debe considerarse como una emergencia médica.

  • ¿Hay algo más que debería saber?

    El plomo es especialmente dañino en los niños, ya que el cerebro y otros órganos se están desarrollando. Los adultos tienden a recuperarse mejor que los niños. Si se sospecha que un niño puede estar expuesto al plomo, es mejor comprobarlo tan pronto como sea posible.

    El plomo dificulta la absorción de hierro, por lo que en el caso de que los valores de plomo resulten elevados, se recomienda evaluar también el estado del hierro en los niños.

    Como la eliminación del plomo es diferente en cada persona, los valores de plomo deben acompañarse de un examen médico completo para estudiar al individuo.

    Es importante tener en cuenta que existen remedios caseros que pueden aumentar el riesgo de tener una intoxicación por plomo. Algunos de estos remedios, que preparan los inmigrantes del sudeste asiático, pueden ser una fuente de plomo. También debe tenerse en cuenta la ingesta de comidas importadas, caramelos, cosméticos, joyas, llaves, juguetes y muchos artilugios caseros que pueden estar pintados con pinturas que contienen plomo.

  • ¿Qué otros productos contienen plomo, además de las pinturas y las cerámicas?

    Algunos productos que todavía contienen plomo son las baterías de los coches, los soldadores, algunas tuberías, la munición, el material para techos, las pinturas industriales, algunos policloruros de vinilo (PVC), vinilo y plásticos, objetos de metal como llaves, joyas y el material protector o blindaje de los aparatos de rayos X para realizar las radiografías.

  • ¿Cómo se produce la exposición? ¿Puede aumentar el plomo en sangre sólo con tocar estos productos?

    No hay riesgo de intoxicación por el hecho de sujetar un objeto de plomo con las manos. La mayor parte del plomo está en forma inorgánica y no atraviesa la piel. Sin embargo, respirar o tragar polvo contaminado con plomo sí que puede causar una intoxicación. Algunos ejemplos de intoxicación pueden ser:

    • Llevarse a la boca las manos, juguetes o comida que hayan podido estar en contacto con plomo.
    • Inhalar polvo de plomo o partículas de plomo.
    • Ingerir plomo a través de trabajos de jardinería en suelos contaminados por la proximidad a una casa muy antigua o un garaje, o en suelos contaminados por plomo procedente de la combustión de gasolinas que lo contengan, o en zonas próximas a industrias abandonadas.
    • Beber agua que haya circulado a través de cañerías de plomo.
    • Meterse en la boca cosas hechas de plomo, como las balas de una escopeta, los plomos de las cortinas, soldaditos de plomo, un juguete, etc.
    • Inhalar humo resultante de la quema de maderas pintadas con pintura hecha con plomo o de las baterías de los coches.
    • Consumo de los siguientes productos:
      • Baberos para bebés, cables eléctricos, carteras, mangueras de jardín.
      • Juguetes, material de arte, imitación de cuero, joyas, tintes para el cabello.
      • Grifos de latón, plomos de pesca, pesos para sujetar cortinas.
  • ¿En qué trabajos existe riesgo de exposición al plomo?

    En algunos trabajos existe riesgo de exposición al plomo para el trabajador y su familia:

    • Fundición de plomo.
    • Construcción.
    • Soldadura de acero.
    • Reconstrucción de puentes.
    • Rehabilitación de casas antiguas.
    • Trabajo en la fundición. 
    • Reciclaje del metal.
    • Fabricación de vidrios tintados.
    • Uso de esmaltes de plomo en cerámica.
    • Uso de pintura metalizada.
    • Reparaciones de coches.
    • Trabajos eléctricos.
    • Trabajos con cables.
  • ¿Existe alguna forma de protegerse a uno mismo y a su familia de la exposición al plomo?

    Sí. Si la casa donde se habita ha sido construida antes del año 1978:

    • La casa tendrá plomo, por lo que es bueno que lo confirme un profesional.
    • Debe fregarse el suelo y humedecer con un trapo las superficies lisas, para evitar que en ellas se depositen las partículas de polvo de plomo.
    • Debe pasarse el aspirador por alfombras y tapicerías, utilizando un filtro HEPA (por sus siglas en inglés, High Efficiency Particulate Air), si es posible.
    • Es importante identificar las superficies pintadas con pintura con plomo que puedan estar dañadas y repararlas lo antes posible, limpiando esa zona del polvo que puede contener plomo.
    • Deben realizarse todas las reparaciones y renovaciones con todas las medidas de seguridad, para evitar la contaminación por plomo.

    En el caso de que se tengan hijos, es conveniente:

    • Limpiar frecuentemente las manos y los juguetes para evitar la contaminación.
    • No usar remedios caseros que contengan plomo.
    • Mantener alejados a los niños y a las mujeres embarazadas de las zonas en las que se están haciendo reparaciones que levantan mucho polvo que puede contener plomo.
    • No dejar que los niños se metan cosas en la boca que puedan contener plomo, como llaves o joyas.
    • Llevar a los hijos al médico al año o a los dos años de edad, para determinar su concentración de plomo en sangre.
    • Consumir una dieta bien equilibrada con calcio, hierro y vitamina C adecuados.
  • ¿Hay alguna forma de protegerse a uno mismo y a su familia de la exposición al plomo si se trabaja en un área peligrosa?

    Sí. Si se trabaja en un lugar expuesto al plomo, ya sea por el polvo o por el humo, es conveniente:

    • Lavarse las manos antes de comer, beber o fumar.
    • Comer, beber y fumar en áreas que estén libres de polvo o humo con plomo.
    • Utilizar un respirador con filtro HEPA (calificación N-100); afeitarse bien para asegurar un ajuste correcto en el caso de que se tenga barba.
    • Guardar la ropa de calle en un lugar limpio y cambiarse de ropa y zapatos, antes de empezar a trabajar en un lugar con plomo.
    • Ducharse inmediatamente después de trabajar con plomo y antes de ir a casa.
    • Lavar la ropa de trabajo en un lugar diferente al de la ropa de casa y del resto de la ropa de la familia.
Bibliografía

Este artículo está basado en las fuentes bibliográficas que se citan a continuación, así como en la propia experiencia del Comité de expertos y revisores de Lab Tests Online. Además, este apartado es revisado periódicamente por el Consejo Editorial, con el fin de mantenerlo actualizado.

Los enlaces dirigidos a páginas web pueden no estar disponibles por causas ajenas a nuestra voluntad, por lo que pedimos disculpas y agradeceremos que nos informe de estas anomalías para poder subsanarlas.

Lab Tests Online. Lead. Noviembre 2020. Disponible online en: https://labtestsonline.org/tests/lead. Último acceso el 1 de Noviembre de 2020.

Early Childhood Development [Internet]. Lead screening is important. Abril 2020. Disponible online en: https://www.acf.hhs.gov/ecd/lead-screening-is-important. Último acceso el 1 de Noviembre de 2020.

UptoDate [Internet]. Lead exposure and poisoning in adults. Abril 2020. Disponible online en: https://www.uptodate.com/contents/lead-exposure-and-poisoning-in-adults. Último acceso el 1 de Noviembre de 2020.

UptoDate [Internet]. Childhood lead poisoning: Clinical manifestations and diagnosis. UptoDate. Abril 2020. Disponible online en: https://www.uptodate.com/contents/childhood-lead-poisoning-clinical-manifestations-and-diagnosis. Último acceso el 1 de Noviembre de 2020.

Mayo Clinic [Internet]. Lead poisoning. Abril 2020. Disponible online en: https://www.mayoclinic.org/diseases-conditions/lead-poisoning/diagnosis-treatment/drc-20354723. Último acceso el 1 de Noviembre de 2020.

American Academy of Pediatrics [Internet]. Committee on environmental health. Screening for elevated blood lead levels. Abril 2020. Disponible PDF online en: https://pediatrics.aappublications.org/content/pediatrics/101/6/1072.full.pdf. Último acceso el 1 de Noviembre de 2020.

Centers for Disease Control and Prevention [Internet]. Adult Blood Lead Epidemiology and Surveillance (ABLES). Abril 2020. Disponible online en: https://www.cdc.gov/niosh/topics/ables/description.html. Último acceso el 1 de Noviembre de 2020.

Centers for Disease Control and Prevention [Internet]. Childhood Lead Poisoning Prevention, Pregnant Women. Abril 2020. Disponible online en: https://www.cdc.gov/nceh/lead/prevention/pregnant.htm. Último acceso el 1 de Noviembre de 2020.

Centers for Disease Control and Prevention [Internet]. CDC Response to Advisory Committee on Childhood Lead Poisoning Prevention Recommendations in "Low Level Lead Exposure Harms Children: A Renewed Call of Primary Prevention." Mayo 2012. Disponible PDF online en: http://www.cdc.gov/nceh/lead/ACCLPP/CDC_Response_Lead_Exposure_Recs.pdf Último acceso el 1 de Noviembre de 2020.

KidsHealth.org [Internet]. Blood Test: Lead. Febrero 2012. Disponible online en: http://kidshealth.org/parent/system/medical/test_lead.html#. Último acceso el 1 de Noviembre de 2020.

HealthyChildren.org [Internet]. Lead Exposure. Febrero 2012. Disponible online en: https://www.healthychildren.org/English/safety-prevention/all-around/Pages/Lead-Screening-for-Children.aspx. Último acceso el 1 de Noviembre de 2020.

American Academy of Pediatrics. Lead Exposure in Children: Prevention, Detection, and Management. Pediatrics Vol. 116 No. 4 October 1, 2005, Pp 1036 -1046.

OSHA [Internet]. Blood Lead Regulations. Abril 2012. Disponible online en: https://www.osha.gov/SLTC/bloodlead/index.html. Último acceso el 1 de Noviembre de 2020.

Wengrovitz, Anne M. and Brown, Mary Jean. Recommendations for Blood Lead Screening of Medicaid-Eligible Children Aged 1--5 Years: an Updated Approach to Targeting a Group at High Risk. MMWR. August 7, 2009. 58(RR09);1-11. Disponible online en: http://www.cdc.gov/mmwr/preview/mmwrhtml/rr5809a1.htm. Último acceso el 1 de Noviembre de 2020.

Centers for Disease Control and Prevention [Internet]. Low Level Lead Exposure Harms Children: A Renewed Call of Primary Prevention. Junio 2015. Disponible PDF online en: http://www.cdc.gov/nceh/lead/acclpp/final_document_030712.pdf. Último acceso el 1 de Noviembre de 2020.

Centers for Disease Control and Prevention[Internet]. Blood lead levels in children. Junio 2015. Disponible online en: http://www.cdc.gov/nceh/lead/acclpp/blood_lead_levels.htm. Último acceso el 1 de Noviembre de 2020.

Centers for Disease Control and Prevention [Internet]. Educational Interventions for Children Affected by Lead. Junio 2015. Disponible PDF online en: http://www.cdc.gov/nceh/lead/publications/educational_interventions_children_affected_by_lead.pdf. Último acceso el 1 de Noviembre de 2020.

Centers for Disease Control and Prevention [Internet]. Adult Blood Lead Epidemiology and Surveillance (ABLES). Marzo 2016. Disponible online en:  http://www.cdc.gov/niosh/topics/ables/description.html. Último acceso el 1 de Noviembre de 2020.

Occupational Safety & Health Administration (OSHA) [Internet]. Medical Surveillance Guidelines - 1926.62 App C. U.S. Department of Labor, [Current on-line Regulation Standard for Lead Exposure]. Marzo 2016. Disponible online en:  https://www.osha.gov/pls/oshaweb/owadisp.show_document?p_table=STANDARDS&p_id=10644. Último acceso el 1 de Noviembre de 2020.

American Academy of Pediatrics [Internet]. Detection of Lead Poisoning. Octubre 2016. Disponible online en: https://www.aap.org/en-us/advocacy-and-policy/aap-health-initiatives/lead-exposure/Pages/Detection-of-Lead-Poisoning.aspx?nfstatus=401&nftoken=00000000-0000-0000-0000-000000000000&nfstatusdescription=ERROR:+No+local+token. Último acceso el 1 de Noviembre de 2020.

 

Pregúntenos

*Importante*: No es posible interpretar los resultados de los análisis clínicos fuera del contexto de la historia clínica del paciente. Rogamos no remita resultados para su interpretación, ya que ésta debe ser realizada exclusivamente por su médico. Si tiene dudas sobre esta prueba, puede completar un formulario y solicitar interpretación más detallada sobre el análisis en cuestión. Su consulta se tratará de manera confidencial y será respondida por un profesional del laboratorio clínico.

Es usted profesional sanitario?