También conocido como
RSV
VRS
Nombre sistemático
Virus Respiratorio Sincitial
Este artículo fue revisado por última vez el
Este artículo fue modificado por última vez el 11.03.2022.

Aspectos Generales

¿Por qué hacer el análisis?

Para ayudar a establecer el diagnóstico de una infección por el virus respiratorio sincitial (VRS); para determinar si ha empezado la temporada de infecciones por VRS en una comunidad.

¿Cuándo hacer el análisis?

En la época propia de las infecciones por VRS (finales de otoño a principios de primavera), para determinar si un niño, un anciano o un individuo con un sistema inmunitario debilitado ha contraído una infección por el virus respiratorio sincitial (VRS), manifestada por síntomas como congestión nasal, tos y/o dificultad respiratoria.

¿Qué muestra se requiere?

Normalmente la determinación se realiza a partir de una muestra de aspirado nasal o de un lavado nasal. De manera ocasional a partir de un escobillón para recolección de muestras nasofaríngeas.

¿Es necesario algún tipo de preparación previa?

Para esta prueba no se necesita ninguna preparación especial.

¿Qué es lo que se analiza?

El virus respiratorio sincitial (VRS) es un virus que ocasiona una infección respiratoria frecuente y contagiosa. La prueba del VRS detecta la presencia de este virus en secreciones nasales y ayuda para establecer el diagnóstico de esta infección.

Normalmente, la infección por VRS se resuelve sin tratamiento específico y sin la necesidad de realizar pruebas de laboratorio. Sin embargo, en algunas ocasiones, sí pueden realizarse estas pruebas, por ejemplo en bebés, niños con problemas pulmonares o cardíacos, ancianos, y en personas con afectación del sistema inmunitario (son especialmente vulnerables). En estos grupos de alto riesgo, el VRS causa neumonía y bronquiolitis, que consiste en una inflamación de las vías aéreas más pequeñas del tracto respiratorio.

Los signos y síntomas que se experimentan al contraer una infección por VRS son similares a los de otras infecciones del tracto respiratorio, y suelen aparecer entre 4 y 6 días después de la exposición al virus. Entre estos signos y síntomas se incluyen:

  • Congestión nasal.
  • Tos, estornudos.
  • Disminución del apetito.
  • Fiebre.
  • Sibilancias respiratorias.
  • En bebés, los signos y síntomas pueden consistir exclusivamente en irritabilidad, postración o inactividad, y dificultad al respirar.

Los Centers for Disease Control and Prevention (CDC) estiman que a los dos años de edad, todos los niños han estado infectados por el virus. Esta infección constituye la causa más común de infecciones del tracto respiratorio inferior en niños.

A pesar de que normalmente la infección por VRS causa una enfermedad leve, puede resultar grave en algunos casos, por ejemplo en ancianos y en personas con alteraciones del sistema inmunitario.

Cada año en los Estados Unidos, el VRS genera aproximadamente:

  • 2,1 millones de visitas ambulatorias y 57.000 hospitalizaciones en niños menores de 5 años.
  • 177.000 hospitalizaciones y 14.000 muertes en adultos mayores de 65 años.

En España se estima que las infecciones por el VRS originan anualmente entre 15.000 y 20.000 visitas pediátricas de urgencia y de 7.000 a 14.000 hospitalizaciones. El número de niños fallecidos por infecciones por el VRS se cifra en nuestro país entre 70 y 250 al año.

La infección por VRS tiende a ser estacional, y ocasiona epidemias en otoño, invierno y primavera. Los brotes aparecen de manera característica en noviembre o diciembre.

¿Cómo se obtiene la muestra para el análisis?

La técnica de obtención de la muestra es crítica en la prueba del VRS. La mejor y la más utilizada es la que supone la obtención de una muestra de aspirado o lavado nasal. Se utiliza una jeringa para introducir una pequeña cantidad de solución salina estéril en el interior de la nariz, a continuación se aplica una succión suave (para el aspirado) o se recoge el líquido resultante en un recipiente (para el lavado).

En algunas ocasiones se utiliza un escobillón nasofaríngeo, aunque no es el método ideal debido a la poca cantidad de virus que se consigue con esta muestra. Para la realización de esta técnica es necesario que el individuo mantenga la cabeza inclinada hacia atrás, introduciendo suavemente un escobillón de Dacron en uno de los orificios nasales hasta obtener resistencia (aproximadamente entre 2,5 y 5 centímetros), entonces se gira varias veces y se retira. Aunque no es un procedimiento doloroso, puede provocar sensación de cosquilleo y provocar un suave lagrimeo de los ojos.

¿Se requiere alguna preparación previa para asegurar la calidad de la muestra?

Para esta prueba no se requiere ninguna preparación especial.

Preguntas comunes

¿Cómo se utiliza?

Normalmente la prueba del virus respiratorio sincitial (VRS) se emplea durante la temporada propia de esta infección para diagnosticarla en personas con síntomas moderados o graves de afectación del tracto respiratorio inferior. Se solicita principalmente en bebés con edades entre 6 meses y 2 años de edad, en ancianos, y en personas con un sistema inmunitario inmunocomprometido, como las que tienen enfermedades pulmonares previas o son portadoras de órganos trasplantados.

En los niños mayores y en el resto de la población general no suele realizarse la prueba del VRS de manera rutinaria ya que la mayoría de ellos solo presentarán infecciones moderadas del tracto respiratorio superior con síntomas como congestión nasal, estornudos, tos, dolor de garganta y fiebre.

La prueba del virus respiratorio sincitial también se solicita para conocer y controlar la extensión de este virus en la comunidad. Como la mayoría de los casos de infección por el VRS se solucionan sin medidas, los esfuerzos sanitarios en la comunidad se centran en controlar la infección todo lo posible para minimizar la posibilidad de propagación del virus a las personas con mayor riesgo. A las personas con síntomas moderados es posible que sólo se les realice la prueba del VRS en el caso de que interese conocer la propagación del virus. La prueba del VRS se solicita frecuentemente junto con la prueba del virus de la gripe, si se sabe que ambos virus están presentes en la comunidad.

Se dispone de dos tipos de pruebas para el VRS:

  • Prueba rápida de detección del antígeno de VRS: constituye la prueba más común. Estas pruebas suelen realizarse en un contexto urgente y los resultados suelen obtenerse en una hora.
  • RT-PCR del VRS: se trata de una prueba molecular que detecta material genético del virus. Es una prueba más sensible que la anterior o que el cultivo del virus. Puede emplearse junto con otras pruebas para detectar infecciones víricas que pueden producir signos y síntomas similares a los de una infección por el VRS.
  • Cultivo del virus: en el cultivo se hace crecer y se identifica el virus, aunque también permite identificar otros virus que puedan estar presentes. Esta técnica va cayendo en desuso conforme aumenta la utilización de las técnicas moleculares. Los cultivos de virus resultan engorrosos y caros, y además se tarda varios días en obtener el resultado.

Otras pruebas que pueden realizarse junto con la prueba del VRS son:

¿Cuándo se solicita?

Las pruebas del VRS se solicitan casi exclusivamente durante "la época de frío y de gripe", desde finales de otoño a principios de primavera. Se solicitan cuando un individuo, normalmente un niño o una persona de edad avanzada, presenta una infección grave de las vías respiratorias inferiores, con signos y síntomas como:

  • Sibilancias (silbidos agudos producidos por el paso de aire por los conductos respiratorios obstruidos).
  • Tos grave.
  • Aumento de la frecuencia respiratoria (sobre todo en los bebés).
  • Fiebre.
  • Dolor de cabeza.
  • Secreción y congestión nasal.
  • Dolor de garganta.

La prueba debe realizarse durante los primeros días de la infección y al cabo de poco tiempo de la aparición de los signos y síntomas, que es cuando se liberan cantidades importantes del VRS.

Cuando ya se ha identificado el VRS en la comunidad, el médico puede solicitar la prueba rápida del VRS, para confirmar el diagnóstico de sospecha en una persona con síntomas.

¿Qué significa el resultado?

Si la prueba del VRS es positiva, es probable que el individuo tenga una infección por dicho virus. Un resultado positivo puede confirmar la presencia del VRS en la comunidad. Sin embargo, un resultado positivo de la prueba del VRS no puede informar al médico acerca de la gravedad de los síntomas o el tiempo desde el inicio de la infección. Normalmente los síntomas aparecen entre 4 y 6 días después de la infección.

Una prueba del VRS negativa puede significar que la persona en cuestión está afectada por algún otro proceso distinto de una infección por VRS, o que no existe suficiente cantidad de virus en la muestra analizada como para poder detectarlo. Esto puede deberse a una recogida deficiente de la muestra, o bien porque el individuo no libera cantidades detectables del virus en las secreciones respiratorias. Los adultos tienden a liberar menos virus que los bebés, y las personas que han tenido el VRS durante varios días liberarán menos cantidad de virus que las que tienen una infección reciente.

¿Hay algo más que debería saber?

La mayoría de las infecciones por el VRS desaparecen en 1 o 2 semanas. Aunque las personas pueden, y en general se reinfectan con distintas cepas del VRS de un año a otro, las infecciones posteriores tienden a ser menos graves que la primera infección. Como la mayoría de las infecciones por el VRS son leves, los síntomas de estas reinfecciones se atribuyen normalmente a un resfriado común. Estos casos de VRS no se diagnostican oficialmente y en general los mismos individuos suelen automedicarse para aliviar los síntomas.

¿Existe una prueba en sangre para el virus respiratorio sincitial (VRS)?

Existen pruebas sanguíneas para detectar anticuerpos contra el VRS que traducen la respuesta inmunitaria del organismo frente al virus. Estas pruebas pueden detectar infecciones por VRS, pero en general no se consideran de utilidad clínica para el diagnóstico de infección por el VRS.

¿Existe una vacuna como la de la gripe para la prevención de la infección por el virus respiratorio sincitial?

Actualmente no, aunque los investigadores consideran que tiene una alta prioridad.

¿Son útiles los antibióticos si se tiene una infección por el virus respiratorio sincitial?

No, la infección por el VRS se debe a un virus, no a una bacteria, por lo que la terapia antibiótica no está indicada ni es de utilidad.

¿En qué consiste el tratamiento de la infección por el VRS?

No existe un tratamiento específico de la infección por VRS. Se realiza un tratamiento de soporte para aliviar el dolor y la fiebre y facilitar la respiración.

En algunas personas de alto riesgo se administran determinados fármacos durante poco tiempo. Con ellos ni se cura ni se previene la infección por el VRS, pero disminuye el riesgo de que la infección avance hacia las vías inferiores del tracto respiratorio, disminuyendo la necesidad de hospitalización. Esta inmunoterapia, llamada palivizumab, puede administrarse a los recién nacidos ingresados en las unidades de cuidados intensivos para protegerlos durante la época en que es habitual dicha infección. Los bebés prematuros son especialmente vulnerables al VRS.

Bibliografía

Este artículo está basado en las fuentes bibliográficas que se citan a continuación, así como en la propia experiencia del Comité de expertos y revisores de Lab Tests Online. Además, este apartado es revisado periódicamente por el Consejo Editorial, con el fin de mantenerlo actualizado.

Los enlaces dirigidos a páginas web pueden no estar disponibles por causas ajenas a nuestra voluntad, por lo que pedimos disculpas y agradeceremos que nos informe de estas anomalías para poder subsanarlas.

(Actualizado el 18 de diciembre de 2020) Centers for Disease Control and Prevention. Respiratory Syncytial Virus Infection (RSV). Disponible online en http://www.cdc.gov/rsv/index.html. Último acceso el 16 de febrero de 2022.

(Actualizado el 25 de febrero de 2019) Krilov L. Respiratory Syncytial Virus Infections. Medscape Diseases. Disponible online en http://emedicine.medscape.com/article/971488-overview. Último acceso el 16 de febrero de 2022.

Giersing BK, Karron RA, Vekemans J, Kaslow DC, Moorthy VS. Meeting report: WHO consultation on Respiratory Syncytial Virus (RSV) vaccine development, Geneva, 25-26 April 2016. Vaccine. 2019 Nov 28;37(50):7355-7362. doi: 10.1016/j.vaccine.2017.02.068. Epub 2017 Mar 14. PMID: 28302410.Último acceso el 16 de febrero de 2022.

(Actualizado el 24 de septiembre de 2021). CDC Virus respiratorio sincitial. Síntomas y cuidados. Disponible online en https://www.cdc.gov/rsv/about/symptoms-sp.html. Último acceso el 16 de febrero de 2022.

(Actualizado el 2 de enero de 2021) Examen para anticuerpos contra el virus sincicial respiratorio. MedlinePlus Medical Encyclopedia Disponible online en https://medlineplus.gov/spanish/ency/article/003348.htm. Último acceso el 16 de febrero de 2022.

 

Pregúntenos

*Importante*: No es posible interpretar los resultados de los análisis clínicos fuera del contexto de la historia clínica del paciente. Rogamos no remita resultados para su interpretación, ya que esta debe ser realizada exclusivamente por su médico. Si tiene dudas sobre esta prueba, puede completar un formulario y solicitar interpretación más detallada sobre el análisis en cuestión. Su consulta se tratará de manera confidencial y será respondida por un profesional del laboratorio clínico.

Es usted profesional sanitario?
CAPTCHA This question is for testing whether or not you are a human visitor and to prevent automated spam submissions.