También conocido como
pH
pO2
pCO2
Bicarbonato
HCO3-
Saturación de oxígeno
Nombre sistemático
Gasometría
Este artículo fue revisado por última vez el
Este artículo fue modificado por última vez el
19.04.2018.
Aspectos Generales
¿Por qué hacer el análisis?

Para evaluar, si existen síntomas sugestivos de un problema respiratorio, el mecanismo de intercambio entre oxígeno y dióxido de carbono; para determinar si existe un desequilibrio entre la cantidad de gas oxígeno (O2) y de gas dióxido de carbono (CO2) en la sangre, o saber si existe una alteración del equilibrio ácido-base que podría corresponderse con trastornos respiratorios, metabólicos o renales.

¿Cuándo hacer el análisis?

Cuando se presenta dificultad al respirar, cuando el ritmo respiratorio está acelerado o disminuido; ante síntomas de desequilibrio entre los gases oxígeno y dióxido de carbono o ante alteraciones del balance ácido-base. También puede utilizarse la prueba para monitorizar la eficacia de una oxigenoterapia (utilizada cuando existe una falta de oxígeno, ya sea su causa aguda o crónica) y en el curso de ciertos tipos de intervenciones quirúrgicas para monitorizar los niveles de ambos gases.

¿Qué muestra se requiere?

Normalmente, la determinación se realiza a partir de una muestra de sangre arterial, usualmente de la arteria radial (zona de la muñeca del lado del dedo pulgar, donde normalmente se puede notar el pulso); a veces la determinación se realiza a partir de una muestra de sangre venosa; en bebés puede usarse sangre capilar obtenida por un pinchazo en el talón.

¿Es necesario algún tipo de preparación previa?

Normalmente, no. Sin embargo, si se sigue una terapia con oxígeno, puede desconectarse el oxígeno una media hora antes de la obtención de la muestra. Si no se puede tolerar la desconexión, el médico anotará la cantidad de oxígeno que se está recibiendo.

Quizás pueda encontrar los resultados de los análisis que se le han realizado en la página web de su laboratorio. Sin embargo, actualmente está en Lab Tests Online. Es posible que haya sido dirigido aquí por el sitio web de su laboratorio para que así pueda conseguir información útil sobre la (s) prueba (s) que se realizó.

Lab Tests Online es un sitio web de educación para el paciente que ofrece información sobre pruebas de laboratorio y que fue galardonado en el año 2009 con el Premio a las Mejores Iniciativas de Servicio al Paciente que convoca la Fundación Farmaindustria en el apartado correspondiente a sociedades científicas y profesionales.

El contenido de esta página ha sido revisado por especialistas del laboratorio. En ella, se proporcionan explicaciones generales de lo que podrían significar los resultados para cada una de las pruebas aquí desarrolladas. Por ejemplo, lo que podría significar obtener un valor alto o bajo en el contexto de su estado de salud.

Para conseguir los resultados de su análisis, deberá dirigirse al sitio web de su laboratorio o comunicarse con su médico.

Los rangos de referencia de las pruebas que se le han realizado los encontrará seguramente en su informe de laboratorio. Normalmente se encuentran a la derecha de los resultados.

Si no dispone del informe de laboratorio y desea obtener un rango de referencia, consulte a su médico o al laboratorio que realizó los análisis. Los resultados de las pruebas de laboratorio no tienen sentido por sí mismos. Toman significado cuando se comparan con los rangos de referencia. Los rangos de referencia son los valores esperados para una persona sana. A veces se les llama también valores "normales". Al comparar el resultado de una prueba con los valores de referencia, se puede ver si el resultado se encuentra fuera del rango de valores esperados. Los valores que están fuera de los rangos esperados pueden proporcionar pistas para ayudar a identificar posibles enfermedades o trastornos. Si bien la precisión de las pruebas de laboratorio ha evolucionado significativamente en las últimas décadas, puede existir cierta variabilidad entre laboratorios debido a las diferencias en los reactivos químicos empleados, las técnicas de medida y los analizadores o instrumentos que se utilizan. Esta es la razón por la que se proporcionan tan pocos rangos de referencia en esta página web. Es importante saber que, para evaluar si los resultados están "dentro de los límites normales", se debe aplicar el rango de referencia proporcionado por el laboratorio que realizó el análisis. Si desea obtener más información, refiérase al artículo Intervalos de referencia y su significado.

¿Qué es lo que se analiza?

En una gasometría se determinan una serie de pruebas conjuntamente con la finalidad de medir en la muestra de sangre, el pH y la cantidad de oxígeno (O2) y de dióxido de carbono (CO2). El organismo regula de manera precisa el pH sanguíneo, manteniéndolo entre unos estrechos márgenes de 7.35 a 7.45 - ni demasiado ácido (acidosis) ni demasiado alcalino/básico (alcalosis).

La regulación de ácidos y bases en el organismo tiene un componente en el que interviene el metabolismo y los riñones. En el organismo, el proceso de conversión de una sustancia hacia otra para la obtención de energía (metabolismo) produce cantidades importantes de ácido, que los riñones pueden ir eliminando. El organismo también regula el pH eliminando dióxido de carbono (y ácido) por los pulmones. Este componente respiratorio sirve también para proveer de oxígeno a los tejidos. Por los pulmones se inhala oxígeno que se disuelve posteriormente en sangre y se vehiculiza así hasta los tejidos. Todos estos procesos están íntimamente relacionados con el equilibrio electrolítico. En una persona sana, estos procesos están en un equilibrio dinámico de manera que se asegura que el pH sanguíneo sea estable. (Si desea más información, consulte Acidosis y Alcalosis).

Son muchas las situaciones agudas o crónicas que pueden afectar a la función renal, la producción de ácidos o el funcionalismo pulmonar, y que por lo tanto pueden potencialmente alterar el equilibrio normal del pH, de oxígeno/dióxido de carbono y de electrolitos. Algunos ejemplos incluyen la diabetes mal controlada que puede conducir a una cetoacidosis diabética y a una acidosis metabólica; también enfermedades pulmonares graves que pueden repercutir sobre el intercambio de gases (oxígeno/dióxido de carbono) en los pulmones. Incluso algunos trastornos transitorios como shock, ansiedad, dolor, vómitos prolongados y diarreas severas pueden llevar a una acidosis o alcalosis.

Los gases en sangre proporcionan una instantánea del pH sanguíneo y del contenido en sangre de oxígeno y de dióxido de carbono. En una gasometría se mide directamente:

  • pH - es una medida del equilibrio entre ácidos y bases en la sangre. El pH sanguíneo disminuye (y es por lo tanto más ácido) si aumenta la cantidad de dióxido de carbono (pCO2) y la de otros ácidos; contrariamente, el pH aumenta (sangre más alcalina) si disminuye la pCO2 o si aumenta la cantidad de bases en la sangre (como por ejemplo el bicarbonato o HCO3-).
  • Presión parcial de O2 (pO2) - cantidad de gas oxígeno disuelto en sangre
  • Presión parcial de CO2 (pCO2) - cantidad de gas dióxido de carbono disuelto en sangre. A medida que la pCO2 aumenta, el pH sanguíneo disminuye (más ácido); si la pCO2 disminuye, el pH aumenta y la sangre es más alcalina.

También pueden establecerse cálculos para obtener información sobre otras magnitudes:

  • Saturación de O2 : se corresponde con el porcentaje de hemoglobina que transporta oxígeno. La hemoglobina es una proteína en los hematíes que transporta oxígeno por las arterias hacia las células de los distintos tejidos del organismo.
  • Bicarbonato (HCO3-). Es la principal forma en que el CO2 se encuentra en el organismo y puede calcularse a partir del pH y de la pCO2. Constituye una medida del componente metabólico que contribuye a mantener el equilibrio ácido-base. El HCO3- se excreta y se reabsorbe por los riñones en respuesta a desequilibrios del pH, estando directamente relacionado con el nivel de pH; a medida que la cantidad de HCO3- aumenta, también va aumentando el valor del pH.
  • Exceso    o   déficit    de    base:    es     un   cálculo    que     representa la suma total de los agentes con acción de tampón (aniones) de la sangre. Entre estos aniones se incluye la hemoglobina, proteínas, fosfatos y el HCO3- (es el anión dominante). Estos aniones intentan compensar cualquier posible desequilibrio del pH. El médico, mediante el HCO3- y el exceso/déficit de base, evaluará la capacidad total de tampón de la sangre y podrá decidir el mejor tratamiento para restaurar el equilibrio.

¿Cómo se obtiene la muestra para el análisis?
Casi siempre se utiliza sangre arterial, aunque en algunas ocasiones (por ejemplo bebés) se utiliza sangre total obtenida por una punción en el talón. En un recién nacido también puede obtenerse la sangre a partir del cordón umbilical. Como la sangre arterial transporta el oxígeno hacia todo el organismo y la sangre venosa acarrea los productos de desecho (CO2) hacia los pulmones, los gases y el nivel de pH no serán iguales en arterias y venas.

La determinación suele realizarse a partir de una muestra de sangre arterial, normalmente de la arteria radial (zona de la muñeca del lado del dedo pulgar, donde normalmente se puede notar el pulso). Puede realizarse previamente una prueba conocida como test de Allen para asegurarse de que la circulación en la muñeca es la adecuada. El test supone la compresión de las dos arterias de la muñeca (radial y ulnar), y liberar la compresión para observar si la sangre fluye correctamente hacia la mano. Si la mano no recupera normalmente su coloración, se procede a realizar la misma prueba en la otra muñeca. También puede obtenerse la sangre a partir de la arteria braquial (codo) o de la femoral (ingle), aunque en estos casos se requiere un entrenamiento especial, motivo por el cual suele realizar la punción el médico.

En los recién nacidos con dificultad respiratoria se puede obtener la sangre de la arteria y de la vena umbilical, para realizar el análisis de ambas separadamente.

Después de obtenerse la muestra de sangre arterial es importante realizar una compresión de la zona durante al menos 5 minutos, para evitar sangrados. Como la sangre se bombea hacia las arterias, en el lugar de la punción seguiría manando sangre si no se realizara una compresión. Si se está tomando anticoagulantes o aspirina, el tiempo de compresión sobre la zona se alarga (10-15 minutos). La persona encargada de obtener la muestra de sangre debe comprobar que no se produce sangrado alguno y posteriormente poner un apósito o vendaje compresivo alrededor de la muñeca, que debería de mantenerse durante aproximadamente una hora.

¿Es necesario algún tipo de preparación previa?
Normalmente, no. Si se está recibiendo oxigenoterapia, debe desconectarse el O2 entre 20 y 30 minutos antes de la obtención de la muestra. En caso de que el paciente no pueda tolerarlo (o si el médico necesita comprobar los niveles de oxígeno estando conectado al sistema), debe anotarse la cantidad de oxígeno que se está administrando al paciente (normalmente expresado como fracción de oxígeno inspirado en forma de porcentaje -por ejemplo, 30% FIO2-o como litros de O2 por minuto).

NOTA: En el apartado, El laboratorio por dentro, encontrará información sobre la recogida y procesamiento de las muestras de sangre y los cultivos de esputo.

Accordion Title
Preguntas Comunes
  • ¿Cómo se utiliza?

    La medida de los gases sanguíneos es de utilidad en la evaluación del estado ácido-base y de la oxigenación. La gasometría suele solicitarse ante un empeoramiento de los síntomas de un trastorno ácido/base o ante dificultades respiratorias. Puede solicitarse junto a otras pruebas como: electrolitos para determinar si existe un trastorno electrolítico, glucosa para evaluar sus niveles en sangre y urea y creatinina para evaluar la función renal.

    Si se está siguiendo oxigenoterapia, la gasometría sanguínea puede ser útil para monitorizar la eficacia de dicho tratamiento.

  • ¿Cuándo se solicita?

    El estudio de los gases sanguíneos se solicita cuando el paciente presenta síntomas de un desequilibrio del pH o de los gases O2/CO2, como dificultad respiratoria, falta de aliento, náuseas o vómitos

    Es habitual solicitar medidas de gases en sangre en personas con enfermedades ya sea respiratorias, metabólicas o renales, y que además presentan distrés respiratorio.

    Si se está bajo oxigenoterapia (ventilación), la gasometría sanguínea puede ser útil para monitorizar regularmente la eficacia de dicho tratamiento.

    Son muchas las situaciones (agudas o crónicas) que pueden llevar a tal desequilibrio, y aunque la gasometría por sí sola no permite establecer la causa del desequilibrio, sí que puede indicar si se trata de un problema respiratorio o metabólico.

    También puede solicitarse la gasometría a pacientes con traumatismos que afecten la cabeza y/o el cuello, ya que las lesiones podrían afectar el mecanismo de la respiración. En pacientes sometidos a anestesia (prolongada) – especialmente en cirugía cardiaca o cerebral– también puede ser muy útil monitorizar los gases en sangre.

    En recién nacidos, las gasometrías realizadas a partir de cordón umbilical permiten poner de manifiesto problemas respiratorios, a la vez que permiten conocer el estado ácido-base de los bebés. Normalmente, el estudio sólo se lleva a cabo si la situación del recién nacido sugiere la existencia de dificultad respiratoria.

  • ¿Qué significa el resultado?

    La obtención de resultados anómalos en la gasometría puede estar indicando:

    • que no se recibe el aporte adecuado de oxígeno
    • que la persona no puede desprenderse correctamente del CO2
    • que existe alguna alteración de tipo renal

    Los resultados de la pO2 indican la cantidad de oxígeno que una persona está inhalando y por lo tanto, la cantidad de oxígeno en sangre. Si el resultado es bajo, es indicativo de que no se está obteniendo una cantidad suficiente de oxígeno, mientras que si el resultado se encuentra dentro de un intervalo considerado como normal, la cantidad sí serásuficiente.

    Los resultados de los otros componentes de la gasometría están muy interrelacionados y por lo tanto deben considerarse en conjunto. Algunas combinaciones concretas de resultados pueden sugerir la causa de una acidosis o de una alcalosis:

    • Una acidosis respiratoria se caracteriza por un pH bajo y un aumento de la pCO2, y es debida a una disminución de la función respiratoria  (aporte insuficiente de oxígeno y eliminación disminuida de CO2). Las causas pueden ser muy variadas: neumonías, enfermedad pulmonar obstructiva crónica (EPOC), sedación excesiva por narcóticos.
    • La alcalosis respiratoria se caracteriza por un pH elevado y una pCO2 disminuida, y es debida a un aumento de la ventilación causada por ejemplo por hiperventilación, dolor, distrés emocional, o ciertas enfermedades pulmonares que pueden interferir en el intercambio de gases.
    • La acidosis metabólica se caracteriza por un pH y un valor de HCO3- disminuidos. La acidez de la sangre se relaciona con un problema metabólico/renal. Entre las causas se incluyen diabetes, shock e insuficiencia renal.
    • La alcalosis metabólica se caracteriza por aumento de pH y de HCO3y se observa en la hipopotasemia, en vómitos crónicos (se pierde ácido del estómago) y sobredosis de bicarbonato sódico.

    A continuación se resumen algunas combinaciones de resultados que pueden observarse en ciertas situaciones:

    pH Bicarbonato pCO2 Situación Causas comunes
    inferior a 7.4 disminuido disminuido Acidosis metabólica Insuficiencia renal, shock, cetoacidosis diabética
    superior a 7.4 elevado elevado Alcalosis metabólica Vómitos prolongados, niveles bajos de potasio
    inferior a 7.4 elevado elevado Acidosis respiratoria Enfermedades pulmonares (neumonía, EPOC)
    superior a 7.4 disminuido disminuido Alcalosis respiratoria Hiperventilación, dolor, ansiedad


    De no tratarse, todas estas situaciones pueden ocasionar desequilibrios que eventualmente pueden poner en peligro la vida del individuo. El médico tratará tanto el desequilibrio en sí como la causa que lo ha ocasionado.

  • ¿Hay algo más que debería saber?

    La punción arterial es más dolorosa que la punción venosa. Normalmente notará cierta molestia; posteriormente a la punción arterial debe realizarse una compresión de la zona para prevenir posibles sangrados.

    A veces, puede utilizarse sangre venosa obtenida de una vía central (una vena más gruesa en la que está implantado un catéter, por ejemplo), siendo la interpretación de los resultados más delicada. La sangre obtenida de una muestra periférica, como la obtenida a partir de una vena del antebrazo, no sirve para valorar el estado de oxigenación.

  • ¿Se puede realizar esta prueba en la consulta del médico?

    Normalmente, las gasometrías se realizan por personal experimentado en pacientes hospitalizados y en consultas de urgencias. El análisis de la muestra debe realizarse lo más rápido posible después de su obtención. No es habitual que en las consultas médicas estén disponibles los dispositivos necesarios para el análisis.

  • ¿Es necesario solicitar esta prueba si se ha tenido una neumonía y actualmente se tiene asma?

    La mayor parte de los casos de neumonía o asma pueden diagnosticarse con una buena historia clínica y auscultación, además de otras pruebas como una placa (radiografía de tórax) y una espirometría. Normalmente, el asma responde bien a la medicación pautada por el médico, y la neumonía a los antibióticos. En ocasiones, puede ser necesario un estudio de los gases sanguíneos, que suele realizarse en un contexto urgente o en medio hospitalario.

  • ¿Pueden medirse los niveles de oxígeno con alguna otra prueba?

    Existe una prueba no invasiva conocida como oximetría de pulso (no es necesario pinchar al paciente para obtener sangre) y que permite la monitorización continua de la saturación de O2. Consiste en un dispositivo (sensor) que se coloca en la punta del dedo o bien en el lóbulo de la oreja. El sensor mide la cantidad de luz transmitida a través de la piel. Las oximetrías de pulso son útiles para monitorizar la evolución de la saturación de O2, si bien su exactitud puede afectarse por distintos factores como: 1) formas anómalas de hemoglobina, como la carboxihemoglobina -presente en intoxicaciones por monóxido de carbono-, 2) una perfusión sanguínea baja (disminución de la presión arterial) y 3) niveles anormalmente bajos de hemoglobina debido a una anemiasevera.

  • ¿Por qué en el informe de laboratorio consta la carboxihemoglobina?¿A qué se refiere?

    Esta prueba y quizás otras relacionadas con formas anómalas de hemoglobina aparecen si el análisis se ha realizado en un analizador conocido como cooxímetro, que no es más que un analizador de gases que además puede medir las pruebas anteriores. No es habitual que la medida de los gases en sangres se realice en un cooxímetro.

    La carboxihemoglobina es un derivado de la hemoglobina que se forma cuando el monóxido de carbono se une a la hemoglobina. Los niveles de carboxihemoglobina suelen aumentar en intoxicaciones por monóxido de carbono, y en la monitorización de estas situaciones se miden los niveles de carboxihemoglobina en un cooxímetro. La hemoglobina se une al monóxido de carbono a una velocidad 210 mayor que la velocidad a la que se une al oxígeno, con la consiguiente disminución de la capacidad de transporte del oxígeno hacia los tejidos, pudiendo aparecer graves problemas.

    Otros derivados de la hemoglobina incluyen la sulfohemoglobina (o sulfmethemoglobina) y la methemoglobina, que pueden resultar a consecuencia de la toma de ciertos medicamentos o de la exposición a determinadas sustancias químicas. Estas formas alteradas de la hemoglobina, como la carboxighemoglobina, no pueden cumplir con la función de transporte del oxígeno y suelen determinarse en un cooxímetro.

Bibliografía

Este artículo está basado en las fuentes bibliográficas que se citan a continuación, así como en la propia experiencia del Comité de expertos y revisores de Lab Tests Online. Además, este apartado es revisado periódicamente por el Consejo Editorial, con el fin de mantenerlo actualizado.

Los enlaces dirigidos a páginas web pueden no estar disponibles por causas ajenas a nuestra voluntad, por lo que pedimos disculpas y agradeceremos que nos informe de estas anomalías para poder subsanarlas.

Pagana, K. D. & Pagana, T. J. (© 2007). Mosby’s Diagnostic and Laboratory Test Reference 8th Edition: Mosby, Inc., Saint Louis, MO. Pp 117-125.

Clarke, W. and Dufour, D. R., Editors (© 2006). Contemporary Practice in Clinical Chemistry: AACC Press, Washington, DC. Pp 322, 469.

Dugdale, III, D. Blood gases. MedlinePlus Medical Encyclopedia http://www.nlm.nih.gov/medlineplus/ency/article/003855.htm

Paxton, A. Blood gas analyzers—the old and the new. CAP Today http://www.cap.org/apps/cap.portal?_nfpb=true&cntvwrPtlt_actionOverride=%2Fportlets%2FcontentViewer%2Fshow&_windowLabel=cntvwrPtlt&cntvwrPtlt%7BactionForm.contentReference%7D=cap_today%2Ffeature_stories%2F0807BloodTest.html&_state=maximized&_pageLabel=cntvwr

Lehman, C. et. al. Metabolic Acidosis. ARUP Consult http://www.arupconsult.com/Topics/RenalDz/MetabolicAcidosis.html#

Canham, E. and Beuther, D. (©2007). Interpreting Arterial Blood Gases. American College of Chest Physicians, Pulmonary and Critical Care Update. http://www.chestnet.org/accp/pccu/interpreting-arterial-blood-gases?page=0,3

Priestley, M. and Huh, J. Respiratory Failure, eMedicine http://emedicine.medscape.com/article/908172-overview

McCarthy, K and Dweik, R. Pulmonary Function Testing. eMedicine http://emedicine.medscape.com/article/303239-overview

Henry’s Clinical Diagnosis and Management by Laboratory Methods. 21st ed. McPherson RA and Pincus MR, eds. Philadelphia: 2007, pp 83-84.

Pregúntenos

*Importante*: No es posible interpretar los resultados de los análisis clínicos fuera del contexto de la historia clínica del paciente. Rogamos no remita resultados para su interpretación, ya que ésta debe ser realizada exclusivamente por su médico. Si tiene dudas sobre esta prueba, puede completar un formulario y solicitar interpretación más detallada sobre el análisis en cuestión. Su consulta se tratará de manera confidencial y será respondida por un profesional del laboratorio clínico.

Es usted profesional sanitario?
Dirección de correo electrónico