También conocido como
Examen de parásitos en heces
Nombre sistemático
Parásitos en heces
Este artículo fue revisado por última vez el
Este artículo fue modificado por última vez el
18.06.2018.
Aspectos Generales
¿Por qué hacer el análisis?

Para saber si se tiene una infección parasitaria del tracto gastrointestinal.

¿Cuándo hacer el análisis?

En diarreas de varios días de duración y/o si se excretan heces con sangre y/o moco, especialmente si se ha bebido agua no potable o no purificada -por ejemplo en el curso de campamentos- o se ha viajado a países subdesarrollados.

¿Qué muestra se requiere?

La determinación se realiza a partir de una muestra de heces reciente debidamente preservada y entregada al laboratorio en un plazo no superior a 2 horas desde su obtención; a veces, se recogen varias muestras en diferentes días.

¿Es necesario algún tipo de preparación previa?

Para esta prueba no se necesita ninguna preparación especial.

Quizás pueda encontrar los resultados de los análisis que se le han realizado en la página web de su laboratorio. Sin embargo, actualmente está en Lab Tests Online. Es posible que haya sido dirigido aquí por el sitio web de su laboratorio para que así pueda conseguir información útil sobre la (s) prueba (s) que se realizó.

Lab Tests Online es un sitio web de educación para el paciente que ofrece información sobre pruebas de laboratorio y que fue galardonado en el año 2009 con el Premio a las Mejores Iniciativas de Servicio al Paciente que convoca la Fundación Farmaindustria en el apartado correspondiente a sociedades científicas y profesionales.

El contenido de esta página ha sido revisado por especialistas del laboratorio. En ella, se proporcionan explicaciones generales de lo que podrían significar los resultados para cada una de las pruebas aquí desarrolladas. Por ejemplo, lo que podría significar obtener un valor alto o bajo en el contexto de su estado de salud.

Para conseguir los resultados de su análisis, deberá dirigirse al sitio web de su laboratorio o comunicarse con su médico.

Los rangos de referencia de las pruebas que se le han realizado los encontrará seguramente en su informe de laboratorio. Normalmente se encuentran a la derecha de los resultados.

Si no dispone del informe de laboratorio y desea obtener un rango de referencia, consulte a su médico o al laboratorio que realizó los análisis. Los resultados de las pruebas de laboratorio no tienen sentido por sí mismos. Toman significado cuando se comparan con los rangos de referencia. Los rangos de referencia son los valores esperados para una persona sana. A veces se les llama también valores "normales". Al comparar el resultado de una prueba con los valores de referencia, se puede ver si el resultado se encuentra fuera del rango de valores esperados. Los valores que están fuera de los rangos esperados pueden proporcionar pistas para ayudar a identificar posibles enfermedades o trastornos. Si bien la precisión de las pruebas de laboratorio ha evolucionado significativamente en las últimas décadas, puede existir cierta variabilidad entre laboratorios debido a las diferencias en los reactivos químicos empleados, las técnicas de medida y los analizadores o instrumentos que se utilizan. Esta es la razón por la que se proporcionan tan pocos rangos de referencia en esta página web. Es importante saber que, para evaluar si los resultados están "dentro de los límites normales", se debe aplicar el rango de referencia proporcionado por el laboratorio que realizó el análisis. Si desea obtener más información, refiérase al artículo Intervalos de referencia y su significado.

¿Qué es lo que se analiza?

Son muchos los parásitos que pueden causar infecciones en el tracto gastrointestinal (GI). El estudio de parásitos en heces consiste en un examen microscópico de una muestra de heces para intentar detectar posibles parásitos que hayan infectado el tracto GI, ocasionando síntomas como diarrea. Los parásitos o sus huevos se eliminan del tracto intestinal con las heces.

Cuando una muestra fresca de heces se coloca en un portaobjetos y se tiñe la preparación, se puede observar e identificar al microscopio los parásitos y sus huevos o formas quísticas (formas encapsuladas resistentes). Los distintos parásitos y huevos presentan formas, tamaños y estructuras internas diferentes y características de cada especie.

Parásitos en heces

Existe una amplia variedad de parásitos que pueden producir infecciones en personas. Cada tipo de parásito tiene su propio ciclo de vida y proceso de maduración, pudiendo vivir en uno o varios huéspedes. Algunos de estos parásitos desarrollan parte de su ciclo vital en un huésped intermedio, como ovejas, vacas o caracoles, antes de infectar a las personas. Algunas infecciones en humanos se producen de manera "accidental". Existen parásitos unicelulares (el microorganismo consta de una única célula) y otros conocidos como helmintos (gusanos). La mayoría de parásitos presenta más de una forma, pasando por cada una de ellas en sus distintas fases del desarrollo. Muchos parásitos tienen una forma adulta madura y otra forma de huevo o quística. En algunos casos existe una fase larvaria intermedia de maduración, entre la forma quística y la adulta madura. Los huevos suelen ser resistentes y pueden mantenerse vivos en el entorno y con capacidad infecciosa durante cierto tiempo sin necesidad de alojarse en un huésped.

La mayor parte de las veces la infección por parásitos gastrointestinales se produce por tomar agua o alimentos que están contaminados con los huevos de los parásitos. (Si desea más información refiérase a Toxoinfecciones alimentarias). En personas infectadas, tanto los huevos o quistes como las formas adultas se eliminan por las heces contaminando así cualquier elemento que entre en contacto con ellas, ya sea agua, comida o superficies varias. Esta contaminación no es visible; el agua y los alimentos parecen totalmente normales en cuanto a aspecto, olor y sabor. Las personas que ingieren agua o comida contaminada pueden a su vez infectarse, y en caso de no tomar medidas adecuadas (lavado de manos y especial cuidado con la manipulación de alimentos), la infección puede transmitirse a otras personas.

Las infecciones por parásitos son especialmente importantes en ciertos grupos de población como niños, ancianos e individuos con afectación del sistema inmunitario. En estos grupos de población, la infección parasitaria puede provocar síntomas y signos graves y complicaciones severas.

Los síntomas más frecuentes de una infección parasitaria son diarrea prolongada, que a veces tiene sangre y/o moco, dolor abdominal y náuseas. Estos síntomas y signos aparecen unos días o semanas más tarde después de la exposición y suelen persistir. A veces se puede tener también dolor de cabeza y fiebre. En algunos casos, la infección es asintomática o con síntomas que pasan casi desapercibidos.

Si la diarrea dura varios días puede producirse pérdida de peso, deshidratación y trastornos electrolíticos, situaciones que pueden ser especialmente peligrosas en niños, ancianos y en personas inmunodeprimidas. Según la Organización Mundial de la Salud (OMS), en el mundo cada año mueren alrededor de 2 millones de personas por enfermedades diarreicas atribuibles a toxoinfecciones alimentarias, entre las que se incluyen las de causa parasitaria.

Entre los tipos de parásitos más frecuentes se hallan los parásitos unicelulares Giardia, Entamoeba histolytica y Cryptosporidium. Son parásitos ubícuos e incluso pueden hallarse en piscinas, instalaciones de calefacción y en sistemas de suministro de agua en la comunidad.

  • Giardia - el parásito que más comúnmente afecta a las personas
  • Cryptosporidium - la causa más común de brotes infecciosos en instalaciones de agua destinadas al ocio y recreo
  • Entamoeba histolytica - a pesar de ser frecuente, sólo produce enfermedad en aproximadamente un 10% o un 20% de las personas infectadas

A menudo los quistes de Giardia y de Cryptosporidium pueden sobrevivir en el agua durante semanas o meses y son resistentes al cloro (a baja concentración). El número de personas infectadas por estos parásitos suele aumentar durante los meses de verano, coincidiendo con el aumento de las actividades de ocio.

Cuando se viaja a países en vías de desarrollo, el número de parásitos al que uno puede quedar expuesto es mucho mayor, especialmente si el tratamiento de las aguas residuales no es muy efectivo. Además de los tres parásitos anteriores, existe una gran variedad de gusanos, lombrices, anquilostomas y tremátodos que pueden causar infección (en el tracto GI u otras partes del organismo). Los viajeros suelen infectarse comiendo o bebiendo productos contaminados con huevos o quistes; por ejemplo, cubitos de hielo en las bebidas o ensaladas frescas. En algunas ocasiones se puede producir una infección a través de la piel, por ejemplo al andar descalzo.

Si la infección no se complica y los signos y síntomas desaparecen en unos días, no se solicitan análisis. En casos graves, si existe diarrea con sangre o moco o la diarrea no remite, suele solicitarse un cultivo de heces.

Puede resultar de utilidad combinar el estudio de parásitos en heces con el de un perfil de patógenos gastrointestinales (si desea más información acceda a este enlace), evaluando así simultáneamente toda una serie de virus, bacterias y parásitos que podrían constituir la causa de la infección. También se puede realizar un cultivo de heces e identificar ciertos microorganismos específicos o sus antígenos.

¿Cómo se obtiene la muestra para el análisis?
Debe obtenerse una muestra fresca de heces en un contenedor limpio. La muestra no debe contaminarse con agua u orina. Una vez recogida es mejor llevarla al laboratorio en un plazo de tiempo inferior a dos horas o, en caso contrario, transferirla a recipientes con soluciones conservantes.

A menudo es necesario recoger varias muestras de heces en días diferentes ya que los parásitos se eliminan de manera intermitente y es posible no encontrarlos de forma permanente en las heces. Si se analizan múltiples muestras de heces aumenta la probabilidad de detectar parásitos en ellas.

¿Se requiere alguna preparación previa para asegurar la calidad de la muestra?
Para esta prueba no se requiere ninguna preparación especial.

NOTA: En el apartado, El laboratorio por dentro, encontrará información sobre la recogida y procesamiento de las muestras de sangre y los cultivos de esputo.

Accordion Title
Preguntas Comunes
  • ¿Cómo se utiliza?

    La prueba de parásitos en heces se usa para detectar la presencia de parásitos en heces y contribuir al diagnóstico de infecciones del tracto gastrointestinal (GI). Como pueden existir muchos tipos de infecciones del tracto GI, el estudio de parásitos en heces se combina a menudo con otras pruebas como un cultivo de heces o un perfil de patógenos gastrointestinales.

    El perfil de patógenos gastrointestinales en heces permite evaluar simultáneamente si existen virus, bacerias y parásitos como agentes comunes de diarreas. Estos perfiles son relativamente nuevos y todavía no se ha acabado de estandarizar su uso óptimo. En caso de no detectarse microorganismos en el perfil de patógenos GI, o si se sospecha que la infección puede estar causada por un microorganismo no incluido en el perfil, se puede solicitar un estudio de parásitos en heces y un cultivo de heces.

    Normalmente, en personas sanas, las infecciones del tracto GI se resuelven sin tratamiento específico; se aplican medidas de soporte y no suelen ser necesarias pruebas de laboratorio. Sin embargo, pueden darse situaciones más graves en las que sean necesarias las pruebas de laboratorio para identificar el agente causante de la infección y poder establecer así el tratamiento adecuado, limitando además la propagación de la infección a la comunidad.

    La prueba de parásitos en heces puede también solicitarse para comprobar la eficacia del tratamiento cuando existe una infección parasitaria.

    Pueden solicitarse además otras pruebas, como los antígenos de GiardiaCrytosporidium o Entamoeba histolytica si se sospecha que alguno de estos parásitos es el responsable de la diarrea. Estas pruebas detectan proteínas estructurales de los parásitos y permiten identificar la infección, incluso cuando no se observan los microorganismos ni los quistes en las heces. Debido a que estas pruebas antigénicas sólo pueden detectar algunos parásitos específicos, no pueden sustituir totalmente el estudio de parásitos en heces, con el que se consigue detectar una amplia variedad de parásitos.

  • ¿Cuándo se solicita?

    La prueba de parásitos en heces se solicita cuando se cree que una persona con síntomas y signos de tipo gastrointestinal puede haber ingerido agua o alimentos contaminados. Entre los signos y síntomas destacan:

    • Diarrea prolongada
    • Dolor abdominal, calambres
    • Náuseas y vómitos
    • Presencia de moco y/o sangre en las heces

    No siempre es necesario realizar el estudio de parásitos en heces. En personas sanas estas infecciones se suelen resolver con medidas de soporte y sin tratamiento específico. El estudio de parásitos en heces se suele solicitar en las siguientes situaciones:

    • Síntomas y/o signos severos de deshidratación, de trastornos electrolíticos u otras complicaciones
    • Niños o ancianos, o personas con debilitamiento o afectación del sistema inmunitario
    • Síntomas y/o signos persistentes y que no mejoran sin tratamiento
    • Síntomas y/o signos que se desarrollan al volver de un viaje a países en vías de desarrollo
    • Si se recuerda haber bebido recientemente agua no potable (ríos, lagos, fuentes no fiables)
    • Si se ha estado en contacto con una persona afectada de una infeción parasitaria (por ejemplo, un familiar)

    La prueba de parásitos en heces también se suele pedir para comprobar la eficacia del tratamiento antiparasitario.

  • ¿Qué significa el resultado?

    Si no se observan parásitos o huevos (quistes) en la muestra, la diarrea puede ser debida a otra causa aunque también podría ser que no hubiera suficientes parásitos en las heces como para ser detectados. Es posible que el médico solicite repetir el estudio en otra muestra u otros tipos de pruebas si todavía sospecha una infección parasitaria.

    Si se identifica un parásito puede asegurarse que la persona tiene una infección parasitaria. Los parásitos se identifican (tipo de parásito) y cuentan, y el resultado se expresa de forma cualitativa (muy pocos, algunos o muy abundantes).

    Aunque normalmente el individuo está infectado por un único tipo de parásito, podría ser que existiera más de uno. Entre los más frecuentes destacan:

    • Giardia - el parásito que más comúnmente afecta a las personas
    • Cryptosporidium - la causa más común de brotes infecciosos en instalaciones de agua destinadas al ocio y recreo
    • Entamoeba histolytica - a pesar de ser frecuente, sólo produce enfermedad en aproximadamente un 10% o un 20% de las personas infectadas

    Otros ejemplos de parásitos que puede detectarse en la prueba de parásitos en heces son:

    Parásitos unicelulares:

    • Dientamoeba fragilis
    • Balantidium coli
    • Cyclospora cayetanensis

    Helmintos (gusanos):

    • Lombrices, como AscarisStrongyloides
    • Anquilostomas
    • Tenias como Hymenolepsis nanaTaenia solium y Diphyllobothrium latum
    • Platelmintos y trematodos como Fasciolopsis buski

    El tipo y la duración del tratamiento dependen del tipo de parásito hallado y del estado de salud del individuo. La cantidad de parásitos detectados en la muestra también proporciona información sobre la gravedad de la infección.

    Si desea más información acerca de parásitos causantes de infecciones gastrointestinales refiérase a DiarreaToxoinfecciones alimentarias y Enfermedades del viajero.

  • ¿Hay algo más que debería saber?

    Las infecciones por GiardiaCryptosporidium y E. histolytica se tratan con fármacos. Se pueden solucionar por sí solas en varias semanas aunque también pueden ir manifestándose de manera cíclica y producir síntomas fluctuantes. En personas con un sistema inmunológico competente, la infección por Cryptosporidium se suele solucionar en pocas semanas, pero en personas inmunodeprimidas (infección por VIH o con SIDA, transplantados, cáncer, etc.) este parásito puede ser peligroso, cronificándose y provocando debilitamiento y malnutrición.

  • ¿Cómo se puede prevenir una infección parasitaria?

    Lo mejor es evitar tomar agua o comida que pueda estar contaminada, sobretodo cuando se viaja a países en vías de desarrollo, donde los cubitos de hielo o las ensaladas pueden tener parásitos. No obstante, incluso en los ríos montañosos más límpidos y claros puede haber parásitos como la Giardia. Los parásitos no se pueden ver y no alteran el gusto o el olor del agua. Si algún familiar tiene una infección parasitaria se debe ser cauto, lavándose bien las manos después de ir al baño o de tocar pañales sucios para evitar la transmisión del parásito al resto de la familia. Las personas infectadas no deberían manipular alimentos hasta curarse.

  • ¿Puede este examen detectar todos los parásitos?

    No; tan sólo los parásitos y huevos presentes en los intestinos que pueden eliminarse a través de las heces. Existen otras pruebas específicas para otros parásitos, como las pruebas para detectar los parásitos responsables de la malaria y para los oxiuros.

  • ¿Por qué se necesita que la muestra de heces sea fresca?

    La estructura de los parásitos puede degenerar en una muestra de heces mal conservada, por lo que es más difícil detectarlos.

  • ¿Se pueden ver esos gusanos a simple vista en la muestra de heces?

    Normalmente no. La mayoría de parásitos son demasiado pequeños para verlos a simple vista; como mucho se verán trozos de fibra sin digerir. La única forma de verlos e identificarlos es por el microscopio. Los parásitos tienen unas estructuras internas y externas características que la fibra no tiene.

  • ¿Existen otras pruebas para el estudio de los parásitos?

    Sí. Se han desarrollado pruebas antigénicas para diferentes parásitos que permiten determinar si una persona ha estado expuesta previamente a un parásito, pero no son útiles para detectar una infección reciente. Un resultado positivo puede indicar una infección pasada o crónica. A veces para comprobar una posible infestación parasitaria se realiza una biopsia intestinal.

  • ¿Si ya se ha tenido una infección por parásitos, es posible la reinfección?

    Sí, es posible reinfectarse. Esto puede pasar si se convive con un familiar que tiene una infección asintomática, por ejemplo por Giardia, ya que puede continuar infectando hasta que no se trate.

  • ¿Por qué no puede tomarse un medicamento contra la diarrea sin receta médica?

    Debería tomarse sólo lo que haya recetado el médico. La diarrea es una de las formas que tiene el organismo de eliminar la infección. Si se previene tomando fármacos contra la diarrea, se puede prolongar la enfermedad y, a veces, empeorar.

Bibliografía

Este artículo está basado en las fuentes bibliográficas que se citan a continuación, así como en la propia experiencia del Comité de expertos y revisores de Lab Tests Online. Además, este apartado es revisado periódicamente por el Consejo Editorial, con el fin de mantenerlo actualizado.

Los enlaces dirigidos a páginas web pueden no estar disponibles por causas ajenas a nuestra voluntad, por lo que pedimos disculpas y agradeceremos que nos informe de estas anomalías para poder subsanarlas.

Chamberland, R. Stool Ova and Parasite Test. Medscape Drugs & Diseases. http://emedicine.medscape.com/article/2117799-overview

Lehrer, J. Estudio de huevos y parásitos en heces. MedlinePlus Medical Encyclopedia. https://www.nlm.nih.gov/medlineplus/spanish/ency/article/003756.htm

Barr, W. and Smith, A. Acute Diarrhea in Adults. Am Fam Physician. 2014 Feb 1;89(3):180-189. http://www.aafp.org/afp/2014/0201/p180.html

Pearson, R. Approach to Parasitic Infections. Merck Manual Professional Version. http://www.merckmanuals.com/professional/infectious-diseases/approach-to-parasitic-infections/approach-to-parasitic-infections

Diagnosis of Parasitic Diseases. CDC. http://www.cdc.gov/parasites/references_resources/diagnosis.html

Dowshen, S. Stool Test: Ova and Parasites. KidsHealth from Nemours. http://kidshealth.org/parent/system/medical/test_oandp.html

Pennardt, A. Giardiasis in Emergency Medicine. eMedicine. http://emedicine.medscape.com/article/782818-overview

Detection of Parasite Antigens. DPDx Diagnostic Procedures Stool Specimens. http://www.dpd.cdc.gov/dpdx/HTML/DiagnosticProcedures.htm

Fisher, M. et. al. Diarrhea, Parasitic Evaluation. ARUP Consult. http://www.arupconsult.com/Topics/ParasiticDiarrhea.html?client_ID=LTD

Mayo Clinic Staff. Giardia infection (giardiasis). Mayo Clinic. http://www.mayoclinic.com/health/giardia-infection/DS00739

Viruses, Bacteria and Parasites in the Digestive Tract. Children's Hospital Boston. http://www.childrenshospital.org/az/Site1959/mainpageS1959P0.html

Mukherjee S. Giardiasis. eMedicine. http://emedicine.medscape.com/article/176718-overview

Kucik C, et al. Common Intestinal Parasites. Am Fam Physician 2004; 69(5): 1161-1169. http://www.aafp.org/afp/2004/0301/p1161.html

Pagana, K. D. & Pagana, T. J. (© 2011). Mosby's Diagnostic and Laboratory Test Reference 10th Edition: Mosby, Inc., Saint Louis, MO. Pp 911-912.

Forbes, B. et. al. (© 2007). Bailey & Scott's Diagnostic Microbiology, 12th Edition: Mosby Elsevier Press, St. Louis, MO. Pp 543-627.

Pagana, Kathleen D. & Pagana, Timothy J. (© 2007).  Mosby’s Diagnostic and Laboratory Test Reference 8th Edition:  Mosby, Inc., Saint Louis, MO. Pp 887-888.

Wu, A. (2006).  Tietz Clinical Guide to Laboratory Tests, Fourth Edition.  Saunders Elsevier, St. Louis, Missouri. Pp 1590.

Risks from Food and Water (Drinking and Recreational).  Travelers' Health: Yellow Book, CDC Health Information for International Travel 2008, Chapter 2, Pre- and Post-travel General Health Recommendations. http://wwwn.cdc.gov/travel/yellowBookCh2-FoodWaterRisks.aspx

About Parasites.  CDC Parasitic Diseases. http://www.cdc.gov/ncidod/dpd/aboutparasites.htm

Forbes BA, Sahm DF, Weissfeld AS, Bailey & Scott’s Diagnostic Microbiology 12th Edition: Mosby Elsevier, St. Louis, MO; 2007

Pregúntenos

*Importante*: No es posible interpretar los resultados de los análisis clínicos fuera del contexto de la historia clínica del paciente. Rogamos no remita resultados para su interpretación, ya que ésta debe ser realizada exclusivamente por su médico. Si tiene dudas sobre esta prueba, puede completar un formulario y solicitar interpretación más detallada sobre el análisis en cuestión. Su consulta se tratará de manera confidencial y será respondida por un profesional del laboratorio clínico.

Es usted profesional sanitario?
Dirección de correo electrónico