También conocido como
IgM/IgG Anti-Borrelia burgdorferi
Detección de anticuerpos de la enfermedad de Lyme
Nombre sistemático
Anticuerpos IgM/IgG contra Borrelia burgdorferi; PCR de Borrelia burgdorferi
Este artículo fue revisado por última vez el
Este artículo fue modificado por última vez el 12.03.2021.
Aspectos Generales
¿Por qué hacer el análisis?

Para determinar si se ha estado expuesto a la bacteria que causa la enfermedad de Lyme.

¿Cuándo hacer el análisis?

Cuando el paciente presenta síntomas de la enfermedad de Lyme, especialmente si ha estado recientemente en una zona en la que las garrapatas de patas negras o garrapatas del venado son endémicas, o si se sospecha que le haya picado una garrapata.

¿Qué muestra se requiere?

La determinación se realiza a partir de una muestra de sangre venosa del brazo. Si existen signos o síntomas que hagan sospechar que exista una afectación del sistema nervioso central (meningitis), se puede recoger una muestra de líquido cefalorraquídeo obtenido mediante una punción lumbar.

¿Es necesario algún tipo de preparación previa?

Para esta prueba no se necesita ninguna preparación especial.

Quizás pueda encontrar los resultados de los análisis que se le han realizado en la página web de su laboratorio. Sin embargo, actualmente está en Lab Tests Online. Es posible que haya sido dirigido aquí por el sitio web de su laboratorio para que así pueda conseguir información útil sobre la (s) prueba (s) que se realizó.

Lab Tests Online es un sitio web de educación para el paciente que ofrece información sobre pruebas de laboratorio y que fue galardonado en el año 2009 con el Premio a las Mejores Iniciativas de Servicio al Paciente que convoca la Fundación Farmaindustria en el apartado correspondiente a sociedades científicas y profesionales.

El contenido de esta página ha sido revisado por especialistas del laboratorio. En ella, se proporcionan explicaciones generales de lo que podrían significar los resultados para cada una de las pruebas aquí desarrolladas. Por ejemplo, lo que podría significar obtener un valor alto o bajo en el contexto de su estado de salud.

Para conseguir los resultados de su análisis, deberá dirigirse al sitio web de su laboratorio o comunicarse con su médico.

Los rangos de referencia de las pruebas que se le han realizado los encontrará seguramente en su informe de laboratorio. Normalmente se encuentran a la derecha de los resultados.

Si no dispone del informe de laboratorio y desea obtener un rango de referencia, consulte a su médico o al laboratorio que realizó los análisis. Los resultados de las pruebas de laboratorio no tienen sentido por sí mismos. Toman significado cuando se comparan con los rangos de referencia. Los rangos de referencia son los valores esperados para una persona sana. A veces se les llama también valores "normales". Al comparar el resultado de una prueba con los valores de referencia, se puede ver si el resultado se encuentra fuera del rango de valores esperados. Los valores que están fuera de los rangos esperados pueden proporcionar pistas para ayudar a identificar posibles enfermedades o trastornos. Si bien la precisión de las pruebas de laboratorio ha evolucionado significativamente en las últimas décadas, puede existir cierta variabilidad entre laboratorios debido a las diferencias en los reactivos químicos empleados, las técnicas de medida y los analizadores o instrumentos que se utilizan. Esta es la razón por la que se proporcionan tan pocos rangos de referencia en esta página web. Es importante saber que, para evaluar si los resultados están "dentro de los límites normales", se debe aplicar el rango de referencia proporcionado por el laboratorio que realizó el análisis. Si desea obtener más información, refiérase al artículo Intervalos de referencia y su significado.

¿Qué es lo que se analiza?

La enfermedad de Lyme es una infección producida por las bacterias Borrelia burgdorferi y Borrellia mayonii. Las pruebas de la enfermedad de Lyme miden los anticuerpos frente a Borrelia en sangre o en líquido cefalorraquídeo (LCR) en el caso de que existan signos o síntomas de afectación del sistema nervioso central.

El sistema inmunitario del organismo produce estos anticuerpos en respuesta a la exposición a la Borrelia burgdorferi, la bacteria causante de la enfermedad de Lyme. Las garrapatas de los venados infectados o garrapatas de patas negras transmiten la bacteria a los humanos a través de su picadura. La enfermedad de Lyme es más común en la primavera y verano, en las regiones donde se pueden encontrar este tipo de garrapatas. En España, su prevalencia es especialmente alta en las zonas boscosas del norte del país, aunque han aparecido casos en toda la península.

En la enfermedad de Lyme aparece una erupción característica conocida como eritema migratorio. Esta lesión se va extendiendo radialmente desde la zona de la picadura de la garrapata, dando lugar a una apariencia de diana o de ojo de buey. Además, otros signos y síntomas incluyen la presencia de fiebre, escalofríos, dolor de cabeza y cansancio. En ausencia de tratamiento, la enfermedad de Lyme puede progresar y causar dolor articular intermitente, meningitis, parálisis facial (parálisis de Bell), debilidad y entumecimiento en los brazos y piernas, problemas de memoria, y más raramente puede afectar al corazón o a los ojos.

El sistema inmunitario tarda cierto tiempo en producir los anticuerpos frente a la Borrellia. Los anticuerpos frente a B. burgdorferi de tipo IgM suelen ser detectables en sangre a las dos o tres semanas de la exposición, mientras que los anticuerpos de tipo IgG no se detectan hasta varias semanas más tarde.

Accordion Title
Preguntas Comunes
  • ¿Cómo se utiliza?

    Las pruebas de la enfermedad de Lyme sirven para determinar si una persona con signos o síntomas característicos ha sido infectada por la Borrelia burgdorferi. Esta prueba detecta los anticuerpos producidos por el sistema inmunitario en respuesta a la infección.

    Esta prueba detecta dos tipos de anticuerpos:

    • IgM: suelen ser detectables en sangre a las dos o tres semanas de la exposición, su concentración aumenta y alcanza un máximo a las seis semanas y posteriormente empiezan a descender.
    • IgG: se detectan varias semanas después de la exposición, alcanzan un nivel máximo al cabo de unos seis meses y pueden mantenerse elevados durante muchos años.

    Los Centros de Control y Prevención de Enfermedades (CDC) recomiendan dos tipos de pruebas para la detección y confirmación diagnóstica de la enfermedad de Lyme:

    • El método inicial puede emplear técnicas como el enzimoinmunoanálisis o la inmunofluorescencia para medir los anticuerpos IgM o IgG frente a la B. burgdorferi. Estas pruebas son muy sensibles, con el objetivo de detectar todos los casos posibles. Sin embargo, estos métodos pueden conducir a resultados positivos en infecciones causadas por otras bacterias transmitidas por garrapatas, en la sífilis o en los pacientes con enfermedades autoinmunes (por ejemplo: el lupus).
    • La confirmación de cualquier resultado positivo o indeterminado se debe realizar por un segundo método, conocido como Western Blot, que detecta los anticuerpos específicos frente a los diferentes antígenos. En el caso de que este segundo estudio sea positivo, se puede establecer el diagnóstico de enfermedad de Lyme.

    El siguiente diagrama ilustra el procedimiento recomendado (Crédito: CDC):

    Procedimiento Lyme

    La enfermedad de Lyme puede ser difícil de diagnosticar. Se puede establecer el momento de la infección si el individuo recuerda haberse quitado una garrapata de la piel, o si sabe con certeza que le picó una garrapata, o si habita o ha visitado alguna zona en la que la enfermedad de Lyme es prevalente. Sin embargo, la garrapata puede ser del tamaño de un alfiler y la picadura puede pasar desapercibida. No todas las personas infectadas desarrollan la erupción característica, de manera que los síntomas que se presentan pueden ser inespecíficos y similares en las fases iniciales a los síntomas de una gripe. Por otra parte, el dolor articular puede conducir a una artritis crónica y los síntomas neurológicos pueden aparecer al cabo de unos meses.

    La prueba de elección para diagnosticar la enfermedad de Lyme es la prueba de determinación de los anticuerpos frente a la bacteria. No obstante, si el médico sospecha que haya una afectación del sistema nervioso central, como una meningitis, probablemente solicitará la determinación de los anticuerpos IgM, IgG y la prueba de Western Blot en una muestra de líquido cefalorraquídeo.

    Ocasionalmente, también puede realizarse un análisis de ADN basado en la reacción en cadena de la polimerasa (PCR) ya que es más sensible para detectar una infección por B. burgdorferi. Sin embargo, esta prueba no está disponible en todos los centros y los CDC no recomiendan su uso.

  • ¿Cuándo se solicita?

    Las pruebas de la enfermedad de Lyme se solicitan cuando una persona presenta signos o síntomas sugerentes de una infección por Borrellia burgdorferi, especialmente si ha estado en una zona donde hay ciervos y garrapatas, o sabe que le ha picado una garrapata.

    Entre los síntomas iniciales de la enfermedad de Lyme se incluyen:

    • Erupción característica que recuerda a un ojo de buey, que se extiende de forma radial a partir de la picadura de la garrapata.
    • Fiebre, escalofríos.
    • Dolor de cabeza.
    • Cansancio.
    • Dolor muscular y de las articulaciones.
    • Hinchazón de los ganglios linfáticos.

    Si no se establece un tratamiento, la enfermedad de Lyme puede progresar y ocasionar:

    • Dolor muscular intermitente.
    • Dolor de cabeza acompañado de rigidez de cuello (riesgo de meningitis).
    • Debilidad y parálisis facial (parálisis de Bell).
    • Debilidad y dolor de brazos y piernas.
    • Artritis con dolor de las articulaciones e inflamación intermitente, generalmente en las articulaciones grandes como las rodillas.
    • Mareos y falta de aliento.
    • Dolor, insensibilidad u hormigueo de manos o pies.
    • Problemas de memoria, falta de concentración y cambios en los patrones de sueño.
    • Más raramente, arritmias cardíacas e inflamación ocular.

    La prueba se puede repetir con unas semanas de diferencia en el caso de que haya resultado negativa cuando existe una alta sospecha de que el paciente sufra una enfermedad de Lyme.

  • ¿Qué significa el resultado?

    Un adulto sano que no haya estado nunca expuesto a la bacteria Borrelia burgdorferi no tendrá anticuerpos frente a dicha bacteria.

    Si el resultado de las pruebas IgM, IgG y Western Blot son positivos, lo más probable es que los signos y síntomas del paciente se deban a la enfermedad de Lyme.

    En el caso de que solo sea positiva la prueba de los anticuerpos IgM, la infección será muy reciente, aunque también podría darse el caso de que se tratara de un falso positivo.

    Si no se detectan anticuerpos IgM, pero los IgG y el Western Blot son positivos, puede ser que la infección esté en una fase tardía o que se contrajera la infección en el pasado.

    Si los resultados de todas las pruebas son negativos, lo más probable es que los signos o síntomas sean atribuibles a otra causa, aunque podría ser que la cantidad de anticuerpos fuera tan baja que no se detectan. En estos casos se repetirían las pruebas al cabo de 2-3 semanas para confirmar o descartar la infección.

    Si los resultados de IgM y Western blot son negativos pero la IgG es positiva, puede significar que el paciente ha superado la enfermedad de Lyme en el pasado o que existe una reacción cruzada con anticuerpos frente a otra patología. En todo caso, los signos y síntomas actuales serán debidos a otra causa.

    En la siguiente tabla se resumen los resultados de las pruebas de la enfermedad de Lyme con su interpretación:

    Anticuerpos IgM

    Anticuerpos IgG

    Western Blot

    Interpretación más probable

    Positivos

    Positivos

    Positivo

    Enfermedad de Lyme, si los síntomas concuerdan

    Positivos

    Negativos

    Negativo

    Infección reciente o falso positivo

    Negativos

    Positivos

    Positivo

    Infección tardía o previa

    Negativos

    Negativos

    No suele realizarse si IgM e IgG son negativos

    No existe infección; sintomatología atribuible a otra causa o anticuerpos demasiado bajos como para ser detectados

    Negativo

    Positivos

    Negativo

    Infección previa o falso positivo por una reacción cruzada.

    Un resultado positivo de la prueba de reacción en cadena de la polimerasa (PCR) indica que hay una infección por B. burgdorferi. Si es negativo, no existe infección o no existe suficiente cantidad de ADN para permitir su detección.

  • ¿Hay algo más que debería saber?

    Si se ha tenido una enfermedad de Lyme se seguirán detectando los anticuerpos frente a la bacteria B. burgdorferi durante toda la vida.

    La Borrelia burgdorferi pertenece a un grupo de bacterias conocido como espiroquetas. Otras enfermedades causadas por espiroquetas, como la sífilis o la  leptospirosis, al igual que otras patologías como el VIH, la mononucleosis o las enfermedades autoinmunes pueden producir resultados falsos positivos.

    En el caso de que los signos y síntomas no sean los típicos o el paciente no tenga antecedentes de haber viajado a zonas con alta prevalencia de enfermedad de Lyme, el médico tratará de descartar otras patologías que puedan explicar la clínica antes de realizar las pruebas para la enfermedad de Lyme.

  • ¿Cómo se trata la enfermedad de Lyme?

    La mayoría de las personas que tienen la enfermedad de Lyme se tratan con antibióticos. Para más información, consultar el artículo de la web de los Centros de Control y Prevención de Enfermedades (CDC) sobre la Enfermedad de Lyme.

  • ¿Se puede hacer algo para evitar la infección?

    Sí. En los bosques o jardines de las áreas infestadas de garrapatas es importante evitar el contacto con la tierra, hojas y vegetación. También se recomienda utilizar zapatos cerrados, ropas sin colores llamativos y repelente de insectos que contenga al menos un 20-30% de DEET o permetrina. Es importante comprobar a menudo la ropa y la piel que queda expuesta para retirar rápidamente las posibles garrapatas. Los animales como perros, gatos, caballos y vacas también pueden ser portadores de la garrapata del ciervo. Se debe revisar a las mascotas, especialmente en la zona de la cabeza, cuello, orejas y entre los dedos, y usar un repelente de garrapatas adecuado y recomendado por un veterinario.

  • ¿Cómo se puede reconocer la infección si no se presenta erupción cutánea?

    La erupción aparece en aproximadamente el 75% de los infectados. Esta erupción puede ser la característica erupción cutánea que recuerda a un ojo de buey, pero también puede ser rojiza y confundirse con las marcas que deja la hiedra venenosa, con las picaduras de arañas o con la tiña. Puede aparecer a los pocos días o semanas después de la picadura y puede desaparecer rápidamente. Si es posible, se recomienda tomar una fotografía de la erupción para mostrársela al médico, ya que la erupción puede haber desaparecido antes de que se acuda a la consulta.

    Otros signos o síntomas de la enfermedad de Lyme incluyen el cansancio, escalofríos y fiebre, dolor de cabeza, dolores musculares y articulares e inflamación de los ganglios linfáticos. Lo correcto, si no se puede explicar la causa de su aparición, es consultar al médico ante la presencia de alguno de estos síntomas.

  • ¿Tiene sentido realizar las pruebas de la enfermedad de Lyme si no se presentan síntomas?

    No se recomienda, incluso aunque el paciente haya sido picado por una garrapata de patas negras o del venado, ya que aumentaría la incidencia de resultados falsos positivos. No todas las picaduras de garrapata resultan en una infección, ni todas las garrapatas están infectadas por Borrelia burgdorferi. Además, aunque la garrapata esté infectada por la bacteria, la infección tarda en transmitirse entre 24 y 72 horas desde el momento de la picadura. Si se consigue desprender la garrapata pronto, el riesgo de contraer la enfermedad de Lyme disminuye. En el caso de sufrir una picadura, lo más sensato es consultar a un médico.

  • ¿En qué consiste el síndrome post-tratamiento de la enfermedad de Lyme?

    En aproximadamente el 10-20% de las personas en tratamiento para la enfermedad de Lyme con la pauta de antibióticos habitual, los signos y síntomas pueden persistir durante más de 6 meses. En estos casos se habla de un síndrome post-tratamiento de la enfermedad de Lyme. Se sigue investigando para comprender mejor la causa de este síndrome. Es importante que el paciente conozca esta posibilidad antes de iniciar el tratamiento, y que informe al médico si los síntomas persisten para buscar soluciones que puedan mejorarlos.

  • ¿Se puede analizar una garrapata para ver si es portadora de la enfermedad de Lyme?

    Sí, algunas entidades públicas realizan pruebas a las garrapatas además de identificar la especie, para saber si pueden ser transmisoras de la enfermedad de Lyme. Sin embargo, estos procedimientos no siempre tienen utilidad. Aunque una garrapata sea positiva en la prueba, no significa necesariamente que haya transmitido la enfermedad al paciente. Por otra parte, un resultado negativo puede dar una falsa seguridad, porque al paciente le puede haber picado en otra parte del cuerpo una garrapata diferente, que sí estuviera infectada. Además, es probable que un paciente infectado desarrolle los síntomas antes de recibir los resultados. Si este es el caso, se debe acudir inmediatamente al médico sin esperar los resultados del análisis de la garrapata.

Enlaces

Pruebas relacionadas:

Estados fisiológicos y enfermedades:

En otras webs:

 

Bibliografía

Este artículo está basado en las fuentes bibliográficas que se citan a continuación, así como en la propia experiencia del Comité de expertos y revisores de Lab Tests Online. Además, este apartado es revisado periódicamente por el Consejo Editorial, con el fin de mantenerlo actualizado.

Los enlaces dirigidos a páginas web pueden no estar disponibles por causas ajenas a nuestra voluntad, por lo que pedimos disculpas y agradeceremos que nos informe de estas anomalías para poder subsanarlas.

Lab Tests Online. Lyme disease tests. Actualizado el 31 de diciembre de 2019. Disponible online en https://labtestsonline.org/tests/lyme-disease-tests. Último acceso el 06/11/2020.

Meyerhoff, J. et. al. Lyme Disease. Medscape Rheumatology. Disponible online en https://emedicine.medscape.com/article/330178-overview. Último acceso el 06/11/2020.

Borrelia Species - Lyme Disease and Borrelia hermsii. ARUP Consult. Disponible online en https://arupconsult.com/content/borrelia-species. Último acceso el 06/11/2020.

Marques, A. Revisiting the Lyme Disease Serodiagnostic Algorithm: the Momentum Gathers. Journal of Clinical Microbiology v 56 (8). Disponible online en https://jcm.asm.org/content/56/8/e00749-18. Último acceso el 06/11/2020.

Lyme Disease Serology, Serum. Mayo Clinic Mayo Clinic Laboratories. Disponible online en https://www.mayocliniclabs.com/test-catalog/Clinical+and+Interpretive/9129. Último acceso el 06/11/2020.

Lyme Disease Tests. MedlinePlus Medical Encyclopedia. Disponible online en https://medlineplus.gov/lab-tests/lyme-disease-tests/. Último acceso el 06/11/2020.

Lyme Disease Diagnostics Research. National Institute of Allergy and Infectious Diseases. Disponible online en https://www.niaid.nih.gov/diseases-conditions/lyme-disease-diagnostics-research. Último acceso el 06/11/2020.

Molins, C. et. al. Lyme Borreliosis Serology: Performance of Several Commonly Used Laboratory Diagnostic Tests and a Large Resource Panel of Well-Characterized Patient Samples. Journal of Clinical Microbiology v 54 (11). Disponible online en https://jcm.asm.org/content/54/11/2726. Último acceso el 06/11/2020.

Two-step Laboratory Testing Process. Centers for Disease Control and Prevention. Disponible online en https://www.cdc.gov/lyme/diagnosistesting/labtest/twostep/index.html. Último acceso el 06/11/2020.

Levin, M. Lyme disease antibody. MedlinePlus Medical Encyclopedia. Disponible online en http://www.nlm.nih.gov/medlineplus/ency/article/003554.htm. Último acceso el 06/11/2020.

Lyme Disease, Laboratory Testing. CDC. Disponible online en http://www.cdc.gov/lyme/diagnosistreatment/LabTest/. Último acceso el 06/11/2020.

Lyme Disease Frequently Asked Questions (FAQ). CDC. Disponible online en http://www.cdc.gov/lyme/faq/index.html. Último acceso el 06/11/2020.

Lyme Disease: A Patient's Guide, Diagnosis. American College of Physicians. Disponible online en http://www.acponline.org/clinical_information/resources/lyme_disease/patient/diagnosis.htm. Último acceso el 06/11/2020.

Identification of a novel pathogenic Borrelia species causing Lyme borreliosis with unusually high spirochaetaemia: a descriptive study. The Lancet Infectious Diseases. Disponible online en http://www.thelancet.com/journals/laninf/article/PIIS1473-3099(15)00464-8/abstract. Último acceso el 06/11/2020.

Centers for Disease Control and Prevention. Press Release: New Lyme-disease-causing bacteria species discovered. February 8, 2015. Disponible online en http://www.cdc.gov/media/releases/2016/p0208-lyme-disease.html. Último acceso el 06/11/2020.

Devkota, B. Lyme Disease Serology. Medscape Drugs & Diseases. Disponible online en http://emedicine.medscape.com/article/2094578-overview. Último acceso el 06/11/2020.

Krause, P. and Bockenstedt, L. (2013). Lyme Disease and the Heart, Cardiology Patient Page. Circulation. 2013; 127: e451-e454.. Disponible online en http://circ.ahajournals.org/content/127/7/e451.full. Último acceso el 06/11/2020.

Barclay, L. Alternative Lab Tests May Not Reliably Diagnose Lyme Disease. Medscape Multispecialty. Disponible online en http://www.medscape.com/viewarticle/846997. Último acceso el 06/11/2020.

Pagana, K. D., Pagana, T. J., and Pagana, T. N. (© 2015). Mosby's Diagnostic & Laboratory Test Reference 12th Edition: Mosby, Inc., Saint Louis, MO. Pp 613-614.

 

Pregúntenos

*Importante*: No es posible interpretar los resultados de los análisis clínicos fuera del contexto de la historia clínica del paciente. Rogamos no remita resultados para su interpretación, ya que ésta debe ser realizada exclusivamente por su médico. Si tiene dudas sobre esta prueba, puede completar un formulario y solicitar interpretación más detallada sobre el análisis en cuestión. Su consulta se tratará de manera confidencial y será respondida por un profesional del laboratorio clínico.

Es usted profesional sanitario?