También conocido como
BCR/ABL
Oncogén bcr-abl
Cromosoma Philadelphia
Nombre sistemático
Fusión BCR-ABL1
Este artículo fue revisado por última vez el
Este artículo fue modificado por última vez el
18.06.2018.
Aspectos Generales
¿Por qué hacer el análisis?

Para diagnosticar y monitorizar el tratamiento de la leucemia mieloide crónica (LMC) y un tipo de leucemia linfoblástica aguda (LLA).

¿Cuándo hacer el análisis?

Cuando los resultados del hemograma y/o los signos o síntomas son sugestivos de una leucemia; periódicamente durante el tratamiento de la LMC o en LLA BCR-ABL1 positivas.

¿Qué muestra se requiere?

La determinación se realiza a partir de una muestra de sangre venosa o una muestra de médula ósea obtenida por aspirado o biopsia.

¿Es necesario algún tipo de preparación previa?

Para esta prueba no se necesita ninguna preparación especial.

Quizás pueda encontrar los resultados de los análisis que se le han realizado en la página web de su laboratorio. Sin embargo, actualmente está en Lab Tests Online. Es posible que haya sido dirigido aquí por el sitio web de su laboratorio para que así pueda conseguir información útil sobre la (s) prueba (s) que se realizó.

Lab Tests Online es un sitio web de educación para el paciente que ofrece información sobre pruebas de laboratorio y que fue galardonado en el año 2009 con el Premio a las Mejores Iniciativas de Servicio al Paciente que convoca la Fundación Farmaindustria en el apartado correspondiente a sociedades científicas y profesionales.

El contenido de esta página ha sido revisado por especialistas del laboratorio. En ella, se proporcionan explicaciones generales de lo que podrían significar los resultados para cada una de las pruebas aquí desarrolladas. Por ejemplo, lo que podría significar obtener un valor alto o bajo en el contexto de su estado de salud.

Para conseguir los resultados de su análisis, deberá dirigirse al sitio web de su laboratorio o comunicarse con su médico.

Quizás pueda encontrar los resultados de los análisis que se le han realizado en la página web de su laboratorio. Sin embargo, actualmente está en Lab Tests Online. Es posible que haya sido dirigido aquí por el sitio web de su laboratorio para que así pueda conseguir información útil sobre la (s) prueba (s) que se realizó.

Lab Tests Online es un sitio web de educación para el paciente que ofrece información sobre pruebas de laboratorio y que fue galardonado en el año 2009 con el Premio a las Mejores Iniciativas de Servicio al Paciente que convoca la Fundación Farmaindustria en el apartado correspondiente a sociedades científicas y profesionales.

El contenido de esta página ha sido revisado por especialistas del laboratorio. En ella, se proporcionan explicaciones generales de lo que podrían significar los resultados para cada una de las pruebas aquí desarrolladas. Por ejemplo, lo que podría significar obtener un valor alto o bajo en el contexto de su estado de salud.

Para conseguir los resultados de su análisis, deberá dirigirse al sitio web de su laboratorio o comunicarse con su médico.

¿Qué es lo que se analiza?

BCR-ABL1 hace referencia a una secuencia de genes localizada en un cromosoma 22 anómalo de ciertas personas con formas determinadas de leucemia. A diferencia de otros cánceres, la causa de la leucemia mieloide crónica (LMC) y de algunas otras leucemias puede atribuirse a una única anomalía genética específica en uno de los cromosomas. La presencia de la secuencia genética BCR-ABL1 confirma el diagnóstico de LMC y el de una forma de leucemia linfoblástica aguda (LLA).

Cada persona tiene 23 pares de cromosomas que contienen información genética heredada de sus progenitores. Estos genes contienen la información, en forma de ADN, necesaria para la producción de las proteínas necesarias para un correcto funcionamiento del organismo. A pesar de que algunas alteraciones genéticas son hereditarias, algunas de ellas pueden ocurrir por cambios cromosómicos adquiridos (que han aparecido después del nacimiento, en algún momento de la vida del individuo). Este hecho puede ser consecuencia de la exposición a distintos factores ambientales (radiaciones, sustancias químicas, etc.), aunque a menudo no se conoce su causa.

La secuencia genética BCR-ABL1 constituye una alteración cromosómica adquirida que aparece por un intercambio de piezas entre los cromosomas 9 y 22. Cuando esto sucede, la región ABL1 del cromosoma 9 se fusiona con la región BCR del cromosoma 22. A este tipo de cambio se le conoce como traslocación recíproca y suele abreviarse como t(9;22). El cromosoma 22 resultante con la secuencia genética BCR-ABL1 constituye el cromosoma Philadelphia (Ph); recibe este nombre porque es en esta ciudad donde se describió por primera vez.

El cromosoma Philadelphia o gen BCR-ABL1 codifica una proteína anómala responsable del desarrollo de la LMC y de un tipo de LLA. En el momento del diagnóstico, un 90% - 95% de los casos de LMC presentan la traslocación cromosómica característica recíproca t(9;22) BCR-ABL1. Cerca de un 25% de adultos con LLA presentan también esta traslocación.

La proteína producida por BCR-ABL1 es un enzima conocido como tirosina quinasa. Este enzima es el responsable del crecimiento descontrolado de las células leucémicas. Los signos y los síntomas de la leucemia aparecen cuando las células leucémicas son tan abundantes que acaban por desplazar al resto de células precursoras normales de la médula ósea. El tratamiento de estas leucemias incluye típicamente un inhibidor de la tirosina quinasa (TKI, por sus siglas en inglés).

La prueba BCR-ABL1 detecta el cromosoma Philadelphia y la fusión de genes BCR-ABL1 o sus transcritos, que no son más que las copias de ARN producidas por las células a partir de las partes anómalas del ADN. La presencia de la anomalía BCR-ABL1 confirma el diagnóstico clínico de LMC, de un tipo de LLA y más raramente de leucemia mieloide aguda (LMA).

Existen varios tipos de metodologías para analizar BCR-ABL1:

  • Citogenética (análisis cromosómico o cariotipo) - se evalúan los cromosomas al microscopio para detectar alteraciones estructurales y/o numéricas (por ejemplo, el cromosoma Philadelphia es más corto de lo normal). Se cultivan las células de la muestra de sangre o de la médula ósea en el laboratorio para después examinar si el cromosoma Philadelphia está presente. También se pueden detectar otras alteraciones cromosómicas.
  • Hibridación in situ con fluorescencia (FISH) - se emplean sondas marcadas para poner de manifiesto la secuencia genética BCR-ABL1. También permite determinar el porcentaje de células sanguíneas o de la médula ósea con la fusión BCR-ABL1.
  • Pruebas genéticas moleculares (cualitativas o cuantitativas) - pruebas cualitativas y cuantitativas en las que se realiza una reacción en cadena de la polimerasa (PCR) para detectar y medir el gen BCR-ABL1 en las células leucémicas obtenidas de una muestra de sangre o de la médula ósea.
  • Análisis de mutaciones secundarias en BCR-ABL1 - se sabe que la existencia de estas mutaciones se asocia a resistencia al tratamiento. Se pueden detectar por métodos de secuenciación de ADN.

 ¿Cómo se obtiene la muestra para el análisis?
Extracción de la muestra por punción de una vena del antebrazo, o por aspirado o biopsia de la médula ósea.

¿Se requiere alguna preparación previa para asegurar la calidad de la muestra?
Para esta prueba no se requiere ninguna preparación especial.

NOTA: En el apartado, El laboratorio por dentro, encontrará información sobre la recogida y procesamiento de las muestras de sangre y los cultivos de esputo.

Accordion Title
Preguntas Comunes
  • ¿Cómo se utiliza?

    BCR-ABL1 se emplea en las siguientes situaciones:

    • Diagnosticar una leucemia mieloide crónica (LMC) o un tipo de leucemia linfoblástica aguda (LLA), y
    • Monitorizar su tratamiento
    • Monitorizar su posible recurrencia
    • Detectar resistencias al tratamiento

    BCR-ABL1 hace referencia a una secuencia genética hallada en un cromosoma 22 anómalo de personas con ciertas formas de leucemia. La prueba se realiza para detectar el cromosoma Philadelphia (Ph) y la secuencia genética BCR-ABL1. Es útil para diagnosticar LMC y tipos específicos de LLA en los que está presente la secuencia genética BCR-ABL1 (BCR-ABL1-positivo). También se emplea para monitorizar la respuesta al tratamiento y para monitorizar la aparición de posibles recurrencias de la enfermedad. En el momento del diagnóstico, aproximadamente el 90% - 95% de LMC son BCR-ABL1-positivas. En el caso de la LLA, uno de cada cuatro adultos con la enfermedad presenta dicha secuencia genética.

    Para detectar BCR-ABL1 se pueden solicitar distintos estudios, como análisis cromosómico (cariotipo), la prueba genética molecular BCR-ABL1 cualitativa o cuantitativa y/o una hibridación in situ con fluorescencia (FISH). Todas ellas contribuyen al establecimiento del diagnóstico de LMC o LLA positiva para el cromosoma Philadelphia (Ph-positiva). La prueba molecular cuantitativa también es útil para monitorizar el grado de respuesta al tratamiento. El estudio cromosómico y FISH también permiten determinar el porcentaje de células de la sangre o de la médula ósea que están afectadas.

    A menudo estas pruebas para detectar BCR-ABL1 se realizan junto con otras pruebas.

    BCR-ABL1 puede producir proteínas de distinto tamaño, en función del punto en el que se ha producido la escisión en el cromosoma 22. En la LMC, el punto de rotura de BCR suele hallarse en una importante región de rotura (M-BCR), produciéndose una proteína BCR-ABL1 de gran tamaño (proteína p210). Las roturas en regiones minoritarias (m-BCR) conducen a la producción de proteínas de fusión de menor tamaño (p190), y se asocian más frecuentemente a LLA Ph-positiva.

    La prueba molecular cuantitativa BCR-ABL1 mide cualquiera de los dos puntos de rotura en el gen de fusión, y es útil para establecer un valor basal; esto permite llevar a cabo la monitorización de la respuesta al tratamiento, y en caso de alcanzarse la remisión, se monitorizan posibles recurrencias. Si existe resistencia al tratamiento o la enfermedad recurre, debería realizarse el análisis de la mutación del dominio BCR-ABL1 quinasa para planificar otros tratamientos.

  • ¿Cuándo se solicita?

    BCR-ABL1 se solicita cuando existe sospecha de leucemia mieloide crónica (LMC) o de leucemia linfoblástica aguda (LLA) positiva para el cromosoma Philadelphia (Ph-positiva). El análisis está indicado cuando se presentan signos o síntomasinespecíficos como:

    • Cansancio
    • Pérdida de peso
    • Dolor óseo o articular
    • Aumento del tamaño del bazo
    • Alteraciones del hemograma

    Al principio de la enfermedad, es posible que no existan síntomas o muy pocos. Con el tiempo, y a medida que las células sanguíneas normales de la médula ósea quedan desplazadas por las células leucémicas, pueden aparecer anemia, sangrados prolongados e infecciones recurrentes.

    Una vez se ha establecido el diagnóstico de LMC o de LLA Ph-positiva, se solicita periódicamente (cada 3 meses) la prueba cuantitativa BCR-ABL1 para monitorizar la respuesta al tratamiento y detectar posibles recurrencias.

    Si existe resistencia al tratamiento o la enfermedad recurre después de la remisión, debería realizarse el análisis de la mutación del dominio BCR-ABL1 quinasa para planificar otros tratamientos.

  • ¿Qué significa el resultado?

    Si en médula ósea existen leucocitos (células de la serie blanca de la sangre) anómalos y el individuo presenta el cromosoma Philadelphia (Ph) y la secuencia genética BCR-ABL1, se establece el diagnóstico de LMC o de LLA Ph-positiva.

    En cerca de un 90%-95% de personas con LMC se detecta el cromosoma Ph por citogenética, y en 100% se detecta la secuencia genética BCR-ABL1 por hibridación in situ con fluorescencia (FISH) y/o la prueba molecular BCR-ABL1 cualitativa. El cromosoma Ph y/o la secuencia genética BCR-ABL1 se detectan en aproximadamente un 25% de adultos con LLA y en un 2%-4% de niñoscon LLA.

    Un pequeño porcentaje de personas con LMC presenta la secuencia genética BCR-ABL1 pero no tiene el cromosoma Ph. En estos casos suelen existir variantes de traslocaciones que pueden afectar a un tercer o incluso a un cuarto cromosoma, además de los cromosomas 9 y 22; a veces existe una traslocación oculta que afecta a los cromosomas 9 y 22 pero que no puede detectarse con el estudio cromosómico ordinario. Como el tratamiento de las leucemias con BCR-ABL1 va dirigido específicamente contra la proteína tirosina quinasa que se produce, se puede seguir monitorizando a estas personas con la prueba molecular cuantitativa para BCR-ABL1.

    Normalmente, una disminución de la cantidad de BCR-ABL1 en sangre o en médula ósea a lo largo del tiempo es indicativa de respuesta al tratamiento. Si BCR-ABL1 disminuye por debajo del umbral de detección del método y además el hemograma y la fórmula leucocitaria son normales, se considera que la enfermedad ha entrado en remisión.

    Un aumento de los niveles de BCR-ABL1 es indicativo de progresión de la enfermedad o de recurrencia de la misma. La persona afectada también habría podido desarrollar resistencia al imatinib, que es un inhibidor tirosina quinasa de primera generación. Se suelen realizar entonces pruebas adicionales para detectar el desarrollo de mutaciones en el dominio BCR-ABL1 quinasa asociadas a resistencia a imatinib.

    Si la leucemia es resistente a imatinib, se puede administrar un inhibidor de la tirosina quinasa de segunda generación. Esta opción terapéutica también es útil en casos en los que los efectos secundarios indeseados del imatinib son importantes o si se trata de una mutación BCR-ABL rara. Entre estos fármacos se incluyen ponatinib, bosutinib, nilotinib y dasatinib.

    En las LLA que no son positivas al cromosoma Ph ni presentan la secuencia genética BCR-ABL1 no se administran fármacos inhibidores de la tirosina quinasa; la prueba molecular BCR-ABL1 no será útil para monitorizar la enfermedad.

  • ¿Hay algo más que debería saber?

    En la LMC, de cara al pronóstico y al tratamiento es muy importante reconocer si existe progresión de la enfermedad y transformación. Se describen tres fases en la evolución de la LMC:

    • Fase crónica - la mayoría de personas se diagnostican en esta fase, que suele ser de inicio insidioso, lo que significa que los síntomas de leucemia son muy sutiles o casi inexistentes. La fase crónica puede durar entre un mes y muchos años. En esta fase es cuando existe mayor respuesta al tratamiento.
    • Fase acelerada - entre otras alteraciones, se produce un aumento del recuento de leucocitos y otros cambios adicionales, como aumento del número de blastos en sangre o en médula ósea (aunque inferior al 20%); no existe respuesta al tratamiento estándar.
    • Fase blástica - cuando el número de blastos en sangre o en médula ósea supera el 20% del total celular, o cuando existe proliferación de blastos fuera de la médula ósea.

    En el momento del diagnóstico se suelen evaluar tanto sangre periférica como médula ósea. Durante el seguimiento de la enfermedad, la monitorización se realiza la mayor parte de las veces analizando muestras de sangre periférica. Existe variabilidad analítica entre los laboratorios debido a que se pueden estar empleando distintas plataformas analíticas. Por lo tanto, idealmente, para un mismo individuo, todas las pruebas moleculares BCR-ABL1 deberían realizarse en un único laboratorio o en un laboratorio de referencia. La interpretación de las medidas seriadas a lo largo del tiempo de BCR-ABL1 suele ser más importantes que la interpretación de un resultado aislado.

  • ¿Existe algún motivo para realizar un análisis cromosómico en más de una ocasión?

    Al médico puede interesarle repetir el estudio cromosómico periódicamente para determinar si se ha desarrollado alguna otra anomalía cromosómica. Estas alteraciones pueden aparecer a medida que la enfermedad progresa.

  • ¿Debe evaluarse el cromosoma Philadelphia y BCR-ABL1 a todos los familiares de un afectado?

    No. Se trata de una alteración genética adquirida en algún momento de la vida, y no es hereditaria.

  • ¿Debería realizarse BCR-ABL1 en todos los casos de leucemia?

    La prueba está indicada en caso de sospecha de leucemia mieloide crónica (LMC), leucemia linfoblástica aguda (LLA) y alguna otra forma rara de leucemia. La mayor parte de personas con leucemia no presenta la alteración genética BCR-ABL1 ni el cromosoma Philadelphia.

  • ¿Puede realizarse la prueba BCR-ABL1 en la misma consulta médica?

    No. La prueba debe realizarse en laboratorios hospitalarios especializados o en laboratorios de referencia.

  • ¿Cuál es la diferencia entre leucemia mielogénica crónica y leucemia mieloide crónica?

    Ninguna. Son dos maneras de referirse a la misma enfermedad.

Bibliografía

Este artículo está basado en las fuentes bibliográficas que se citan a continuación, así como en la propia experiencia del Comité de expertos y revisores de Lab Tests Online. Además, este apartado es revisado periódicamente por el Consejo Editorial, con el fin de mantenerlo actualizado.

Los enlaces dirigidos a páginas web pueden no estar disponibles por causas ajenas a nuestra voluntad, por lo que pedimos disculpas y agradeceremos que nos informe de estas anomalías para poder subsanarlas.

BCR/ABL, mRNA Detection, Reverse Transcription-PCR (RT-PCR), Qualitative, Diagnostic Assay. Mayo Medical Laboratories. http://www.mayomedicallaboratories.com/test-catalog/Clinical+and+Interpretive/83336

BCR/ABL, p210, mRNA Detection, Reverse Transcription-PCR (RT-PCR), Quantitative, Monitoring Chronic Myelogenous Leukemia (CML). Mayo Medical Laboratories. http://www.mayomedicallaboratories.com/test-catalog/Clinical+and+Interpretive/89007

How is Chronic Myeloid Leukemia Diagnosed? American Cancer Society. http://www.cancer.org/cancer/leukemia-chronicmyeloidcml/detailedguide/leukemia-chronic-myeloid-myelogenous-diagnosis

Targeted Therapies for Chronic Myeloid Leukemia. American Cancer Society. http://www.cancer.org/cancer/leukemia-acutelymphocyticallinadults/detailedguide/leukemia-acute-lymphocytic-treating-targeted-therapy

Besa E. Chronic Myelogenous Leukemia. Medscape Reference. http://emedicine.medscape.com/article/199425-overview#aw2aab6b2b2

What's New in Acute Lymphomatic Leukemia Research and Treatment? American Cancer Society. http://www.cancer.org/cancer/leukemia-acutelymphocyticallinadults/detailedguide/leukemia-acute-lymphocytic-new-research

Seiter, K. et al. Acute Lymphoblastic Leukemia. eMedicine. http://emedicine.medscape.com/article/207631-overview

Bessa, Emmanuel C. Chronic Myelogenous Leukemia. Medscape. http://emedicine.medscape.com/article/199425-overview

BCR-ABL1 Quantitative Testing. Arup Laboratories. http://ltd.aruplab.com/Tests/Pub/2005017

Pregúntenos

*Importante*: No es posible interpretar los resultados de los análisis clínicos fuera del contexto de la historia clínica del paciente. Rogamos no remita resultados para su interpretación, ya que ésta debe ser realizada exclusivamente por su médico. Si tiene dudas sobre esta prueba, puede completar un formulario y solicitar interpretación más detallada sobre el análisis en cuestión. Su consulta se tratará de manera confidencial y será respondida por un profesional del laboratorio clínico.

Es usted profesional sanitario?
Dirección de correo electrónico