También conocido como
NAAT de Clamidia, prueba de amplificación de ácidos nucleicos de Chlamydia trachomatis; cultivo de Chlamydia trachomatis.
Nombre sistemático
Prueba de detección de Chlamydia trachomatis
Este artículo fue revisado por última vez el
Este artículo fue modificado por última vez el 01.09.2021.

Aspectos Generales

¿Por qué hacer el análisis?

Para realizar un cribado o diagnosticar la infección por clamidia.

¿Cuándo hacer el análisis?

  • En las mujeres sexualmente activas se recomienda un cribado anual si son menores de 25 años o tienen un riesgo alto de contraer las enfermedades de transmisión sexual (ETS). También en el caso del embarazo o si se está considerando la posibilidad de quedarse embarazada.
  • En los hombres que tienen sexo con otros hombres, también se recomienda realizar un cribado anual.
  • En los adultos sexualmente activos, cuando aparecen síntomas de esta enfermedad como: dolor al orinar, secreciones anómalas por el pene, ano o vagina, sangrados vaginales entre las menstruaciones o dolor e hinchazón de los testículos.
  • En los recién nacidos, cuando existe conjuntivitis.

¿Qué muestra se requiere?

Una muestra de la secreción del área infectada (vagina, ano o uretra), realizando un frotis con una torunda o escobillón.

También puede recogerse una muestra de la orina del principio de la micción en un recipiente adecuado. 

En ocasiones puede realizarse un frotis de otras zonas no genitales que podrían estar infectadas (garganta, ojos).

¿Es necesario algún tipo de preparación previa?

Es importante informar al médico respecto de la toma de antibióticos o el uso de irrigaciones o cremas vaginales durante las 24 horas previas a la obtención de la muestra vaginal, ya que los resultados podrían afectarse. La menstruación no afecta a los resultados. En el caso de una muestra de orina, se recomienda esperar para recogerla un tiempo, unas dos horas desde la última vez que se orinó. Es importante seguir con cuidado las instrucciones del médico.

¿Qué es lo que se analiza?

La clamidia es una enfermedad de transmisión sexual (ETS) que puede causar complicaciones graves si no se realiza un diagnóstico y tratamiento precoces. Esta prueba detecta la presencia de la bacteria Chlamydia trachomatis, causante de esta infección. 

Actualmente, los métodos de diagnóstico preferidos son las pruebas moleculares, como la prueba de amplificación de ácidos nucleicos. Esta prueba detecta el material genético (ADN) de la Chlamydia trachomatis, y es más sensible y específica que otras pruebas. Además, permite analizar una gran variedad de tipos de muestras, ya sean endocervicales, vaginales, uretrales o de orina.

El cribado, diagnóstico y tratamiento de la clamidia es muy importante para evitar la aparición de complicaciones y reducir la transmisión de la infección a otras personas. La Academia Española de Dermatología y Venereología (AEDV) estima que en el año 2017 se produjeron 9.865 casos de infección por Chlamydia trachomatis, registrándose las mayores tasas en Cataluña (68,55), País Vasco (43,18), Navarra (39,63) y Madrid (24,79).

La clamidia suele transmitirse por contacto sexual (oral, vaginal o anal) con una pareja infectada. Los factores de riesgo incluyen tener múltiples parejas sexuales, coinfección o antecedentes de haber padecido otras ETS, así como no utilizar siempre preservativo.

Muchas personas infectadas por clamidia no presentan signos o síntomas de la infección, o estos son de carácter leve. En caso de presentarse, son similares a los de otra ETS, la gonorrea, por lo que las pruebas para detectar ambas ETS suelen realizarse simultáneamente.

La clamidia suele tratarse con antibióticos. Si no se trata, puede causar complicaciones graves.

En las mujeres, si la clamidia no se trata puede dar lugar a la enfermedad inflamatoria pélvica, que puede desarrollarse desde varios días hasta meses después de la infección, y puede originar complicaciones como:

Además, en las embarazadas aumenta el riesgo de tener un aborto, rotura prematura de membranas, parto pretérmino o dar a luz a un recién nacido de bajo peso. Por otra parte, la infección se puede transmitir al bebé durante el parto, que podría desarrollar una conjuntivitis.

En los varones, una clamidia no tratada puede llegar a producir infertilidad en algunos casos.

Preguntas Comunes

¿Cómo se utiliza?

Esta prueba se utiliza para el cribado, diagnóstico o evaluación de la respuesta al tratamiento de una enfermedad de transmisión sexual causada por la bacteria Chlamydia trachomatis.

Debido a la semejanza de los signos y síntomas entre la clamidia y la infección por Neisseria gonorrhoeae (gonorrea), se suelen solicitar simultáneamente las pruebas para Neisseria gonorrhoeae y para Chlamydia trachomatis. Además, es posible contagiarse de ambas infecciones al mismo tiempo, y cada una de ellas necesita un tratamiento antibiótico diferente. 

Se recomienda repetir la prueba alrededor de tres meses después de finalizar el tratamiento, para confirmar que dicho tratamiento ha sido efectivo.

¿Cuándo se solicita?

Cribado

Como muchas personas infectadas no presentan síntomas, las guías clínicas suelen recomendar la realización del cribado a intervalos regulares en las personas de riesgo.

- Mujeres

Todas las mujeres sexualmente activas menores de 25 años de edad o que presenten alto riesgo de contraer la enfermedad deberían realizarse un cribado de forma anual. 

Algunos factores de riesgo para contraer clamidia son:

  • Haber padecido la infección previamente, aunque esté tratada y curada.
  • Tener otras enfermedades de transmisión sexual (ETS), especialmente una infección por el VIH.
  • Tener una nueva pareja sexual o múltiples parejas sexuales.
  • Tener una pareja sexual que haya sido diagnosticada con alguna ETS.
  • No usar condones de manera regular.
  • Ejercer la prostitución.
  • Consumir drogas de abuso.
  • Residir en un centro penitenciario.

Los Centros de Control y Prevención de Enfermedades (CDC) recomiendan que las mujeres embarazadas menores de 25 años o con factores de riesgo se realicen la prueba durante la primera visita prenatal. Si la situación de alto riesgo se mantiene a lo largo del embarazo, se recomienda un nuevo cribado en el tercer trimestre. En el caso de detectarse la infección, la prueba debe repetirse a los 3 meses de finalizar el tratamiento. Para más información, consultar el artículo sobre Embarazo.

- Hombres

Los CDC recomiendan el cribado anual en los hombres que mantienen sexo con hombres. Sin embargo, este cribado no se recomienda en los varones que mantengan relaciones heterosexuales. También puede estar recomendado el realizar el cribado en los pacientes que viven en zonas donde la prevalencia de la infección sea muy alta. 

Diagnóstico

Suele solicitarse esta prueba cuando existen signos y síntomas que sugieren una infección por Chlamydia trachomatis o si la pareja sexual del paciente ha sido diagnosticada de clamidia. 

En las mujeres, si aparecen síntomas, pueden incluir:

  • Secreciones vaginales amarillentas o sanguinolentas.
  • Sangrado asociado a las relaciones sexuales o no asociado a la regla.
  • Dolor abdominal.
  • Dolor al mantener relaciones sexuales.
  • Dolor o escozor al orinar.
  • Secreciones vaginales anormales.

En los varones pueden aparecer síntomas como:

  • Secreciones blancas o parecidas a pus por el pene.
  • Dolor o escozor al orinar.
  • Dolor, sensación de firmeza e hinchazón de los testículos

Tanto los varones como las mujeres pueden tener una infección rectal, y debería realizarse la prueba cuando aparezcan síntomas como el picor, inflamación, dolor, secreciones o sangrados rectales. 

La prueba conjunta de clamidia y gonorrea se puede realizar también cuando un recién nacido presenta signos de conjuntivitis como inflamación, enrojecimiento ocular o presencia de secreciones oculares.

Las personas que se sometan a un tratamiento para la clamidia deben repetirse la prueba a los tres meses de la finalización del tratamiento, para confirmar su eficacia.

¿Qué significa el resultado?

Un resultado positivo indica una infección activa que requiere tratamiento antibiótico.

Un resultado negativo indica que no existe evidencia de la enfermedad en el momento de realizar la prueba. Es importante que las personas con riesgo de contraer la infección se sometan regularmente a este tipo de análisis para detectar las posibles exposiciones a la bacteria. Esto es especialmente importante en los adolescentes, porque tienen la reinfección con mayor frecuencia.

En el caso de estar infectado, es importante que la pareja sexual se realice la prueba y siga también un tratamiento antibiótico.

¿Cuánto se tarda en obtener los resultados?

Depende de dónde se encuentra el laboratorio que va a realizar las pruebas y del método utilizado. Las técnicas moleculares (amplificación de ácidos nucleicos) tardan de uno a varios días en proporcionar los resultados.

¿Cómo se puede prevenir la clamidia?

La única forma 100% eficaz de evitar la infección por Chlamydia trachomatis o cualquier otra enfermedad de transmisión sexual (ETS) es abstenerse de mantener sexo oral, vaginal y anal, o mantener una relación monógama duradera con una pareja no infectada. En cualquier otro caso, las personas sexualmente activas deberían emplear siempre preservativo para reducir el riesgo de contraer infecciones como la clamidia y otras ETS.

¿Cómo se trata la clamidia?

El médico recetará el antibiótico que considere adecuado para el tratamiento. Aunque eliminen la infección, los antibióticos no eliminarán las secuelas que dicha infección haya causado, que en ocasiones pueden ser permanentes. Cuando los síntomas no se resuelven con el tratamiento, es importante consultar con el médico para valorar la actuación a tomar. Se recomienda evitar las relaciones sexuales durante el tratamiento y realizar una nueva prueba tres meses después de su finalización.

Si una persona recibe tratamiento, ¿se puede volver a infectar?

Sí. Aunque el tratamiento sea eficaz y elimine la infección, se puede volver a contraer si se tiene contacto con una persona infectada. De hecho, según los Centros de Control y Prevención de Enfermedades (CDC), la reinfección es un hecho muy frecuente.

¿Es necesario comunicar a la pareja que se padece clamidia?

Sí. Es importante informar a la pareja, para que también se pueda realizar la prueba y recibir el tratamiento.

¿Tener clamidia aumenta el riesgo de padecer otras enfermedades de transmisión sexual?

Sí. Si hay infección, el riesgo de contraer otra enfermedad de transmisión sexual está incrementado,  incluyendo un riesgo de 3 a 5 veces mayor de infectarse con el VIH.

¿Hay algo más que debería saber?

Los Centros de Control y Prevención de Enfermedades (CDC) recomiendan, para la detección de la infección por clamidia, la prueba de amplificación de los ácidos nucleicos (NAAT), excepto en los casos de abuso sexual en niños varones o en infecciones orales y rectales en las niñas preadolescentes. En estos casos se recomiendan las pruebas basadas en el cultivo de la bacteria.

Bibliografía

Este artículo está basado en las fuentes bibliográficas que se citan a continuación, así como en la propia experiencia del Comité de expertos y revisores de Lab Tests Online. Además, este apartado es revisado periódicamente por el Consejo Editorial, con el fin de mantenerlo actualizado.

Los enlaces dirigidos a páginas web pueden no estar disponibles por causas ajenas a nuestra voluntad, por lo que pedimos disculpas y agradeceremos que nos informe de estas anomalías para poder subsanarlas.

(Actualizado el 12 de noviembre de 2020) Lab Tests Online. Chlamydia testing. Disponible online en https://labtestsonline.org/tests/chlamydia-testing. Último acceso el 30/01/2021.

(Actualizado el 5 de enero de 2021) Jacobson, J. et. al. Chlamydia infections in women. MedlinePlus Medical Encyclopedia. Disponible online en https://medlineplus.gov/ency/article/000660.htm. Último acceso el 30/01/2021.

(Actualizado el 5 de enero de 2021) Vorvick, L. et. al. Chlamydial infections – male. MedlinePlus Medical Encyclopedia. Disponible online en https://medlineplus.gov/ency/article/000659.htm. Último acceso el 30/01/2021.

(Actualizado el 30 de julio de 2020)  Chlamydia Test. MedlinePlus Medical Encyclopedia. Disponible online en https://medlineplus.gov/lab-tests/chlamydia-test/. Último acceso el 30/01/2021.

(© 1995–2021). Chlamydia trachomatis by Nucleic Acid Amplification (HOLOGIC), Varies. Mayo Clinic Laboratories. Disponible online en https://www.mayocliniclabs.com/test-catalog/Overview/61551. Último acceso el 30/01/2021.

(Actualizado el 2 de septiembre de 2020) Larkin, M. Chlamydia, Gonorrhea Rates Rising Among US Women Ages 25-30. Medscape Reuters Health Information. Disponible online en https://www.medscape.com/viewarticle/936698. Último acceso el 30/01/2021.

(Actualizado el 25 de septiembre de 2018) Qureshi, S. Chlamydia (Chlamydial Genitourinary Infections). Medscape Infectious Diseases. Disponible online en https://emedicine.medscape.com/article/214823-overview. Último acceso el 30/01/2021.

(Actualizado el 20 de mayo de 2020) Harding, A. POC Test for Chlamydia, Gonorrhea as Good as Lab-based Assays. Medscape Reuters Health Information. Disponible online en https://www.medscape.com/viewarticle/930768. Último acceso el 30/01/2021.

Di Pietro, M. et. al (16 de mayo de 2019). Chlamydia trachomatis and Chlamydia pneumoniae Interaction with the Host: Latest Advances and Future Prospective. Microorganisms. 2019 May 16;7(5):140. Disponible online en https://pubmed.ncbi.nlm.nih.gov/31100923/. Último acceso el 30/01/2021.

Woodhall, S. (Diciembre de 2018). Advancing the public health applications of Chlamydia trachomatis serology. Lancet Infect Dis. 2018 Dec;18 (12):e399-e407. Disponible online en https://pubmed.ncbi.nlm.nih.gov/29983342/. Último acceso el 30/01/2021.

(Actualizado el 1 de abril de 2019) Chlamydia. US Dept of Health and Human Service. Office on Women's Health. Disponible online en https://www.womenshealth.gov/a-z-topics/chlamydia. Último acceso el 30/01/2021.

(Actualizado el 23 de mayo de 2019) FDA clears first diagnostic tests for extragenital testing for chlamydia and gonorrhea. U.S. Food and Drug Administration press release. Disponible online en https://www.fda.gov/news-events/press-announcements/fda-clears-first-diagnostic-tests-extragenital-testing-chlamydia-and-gonorrhea. Último acceso el 30/01/2021.

(Actualizado el 23 de enero de 2014) Centers for Disease Control and Prevention.Chlamydia - CDC Fact Sheet. Disponible online en http://www.cdc.gov/std/chlamydia/stdfact-chlamydia.htm. Último acceso el 30/01/2021.

(Actualizado el 19 de enero de 2021)  Chlamydia - CDC Fact Sheet (Detailed). CDC. Disponible online en http://www.cdc.gov/std/chlamydia/stdfact-chlamydia-detailed.htm. Último acceso el 30/01/2021.

(Actualizado el 14 de marzo de 2014) Recommendations for the Laboratory-Based Detection of Chlamydia trachomatis And Neisseria gonorrhoeae – 2014. CDC MMWR v 63 (2). Disponible online en http://www.cdc.gov/std/laboratory/2014labrec/2014-lab-rec.pdf. Último acceso el 30/01/2021.

(Actualizado en septiembre de 2020) Couturier, M. et. al. Sexually Transmitted Infections. ARUP Consult. Disponible online en http://www.arupconsult.com/Topics/STIs.html?client_ID=LTD. Último acceso el 30/01/2021.

(1 de mayo de 2015) AAP Releases Policy Statement on Screening for Nonviral Sexually Transmitted Infections in Adolescents and Young Adults. Am Fam Physician. 2015 May 1;91(9):652-654.. Disponible online enhttp://www.aafp.org/afp/2015/0501/p652.html. Último acceso el 30/01/2021.

Gaydos C, Hardick J. Point of care diagnostics for sexually transmitted infections: perspectives and advances. Expert Rev Anti Infect Ther. 2014 Jun; 12(6): 657–672. Disponible online en http://www.ncbi.nlm.nih.gov/pmc/articles/PMC4065592/. Último acceso el 30/01/2021.

Pregúntenos

*Importante*: No es posible interpretar los resultados de los análisis clínicos fuera del contexto de la historia clínica del paciente. Rogamos no remita resultados para su interpretación, ya que ésta debe ser realizada exclusivamente por su médico. Si tiene dudas sobre esta prueba, puede completar un formulario y solicitar interpretación más detallada sobre el análisis en cuestión. Su consulta se tratará de manera confidencial y será respondida por un profesional del laboratorio clínico.

Es usted profesional sanitario?