También conocido como
Pertussis
Nombre sistemático
Bordetella pertussis; Cultivo de Bordetella pertussis; PCR de Bordetella pertussis; Inmunofluorescencia directa de Bordetella pertussis; Anticuerpos frente a Bordetella pertussis (IgA, IgG, IgM)
Este artículo fue revisado por última vez el
Este artículo fue modificado por última vez el
23.06.2018.
Aspectos Generales
¿Por qué hacer el análisis?

Para detectar y diagnosticar una infección por Bordetella pertussis.

 

¿Cuándo hacer el análisis?

Cuando se presentan accesos agudos o ataques de tos persistente sugestivos de una tos ferina, que es una enfermedad infecciosa causada por Bordetella pertussis; cuando se tienen síntomas similares a los de un resfriado y se ha estado en contacto con una persona con tos ferina.

¿Qué muestra se requiere?

La determinación se realiza a partir de una muestra de secreción nasofaríngea obtenida por un aspirado nasal o con una torunda; ocasionalmente a partir de una muestra de sangre venosa.

¿Es necesario algún tipo de preparación previa?

Para esta prueba no se necesita ninguna preparación especial.

Quizás pueda encontrar los resultados de los análisis que se le han realizado en la página web de su laboratorio. Sin embargo, actualmente está en Lab Tests Online. Es posible que haya sido dirigido aquí por el sitio web de su laboratorio para que así pueda conseguir información útil sobre la (s) prueba (s) que se realizó.

Lab Tests Online es un sitio web de educación para el paciente que ofrece información sobre pruebas de laboratorio y que fue galardonado en el año 2009 con el Premio a las Mejores Iniciativas de Servicio al Paciente que convoca la Fundación Farmaindustria en el apartado correspondiente a sociedades científicas y profesionales.

El contenido de esta página ha sido revisado por especialistas del laboratorio. En ella, se proporcionan explicaciones generales de lo que podrían significar los resultados para cada una de las pruebas aquí desarrolladas. Por ejemplo, lo que podría significar obtener un valor alto o bajo en el contexto de su estado de salud.

Para conseguir los resultados de su análisis, deberá dirigirse al sitio web de su laboratorio o comunicarse con su médico.

Los rangos de referencia de las pruebas que se le han realizado los encontrará seguramente en su informe de laboratorio. Normalmente se encuentran a la derecha de los resultados.

Si no dispone del informe de laboratorio y desea obtener un rango de referencia, consulte a su médico o al laboratorio que realizó los análisis. Los resultados de las pruebas de laboratorio no tienen sentido por sí mismos. Toman significado cuando se comparan con los rangos de referencia. Los rangos de referencia son los valores esperados para una persona sana. A veces se les llama también valores "normales". Al comparar el resultado de una prueba con los valores de referencia, se puede ver si el resultado se encuentra fuera del rango de valores esperados. Los valores que están fuera de los rangos esperados pueden proporcionar pistas para ayudar a identificar posibles enfermedades o trastornos. Si bien la precisión de las pruebas de laboratorio ha evolucionado significativamente en las últimas décadas, puede existir cierta variabilidad entre laboratorios debido a las diferencias en los reactivos químicos empleados, las técnicas de medida y los analizadores o instrumentos que se utilizan. Esta es la razón por la que se proporcionan tan pocos rangos de referencia en esta página web. Es importante saber que, para evaluar si los resultados están "dentro de los límites normales", se debe aplicar el rango de referencia proporcionado por el laboratorio que realizó el análisis. Si desea obtener más información, refiérase al artículo Intervalos de referencia y su significado.

¿Qué es lo que se analiza?

La Bordetella pertussis es una bacteria que afecta a los pulmones, causando característicamente una infección respiratoria conocida como tos ferina, que cursa con tres fases diferenciadas. Es altamente contagiosa y ocasiona una infección prolongada que se transmite entre personas a través de gotitas procedentes del sistema respiratorio y por estrecho contacto con personas infectadas.

El período de incubación de la tos ferina varía entre unos pocos días y tres semanas. El primer estadio de la enfermedad, la fase catarral, dura unas dos semanas y los síntomas recuerdan a los de un resfriado común. Posteriormente aparece el estadio paroxístico que suele durar de una a dos semanas aunque puede prolongarse durante un par de meses, y que se caracteriza por ataques severos de tos. La frecuencia con la que se producen las crisis de tos empieza a disminuir cuando la persona infectada entra ya en una fase de convalecencia, prolongándose esta fase durante algunas semanas. La infección por Bordetella pertussis puede acarrear complicaciones como encefalitis y convulsiones, pudiendo ser mortal. Los bebés son los que se afectan de una forma más grave requiriendo incluso hospitalización.

Desde la introducción de la vacunación sistemática frente a Bordetella pertussis, los casos de tos ferina han disminuido drásticamente. No obstante, al no conferir ni la propia infección ni la vacuna una inmunidad de por vida, pueden detectarse todavía epidemias o brotes de tos ferina en jóvenes, en niños no vacunados, en adolescentes y en adultos. En el año 2011, el Advisory Committee on Immunization Practices actualizó las recomendaciones relativas a las dosis de  recuerdo de la vacuna.

  • En niños y entre los 11 y 18 años de edad, una única dosis de recuerdo es válida, siempre que se haya completado correctamente la serie de vacunas habitualmente recomendadas, difteria infantil, tétanos y pertussis (DTP/DTaP)
  • En adultos entre 19 y 64 años de edad, se recomienda una vacunación única.
  • En adultos mayores de 65 años que crean que tendrán que exponerse a bebés o niños con la infección, se recomienda una dosis de recuerdo para reforzar la inmunidad, en caso de que no se haya recibido previamente; se aplica la misma fórmula en personal sanitario que trate habitualmente con personas con la infección.

Las pruebas frente a Bordetella pertussis son útiles para diagnosticar la infección y para minimizar su propagación a otras personas. Se dispone de varias pruebas, como:

  • Cultivo
  • Detección de material genético (reacción en cadena de la polimerasa o PCR) de Bordetella pertussis
  • Inmunofluorescencia directa (anticuerpos)
  • Pruebas serológicas en sangre de detección de anticuerpos específicos de la tos ferina de tipo IgA, IgG e IgM

La tos ferina puede ser difícil de diagnosticar debido a que los signos y síntomas de la fase catarral suelen ser indistinguibles de los de resfriados comunes u otras enfermedades respiratorias como bronquitis, gripe y en bebés, infecciones por el virus respiratorio sincitial (VRS). Durante la fase paroxística, es relativamente frecuente que, en adultos o en caso de haber recibido la vacuna,  solo se presente tos persistente. La sospecha de tos ferina aumenta si el individuo presenta el estridor característico, y especialmente si existen también síntomas similares a los de un resfriado, si se ha estado en contacto con una persona con la enfermedad o si se ha detectado un brote epidémico en la comunidad. En estos casos, se suele solicitar un cultivo o una PCR (reacción en cadena de la polimerasa) de Bordetella pertussis.

¿Cómo se obtiene la muestra para el análisis?
En la evaluación de la infección por Bordetella pertussis la técnica aplicada para la obtención de la muestra es crucial. En el caso del cultivo, de la detección del material genético (PCR) y de la inmunofluorescencia directa se realiza un aspirado nasal o se obtienen secreciones nasofaríngeas con una torunda, introduciéndola por una fosa nasal. El procedimiento no es doloroso aunque puede ser molesto (se mantiene la torunda unos segundos y se realizan varias rotaciones antes de extraerla para recoger células) y puede provocar un acceso de tos. Para obtener un aspirado nasal, se introduce con una jeringa una pequeña cantidad de suero fisiológico en una fosa nasal y posteriormente se aspira el fluido resultante. En el caso de la detección de anticuerpos, se realiza una extracción de la muestra por punción de una vena del antebrazo.

¿Se requiere alguna preparación previa para asegurar la calidad de la muestra?
Para esta prueba no se requiere ninguna preparación especial.

NOTA: En el apartado, El laboratorio por dentro, encontrará información sobre la recogida y procesamiento de las muestras de sangre y los cultivos de esputo.

Accordion Title
Preguntas Comunes
  • ¿Cómo se utiliza?

    Estas pruebas se emplean para detectar una infección por Bordetella pertussis. El diagnóstico y el tratamiento precoz permiten disminuir la gravedad de los síntomas y controlar la diseminación de la infección.

    Se pueden realizar varias pruebas cuando se sospecha una infección por Bordetella pertussis:

    • Cultivo – considerado como el patrón áureo para identificar la bacteria y útil en el diagnóstico de la infección. La muestra se incuba en un medio de cultivo con nutrientes en el que puede crecer. Los resultados se obtienen en una o dos semanas.
    • Reacción en cadena de la polimerasa (PCR) – se amplifica el material genético de la bacteria en la muestra obtenida, el resultado se obtiene en un par de días. Esta prueba no debería de emplearse para identificar brotes epidémicos de la enfermedad. Se pueden obtener resultados falsamente positivos cuando la prueba se emplea con finalidades de cribado en personas sin síntomas que han estado en contacto con enfermos.
    • Inmunofluorescencia directa (anticuerpos) – no tan utilizada actualmente. Es menos sensible y específica que el cultivo bacteriano y que la reacción en cadena de la polimerasa. Puede ser de utilidad para confirmar la identificación de la bacteria que ha crecido en el cultivo.  
    • Anticuerpos IgA, IgG e IgM – miden la respuesta inmune del organismo frente a la infección por Bordetella pertussis.

    También pueden solicitarse otras pruebas como:

    • Anticuerpos IgA e IgG frente a toxinas - miden la respuesta inmune del organismo frente a toxinas liberadas por Bordetella pertussis.
    • Subtipo molecular de Bordetella pertussis – aunque no es especialmente útil de cara al enfermo, la prueba permite conocer la cepa de Bordetella pertussis y la gravedad asociada a un brote epidémico en la comunidad.

    Normalmente se solicitan el cultivo y el estudio del material genético, y tan pronto como sea posible. En caso de que el individuo haya recibido tratamiento antibiótico, el resultado del cultivo se puede ver afectado.

    La inmunofluorescencia directa ha quedado en desuso desde la introducción de la prueba para el estudio del material genético (reacción en cadena de la polimerasa). En caso de emplearse, se solicita junto con un cultivo.

    La detección de anticuerpos de Bordetella pertussis no se emplea con frecuencia. Se solicita para determinar si ha existido una infección reciente por Bordetella pertussis. En personas vacunadas se detectan anticuerpos de tipo IgG. Los anticuerpos de tipo IgM e IgA solo se detectan durante un corto período de tiempo después de la infección o de la vacunación. A veces se solicitan para evaluar la diseminación de la infección en la comunidad, y no se utilizan para evaluar la respuesta inmunitaria frente a la infección.

  • ¿Cuándo se solicita?

    Las pruebas de la tos ferina se solicitan cuando se sospecha una infección por Bordetella pertussis. Si existen signos y síntomas sugestivos de tos ferina se realizan cuanto antes mejor (normalmente, las primeras 3 semanas) un cultivo y una PCR o reacción en cadena de la polimerasa.

    Los síntomas durante la fase catarral (la primera) de la enfermedad son similares a los de un resfriado y pueden acompañarse de unas décimas de fiebre. Al cabo de unas dos semanas, aparece la fase paroxística con signos y síntomas como:

    • Accesos frecuentes e importante de tos, a veces seguidos de vómitos
    • Varios golpes de tos seguidos por un estridor cuando la persona inhala. Es posible que algunos adultos afectos tosan pero no presenten el estridor característico. Los bebés y niños pequeños pueden presentar problemas al respirar, como si se asfixiaran.

    Estos síntomas pueden persistir durante un par de meses, aunque a veces duran entre una y dos semanas. Durante la fase de convalecencia, la gravedad de los síntomas disminuye así como la frecuencia con la que se producen los ataques de tos.

    Cuando la infección ya se encuentra en una fase avanzada, las pruebas de detección de anticuerpos son más útiles que el cultivo o la reacción en cadena de la polimerasa. Puede obtenerse una muestra de sangre entre las 2 y 8 semanas desde el inicio de los síntomas, que es cuando el nivel de anticuerpos en sangre está más elevado. A veces, si el individuo ha acudido tarde al médico o si la tos persiste al cabo de un tiempo, se obtienen dos muestras separadas entre ellas de unas semanas.

  • ¿Qué significa el resultado?

    Un resultado positivo es diagnóstico de infección por Bordetella pertussis, pero un resultado negativo no descarta la infección. Los resultados del cultivo dependen de la obtención de la muestra, transporte, momento de la obtención así como de la duración de los síntomas y de la existencia de tratamiento antibiótico previo.

    Un resultado positivo a la PCR (reacción en cadena de la polimerasa) indica que probablemente se trata de una tos ferina. Sin embargo, esta prueba también puede resultar positiva con otras especies de Bordetella. Si la prueba es negativa es poco probable que exista infección aunque no se puede descartar esta posibilidad; podría ser que la cantidad de microorganismos en la muestra fuera insuficiente y no permitiera detectarlos. A medida que la enfermedad progresa, es menos probable que estas dos pruebas den un resultado positivo.

    La inmunofluorescencia directa no es tan sensible ni específica como los métodos anteriores. En caso de ser positiva, es posible que la persona tenga tos ferina, pero es necesario confirmarlo con un cultivo. En caso de ser negativa no puede descartarse la infección.

    En infecciones recientes y después de la vacunación se pueden detectar anticuerpos IgG frente a Bordetella pertussis. Un aumento de los niveles de anticuerpos IgG entre la muestra de la fase aguda y la de convalecencia y la presencia de anticuerpos IgM e IgA constituyen evidencias de una infección reciente.

  • ¿Hay algo más que debería saber?

    La vacuna de la tos ferina se administra a los bebés en varias dosis. En caso de que no se complete correctamente la serie de vacunas, el riesgo de contraer la infección aumenta. Por otra parte, es posible contraer la infección a pesar de haberse vacunado correctamente, aunque en estos casos la enfermedad no será tan grave.

    La tos ferina se trata con antibióticos, que son de utilidad para resolver la infección y limitar la propagación de la enfermedad.

    Debe tenerse en cuenta que ciertos países en vías de desarrollo no tienen implantado un programa generalizado de vacunación frente a Bordetella pertussis. Los adultos que no han recibido ninguna dosis de recuerdo tienen mayor riesgo de contraer la infección.

  • ¿Puede sustituirse la muestra nasofaríngea por un cultivo de garganta?

    El cultivo de garganta no suele ser aceptable. Durante la infección por Bordetella pertussis, el microorganismo se halla en los tejidos de la parte posterior de la nariz y no en la parte anterior de la misma ni en la garganta.

  • ¿Pueden realizarse las pruebas en la misma consulta médica?

    No. No existe una prueba rápida y simple para detectar esta infección, sino que se requiere un equipamiento adecuado y por ello se realiza característicamente en un laboratorio. A veces es necesario enviar la muestra a un laboratorio de referencia.

  • ¿Por qué el médico debe notificar los casos de tos ferina?

    Los médicos tienen que declarar los casos de tos ferina a las autoridades sanitarias pertinentes. En caso de que se produzcan brotes epidémicos, debe realizarse un seguimiento de los mismos muy estricto y debe actuarse en consecuencia para limitarlos, ya sea con vacunaciones ya sea con el tratamiento antimicrobiano apropiado.

  • ¿Por qué no se habla a menudo de la tos ferina?

    El número de personas afectadas por la infección ha disminuido drásticamente desde la introducción de los programas de vacunación sistemática. Como se vacuna a los niños, la población susceptible de padecer la infección se reduce. Los brotes de tos ferina son esporádicos y no estacionales como lo son las epidemias de gripe o las infecciones por el virus respiratorio sincitial (VRS), y pueden ser difíciles de detectar, especialmente en adultos (si no consultan a un médico ante la presencia de síntomas similares a los de una gripe o con tos persistente).

  • ¿Es lo mismo una infección por Bordetella parapertussis que una infección por Bordetella pertussis causante de la tos ferina?

    La B. parapertussis es una bacteria que puede causar infección como la B. pertussis; sin embargo, la infección por la primera ocasiona una enfermedad respiratoria leve. Pruebas como los cultivos o la reacción en cadena de la polimerasa (PCR) permiten detectar la infección y distinguirla de la infección por B. pertussis. A menudo se realiza el estudio simultáneo de ambos tipos de bacterias. No existe vacuna para prevenir la infección por B. parapertussis.

Bibliografía

Este artículo está basado en las fuentes bibliográficas que se citan a continuación, así como en la propia experiencia del Comité de expertos y revisores de Lab Tests Online. Además, este apartado es revisado periódicamente por el Consejo Editorial, con el fin de mantenerlo actualizado.

Los enlaces dirigidos a páginas web pueden no estar disponibles por causas ajenas a nuestra voluntad, por lo que pedimos disculpas y agradeceremos que nos informe de estas anomalías para poder subsanarlas.

Forbes BA, Sahm DF, Weissfeld AS, Bailey & Scott's Diagnostic Microbiology 12th Edition: Mosby Elsevier, St. Louis, MO; 2007, Pp 435-438.

Centers for Disease Control and Prevention. Pertussis. http://www.cdc.gov/pertussis/

CDC. Pertussis, Diagnosis Confirmation Testing. http://www.cdc.gov/pertussis/clinical/diagnostic-testing/diagnosis-confirmation.html

CDC. Best Practices for Health Care Professionals on the use of Polymerase Chain Reaction (PCR) for Diagnosing Pertussis. http://www.cdc.gov/pertussis/clinical/diagnostic-testing/diagnosis-pcr-bestpractices.html

Minnesota State Department of Health. Pertussis Laboratory Testing. http://www.health.state.mn.us/divs/idepc/diseases/pertussis/hcp/labfacts.html

Bocka J. Pertussis in Emergency Medicine. Medscape Reference article. http://emedicine.medscape.com/article/803186-overview

Frisman D, et al. Pertussis Resurgence in Toronto, Canada. BMC Public Health. 2011; 11: 694. Published online 2011 September 7. http://www.ncbi.nlm.nih.gov/pmc/articles/PMC3189138/?tool=pubmed

Wu, A. (2006). Tietz Clinical Guide to Laboratory Tests, Fourth Edition. Saunders Elsevier, St. Louis, Missouri. Pp 1536-1537.

Thomas, Clayton L., Editor (1997). Taber’s Cyclopedic Medical Dictionary. F.A. Davis Company, Philadelphia, PA [18th Edition]. Pp 1454-1455.

Forbes, B. et. al. (© 2007). Bailey & Scott’s Diagnostic Microbiology, Twelfth Edition: Mosby Elsevier Press, St. Louis, Missouri. Pp 435-439.

Centers for Disease Control and Prevention: Guide for the Control of Pertussis Outbreaks (2000; amended in 2005, 2006). http://www.cdc.gov/pertussis/outbreaks/guide/index.html

Carney, H. et al. Bordetella pertussis. ARUP Consult. http://www.arupconsult.com/Topics/WhoopingCough.html

Pregúntenos

*Importante*: No es posible interpretar los resultados de los análisis clínicos fuera del contexto de la historia clínica del paciente. Rogamos no remita resultados para su interpretación, ya que ésta debe ser realizada exclusivamente por su médico. Si tiene dudas sobre esta prueba, puede completar un formulario y solicitar interpretación más detallada sobre el análisis en cuestión. Su consulta se tratará de manera confidencial y será respondida por un profesional del laboratorio clínico.

Es usted profesional sanitario?
Dirección de correo electrónico