También conocido como
Pertussis, test de Bordetella
Nombre sistemático
Cultivo de Bordetella pertussis; PCR de Bordetella pertussis; Anticuerpos frente a Bordetella pertussis (IgA, IgG, IgM)
Este artículo fue revisado por última vez el
Este artículo fue modificado por última vez el 22.06.2021.
Aspectos generales

¿Por qué hacer el análisis?

Para detectar y diagnosticar una infección por Bordetella pertussis, bacteria causante de la tosferina.

¿Cuándo hacer el análisis?

  • Cuando se presentan accesos agudos o ataques de tos (tos paroxística) sugestivos de tosferina (infección por Bordetella pertussis).
  • Cuando se tienen signos y síntomas similares a los de un resfriado y se ha estado en contacto con una persona diagnosticada de tosferina.

¿Qué muestra se requiere?

  • La determinación se realiza a partir de un frotis nasofaríngeo o un aspirado nasal.
  • En ocasiones, se puede utilizar una muestra de sangre venosa del brazo.

¿Es necesario algún tipo de preparación previa?

Para esta prueba no se necesita ninguna preparación especial.

¿Qué es lo que se analiza?

La Bordetella pertussis es una bacteria que afecta a los pulmones, causando una infección respiratoria característica conocida como tosferina. Esta enfermedad es altamente contagiosa y se transmite a través de las gotitas expulsadas al toser o estornudar o por contacto estrecho con las personas infectadas. Estas pruebas se utilizan para diagnosticar la infección por B. pertussis.

El período de incubación de la tosferina varía entre unos pocos días y tres semanas. Típicamente, la tosferina tiene tres fases:

  • Fase catarral: se trata del primer estadio de la enfermedad y dura unas dos semanas. Los signos y síntomas recuerdan a los de un resfriado común, con moqueo, fiebre moderada y algo de tos. Los bebés pueden presentar apneas y tener más tendencia a atragantarse. Esta etapa es la más contagiosa.
  • Fase paroxística: se trata del segundo estadio y suele durar de una a dos semanas aunque puede prolongarse durante un par de meses. Se caracteriza porque se producen ataques severos de tos. Estos ataques suelen ir seguidos de una inspiración fuerte y los pacientes pueden estar agotados o incluso vomitar después del ataque de tos.
  • Fase convaleciente: durante esta fase final, la frecuencia con la que se producen las crisis de tos empieza a disminuir a lo largo de dos o tres semanas hasta la resolución de la enfermedad. 

La infección por Bordetella pertussis puede acarrear complicaciones que requieran hospitalización o incluso que sean un riesgo vital en el caso de los bebés. Entre ellas están las crisis de apnea o la neumonía y más raramente convulsiones o encefalopatía.

Desde la introducción de la vacunación sistemática frente a Bordetella pertussis, los casos de tosferina han disminuido drásticamente. Para más información sobre la prevención de la tosferina, consultar los artículos de los Centros de Control y Prevención de Enfermedades (CDC) o de la Asociación Española de Pediatría

No obstante, al no conferir ni la propia infección ni la vacuna una inmunidad de por vida, pueden detectarse todavía epidemias o brotes de tosferina en jóvenes, en niños no vacunados, en adolescentes y en adultos. Una persona vacunada que se infecta con B. pertussis desarrollará una infección menos severa, con tos persistente pero sin presentar la fase paroxística.

Pruebas diagnósticas para la tosferina

La tosferina puede ser difícil de diagnosticar porque los signos y síntomas de la fase catarral suelen ser difíciles de distinguir de los que se observan en los resfriados comunes u otras enfermedades respiratorias como bronquitis, gripe y en los bebés, la bronquiolitis provocada por el virus respiratorio sincitial

Las pruebas frente a B. pertussis son útiles para diagnosticar la infección y para minimizar su propagación a otras personas. Se dispone de varias pruebas que se utilizan en función del tiempo transcurrido desde el inicio de los síntomas:

  • Cultivo bacteriano: esta prueba se basa en hacer crecer la bacteria B. pertussis de una muestra en una placa de agar. El crecimiento puede tardar unos 7 días hasta hacerse visible. Sin embargo, será más difícil que la bacteria crezca si se ha recibido tratamiento con ciertos antibióticos antes de la recogida de la muestra. El cultivo es especialmente útil en las dos primeras semanas de que se presenten los síntomas. Si es necesario, la bacteria cultivada puede someterse a un antibiograma para valorar el tratamiento antibiótico más indicado.
  • Reacción en cadena de la polimerasa (PCR): detección del material genético (ADN) de la B. pertussis. Esta prueba puede dar los resultados en unas horas y puede detectar el material genético de la bacteria desde la aparición de los síntomas hasta unas 3-4 semanas después.
  • Pruebas serológicas en sangre: detección de los anticuerpos específicos de la tosferina de tipo IgA, IgG e IgM, que produce el organismo en respuesta a la infección de la B. pertussis. Esta prueba no suele ser la de elección ya que se trata de un método indirecto. Es especialmente útil en los pacientes con síntomas de más de 4 semanas de duración. Según los CDC, la serología se puede utilizar entre 2-8 semanas desde el inicio de la tos, y en ciertos casos puede ser útil hasta 12 semanas después. 

Preguntas comunes

¿Cómo se utiliza?

Estas pruebas se emplean para detectar una infección por la B. pertussis. El diagnóstico y el tratamiento precoz permiten disminuir la gravedad de los síntomas y controlar la diseminación de la infección.

¿Cuándo se solicita?

Las pruebas de la tosferina se solicitan cuando existen los signos y síntomas sugestivos de una infección por la B. pertussis. El médico puede tener una alta sospecha de tosferina cuando: 

  • Aparece la inhalación clásica tras una ataque de tos.
  • Existen síntomas similares a los de un resfriado y la persona ha estado en contacto con alguien diagnosticado de tosferina.
  • Existe un brote activo de tosferina en la comunidad.

También debería hacerse la prueba a todos los contactos estrechos de una persona infectada aunque estos no tengan síntomas.

Reacción en cadena de la polimerasa (PCR)

  • Un resultado positivo indica que se ha detectado el ADN de la Bordetella en la muestra, y por tanto que la persona está infectada. Sin embargo, esta prueba también puede resultar positiva con otras especies de Bordetella diferentes de la B. pertussis
  • Un resultado negativo significa que es poco probable que exista infección, aunque no se puede descartar esta posibilidad. Si la cantidad de microorganismos en la muestra es muy pequeña, la prueba puede no detectarlos.

Cultivo

  • Un resultado positivo es diagnóstico de tosferina.
  • Un resultado negativo no descarta la infección. Los resultados del cultivo dependen del método de obtención de la muestra, el transporte, el tiempo transcurrido desde el inicio de los signos y síntomas y la existencia de tratamiento antibiótico previo.

Tanto el cultivo como la PCR tenderán a negativizarse a medida que pasa el tiempo desde el inicio de los síntomas. 

En las infecciones recientes y después de la vacunación se pueden detectar anticuerpos IgG frente a la B. pertussis. La presencia de anticuerpos IgMIgA constituyen la evidencia de que se tiene una infección reciente y serán detectables durante un corto período de tiempo (2-3 meses). Esta prueba no se recomienda para el diagnóstico de la tosferina, sino que es más útil unas 3-4 semanas después del inicio de los síntomas.

¿Cuál es el tratamiento de la tosferina?

La tosferina se trata con antibióticos, que eliminan la bacteria y limitan la diseminación de la enfermedad. Los contactos estrechos de las personas diagnosticadas con tosferina también deben tratarse, para evitar la transmisión de la enfermedad.

¿Cuándo se administra la vacuna para la tosferina?

Existen tres formulaciones diferentes de la vacuna de la tosferina, generalmente en combinación con las vacunas del tétanos y de la difteria (DTP). La vacuna se administra a los niños pequeños siguiendo una pauta que incluye varias dosis. En el caso de que no se complete correctamente la pauta, el riesgo de contraer la infección aumenta. Por otra parte, es posible contraer la infección a pesar de haberse vacunado correctamente, aunque en estos casos la enfermedad no será tan grave.

Se recomienda que las embarazadas se revacunen para evitar la transmisión al recién nacido. Otras personas que vayan a pasar tiempo con el bebé, como los abuelos, cuidadores o progenitores también deberían revacunarse.

¿Por qué es importante conocer el historial de viajes del paciente?

Debe tenerse en cuenta que ciertos países en vías de desarrollo no tienen implantado un programa generalizado de vacunación frente a la B. pertussis. Los niños que no hayan completado la pauta de vacunación o los adultos que no han recibido ninguna dosis de recuerdo tienen mayor riesgo de contraer la infección.

¿Puede sustituirse la muestra nasofaríngea por un cultivo de garganta?

El cultivo de garganta no suele ser aceptable. Durante la infección por la B. pertussis, la bacteria vive en los tejidos de la parte posterior de la nariz y no en la parte anterior de la misma ni en la garganta.

¿Pueden realizarse las pruebas en la misma consulta médica?

No. No existe una prueba rápida para detectar esta infección, sino que se requiere un equipamiento adecuado y por ello es necesario realizarla en un laboratorio. No todos los laboratorios cuentan con estas pruebas, por lo que a veces es necesario enviar la muestra a un laboratorio de referencia.

¿Por qué el médico debe notificar los casos de tosferina?

Los médicos tienen la obligación de declarar los casos de tosferina a las autoridades sanitarias pertinentes. En el caso de que se produzcan brotes epidémicos, debe realizarse un seguimiento estricto de los mismos y hacer todo lo posible para limitarlos, ya sea con vacunaciones o bien con un tratamiento antibiótico apropiado.

¿La infección por Bordetella parapertussis también causa tosferina?

La B. parapertussis es una bacteria que puede causar infección por las mismas vías de contagio que la B. pertussis, pero ocasiona una enfermedad respiratoria más leve. Las pruebas como el cultivo o la PCR permiten detectar la infección y distinguirla de la infección por B. pertussis, ya que los signos y síntomas son muy similares en las fases iniciales de la enfermedad. No existen pruebas para detectar los anticuerpos frente a B. parapertussis ni vacuna para prevenir la infección.

¿Hay algo más que debería saber?

La inmunofluorescencia directa es una prueba que se encuentra actualmente en desuso y no se recomienda para el diagnóstico de la tosferina. Se trata de un método con menor sensibilidad y especificidad que  el cultivo o la PCR.

Bibliografía

Este artículo está basado en las fuentes bibliográficas que se citan a continuación, así como en la propia experiencia del Comité de expertos y revisores de Lab Tests Online. Además, este apartado es revisado periódicamente por el Consejo Editorial, con el fin de mantenerlo actualizado.

Los enlaces dirigidos a páginas web pueden no estar disponibles por causas ajenas a nuestra voluntad, por lo que pedimos disculpas y agradeceremos que nos informe de estas anomalías para poder subsanarlas.

(Actualizado en marzo de 2021) Couturier, M. et. al. Bordetella pertussis – Whooping Cough. ARUP Consult. Disponible online en https://arupconsult.com/content/bordetella-pertussis

(Actualizado el 2 de mayo de 2019) Bocka, J. et. al. Pertussis. Medscape Pediatrics: General Medicine. Disponible online en https://emedicine.medscape.com/article/967268-overview

(Actualizado el 9 de junio de 2021) Kaneshiro, N. et. al. Pertussis. MedlinePlus Medical Encyclopedia. Disponible online en https://medlineplus.gov/spanish/ency/article/001561.htm

Bordetella pertussis and Bordetella parapertussis, Molecular Detection, PCR. Mayo Clinic Laboratories. Disponible online en https://www.mayocliniclabs.com/test-catalog/Clinical+and+Interpretive/80910

(Actualizado el 1 de octubre de 2018) Most Pertussis Cases in Infants Tied to Unvaccinated Mother. Medscape Medical News. Disponible online en https://www.medscape.com/viewarticle/902739

(Actualizado el 13 de marzo de 2019) Genetic Shifts in Bordetella May Explain Surge in Pertussis. Medscape Medical News. Disponible online en https://www.medscape.com/viewarticle/910355

(Actualizado el 18 de noviembre de 2019) Pertussis (Whooping Cough), Laboratory Information. Centers for Disease Control and Prevention. Disponible online en https://www.cdc.gov/pertussis/lab.html

(Actualizado el 11 de mayo de 2020) Centers for Disease Control and Prevention. Manual for the Surveillance of Vaccine-Preventable Diseases, Chp 10, Pertussis. Disponible online en http://www.cdc.gov/vaccines/pubs/surv-manual/chpt10-pertussis.html

Pregúntenos

*Importante*: No es posible interpretar los resultados de los análisis clínicos fuera del contexto de la historia clínica del paciente. Rogamos no remita resultados para su interpretación, ya que ésta debe ser realizada exclusivamente por su médico. Si tiene dudas sobre esta prueba, puede completar un formulario y solicitar interpretación más detallada sobre el análisis en cuestión. Su consulta se tratará de manera confidencial y será respondida por un profesional del laboratorio clínico.

Es usted profesional sanitario?