También conocido como
T. vaginalis
Nombre sistemático
Trichomonas vaginalis
Este artículo fue revisado por última vez el
Este artículo fue modificado por última vez el 25.10.2020.
Aspectos Generales
¿Por qué hacer el análisis?

Para diagnosticar una infección por el parásito Trichomonas vaginalis, causante de la enfermedad de transmisión sexual (ETS) conocida como tricomoniasis.

¿Cuándo hacer el análisis?

Cuando una mujer presenta síntomas o signos de infección como flujo vaginal maloliente, picor genital y/o dolor al orinar, o bien cuando un hombre presenta irritación o escozor genital, quemazón después de orinar o de eyacular y/o aparición de secreciones uretrales.

¿Qué muestra se requiere?

En las mujeres, una muestra de secreciones vaginales o en ocasiones una muestra de orina. En varones, se requiere una muestra de las secreciones uretrales pero se suele preferir una muestra de orina.  Es importante que sea la primera orina del día y se recoja la porción inicial de la micción.

¿Es necesario algún tipo de preparación previa?

Para esta prueba no se necesita ninguna preparación especial.

Quizás pueda encontrar los resultados de los análisis que se le han realizado en la página web de su laboratorio. Sin embargo, actualmente está en Lab Tests Online. Es posible que haya sido dirigido aquí por el sitio web de su laboratorio para que así pueda conseguir información útil sobre la (s) prueba (s) que se realizó.

Lab Tests Online es un sitio web de educación para el paciente que ofrece información sobre pruebas de laboratorio y que fue galardonado en el año 2009 con el Premio a las Mejores Iniciativas de Servicio al Paciente que convoca la Fundación Farmaindustria en el apartado correspondiente a sociedades científicas y profesionales.

El contenido de esta página ha sido revisado por especialistas del laboratorio. En ella, se proporcionan explicaciones generales de lo que podrían significar los resultados para cada una de las pruebas aquí desarrolladas. Por ejemplo, lo que podría significar obtener un valor alto o bajo en el contexto de su estado de salud.

Para conseguir los resultados de su análisis, deberá dirigirse al sitio web de su laboratorio o comunicarse con su médico.

Los rangos de referencia de las pruebas que se le han realizado los encontrará seguramente en su informe de laboratorio. Normalmente se encuentran a la derecha de los resultados.

Si no dispone del informe de laboratorio y desea obtener un rango de referencia, consulte a su médico o al laboratorio que realizó los análisis. Los resultados de las pruebas de laboratorio no tienen sentido por sí mismos. Toman significado cuando se comparan con los rangos de referencia. Los rangos de referencia son los valores esperados para una persona sana. A veces se les llama también valores "normales". Al comparar el resultado de una prueba con los valores de referencia, se puede ver si el resultado se encuentra fuera del rango de valores esperados. Los valores que están fuera de los rangos esperados pueden proporcionar pistas para ayudar a identificar posibles enfermedades o trastornos. Si bien la precisión de las pruebas de laboratorio ha evolucionado significativamente en las últimas décadas, puede existir cierta variabilidad entre laboratorios debido a las diferencias en los reactivos químicos empleados, las técnicas de medida y los analizadores o instrumentos que se utilizan. Esta es la razón por la que se proporcionan tan pocos rangos de referencia en esta página web. Es importante saber que, para evaluar si los resultados están "dentro de los límites normales", se debe aplicar el rango de referencia proporcionado por el laboratorio que realizó el análisis. Si desea obtener más información, refiérase al artículo Intervalos de referencia y su significado.

¿Qué es lo que se analiza?

La prueba puede detectar la infección por Trichomonas vaginalis (T. vaginalis), un parásito unicelular (protozoo) microscópico que suele transmitirse por contacto sexual, causando infecciones vaginales en las mujeres e infecciones uretrales (uretritis) y prostatitis en varones.

Según los Centers for Disease Control and Prevention (CDC), la tricomoniasis (infección por Trichomonas vaginalis) es la causa curable más frecuente de ETS. Los síntomas son más comunes en mujeres que en hombres; se estima que tan solo el 30% de las personas infectadas presenta signos o síntomas.

La T. vaginalis constituye una de las causas más comunes de vaginitis (inflamación de la vagina) y puede acompañarse de algunos de los siguientes signos y/o síntomas:

  • Inflamación vaginal
  • Picor, irritación, dolor
  • Sensación de quemazón
  • Secreción vaginal amarillo-verdosa, maloliente
  • Necesidad frecuente de orinar
  • Detección de pequeñas manchas de sangre
  • Malestar al mantener relaciones sexuales

En los varones, se puede presentar:

  • Quemazón después de orinar o de eyacular
  • Picor o irritación de la uretra
  • Secreciones uretrales

Estos signos y síntomas pueden tardar en aparecer entre 5 y 28 días después de que la persona se haya expuesto a la infección, o incluso más. Sin embargo, una vez diagnosticada, la tricomoniasis es muy fácil de tratar con antibióticos. Durante el tratamiento es importante abstenerse de mantener relaciones sexuales, así como informar a las parejas sexuales para que puedan tratarse también, previniendo las reinfecciones.

¿Cómo se obtiene la muestra para el análisis?

En las mujeres se recoge una muestra de secreción vaginal con una torunda o algodón. A veces, la muestra se puede obtener del vial de recolección que se usa para la detección del virus del papiloma humano.

En los varones es preferible la muestra de orina, es importante que sea la primera orina del día y se recoja la porción inicial de la micción. 

En algunas ocasiones, en los hombres se requiere una muestra de las secreciones uretrales.

 

Accordion Title
Preguntas Comunes
  • ¿Cómo se utiliza?

    La prueba se utiliza para diagnosticar las infecciones por el parásito T. vaginalis. Las secreciones vaginales (mujeres) o uretrales (varones) se analizan mediante alguno de los siguientes métodos:

    • Examen microscópico directo de las secreciones: puede permitir detectar la presencia de células parasitadas por T. vaginalis. Para realizar esta prueba la obtención de la muestra debe ser reciente y las secreciones deben examinarse rápidamente al microscopio, sin ninguna tinción especial. Esta prueba tiene poca sensibilidad, especialmente para las muestras de los hombres. Los CDC recomiendan realizar un seguimiento con una prueba más sensible (es decir, pruebas moleculares o cultivo) cuando se sospecha una tricomoniasis pero no se confirma con la preparación en fresco.
    • Cultivo: se trata de una prueba muy sensible y específica, pero son necesarios unos 7 días para conseguir que el parásito se multiplique y se pueda detectar.
    • Pruebas moleculares: las sondas de ADN o las técnicas de PCR (reacción en cadena de la polimerasa) son altamente sensibles y ofrecen resultados en unas 24 horas. En las mujeres, las muestras se pueden obtener en el curso de una citología vaginal. Por otra parte, las muestras recogidas para la detección de gonorrea y clamidia también se pueden utilizar para detectar la infección por T. vaginalis. La mayoría de las pruebas se realizan en muestras vaginales en mujeres, o en orina en ambos sexos. Sólo algunas están aprobadas para su uso con muestras de hombres.
    • Otras metodologías: en esta categoría se incluyen las pruebas de detección de antígenos de T. vaginalis o de anticuerpos, como la prueba de fluorescencia directa.
  • ¿Cuándo se solicita?

    El médico puede solicitar la prueba para detectar T. vaginalis si se presentan signos o síntomas en las mujeres como presencia de picor o quemazón vaginal o secreciones vaginales malolientes, o en varones dolor al orinar o secreciones uretrales. No es posible detectar la tricomoniasis basándose únicamente en los síntomas. 

    Es posible que se solicite la prueba para detectar T. vaginalis en el caso de que se padezca otra ETS. De manera similar,si se sabe que existe infección por T. vaginalis es posible que se investigue si existe gonorrea o infección por clamidia, ya que estas ETS suelen coexistir.

    Los CDC recomiendan que las mujeres sexualmente activas tratadas por tricomoniasis se vuelvan a realizar la prueba a los 3 meses, debido a la posibilidad de reinfección por una pareja no tratada.

  • ¿Qué significa el resultado?

    Un resultado positivo indica la presencia de una infección activa por T. vaginalis, que requiere tratamiento. Cuando una persona tiene la infección, la pareja sexual debe también realizarse la prueba y tratarse.

    Un resultado negativo puede indicar que no existe infección por T. vaginalis o bien que no ha sido posible detectar el parásito en la muestra obtenida y con el método seleccionado. Si persiste la sospecha de tricomoniasis, debe optarse por un método distinto de detección de la infección.

  • ¿Hay algo más que debería saber?

    Una persona infectada presenta mayor riesgo de contraer otras ETS. La inflamación genital que sufre la mujer afectada de una tricomoniasis aumenta su susceptibilidad para infectarse por el VIH y para padecer una enfermedad pélvica inflamatoria.

    Aunque es rara, la tricomoniasis neonatal también existe y puede causar complicaciones en el recién nacido.

    La contaminación de la muestra por materia fecal puede poner de manifiesto la presencia de un microorganismo no patógeno (Pentatrichomonas hominis, conocido también como Trichomonas hominis), similar en la observación directa al microscopio a la T. vaginalis. La presencia de este microorganismo no patógeno no necesita tratamiento.

  • ¿Cuánto tiempo se tarda en obtener los resultados de las pruebas?

    Si durante un control ginecológico el médico observa lesiones en la pared de la vagina, probablemente tomará una muestra para observar directamente al microscopio en busca del parásito. Existe también una prueba rápida que permite detectar los antígenos de Trichomonas vaginalis en unos 10 minutos.

    No obstante, en el caso de que la muestra deba enviarse a un laboratorio, se tardará más en obtener los resultados. Existe un dispositivo (bolsa) para la detección de Trichomonas vaginalis que contiene un medio de cultivo específico que asegura el transporte y el crecimiento exclusivo de T. vaginalis, a la vez que inhibe el desarrollo de microorganismos contaminantes que podrían interferir en los resultados de la prueba y en el diagnóstico final. En este caso pueden transcurrir entre 24 y 72 horas antes de la obtención de los resultados. Los cultivos pueden tardar unos 7 días, mientras que las pruebas moleculares acortan el tiempo de entrega de resultados a unas 24 horas.

  • ¿Debería decírselo a mi pareja que tengo tricomoniasis?

    Sí, debe informar a su(s) pareja(s) sexual(es) que tiene tricomoniasis para que puedan hacerse la prueba y recibir tratamiento.

  • ¿Qué complicaciones pueden ocurrir en caso de no tratarse adecuadamente?

    En las mujeres, una tricomoniasis no tratada o tratada inadecuadamente puede conducir a una infección que aumente el riesgo de tener una enfermedad pélvica inflamatoria y de neoplasias cervicales, posibles precursoras del cáncer de cuello de útero. Como no es raro que los hombres estén asintomáticos, las infecciones crónicas y las reinfecciones de la pareja sexual son frecuentes. En los varones la infección puede conducir a la inflamación de la uretra y a prostatitis crónica. Por otra parte, la tricomoniasis en ambos sexos constituye un factor de riesgo para contraer la infección por VIH y se asocia a infertilidad.

  • ¿Cómo puede prevenirse la tricomoniasis?

    El uso de preservativo durante las relaciones sexuales contribuye a disminuir el riesgo de contraer y de transmitir la tricomoniasis.

  • ¿Cómo se trata la tricomoniasis?

    El médico debe recetarle los medicamentos para tratar la tricomoniasis. Su(s) pareja(s) sexual(es) también deben recibir tratamiento. Se debe evitar tener relaciones sexuales durante 7 a 10 días tras el tratamiento y si los síntomas regresan, realizar las pruebas de nuevo.

  • Si me tratan, ¿puedo volver a contraer tricomoniasis?

    Sí. Aunque el tratamiento curará la infección, puede volver a contraerla si se expone nuevamente. De hecho, según los CDC, aproximadamente una de cada cinco personas se reinfecta dentro de los 3 meses posteriores a recibir el tratamiento.

Bibliografía

Este artículo está basado en las fuentes bibliográficas que se citan a continuación, así como en la propia experiencia del Comité de expertos y revisores de Lab Tests Online. Además, este apartado es revisado periódicamente por el Consejo Editorial, con el fin de mantenerlo actualizado.

Los enlaces dirigidos a páginas web pueden no estar disponibles por causas ajenas a nuestra voluntad, por lo que pedimos disculpas y agradeceremos que nos informe de estas anomalías para poder subsanarlas.

Lab Tests Online. Trichomonas Testing. Octubre 2020. Disponible online en: https://labtestsonline.org/tests/trichomonas-testing. Último acceso el 1 de octubre de 2020.

Quest Diagnostics [internet]. Testing for Trich. Febrero 2017. Disponible online en: http://www.questdiagnostics.com/home/physicians/testing-services/condition/womens-health/trich/testing.  Último acceso el 1 de octubre de 2020.

MedlinePlus Medical Encyclopedia [internet]. Trichomoniasis. Febrero 2017. Disponible online en: http://www.nlm.nih.gov/medlineplus/ency/article/001331.htm.   Último acceso el 1 de octubre de 2020.

Van Der Pol, B. Clinical and laboratory testing for Trichomonas vaginalis infection. Journal of Clinical Microbiology. 2016 Jan; 54(1): 7–12. Febrero 2017. Disponible online en: https://www.ncbi.nlm.nih.gov/pmc/articles/PMC4702717/. Último acceso el 1 de octubre de 2020.

Centers for Disease Control and Prevention [internet]. Trichomoniasis. Febrero 2017. Disponible online en:  https://www.cdc.gov/std/tg2015/trichomoniasis.htm.  Último acceso el 1 de octubre de 2020.

Medscape [internet]. Trichomoniasis workup. Febrero 2017. Disponible online en: http://emedicine.medscape.com/article/230617-workup.  Último acceso el 1 de octubre de 2020.

Association of Public Health Laboratories [internet].  Advances in laboratory detection of Trichomonas vaginalis (updated). Febrero 2017. Disponible en PDF en: https://www.aphl.org/aboutAPHL/publications/Documents/ID_2016November-Laboratory-Detection-of-Trichomonas-update.pdf. Último acceso el 1 de octubre de 2020.

American Sexual Health Association [internet]. Trichomoniasis. Febrero 2017. Disponible online en: http://www.ashasexualhealth.org/stdsstis/trichomoniasis/.  Último acceso el 1 de octubre de 2020.

Centers for Disease Control and Prevention [internet].  Trichomoniasis.  - CDC Fact Sheet. Febrero 2017. Disponible online en: http://www.cdc.gov/std/trichomonas/STDFact-Trichomoniasis.htm. Último acceso el 1 de octubre de 2020.

Centers for Disease Control and Prevention [internet]. Sexually Transmitted Disease Treatment Guidelines. Enero 2013. Disponible online en: https://www.cdc.gov/std/default.htm. Último acceso el 1 de octubre de 2020.

Arup Laboratories. Laboratory Test Directory [internet]. Abril 2013. Disponible online en: https://ltd.aruplab.com/Tests/Pub/2005506.  Último acceso el 1 de octubre de 2020.

 

Pregúntenos

*Importante*: No es posible interpretar los resultados de los análisis clínicos fuera del contexto de la historia clínica del paciente. Rogamos no remita resultados para su interpretación, ya que ésta debe ser realizada exclusivamente por su médico. Si tiene dudas sobre esta prueba, puede completar un formulario y solicitar interpretación más detallada sobre el análisis en cuestión. Su consulta se tratará de manera confidencial y será respondida por un profesional del laboratorio clínico.

Es usted profesional sanitario?