También conocido como
Citometría de flujo
Inmunohistoquímica
Inmunofenotipo
Nombre sistemático
Inmunofenotipado
Este artículo fue revisado por última vez el
Este artículo fue modificado por última vez el 06.10.2021.

Aspectos Generales

¿Por qué hacer el análisis?

Para diagnosticar y clasificar leucemias y linfomas; como ayuda al tratamiento; para detectar y evaluar células leucocitarias cancerosas que pueden haber quedado después del tratamiento o cuando se producen recidivas de la enfermedad.

¿Cuándo hacer el análisis?

Cuando existen signos o síntomas sugerentes de leucemia o linfoma; en el momento del diagnóstico, para establecer el subtipo específico de leucemia o linfoma; para valorar opciones de tratamiento, para establecer la eficacia de éste o para evaluar recidivas de la enfermedad.

¿Qué muestra se requiere?

La determinación se realiza a partir de una muestra de sangre venosa o en ocasiones, una biopsia de médula ósea.  A veces, se obtiene una muestra de tejido, como de un ganglio linfático, mediante una biopsia o un procedimiento de aspiración con aguja fina. Las muestras de fluidos corporales se obtienen recogiendo el fluido en un recipiente o insertando una aguja en la cavidad corporal y aspirando una parte del fluido con una jeringa.

¿Es necesario algún tipo de preparación previa?

Para esta prueba no se necesita ninguna preparación especial.

¿Qué es lo que se analiza?

Por inmunofenotipado se detecta la presencia (o ausencia) de antígenos leucocitarios. Estos antígenos son estructuras proteicas que se encuentran en la superficie o en el interior de los leucocitos. Los antígenos son específicos de tipos celulares específicos y se agrupan de una manera natural en los leucocitos. En leucemias y linfomas se observan agrupaciones características atípicas. Así, el inmunofenotipado resulta útil en el diagnóstico, clasificación y tratamiento de estos tipos de cánceres.

Las leucemias y los linfomas son consecuencia de una multiplicación celular anómala y descontrolada (clonación). Los linfocitos anómalos o las células monoclonales mieloides proliferan y dejan de llevar a cabo su función normal y de combatir las infecciones. Al no morir al mismo ritmo que las células normales, se acumulan en la médula ósea, en los ganglios linfáticos o en otros tejidos en los que van multiplicándose. A medida que aumenta el número de células en la médula ósea, las células normales quedan desplazadas por las cancerosas, inhibiéndose la síntesis de las primeras. Las células anómalas incluso pueden liberarse desde la médula ósea hacia la sangre.

En el caso de los ganglios, a medida que aumenta el número de células anómalas en éste aumenta el tamaño del ganglio linfático. 

El hemograma y la fórmula leucocitaria pueden sugerir la presencia de leucemia o linfoma, ya que en ellos se puede observar un aumento de leucocitos con un predominio de alguno de sus subtipos. Normalmente serán necesarios estudios adicionales para establecer tales diagnósticos, puesto que con el hemograma y con la fórmula leucocitaria no se puede confirmar la presencia de células leucocitarias monoclonales ni se puede diferenciar entre los diferentes tipos de células sanguíneas cancerosas.

Para obtener toda esta información, se solicitan pruebas adicionales en otros tipos de muestra, como médula ósea u otros tejidos. Además de identificar el tipo específico de leucemia o linfoma, se puede establecer así su agresividad y/o su posible respuesta al tratamiento. La identificación de los distintos tipos de leucemias y linfomas se basa en la presencia o ausencia de antígenos y en los patrones específicos que mantienen en cada leucemia o linfoma.

La inmunofenotipificación por citometría de flujo se puede realizar en sangre, médula ósea u otras muestras para proporcionar esta información adicional. Puede detectar células normales y células anómalas cuyo patrón de marcadores se observa típicamente con tipos específicos de leucemia y linfoma. Los resultados también pueden usarse para predecir qué tan agresivo será el cáncer y/o si responderá a cierto tratamiento. 

La mayor parte de antígenos detectados con el inmunofenotipado se identifican con las siglas CD (por sus siglas en inglés, cluster differentiation o cluster designation) seguidas de un número (consultar el apartado “¿Qué significa el resultado?” de la sección preguntas comunes). Los números se han establecido por convenio siguiendo un consenso internacional. A pesar de que se han identificado centenares de antígenos a los que se ha asignado un CD con un número específico y único, tan solo se trabaja rutinariamente con algunos de ellos.

Preguntas Comunes

¿Cómo se utiliza?

El inmunofenotipado se utiliza principalmente para establecer el diagnóstico y para clasificar unos tipos de cáncer de células sanguíneas (leucemias y linfomas), así como para saber cuál será el tratamiento más adecuado. Puede solicitarse cuando en el hemograma y en la fórmula leucocitaria  se detecta un aumento del número de linfocitos o la presencia de células sanguíneas inmaduras.

La inmunofenotipificación por citometría de flujo también se puede utilizar:

  • Para predecir qué tan agresivo será el cáncer.
  • Para predecir si el cáncer responderá a un cierto tratamiento.
  • Para ayudar a determinar si el tratamiento de la leucemia o el linfoma ha tenido éxito.
  • Para determinar si la enfermedad persiste a pesar del tratamiento (enfermedad residual) o ha regresado después de un tratamiento exitoso (enfermedad recurrente).

Hay algunos otros usos de esta prueba menos comunes que no se tratan en este artículo.

¿Cuándo se solicita?

El inmunofenotipado se solicita cuando se detecta un aumento del número de linfocitos (o de algún otro tipo de leucocito), anemia, una alteración del recuento de plaquetas (aumento o disminución) o la presencia de formas inmaduras de leucocitos no presentes normalmente en personas sanas. Estas alteraciones pueden constituir la primera señal de que existe un cáncer de células de la sangre. 

Las pruebas se pueden realizar cuando tiene signos y síntomas de leucemia y linfoma, aunque éstos pueden ser leves o inespecíficos al principio de la enfermedad.

Algunos ejemplos de signos y síntomas incluyen:

  • Cansancio, debilidad
  • Pérdida de peso inexplicable, pérdida de apetito
  • Dificultad para respirar al realizar ejercicio
  • Palidez cutánea
  • Sangrados o hematomas de fácil aparición
  • Fiebre
  • Dolor óseo y de las articulaciones
  • Aumento del tamaño de ganglios linfáticos, bazo, hígado, riñones y/o testículos
  • Dolores de cabeza
  • Vómitos
  • Sudoración nocturna

También se solicita la prueba para evaluar la efectividad del tratamiento y para detectar enfermedad residual o recidivas de la enfermedad.

¿Qué significa el resultado?

Para interpretar los resultados del inmunofenotipado se requiere experiencia. El especialista considera los resultados del hemograma, de la fórmula leucocitaria, de la extensión de sangre, del estudio de la médula ósea junto con los del inmunofenotipado para proporcionar un diagnóstico, e incluye su interpretación en el informe de laboratorio.

Los marcadores presentes en las células y detectados por inmunofenotipado contribuyen a caracterizar las células anómalas. Una célula normal mostrará un patrón de antígenos que se correlaciona con el tipo y madurez de la célula. (Las células sanguíneas normalmente maduran en la médula ósea y se liberan a la circulación cuando están maduras o casi maduras). Los resultados de su inmunofenotipificación se comparan con el patrón de antígenos de las células "normales", así como con los patrones asociados con otras células (por ejemplo, células presentes en leucemias y linfomas).

Esta información y la obtenida de la historia clínica, del examen físico y de los signos y síntomas permiten al médico especialista establecer el diagnóstico.

Puede ser que un individuo no presente antígenos característicos de un tipo de cáncer, y no por ello se excluye el diagnóstico de leucemia o de linfoma.

Estos son algunos ejemplos:

  • La sangre de un niño mayor o de un adulto normalmente contiene algunas células B maduras, pero las células B inmaduras circulantes normalmente no están presentes.
  • Tanto las células B maduras como las inmaduras son normalmente positivas para el marcador CD19.
  • Las células B maduras normalmente son positivas para CD20 pero no para CD34. CD20 es un marcador de madurez y CD34 es un marcador de inmadurez. De hecho, estos dos marcadores normalmente no se expresan juntos.
  • Ahora, si un adulto tiene una pequeña cantidad de células B maduras pero también tiene una gran cantidad de células B inmaduras que son positivas para CD19 (recuerde, CD19 es un marcador de células B) y también positivas para CD34 y CD20 (que identifica esas células como inmaduras y anormales), entonces la persona tiene una leucemia de células B inmaduras conocida como leucemia linfoblástica B.
  • Curiosamente, algunos de los otros antígenos presentes podrían sugerir un subtipo genético específico de leucemia linfoblástica B, que también podría tener un pronóstico determinado.
  • Más importante aún, existen nuevas clases de tratamiento como la terapia CAR-T, los activadores de células T biespecíficas y los anticuerpos monoclonales que se dirigen selectivamente a moléculas como CD19 o CD20. Estos tratamientos más nuevos pueden tener efectos secundarios reducidos en comparación con la quimioterapia convencional (las terapias dirigidas más nuevas generalmente se agregan a la quimioterapia tradicional).

Se suelen observar perfiles de inmunofenotipado anómalos en: 

  • Leucemia mieloide aguda
  • Leucemia linfoblástica aguda 
  • Leucemia linfocítica crónica, 
  • Linfoma no Hodgkin de células B o células T 
  • Mieloma múltiple

En la tabla siguiente se listan ejemplos de marcadores a menudo expresados (e identificados) en algunos tipos celulares.

Célula

Marcadores

Células precursoras inmaduras

TdT, CD34, CD117

Linfocitos B

CD19, CD20, CD22, CD79a, cadenas ligeras de inmunoglobulinas (kappa o lambda) 

Linfocitos T

CD2, CD3, CD5, CD7, y CD4 o bien CD8

Células mieloides (granulocitos)

MPO (mieloperoxidasa), CD13, CD33

Células asesinas (NK, natural killer)

CD16, CD56

A continuación se citan marcadores sugerentes de algún tipo de diferenciación celular.

Célula

Marcador

Diferenciación megacariocítica; plaquetas

CD41, CD42b, CD61

Diferenciación eritroide; hematíes

CD235a

Diferenciación monocítica

CD11b, CD14, CD33, HLA-DR

Tricoleucemia

CD11c, CD25, CD103

¿Hay algo más que debería saber?

El análisis de los subtipos de linfocitos en función de la expresión de CD3, CD4 y CD8 se realiza en otro contexto para monitorizar la infección por el VIH o el SIDA. Si desea más información refiérase a CD4 y CD8.

¿Cuál es el tipo de muestra más adecuada (sangre, médula ósea, tejido) para realizar el inmunofenotipado?

El médico decidirá cuál es la muestra idónea y más representativa para un tipo de cáncer determinado. En caso de detectarse células cancerosas en sangre, se analizará por inmunofenotipado una muestra de sangre al ser fácil de obtener (procedimiento menos invasivo para el enfermo que la obtención de otras muestras). 

Sin embargo, las células de linfoma pueden liberarse o no hacia el torrente sanguíneo y pueden requerir otras técnicas de recogida.

¿Puede realizarse el inmunofenotipado en la misma consulta médica?

Depende. Para realizar el inmunofenotipado e interpretar los resultados se necesita personal con mucha experiencia. No todos los laboratorios pueden ofrecer este tipo de estudio, aunque sí se realiza en los grandes hospitales. A veces la muestra se envía a un laboratorio de referencia.

¿Se puede predecir la evolución del cáncer a partir de los resultados del inmunofenotipado?

El diagnóstico de leucemia o de linfoma se realiza por examen visual de una extensión de sangre y/o por aspirado o biopsia de médula ósea. Dependiendo de los resultados de la inmunofenotipificación por citometría de flujo, un médico puede determinar el tratamiento que debe instaurar, la probabilidad de que su cáncer responda al tratamiento y qué tan agresivo podría ser el tratamiento. 

¿Pueden cambiar con el tiempo los antígenos detectados?

Depende. Los antígenos específicos de leucemias o linfomas pueden permanecer iguales con el tiempo. Sin embargo, las células anómalas pueden eliminarse gracias a la quimioterapia o la radioterapia. Si el tratamiento es efectivo, las células normales sustituirán y reemplazarán a las células anómalas. Así, los resultados del inmunofenotipado reflejarán la población de leucocitos en el momento de la remisión de la enfermedad y podrán ser diferentes a los del inmunofenotipado anterior.

Sin embargo, a veces, las células cancerosas se adaptan para evadir la terapia al no expresar más un antígeno que expresaron antes, que podría haber sido el objetivo de un anticuerpo monoclonal u otra terapia, como las células T-CAR.

¿Se utilizan otros métodos para el inmunofenotipado?

Tradicionalmente, se trataban las preparaciones de secciones de tejido fijadas en portaobjetos con anticuerpos específicos de un antígeno característicamente hallado en algunas células anómalas asociadas a un tipo particular de leucemia o linfoma. Estos anticuerpos estaban marcados con peroxidasa o con un indicador fluorescente que permitían identificar al microscopio las células anómalas de la preparación. Este método, llamado inmunohistoquímica se usa todos los días para algunos marcadores de leucemia y linfoma y otros tipos de cáncer. Puede deberse a que los marcadores de interés no están disponibles para la citometría de flujo o porque no se dispone de células o tejidos frescos (un requisito para la inmunofenotipificación por citometría de flujo).

Bibliografía

Este artículo está basado en las fuentes bibliográficas que se citan a continuación, así como en la propia experiencia del Comité de expertos y revisores de Lab Tests Online. Además, este apartado es revisado periódicamente por el Consejo Editorial, con el fin de mantenerlo actualizado.

Los enlaces dirigidos a páginas web pueden no estar disponibles por causas ajenas a nuestra voluntad, por lo que pedimos disculpas y agradeceremos que nos informe de estas anomalías para poder subsanarlas.

Fuentes utilizadas en la revisión actual

(Actualizado el 1 de abril de 2020) Lab Tests Online. Inmunophenotyping. Disponible online en: https://labtestsonline.org/tests/immunophenotyping-flow-cytometry. Último acceso el 12 de septiembre de 2021.

(Actualizado el 2 de julio de 2021). Acute Lymphoblastic Leukemia (ALL). Medscape Hematology. Disponible online en: https://emedicine.medscape.com/article/207631-overview. Último acceso el 12 de septiembre de 2021.

(Actualizado el 2 de julio de 2021). Pediatric Acute Lymphoblastic Leukemia. Medscape Pediatrics: General Medicine. Disponible online en: https://emedicine.medscape.com/article/990113-overview. Último acceso el 12 de septiembre de 2021.

(© 2021) Acute Lymphoblastic Leukemia. NCCN Clinical Practice Guidelines in Oncology. Disponible PDF online en: https://www.nccn.org/patients/guidelines/content/PDF/all-patient.pdf. Último acceso el 12 de septiembre de 2021.

(Actualizado en septiembre 2021).Acute Lymphoblastic Leukemia – ALL. ARUP Consult. Disponible online en: https://arupconsult.com/content/acute-lymphoblastic-leukemia. Último acceso el 12 de septiembre de 2021.

(Actualizado el 17 de octubre de 2018).Tests for Acute Lymphocytic Leukemia (ALL). American Cancer Society. Disponible online en: https://www.cancer.org/cancer/acute-lymphocytic-leukemia/detection-diagnosis-staging/how-diagnosed.html. Último acceso el 12 de septiembre de 2021.

(Actualizado el 12 de febrero de 2019). How Is Childhood Leukemia Diagnosed? American Cancer Society. Disponible online en: https://www.cancer.org/cancer/leukemia-in-children/detection-diagnosis-staging/how-diagnosed.html. Último acceso el 12 de septiembre de 2021.

Blood Tests. Leukemia & Lymphoma Society. Disponible online en: https://www.lls.org/managing-your-cancer/lab-and-imaging-tests/blood-tests#Immunophenotyping. Último acceso el 12 de septiembre de 2021.

Fuentes utilizadas en revisiones previas

(Actualizado el 1 de septiembre de 2021). B-cell leukemia/lymphoma panel. MedlinePlus Medical Encyclopedia Disponible online en:  http://www.nlm.nih.gov/medlineplus/ency/article/003518.htm. Último acceso el 12 de septiembre de 2021.

(© 1995–2021). Leukemia/Lymphoma Immunophenotyping by Flow Cytometry. Mayo Clinic Mayo Medical Laboratories Disponible online en: http://www.mayomedicallaboratories.com/test-catalog/Overview/3287. Último acceso el 12 de septiembre de 2021.

Maecker, H. et. al. Standardizing immunophenotyping for the Human Immunology Project. Nat Rev Immunol. 2012 Feb 17; 12(3): 191–200. Disponible online en: http://www.ncbi.nlm.nih.gov/pmc/articles/PMC3409649/. Último acceso el 12 de septiembre de 2021.

(© 2021) Leukemia – Acute Lymphocytic (Adults). American Cancer Society. Disponible online en:  http://www.cancer.org/acs/groups/cid/documents/webcontent/003109-pdf.pdf. Último acceso el 12 de septiembre de 2021.

(Actualizado el 11 de diciembre de 2013). Understanding Laboratory Tests. National Cancer Institute. Disponible online en: http://www.cancer.gov/cancertopics/factsheet/detection/laboratory-tests. Último acceso el 12 de septiembre de 2021.

Understanding Lab and Imaging Tests. Leukemia & Lymphoma Society. Disponible online en:  https://www.lls.org/treatment/lab-and-imaging-tests. Último acceso el 12 de septiembre de 2021.

Pregúntenos

*Importante*: No es posible interpretar los resultados de los análisis clínicos fuera del contexto de la historia clínica del paciente. Rogamos no remita resultados para su interpretación, ya que ésta debe ser realizada exclusivamente por su médico. Si tiene dudas sobre esta prueba, puede completar un formulario y solicitar interpretación más detallada sobre el análisis en cuestión. Su consulta se tratará de manera confidencial y será respondida por un profesional del laboratorio clínico.

Es usted profesional sanitario?