También conocido como
Recuento diferencial de leucocitos
Recuento y fórmula leucocitaria
Nombre sistemático
Fórmula leucocitaria
Este artículo fue revisado por última vez el
Este artículo fue modificado por última vez el
15.01.2018.
Aspectos Generales
¿Por qué hacer el análisis?

Para determinar la causa de una alteración en el recuento de leucocitos; como ayuda al diagnóstico y/o monitorización de una enfermedad que afecte al sistema inmunitario, como infecciones, inflamaciones o cánceres como leucemias.

¿Cuándo hacer el análisis?

Como parte de un hemograma en el curso de un control médico rutinario; cuando el hemograma pone de manifiesto alguna alteración; cuando se presentan signos y síntomas relacionados con trastornos de los leucocitos, como infecciones, inflamaciones o cánceres; cuando se está siguiendo un tratamiento que puede afectar a los leucocitos.

¿Qué muestra se requiere?

La determinación se realiza a partir de una muestra de sangre venosa; a veces por punción del dedo (en niños y adultos) o del talón (en recién nacidos).

¿Es necesario algún tipo de preparación previa?

Para esta prueba no se necesita ninguna preparación especial

Quizás pueda encontrar los resultados de los análisis que se le han realizado en la página web de su laboratorio. Sin embargo, actualmente está en Lab Tests Online. Es posible que haya sido dirigido aquí por el sitio web de su laboratorio para que así pueda conseguir información útil sobre la (s) prueba (s) que se realizó.

Lab Tests Online es un sitio web de educación para el paciente que ofrece información sobre pruebas de laboratorio y que fue galardonado en el año 2009 con el Premio a las Mejores Iniciativas de Servicio al Paciente que convoca la Fundación Farmaindustria en el apartado correspondiente a sociedades científicas y profesionales.

El contenido de esta página ha sido revisado por especialistas del laboratorio. En ella, se proporcionan explicaciones generales de lo que podrían significar los resultados para cada una de las pruebas aquí desarrolladas. Por ejemplo, lo que podría significar obtener un valor alto o bajo en el contexto de su estado de salud.

Para conseguir los resultados de su análisis, deberá dirigirse al sitio web de su laboratorio o comunicarse con su médico.

Los rangos de referencia de las pruebas que se le han realizado los encontrará seguramente en su informe de laboratorio. Normalmente se encuentran a la derecha de los resultados.

Si no dispone del informe de laboratorio y desea obtener un rango de referencia, consulte a su médico o al laboratorio que realizó los análisis. Los resultados de las pruebas de laboratorio no tienen sentido por sí mismos. Toman significado cuando se comparan con los rangos de referencia. Los rangos de referencia son los valores esperados para una persona sana. A veces se les llama también valores "normales". Al comparar el resultado de una prueba con los valores de referencia, se puede ver si el resultado se encuentra fuera del rango de valores esperados. Los valores que están fuera de los rangos esperados pueden proporcionar pistas para ayudar a identificar posibles enfermedades o trastornos. Si bien la precisión de las pruebas de laboratorio ha evolucionado significativamente en las últimas décadas, puede existir cierta variabilidad entre laboratorios debido a las diferencias en los reactivos químicos empleados, las técnicas de medida y los analizadores o instrumentos que se utilizan. Esta es la razón por la que se proporcionan tan pocos rangos de referencia en esta página web. Es importante saber que, para evaluar si los resultados están "dentro de los límites normales", se debe aplicar el rango de referencia proporcionado por el laboratorio que realizó el análisis. Si desea obtener más información, refiérase al artículo Intervalos de referencia y su significado.

¿Qué es lo que se analiza?

Los leucocitos o células de la serie blanca de la sangre (o glóbulos blancos) circulan en la sangre y en el sistema linfático ayudando a proteger al organismo de infecciones. Constituyen un pilar importante del sistema inmunitario del organismo y juegan también un papel en infecciones así como en inflamaciones, respuestas alérgicas y protección frente al cáncer. En una fórmula leucocitaria (o recuento diferencial de leucocitos) se contabiliza el número total de cada uno de los tipos de leucocitos en una muestra de sangre

Existen cinco tipos de leucocitos, cada uno de ellos con funciones diferentes. La fórmula pone de manifiesto si la proporción entre los distintos tipos celulares se mantiene, si existen aumentos o disminuciones de algún tipo de ellos o si existen células inmaduras o anómalas. Esta información es valiosa para el diagnóstico de algunas enfermedades que afectan al sistema inmunitario y la médula ósea.

La fórmula leucocitaria suele realizarse a la vez que el hemograma, pruebas frecuentemente empleadas en exámenes médicos rutinarios. También puede solicitarse la fórmula a consecuencia de haber hallado alguna anomalía en el hemograma. La mayor parte de las veces, el recuento diferencial se realiza de manera automatizada en un analizador, si bien no es raro que se realice una observación microscópica por profesionales de laboratorio con experiencia. Los valores se expresan en número absoluto de células y/o en porcentajes relativos respecto al total de leucocitos.

Los leucocitos se desarrollan a partir de unas células precursoras de la médula ósea. Los cinco distintos tipos de leucocitos son: neutrófilos, linfocitos, monocitos, eosinófilos y basófilos. Se suelen calsificar como sigue:

  • Granulocitos  - presentan gránulos en su citoplasma. Los gránulos contienen sustancias químicas y otros compuestos que se liberan en el curso de una respuesta inmunitaria. Los tres tipos de granulocitos incluyen:
    • Neutrófilos - normalmente son los leucocitos mayoritarios. Se movilizan hacia áreas lesionadas, inflamadas o infectadas para engullir y destruir bacterias y a veces hongos
    • Eosinófilos - responden a infecciones causadas por parásitos y juegan un papel importante en reacciones alérgicas (hipersensibilidad)
    • Basófilos - suelen ser los leucocitos minoritarios y se piensa que también juegan un papel en respuestas alérgicas
  • Linfocitos - existen tanto en la sangre como en el sistema linfático. Se dividen a su vez en tres tipos, aunque la fórmula leucocitaria no permite esta diferenciación, e informa del total de linfocitos. Todos los linfocitos derivan de una célula madre linfoide pluripotencial de la médula ósea. Para conseguir diferenciar los distintos tipos de linfocitos se requiere de pruebas específicas como un inmunofenotipado:
    • Linfocitos B (células B) - son células productoras de anticuerpos y son esenciales en las respuestas inmunes adquiridas antígeno específicas. Las células B maduras reciben el nombre de células plasmáticas y producen anticuerpos o inmunoglobulinas dirigidas frente a bacterias, virus u otros antígenos extraños, con la finalidad de neutralizarlos
    • Linfocitos T (células T) - finalizan su etapa de maduración en el timo y consisten en varios tipos. Algunos linfocitos T tienen capacidad para distinguir entre antígenos propios o extraños del organismo. Otros inician y controlan la extensión de una respuesta inmune, impulsándola cuando es necesario y frenándola cuando el proceso se resuelve. Otros linfocitos T atacan directamente y neutralizan células cancerosas o células infectadas por virus
    • Células asesinas o NK (del ingés, natural killer) - atacan directamente células anómalas, matándolas, como células cancerosas o células infectadas por virus
  • Monocitos - se desplazan hacia la zona de la infección de manera similar a los neutrófilos para engullir y destruir bacterias. Suelen asociarse a infecciones crónicas y no tanto a las agudas. También participan en los procesos de reparación de los tejidos y en otras funciones del sistema inmune.

Fórmula leucocitariaAnte infecciones o procesos inflamatorios en cualquier parte del organismo, la médula ósea produce mayor cantidad de leucocitos y los libera hacia la sangre. En función de la causa de la infección o inflamación, puede aumentar un tipo de leucocito en relación a otros. Cuando la situación se resuelve, la producción del tipo de leucocito en cuestión remite y se normaliza.

Además de las infecciones e inflamaciones, son varias las situaciones que afectan la producción de leucocitos y su supervivencia en sangre, ocasionando aumentos o disminuciones de los leucocitos en sangre. La información que aporta el recuento de leucocitos o fórmula leucocitaria así como la de otros componentes sanguíneos es importante y útil para el médico. Los resultados suelen interpretarse junto con otros, como la extensión de sangre periférica que permite poner de manifiesto la presencia de poblaciones anómalas o inmaduras de leucocitos.

Menos frecuentemente, en algunas enfermedades graves se liberan desde la médula ósea hacia la circulación algunas células inmaduras que pueden detectarse gracias a la fórmula leucocitaria. Este puede ser el caso de infecciones bacterianas, leucemias, trastornos mielodisplásicos o trastornos mieloproliferativos, o invasión de la médula ósea por tumores sólidos. Entre las células inmaduras que pueden detectarse se incluyen metamielocitos, mielocitos, promielocitos y/o blastos.

Si los resultados sugieren alguna alteración se realizan otras pruebas que permitan determinar la causa de la misma. El médico tendrá en cuenta además los signos y síntomas, los antecedente médicos y la exploración física para saber qué otras pruebas serán necesarias. En algunos casos puede estar indicada una biopsia de la médula ósea.

¿Cómo se obtiene la muestra para el análisis?
Extracción de la muestra por punción de una vena del antebrazo; a veces, por punción en el dedo (en niños y adultos) o en el talón (en recién nacidos).

¿Se requiere alguna preparación previa para asegurar la calidad de la muestra?
Para esta prueba no se requiere ninguna preparación especial.

NOTA: En el apartado, El laboratorio por dentro, encontrará información sobre la recogida y procesamiento de las muestras de sangre y los cultivos de esputo.

Accordion Title
Preguntas Comunes
  • ¿Cómo se utiliza?

    La fórmula leucocitaria suele solicitarse junto con el hemograma en el curso de exámenes médicos rutinarios. Puede ser útil para hallar la causa de aumentos o disminuciones en el recuento de leucocitos. También ayuda a diagnosticar y/o monitorizar otras enfermedades y situaciones que afecten a un tipo o varios de leucocitos.

    Los cinco tipos de leucocitos incluyen: neutrófilos, linfocitos, monocitos, eosinófilos y basófilos.

    La fórmula leucocitaria o recuento diferencial de leucocitos contabiliza cada uno de los tipos leucocitarios y pone de manifiesto si la proporción entre los distintos tipos celulares se mantiene, si existen aumentos o disminuciones de algún tipo de ellos o si existen células inmaduras o anómalas. Esta información es valiosa para el diagnóstico de la causa específica de una enfermedad como:

    • Infecciones causadas por bacterias, virus, hongos o parásitos
    • Inflamaciones
    • Alergias, asma
    • Trastornos inmunitarios (enfermedades autoinmunes, deficiencias inmunitarias)
    • Leucemias (leucemia mieloide crónica, leucemia linfocítica crónica)
    • Síndromes mielodisplásicos
    • Síndromes mieloproliferativos

    Algunas enfermedades desencadenan una respuesta por parte del sistema inmunitario que origina un aumento en algún tipo de leucocito. La fórmula ayuda a establecer la causa específica de esta respuesta inmune. Por ejemplo, ayuda a conocer si una infección puede estar ocasionada por un virus o una bacteria.

    Otras situaciones pueden tener consecuencias sobre la producción de leucocitos en la médula ósea y sobre su tasa de supervivencia en la circulación, resultando en aumentos o disminuciones en su número total. La fórmula informa acerca del tipo de leucocito aumentado o disminuido.

    Si la fórmula resulta alterada, es posible que se solicite también una extensión de sangre, una biopsia de médula ósea, un inmunofenotipado (citometría de flujo) o un cariotipo. Estas pruebas pueden poner de manifiesto la presencia de células leucocitarias anómalas y/o inmaduras.

  • ¿Cuándo se solicita?

    La fórmula leucocitaria se realiza normalmente como parte de un hemograma, el cual puede solicitarse por diferentes motivos. Puede solicitarse cuando una persona presenta signos y/o síntomas propios de una infección o inflamación, como:

    • Fiebre, escalofríos
    • Dolores inespecíficos
    • Dolor de cabeza
    • Una gran variedad de signos y síntomas, en función de donde se localice la inflamación o infección

    También puede realizarse la prueba ante signos y síntomas relacionados con algún trastorno de la sangre o de la médula ósea, con procesos autoinmunes o con una deficiencia inmune.

    En caso de no haberse realizado la fórmula leucocitaria al mismo tiempo que el hemograma, se puede solicitar el estudio si algún resultado del hemograma es anómalo.

  • ¿Qué significa el resultado?

    Los resultados indican el número y/o el porcentaje de cada tipo uno de los tipos celulares, respecto al total de leucocitos.

    Los valores absolutos se calculan multiplicando el número total de leucocitos por el porcentaje de cada tipo de ellos, y se expresan en cantidades absolutas o en forma de porcentaje. Esta información puede contribuir al diagnóstico de una enfermedad y en la monitorización de un tratamiento. Los neutrófilos suelen ser el tipo de leucocito mayoritario, seguidos de los linfocitos, monocitos, eosinófilos y basófilos.

    Los resultados de la fórmula leucocitaria deben interpretarse con precaución. El médico evaluará conjuntamente los signos y síntomas que presenta el individuo con los obtenidos de la fórmula leucocitaria (aumentos o disminuciones). Son varias las situaciones que ocasionan aumentos o disminuciones transitorias en alguno de los tipos de leucocitos. Aumentos o disminuciones persistentes motivarán la solicitud de otras pruebas adicionales.

    En la tabla siguiente se proprocionan algunos ejemplos de alteraciones en la fórmula leucocitaria.

    Posibles causas de alteraciones en la fórmula leucocitaria
    Tipo de leucocito Abreviatura Ejemplos de causas de aumento Ejemplos de causas de disminución
    Neutrófilos Polis, PMNs, % Neu

    Conocido como neutrofilia

    • Infecciones bacterianas agudas y algunas infecciones por hongos y víricas
    • Inflamación (enfermedad inflamatoria intestinal, artritis reumatoide)
    • Muerte tisular (necrosis) causada por traumatismos, cirugía mayor, infarto agudo de miocardio, quemaduras
    • Fisiológicas (estrés, ejercicio extenuante)
    • Consumo de tabaco
    • Embarazo - último trimestre o en el parto
    • Leucemia crónica (mielogénica)

    Conocido como neutropenia

    • Síndromes mielodisplásicos
    • Infecciones graves (sepsis - elevado consumo de neutrófilos)
    • Reacciones a fármacos (penicilina, ibuprofeno, fenitoína, etc.)
    • Enfermedades autoinmunes
    • Quimioterapia
    • Cáncer diseminado a médula ósea
    • Anemia aplástica
    Linfocitos Linfos, % Linf

    Conocido como linfocitosis

    • Infecciones víricas agudas (hepatitis, varicela, citomegalovirus - CMV, Epstein-Barr - VEB, herpes, rubèola)
    • Algunas infecciones bacterianas (tos ferina, tuberculosis)
    • Leucemia linfocítica
    • Linfoma

    Conocido como linfopenia o linfocitopenia

    • Trastornos autoinmunes (lupus, artritis reumatoide)
    • Infecciones (VIH, tuberculosis, hepatitis, gripe)
    • Afectación, daño o lesión de la médula ósea (quimioterapia, irradiación)
    • Deficiencias inmunes
    Monocitos Monos, % Monos

    Conocido como monocitosis

    • Infecciones crónicas (tuberculosis, infecciones por hongos)
    • Infecciones intracardíacas (endocarditis bacteriana)
    • Enfermedades del colágeno con afectación vascular (lupus, esclerodermia, artritis reumatoide, vasculitis)
    • Enfermedad inflamatoria intestinal
    • Leucemia monocítica
    • Leucemia mielomonocítica crónica
    • Leucemia mielomonocítica juvenil

    Conocido como monocitopenia

    Normalmente, en una única ocasión no suele ser significativa.

    En caso de existir de manera repetida puede indicar

    • Insuficiencia medular o lesiones de la médula ósea
    • Leucemia de células peludas o tricoleucemia
    Eosinófilos Eos, % Eos

    Conocido como eosinofilia

    • Asma, alergias (como fiebre del heno)
    • Reacciones a fármacos
    • Inflamaciones cutáneas (eccemas, dermatitis)
    • Infecciones parasitarias
    • Trastornos inflamatorios (enfermedad celíaca, enfermedad inflamatoria intestinal)
    • Algunos cánceres

    Conocido como eosinopenia

    Difícil de establecer ya que normalmente existen poco eosinófilos en sangre; si se detectan en una única ocasión no suele ser significativo

    Basófilos Baso, % Baso

    Conocido como basofilia

    • Reacciones alérgicas raras (urticaria, alergia a alimentos)
    • Inflamaciones (artritis reumatoide, colitis ulcerosa)
    • Algunas leucemias (por ejemplo, leucemia mieloide crónica)

    Conocida como basopenia.

    Difícil de establecer ya que normalmente existen pocos basófilos en sangre; si se detectan en una única ocasión no suele ser significativo

    A veces pueden detectarse con la fórmula leucocitaria formas celulares anómalas y/o inmaduras que circulan en sangre. Las formas inmaduras incluyen metamielocitos, mielocitos, promielocitos y/o blastos. Pueden ser necesarias pruebas adicionales (biopsia de médula ósea).

  • ¿Hay algo más que debería saber?

    El uso prolongado de esteroides o una larga exposición a agentes químicos tóxicos (como lejía o pesticidas) incrementan el riesgo de presentar anomalías en la fórmula leucocitaria.

  • ¿Puede realizarse la fórmula leucocitaria o recuento diferencial de leucocitos en otra muestra distinta de la sangre?

    Sí. El recuento diferencial de leucocitos puede realizarse en distintos fluidos del organismo. La finalidad no es otra que la de evaluar directamente la zona afectada por la inflamación o infección. Por ejemplo, si se sospecha una meningitis, se realiza en líquido cefalorraquídeo un recuento diferencial de leucocitos o fórmula leucocitaria. Si desea más información al respecto, acceda a este enlace.

  • ​​​​​​​ ¿Qué otras pruebas se solicitan si la fórmula leucocitaria está aletarda?

    En función de la historia clínica, la exploración física, los signos y síntomas, y la sospecha diagnóstica el médico puede solicitar distintas pruebas. Por ejemplo:

    • Infección bacteriana: cultivo de la zona afectada (urinocultivo, cultivo de esputo, hemocultivo, cultivo faringoamigdalar)
    • Infección vírica: mononucleosis, EBV
    • Inflamación: proteína C reactiva, velocidad de sedimentación globular
    • Enfermedades autoinmunes: ANA
    • Alergias: pruebas de alergia
    • Leucemia u otros trastornos de la médula ósea: biopsia de médula ósea, inmunofenotipado, cariotipo
  • ¿Qué significa "desviación a la izquierda"?

    "Desviación a la izquierda" significa que existe un número elevado de formas jóvenes inmaduras de leucocitos. Suele indicar que existe infección o inflamación, y es la traducción del aumento de producción de leucocitos por parte de la médula ósea y su liberación hacia la sangre antes de que haya completado su proceso de maduración. Forma parte de una respuesta inmunitaria normal del organismo frente a infecciones e inflamaciones.

  • ¿Cómo debe interpretarse el hemograma cuando en el informe se indica que se observan granulocitos inmaduros?

    Algunos analizadores indican el número total de granulocitos inmaduros de la muestra de sangre. Estos granulocitos son leucocitos que se han liberado de la médula ósea antes de que hayan completado su maduración. Pueden incluir metamielocitos, mielocitos y promielocitos. Estos tipos celulares son precursores de los neutrófilos y solo suelen estar presentes en la médula ósea. Pueden detectarse granulocitos inmaduros en diversas situaciones como infecciones o cánceres de la sangre; por este motivo siempre se realizan a continuación pruebas adicionales.

Bibliografía

Este artículo está basado en las fuentes bibliográficas que se citan a continuación, así como en la propia experiencia del Comité de expertos y revisores de Lab Tests Online. Además, este apartado es revisado periódicamente por el Consejo Editorial, con el fin de mantenerlo actualizado.

Los enlaces dirigidos a páginas web pueden no estar disponibles por causas ajenas a nuestra voluntad, por lo que pedimos disculpas y agradeceremos que nos informe de estas anomalías para poder subsanarlas.

Harmening D. Clinical Hematology and Fundamentals of Hemostasis, Fifth Edition, F. A. Davis Company, Philadelphia, 2009, Pp 305-328.

Holland, K. White Blood Cell Count and Differential. Healthline Reference. http://www.healthline.com/health/white-blood-cell-count-and-differential#Overview1

Curry, C. Differential Blood Count. Medscape Reference. http://emedicine.medscape.com/article/2085133-overview

Muniz V., Weller P., et al. Eosinophil crystalloid granules: structure, function, and beyond. Journal of Leukocyte Biology. 2012; August 92(2): 281-288.

Legrand F., Driss V., et al. Human Eosinophils Exert TNF-α and Granzyme A-Mediated Tumoricidal Activity Toward Colon Carcinoma Cells. Journal of Immunology. 2010; December 15 185(12): 7443-7451. http://jimmunol.org/content/185/12/7443

Henry's Clinical Diagnosis and Management by Laboratory Methods. 21st ed. McPherson R, Pincus M, eds. Philadelphia, PA: Saunders Elsevier: 2007, Pp 543-549, 552-560.

Wintrobe's Clinical Hematology. 12th ed. Greer J, Foerster J, Rodgers G, Paraskevas F, Glader B, Arber D, Means R, eds. Philadelphia, PA: Lippincott Williams & Wilkins: 2009, Pp 1512-1516, 1522-1524.

Inoue S, et al. Leukocytosis, Medscape Reference article. http://emedicine.medscape.com/article/956278-overview

National Heart Lung Blood Institute. What is lymphocytopenia? http://www.nhlbi.nih.gov/health/health-topics/topics/lym/causes

American Cancer Society. Acute Lymphocytic Leukemia. http://www.cancer.org/cancer/leukemia-acutelymphocyticallinadults/index

American Cancer Society. Acute Myeloid Leukemia. http://www.cancer.org/cancer/leukemia-acutemyeloidaml/index

American Cancer Society. Non-Hodgkin Lymphoma. http://www.cancer.org/cancer/non-hodgkinlymphoma/index

Kempert P. White Blood Cell Function, Overview of the Immune System. Medscape Reference article. http://emedicine.medscape.com/article/960027-overvie

Naushad H. Leukocyte Count (WBC). Medscape Reference article. http://emedicine.medscape.com/article/2054452-overview#aw2aab6b2

Thomas, Clayton L., Editor (1997). Taber's Cyclopedic Medical Dictionary. F.A. Davis Company, Philadelphia, PA [18th Edition].

Pagana, Kathleen D. & Pagana, Timothy J. (2001). Mosby's Diagnostic and Laboratory Test Reference 5th Edition: Mosby, Inc., Saint Louis, MO.

Susan J. Leclair, PhD, CLS(NCA). Professor of Medical Laboratory Science, Department of Medical Laboratory Science, University of Massachusetts, Dartmouth, MA.

Pagana, Kathleen D. & Pagana, Timothy J. (© 2007). Mosby's Diagnostic and Laboratory Test Reference 8th Edition: Mosby, Inc., Saint Louis, MO. Pp 1003-1008.

Pregúntenos

*Importante*: No es posible interpretar los resultados de los análisis clínicos fuera del contexto de la historia clínica del paciente. Rogamos no remita resultados para su interpretación, ya que ésta debe ser realizada exclusivamente por su médico. Si tiene dudas sobre esta prueba, puede completar un formulario y solicitar interpretación más detallada sobre el análisis en cuestión. Su consulta se tratará de manera confidencial y será respondida por un profesional del laboratorio clínico.

Es usted profesional sanitario?
Dirección de correo electrónico