También conocido como
Péptido C insulínico
Péptido de conexión
Péptido C proinsulínico
Nombre sistemático
Péptido C
Este artículo fue revisado por última vez el
Este artículo fue modificado por última vez el 07.06.2022.
Aspectos Generales

¿Por qué hacer el análisis?

Para evaluar la producción de insulina por parte de las células beta del páncreas o para ayudar a establecer la causa de una hipoglucemia.

¿Cuándo hacer el análisis?

Si se tiene diabetes y el médico quiere establecer si se produce suficiente cantidad de insulina o si es necesario suplementar la medicación oral con insulina inyectada o tratar a la persona con una bomba de administración de insulina; también para conocer si existe una resistencia a la insulina o si la diabetes ha sido clasificada incorrectamente. El médico también puede solicitar el péptido C para investigar las causas de una hipoglucemia documentada.

¿Qué muestra se requiere?

La determinación se realiza a partir de una muestra de sangre venosa. Si se requiere una muestra de orina de 24 horas, se recogerá toda la orina producida durante un período de 24 horas.

¿Es necesario algún tipo de preparación previa?

Suele ser necesario estar en ayunas (entre 8 y 10 horas) antes de la realización de la prueba. En algunos casos, el médico puede necesitar conocer la producción de péptido C después de una prueba de estimulación en la que se administrará al paciente una cantidad estandarizada de una sustancia que estimule el páncreas.

¿Qué es lo que se analiza?

El péptido C consiste en una corta cadena de aminoácidos que se libera a la sangre durante el proceso de formación de la insulina en el páncreas. Esta prueba mide la cantidad de péptido C en sangre.

En las células beta del páncreas, la proinsulina, molécula biológicamente inactiva, se escinde en dos moléculas, una de ellas es el péptido C y la otra la insulina. La insulina es vital para el transporte de glucosa hacia el interior de las células del organismo, que la necesita diariamente. Cuando se necesita insulina, se libera desde las células beta del páncreas hacia la circulación en respuesta a las concentraciones elevadas de glucosa. Como la tasa de síntesis del péptido C es la misma que la de la insulina, el péptido C es un buen marcador de la producción de insulina.

El péptido C se puede usar para evaluar la producción de insulina propia del organismo (endógena) y diferenciarla de la insulina no sintetizada en el organismo (exógena) y suministrada como una medicación frente a la diabetes, por lo que no se acompaña de la generación de péptido C. Esta prueba se puede realizar junto con la de la insulina o la determinación de glucosa en sangre.

Preguntas comunes

¿Cómo se utiliza?

La prueba de péptido C no se solicita de forma regular pero puede ser útil en ciertas situaciones médicas. Sin embargo, con el aumento de la incidencia de diabetes tipo 2 en personas más jóvenes y el uso de medicamentos más nuevos destinados a preservar la producción de insulina, es probable que la prueba se vuelva más importante.

A continuación se describen algunas de las finalidades de la determinación de las concentraciones de péptido C:

  • La medida del péptido C puede ser útil para determinar la causa de una hipoglucemia y para monitorizar su tratamiento. La hipoglucemia puede atribuirse a una administración excesiva de insulina, o a otras causas como consumo de alcohol, deficiencias hereditarias de enzimas hepáticos, enfermedad renal, enfermedad hepática o a un insulinoma
  • La medida de péptido C puede emplearse para establecer el diagnóstico de un insulinoma. Los insulinomas son tumores de las células beta del páncreas que pueden producir cantidades descontroladas de insulina y péptido C y pueden causar episodios agudos de hipoglucemia. La prueba del péptido C puede solicitarse periódicamente para monitorizar la eficacia del tratamiento de un insulinoma y para detectar sus posibles recurrencias.
  • Para ayudar en el control de las personas con diabetes tratadas con insulina. La mayoría de las pruebas de insulina no pueden distinguir entre la insulina propia del cuerpo y la administrada por inyecciones, pero la concentración de péptido C refleja solo la insulina que producen las células beta del cuerpo en funcionamiento. Además, las personas que toman insulina pueden producir anticuerpos contra la insulina que podrían interferir con las pruebas de insulina, pero no con las pruebas de péptido C. La prueba de péptido C puede solicitarse para determinar qué cantidad de insulina está produciendo el páncreas de una persona (insulina endógena) para ayudar a los profesionales de la salud a saber cuándo es absolutamente necesaria la insulina y cuándo puede ser seguro cambiar a un tratamiento diferente.
  • Para ayudar en la clasificación de la diabetes en casos específicos. Generalmente, la diabetes tipo 1 y tipo 2 se clasifica sin esta prueba, sin embargo, con el aumento de la prevalencia de la obesidad en los adolescentes y la aparición de otros tipos de diabetes, algunas personas con diabetes pueden ser difíciles de clasificar o clasificar incorrectamente. La medición de un péptido C a los 3-5 años desde el diagnóstico puede ayudar en la clasificación.
  • Más raramente, en los casos de extirpación del páncreas o en trasplantes de células de islotes pancreáticos (dirigidos a restaurar la capacidad de producción de insulina), la medida de péptido C puede ser útil para verificar la eficacia del tratamiento.

¿Cuándo se solicita?

La prueba de péptido C se solicita ante concentraciones bajas de glucosa en sangre, de forma aguda o recurrente (hipoglucemia) y/o cuando se sospecha de un exceso de producción de insulina. El péptido C permite distinguir la insulina que se produce de forma endógena de la administrada por fuentes externas. Los síntomas de hipoglucemia incluyen:

  • Sudoración.
  • Palpitaciones.
  • Hambre.
  • Confusión.
  • Visión borrosa.
  • Desmayos.
  • En casos graves, convulsiones e incluso pérdida del conocimiento.

Sin embargo, muchos de estos síntomas pueden presentarse también en otras situaciones.

Cuando se ha diagnosticado un insulinoma, puede solicitarse periódicamente el péptido C para monitorizar la eficacia del tratamiento y para detectar recurrencias del tumor.

La prueba de péptido C puede solicitarse cuando el médico desea evaluar si una persona con diabetes todavía necesita inyecciones de insulina o si puede cambiar a un medicamento diferente. Esto es más común solicitarlo como parte del control de la diabetes tipo 1, pero puede ser útil para saber cuándo los pacientes con diabetes tipo 2 han desarrollado un requerimiento absoluto de insulina. También se puede solicitar cuando el médico sospecha que se ha clasificado incorrectamente la diabetes de una persona. 

Aunque no es muy frecuente, si se ha extirpado el páncreas o se ha recibido un trasplante de células de islotes pancreáticos, pueden monitorizarse las concentraciones de péptido C para verificar la eficacia del tratamiento y el éxito de la intervención.

¿Qué significa el resultado?

Las concentraciones elevadas de péptido C normalmente indican una producción elevada de insulina endógena. Esto puede acontecer en respuesta a concentraciones de glucosa elevadas en sangre por una ingesta de glucosa y/o por una resistencia a la insulina. También se observan concentraciones altas de péptido C en los insulinomas y a veces en hipopotasemias (disminución de la concentración de potasio en sangre), en el síndrome de Cushing y en la enfermedad renal.

Las concentraciones bajas de péptido C se asocian a una producción disminuida de insulina. Esto sucede cuando las células beta producen cantidades insuficientes de insulina (como en la diabetes) o cuando la producción está suprimida por la administración de insulina exógena.

La ausencia de péptido C significa que existe un requerimiento absoluto de insulina de una fuente externa.

Cuando esta prueba se utiliza para monitorizar a una persona con insulinoma, la disminución en la concentración de péptido C indica una respuesta al tratamiento, mientras que unos valores que aumentan pueden indicar una recurrencia del tumor.

La prueba del péptido C también puede utilizarse para controlar la diabetes, pero la interpretación del resultado debe hacerse teniendo en cuenta el tipo de diabetes y el tipo de tratamiento que está recibiendo la persona. El péptido C le puede dar información al médico respecto a si existe la necesidad de cambiar el tratamiento. 

¿Hay algo más que debería saber?

La prueba del péptido C no se usa de forma generalizada y puede no estar disponible en todos los laboratorios. Si se pretende realizar una serie de medidas de péptido C, todos los análisis deberían realizarse en el mismo laboratorio y empleando el mismo método.

A pesar de que su vía y su tasa de producción es la misma, el péptido C y la insulina abandonan el organismo por diferentes vías. La insulina se metaboliza y elimina principalmente por el hígado, mientras que el péptido C se elimina por los riñones. Debido a que la vida media del péptido C es más larga que la de la insulina, normalmente habrá más péptido C que insulina en la sangre, por lo que es una medida más fiable de la producción de insulina. 

¿Puede hacerse la prueba del péptido C en casa de la misma manera que se controla la cantidad de azúcar en sangre?

No. La determinación de péptido C necesita preparación e instrumentación especial.

¿Si se requiere una bomba de insulina, será necesario hacer la prueba del péptido C?

Es posible. Normalmente la bomba de insulina se recomienda a las personas con diabetes que requieran inyecciones regulares de insulina. Algunos seguros médicos pueden solicitar el resultado de péptido C para la aprobación de la cobertura de la bomba de insulina. 

¿Para qué más se usa el péptido C?

Los investigadores están empezando a conocer el papel del péptido C en el organismo. Se han desarrollado ensayos clínicos que incluyen el péptido C junto con la insulina para las personas con diabetes. Los resultados son prometedores, ya que muestran una disminución de las complicaciones de la diabetes con mejoría de la función renal, circulación sanguínea y función nerviosa. De todas formas, siguen siendo necesarios estudios adicionales.

Bibliografía

Este artículo está basado en las fuentes bibliográficas que se citan a continuación, así como en la propia experiencia del Comité de expertos y revisores de Lab Tests Online. Además, este apartado es revisado periódicamente por el Consejo Editorial, con el fin de mantenerlo actualizado.

Los enlaces dirigidos a páginas web pueden no estar disponibles por causas ajenas a nuestra voluntad, por lo que pedimos disculpas y agradeceremos que nos informe de estas anomalías para poder subsanarlas.

American Association of Clinical Endocrinologists/American College of Endocrinology Diabetes Guidelines. Disponible online en https://pro.aace.com/disease-state-resources/diabetes/guidelines.  Último acceso el 25 de mayo de 2022.

(Actualizado en 2022) American Diabetes Association Standards of Professional Care. Disponible online en https://professional.diabetes.org/content-page/practice-guidelines-resources. Último acceso el 25 de mayo de 2022.

(Actualizado el 10 de abril de 2017)  International Diabetes Foundation IDF/ISPAD Guidelines. Disponible online en https://idf.org/e-library/guidelines/80-the-global-idf-ispad-guidelines-for-diabetes-in-childhood-and-adolescence.html.  Último acceso el 25 de mayo de 2022.

Pregúntenos

*Importante*: No es posible interpretar los resultados de los análisis clínicos fuera del contexto de la historia clínica del paciente. Rogamos no remita resultados para su interpretación, ya que esta debe ser realizada exclusivamente por su médico. Si tiene dudas sobre esta prueba, puede completar un formulario y solicitar interpretación más detallada sobre el análisis en cuestión. Su consulta se tratará de manera confidencial y será respondida por un profesional del laboratorio clínico.

Es usted profesional sanitario?
CAPTCHA This question is for testing whether or not you are a human visitor and to prevent automated spam submissions.