También conocido como
Cultivo de bacterias
Cultivo de hongos
Cultivo de micobacterias
Nombre sistemático
Hemocultivo
Este artículo fue revisado por última vez el
Este artículo fue modificado por última vez el
15.01.2018.
Aspectos Generales
¿Por qué hacer el análisis?

Para comprobar la presencia de una infección sistémica; para detectar e identificar microorganismos en la sangre.

¿Cuándo hacer el análisis?

Cuando se presenten signos o síntomas de sepsis, como fiebre, escalofríos, fatiga, aumento de la frecuencia respiratoria y/o cardíaca, y aumento del recuento de leucocitos en sangre.

¿Qué muestra se requiere?

La determinación se realiza a partir de dos o más muestras de sangre obtenidas en puntos de extracción diferentes, normalmente a partir de venas del antebrazo.

¿Es necesario algún tipo de preparación previa?

Para esta prueba no se necesita ninguna preparación especial.

Quizás pueda encontrar los resultados de los análisis que se le han realizado en la página web de su laboratorio. Sin embargo, actualmente está en Lab Tests Online. Es posible que haya sido dirigido aquí por el sitio web de su laboratorio para que así pueda conseguir información útil sobre la (s) prueba (s) que se realizó.

Lab Tests Online es un sitio web de educación para el paciente que ofrece información sobre pruebas de laboratorio y que fue galardonado en el año 2009 con el Premio a las Mejores Iniciativas de Servicio al Paciente que convoca la Fundación Farmaindustria en el apartado correspondiente a sociedades científicas y profesionales.

El contenido de esta página ha sido revisado por especialistas del laboratorio. En ella, se proporcionan explicaciones generales de lo que podrían significar los resultados para cada una de las pruebas aquí desarrolladas. Por ejemplo, lo que podría significar obtener un valor alto o bajo en el contexto de su estado de salud.

Para conseguir los resultados de su análisis, deberá dirigirse al sitio web de su laboratorio o comunicarse con su médico.

Los rangos de referencia de las pruebas que se le han realizado los encontrará seguramente en su informe de laboratorio. Normalmente se encuentran a la derecha de los resultados.

Si no dispone del informe de laboratorio y desea obtener un rango de referencia, consulte a su médico o al laboratorio que realizó los análisis. Los resultados de las pruebas de laboratorio no tienen sentido por sí mismos. Toman significado cuando se comparan con los rangos de referencia. Los rangos de referencia son los valores esperados para una persona sana. A veces se les llama también valores "normales". Al comparar el resultado de una prueba con los valores de referencia, se puede ver si el resultado se encuentra fuera del rango de valores esperados. Los valores que están fuera de los rangos esperados pueden proporcionar pistas para ayudar a identificar posibles enfermedades o trastornos. Si bien la precisión de las pruebas de laboratorio ha evolucionado significativamente en las últimas décadas, puede existir cierta variabilidad entre laboratorios debido a las diferencias en los reactivos químicos empleados, las técnicas de medida y los analizadores o instrumentos que se utilizan. Esta es la razón por la que se proporcionan tan pocos rangos de referencia en esta página web. Es importante saber que, para evaluar si los resultados están "dentro de los límites normales", se debe aplicar el rango de referencia proporcionado por el laboratorio que realizó el análisis. Si desea obtener más información, refiérase al artículo Intervalos de referencia y su significado.

¿Qué es lo que se analiza?

Los hemocultivos se realizan para detectar infecciones en la sangre e identificar su causa. Las infecciones del sistema sanguíneo suelen estar causadas por bacterias (bacteriemia), pero también pueden estar causadas por hongos o levaduras (fungemia), así como por virus (viremia). Este artículo se centra en el uso de hemocultivos para detectar e identificar bacterias y hongos en sangre.

Una infección en la sangre suele ser consecuencia de una infección en cualquier otra parte del organismo, propagándose desde este punto original en el caso de que se trate de una infección grave y/o en el caso de que el sistema inmune no sea capaz de contener la infección. Por ejemplo, una infección del tracto urinario puede diseminarse desde la vejiga urinaria o desde los riñones hacia la sangre, afectando a partir de ahí a todo el organismo; se pueden infectar así otros órganos y en consecuencia pueden aparecer complicaciones graves que pueden poner en peligro la vida del individuo. A menudo se habla indistintamente de sepsis y de septicemia. Septicemia se refiere a una infección de la sangre mientras que sepsis se refiere a las complicaciones graves que se acaban de citar. Una sepsis requiere de un tratamiento agresivo e inmediato, y la persona afectada suele estar hospitalizada en unidades de cuidados intensivos.

Una infección de la sangre puede ocasionar también otras infecciones graves. La endocarditis, inflamación e infección de las válvulas cardíacas y/o de las paredes internas del corazón, puede ser consecuencia de la propagación de una infección dentro del torrente sanguíneo. Las personas portadoras de válvulas cardíacas o de prótesis articulares tienen un mayor riesgo de infección sistémica después de la intervención quirúrgica, si bien estas infecciones son poco frecuentes.

Cualquier individuo con un compromiso o debilitamiento de su sistema inmune debido a otra enfermedad subyacente -por ejemplo por una leucemia o por una infección por el VIH - o debido a la utilización de fármacos inmunosupresores -como los administrados durante la quimioterapia- presenta un mayor riesgo de contraer infecciones sanguíneas al tener una menor capacidad de eliminar posibles microorganismos que ocasionalmente pueden entrar en el torrente circulatorio. También es posible que bacterias u hongos penetren en el torrente circulatorio a través de la inyección intravenosa de drogas, o por el empleo de catéteres intravenosos, o bien por vías de drenaje quirúrgico.

Para la realización de hemocultivos se suelen obtener varias muestras de sangre a partir de distintas venas para incrementar así la probabilidad de detección de las bacterias u hongos; estos microorganismos pueden estar presentes en la sangre en baja cantidad o bien de manera intermitente. Este procedimiento permite asegurar que los microorganismos detectados son realmente los causantes de la infección y no meramente microorganismo contaminantes.

Los hemocultivos se incuban durante varios días antes de que se informen como negativos. Algunos tipos de bacterias u hongos crecen más lentamente que otros y por este motivo se tarda más en detectarlos, especialmente si se encuentran en pequeñas cantidades.

Si el hemocultivo resulta positivo, se podrá identificar específicamente la bacteria causante de la infección y realizar posteriormente un antibiograma (estudio de la sensibilidad a antibióticos); así el médico podrá saber qué antibióticos serán efectivos contra la infección.

En muchos laboratorios, el proceso está automatizado mediante instrumentos que controlan las muestras contínuamente para detectar de manera rápida si existe algún tipo de crecimiento bacteriano o fúngico. Esto permite entregar pronto resultados que serán de máxima utilidad para el médico, ya que podrá así establecer el tratamiento antimicrobiano específico contra el microorganismo presente en la sangre. Sin embargo, incluso antes de tener los resultados del hemocultivo, el médico administra ya antibióticos de amplio espectro por vía intravenosa que son eficaces contra diversos tipos de bacterias. Posteriormente y en función del microorganismo identificado en el hemocultivo, se puede sustituir el antibiótico inicial por otro de más efectivo contra el germen en cuestión.

¿Cómo se obtiene la muestra para el análisis?
Normalmente se recogen de dos a tres muestras de sangre procedentes de distintas venas y en distintos momentos, con la finalidad de aumentar la probabilidad de detección del microorganismo. El hecho de obtener múltiples muestras de sangre permite distinguir entre patógenos verdaderos -que estarán presentes en más de un hemocultivo- y bacterias cutáneas que pueden haber causado una contaminación de la muestra en el momento de su obtención.

La sangre se obtiene por punción de una vena del antebrazo. La sangre se introduce en unas ampollas de cultivo que contienen caldo de cultivo para microorganismos. Todo hemocultivo se realiza con el conjunto de estas dos botellas. Además, debería recogerse sangre para otro hemocultivo desde otra vena, normalmente de manera inmediata después de la primera muestra para hemocultivo. Las muestras subsiguientes pueden recogerse de manera seriada en el tiempo.

¿Se requiere alguna preparación previa para asegurar la calidad de la muestra?
Para esta prueba no se requiere ninguna preparación especial.

NOTA: En el apartado, El laboratorio por dentro, encontrará información sobre la recogida y procesamiento de las muestras de sangre y los cultivos de esputo.

Accordion Title
Preguntas Comunes
  • ¿Cómo se utiliza?

    Los hemocultivos se utilizan para detectar infecciones por bacterias o por hongos en la sangre, para identificar los microorganismos presentes y poder así realizar un tratamiento adecuado. El hemocultivo es de gran utilidad para detectar una infección de la sangre (septicemia) que podría conducir a una sepsis, complicación muy grave y que pone en peligro la vida del individuo. Las personas en las que se sospecha que existe septicemia suelen estar ingresadas en unidades de cuidados intensivos.

    En las muestras de sangre también puede evaluarse si existen virus pero este artículos se centra en el empleo de hemocultivos para detectar e identificar bacterias y hongos en sangre.

    Pueden además realizarse otras pruebas adicionales:

    • Tinción de Gram - prueba rápida que permite detectar de manera general la presencia de bacterias e identificarlas
    • Antibiograma - determina cual es el fármaco (antimicrobiano) más efectivo para tratar la infección

    A menudo se solicita un hemograma para saber si el recuento de leucocitos está aumentado, lo que indicaría una posible infección. A veces se realizan otras pruebas como un estudio bioquímico en sangre o en orina para evaluar la función de distintos órganos; también se analizan muestras de orina, esputo o de líquido cefalorraquídeo, que pueden cultivarse para intentar identificar el origen de la infección. Esto puede ser especialmente útil si la persona presenta signos o síntomas asociados a infección del tracto urinario, a neumonía o a meningitis.

  • ¿Cuándo se solicita?

    El médico solicita un hemocultivo ante signos y/o síntomas sugestivos de sepsis para averiguar si bacterias, hongos o bien sustancias tóxicas derivadas de su metabolismo podrían ser las responsables del daño orgánico observado. Una persona con sepsis puede presentar:

    • Escalofríos, fiebre
    • Náuseas
    • Aceleración del ritmo cardíaco y de la respiración
    • Confusión
    • Disminución de la emisión de orina

    En caso de que la infección se agrave, pueden desarrollarse signos y síntomas de mayor relevancia como:

    • Inflamación por todo el organismo
    • Formación de múltiples coágulos diminutos en los vasos sanguíneos de menor tamaño (coagulación intravascular diseminada o CID)
    • Caída importante de la presión arterial
    • Fallo o insuficiencia de uno o varios órganos

    Después de infecciones recientes, de intervenciones quirúrgicas, de recambios valvulares cardíacos, o si se está tratado con fármacos inmunosupresores se tiene mayor riesgo de contraer una infección sistémica; por este motivo, está altamente indicado realizar algún hemocultivo si se presentan síntomas y/o signos en estas situaciones. En recién nacidos es frecuente realizar hemocultivos ante la sospecha de una infección, a pesar de que no presenten signos ni síntomas.

  • ¿Qué significa el resultado?

    Un resultado positivo para la misma bacteria u hongo en dos o más hemocultivos es altamente sugestivo de infección por ese microorganismo.

    Las infecciones de la sangre son muy graves y deben tratarse inmediatamente, normalmente en un hospital. Una sepsis supone un peligro para la vida del individuo, especialmente en personas inmunosuprimidas. A la espera del resultado del hemocultivo, el médico instaura ya de entrada un tratamiento antibiótico de amplio espectro, efectivo ante una gran variedad de gérmenes. Una vez se disponga del resultado definitivo del antibiograma, es posible que el médico decida cambiar el tratamiento y utilizar un antibiótico específico para la bacteria identificada.

    Si un resultado es positivo y el otro negativo, puede tanto tratarse de una infección como de una contaminación. El médico es quien deberá interpretar los resultados de acuerdo al contexto clínico de cada individuo.

    Si todos los resultados son negativos, la probabilidad de tener una sepsis es baja. No obstante, a veces es difícil identificar ciertos microorganismos, y por lo tanto se requiere de pruebas adicionales, que también se realizarán si el individuo sigue con síntomas, como por ejemplo fiebre. Algunas razones que pueden explicar la persistencia de síntomas a pesar de que los hemocultivos hayan resultado negativos incluyen:

    • A algunos microorganismos les cuesta más crecer en cultivo; por ello se emplean medios de cultivo con nutrientes especiales para facilitar el desarrollo de los patógenos e identificarlos
    • Los virus pueden no detectarse en los medios de cultivo rutinarios destinados a identificar bacterias. Si el médico sospecha que los síntomas del individuo pueden atribuirse a una infección vírica, entonces pueden ser necesarias otras pruebas de laboratorio; el médico sabrá cuales de ellas solicitar en cada caso

    Los resultados de otras pruebas realizadas junto con el hemocultivo pueden indicar sepsis a pesar de que los hemocultivos hayan sido negativos. Entre estas pruebas se incluye:

    • Hemograma - un aumento del recuento de leucocitos puede estar indicando una infección
    • Complemento - los niveles del factor C3 pueden estar aumentados
    • La obtención de cultivos de esputo o de orina (urinocultivo) positivos indicaría el posible origen de la infección
    • El análisis de líquido cefalorraquídeo también puede proporcionar información acerca del origen de la infección
  • ¿Hay algo más que debería saber?

    Como una sepsis indica que las bacterias u hongos se han extendido por todo el organismo, los síntomas pueden ser muy variados. En una sepsis, el sistema inmune está intentando combatir la infección produciendo multitud de factores destinados a eliminar las bacterias; estas sustancias también pueden causar, en contrapartida, un gran malestar al individuo. La septicemia puede llevar a un estado de shock (caída de la presión arterial), aumento de la frecuencia cardíaca (taquicardia) y disminución del flujo sanguíneo hacia el cerebro, corazón o riñones. También puede alterar componentes de la coagulación sanguínea pudiendo causar en última instancia una coagulación intravascular diseminada (CID), y ésta a su vez ocasionar sangrados generalizados. Las bacterias circulantes en la sangre pueden alcanzar las articulaciones originando artritis sépticas.

    Actualmente se dispone de pruebas rápidas que permiten detectar la presencia de distintos tipos de bacterias en sangre, y que son de gran utilidad en el seguimiento de personas con hemocultivos positivos ya que permiten identificar rápidamente las bacterias presentes. Por ejemplo, pueden identificar microorganismos como el Staphylococcus aureus meticilín resistente (MRSA) que es un microorganismo muy difícil de tratar, y bacterias gram negativas como E. coli que viven en el tracto gastrointestinal. El hecho de poder determinar rápidamente si existe el microorganismo en la sangre es de crucial importancia para facilitar el tratamiento.

  • ¿Por qué no se debe interrumpir el tratamiento antibiótico aunque uno ya se encuentre bien?

    Es muy importante eliminar totalmente las bacterias causantes de la infección. En algunas infecciones se requiere prolongar el tratamiento durante varias semanas (por ejemplo, en una endocarditis).

  • ¿Por qué se tarda tanto tiempo en tener los resultados de los hemocultivos?

    Es necesario que transcurra cierto tiempo para que los microorganismos crezcan en el medio de cultivo y se puedan así detectar e identificar, como término medio un par de días, aunque en ciertos casos o para ciertos microorganismos, el tiempo es mayor. Además, es posible que los microorganismos estén presentes en la sangre en muy pequeñas cantidades, por lo que necesitan un mínimo de tiempo para reproducirse hasta cantidades que permitan su detección.

  • ¿Por qué el medico solicita más hemocultivos si ya se realizó un hemocultivo inicial?

    Los hemocultivos posteriores permiten determinar si las bacterias presentes en el primero persisten o no en la circulación sanguínea (patógenos verdaderos). Si en los hemocultivos de seguimiento los microorganismos ya no están presentes, entonces es posible que se haya producido una contaminación por microorganismos cutáneos. También puede ser necesario repetir hemocultivos si se siguen presentando signos o síntomas de sepsis, a pesar de que no se haya conseguido identificar ningún microorganismo en hemocultivos anteriores.

Bibliografía

Este artículo está basado en las fuentes bibliográficas que se citan a continuación, así como en la propia experiencia del Comité de expertos y revisores de Lab Tests Online. Además, este apartado es revisado periódicamente por el Consejo Editorial, con el fin de mantenerlo actualizado.

Los enlaces dirigidos a páginas web pueden no estar disponibles por causas ajenas a nuestra voluntad, por lo que pedimos disculpas y agradeceremos que nos informe de estas anomalías para poder subsanarlas.

Lin, J. Blood Culture. Medscape Reference. http://emedicine.medscape.com/article/2093349-overview

Fisher, M. et. al. Sepsis. ARUP Consult. http://www.arupconsult.com/Topics/Sepsis.html

Durani, Y. Blood Culture. KidsHealth from Nemours. http://kidshealth.org/parent/general/sick/labtest3.html

Vorvick, L. Hemocultivo. MedlinePlus Medical Encyclopedia. http://www.nlm.nih.gov/medlineplus/ency/article/003744.htm

Flayhart, D. Blood cultures and detection of sepsis. Medical Laboratory Observer. http://www.mlo-online.com/articles/201203/blood-cultures-and-detection-of-sepsis.php

Andrew Hemmert, A. and Garrone, N. Rapid methods for pathogen detection in bloodstream infections. Medical Laboratory Observer. http://www.mlo-online.com/articles/201306/rapid-methods-for-pathogen-detection-in-bloodstream-infections.php

Pagana, K. D. & Pagana, T. J. (© 2011). Mosby's Diagnostic and Laboratory Test Reference 10th Edition: Mosby, Inc., Saint Louis, MO. Pp 166-167.

Henry's Clinical Diagnosis and Management by Laboratory Methods. 21st ed. McPherson R, Pincus M, eds. Philadelphia, PA: Saunders Elsevier: 2007 Pp 1189-1191.

Forbes BA, Sahm DF, Weissfeld AS, Bailey & Scott's Diagnostic Microbiology 12th Edition: Mosby Elsevier, St. Louis, MO; 2007, Pp 778-781.

Cunha B (July 13, 2012). Bacterial Sepsis. Medscape Reference article. http://emedicine.medscape.com/article/234587-overview

FDA Press Release. FDA allows marketing of first test to identify certain bacteria associated with bloodstream infections. http://www.fda.gov/NewsEvents/Newsroom/PressAnnouncements/ucm309950.htm

Pagana, K. D. & Pagana, T. J. (© 2007). Mosby’s Diagnostic and Laboratory Test Reference 8th Edition: Mosby, Inc., Saint Louis, MO. Pp 172-173.

Wu, A. (© 2006). Tietz Clinical Guide to Laboratory Tests, 4th Edition: Saunders Elsevier, St. Louis, MO. Pp 1532-1535.

Forbes, B. et. al. (© 2007). Bailey & Scott’s Diagnostic Microbiology, 12th Edition: Mosby Elsevier Press, St. Louis, MO. Pp 778-797.

Pregúntenos

*Importante*: No es posible interpretar los resultados de los análisis clínicos fuera del contexto de la historia clínica del paciente. Rogamos no remita resultados para su interpretación, ya que ésta debe ser realizada exclusivamente por su médico. Si tiene dudas sobre esta prueba, puede completar un formulario y solicitar interpretación más detallada sobre el análisis en cuestión. Su consulta se tratará de manera confidencial y será respondida por un profesional del laboratorio clínico.

Es usted profesional sanitario?
Dirección de correo electrónico