También conocido como
Tiempo de coagulación activada
ACT
Nombre sistemático
Tiempo de coagulación activada
Este artículo fue revisado por última vez el
Este artículo fue modificado por última vez el 29.05.2021.
Aspectos generales

¿Por qué hacer el análisis?

Para monitorizar el tratamiento con heparina o con otros anticoagulantes cuando se realiza un by-pass cardíaco, una angioplastia coronaria o una diálisis.

¿Cuándo hacer el análisis?

Cuando se están recibiendo dosis elevadas de heparina como prevención de la formación de coágulos en el curso de intervenciones quirúrgicas, como un by-pass cardíaco; cuando los valores de heparina son tan elevados que no se puede realizar ninguna monitorización con el tiempo de tromboplastina parcial (TTP) y/o cuando se necesita un resultado rápido para controlar el tratamiento.

¿Qué muestra se requiere?

La determinación se realiza a partir de una muestra de sangre venosa.

¿Es necesario algún tipo de preparación previa?

Para esta prueba no se necesita ninguna preparación especial.

¿Qué es lo que se analiza?

El tiempo de coagulación activada (ACT) es una prueba utilizada principalmente en la monitorización de la administración de dosis elevadas de heparina no fraccionada (estándar). La heparina es un fármaco que inhibe la coagulación (anticoagulante) y suele administrarse por vía intravenosa (IV) por inyección o por infusión contínua. En procedimientos en los que es necesario evitar que la sangre se coagule, como por ejemplo un by-pass coronario, suele administrarse heparina a altas dosis.

A dosis moderadas, la heparina se emplea para prevenir y tratar procesos en los que se forman coágulos de manera inapropiada (trombosis o tromboembolismos); en estos casos la monitorización se realiza con el tiempo de tromboplastina parcial (TTP) o con la heparina anti-Xa. La monitorización es fundamental en el tratamiento anticoagulante debido a que el efecto de una cantidad determinada de heparina puede ser ligeramente diferente entre las personas. Si la cantidad de heparina administrada es insuficiente para inhibir el sistema de la coagulación, se podrían formar coágulos de sangre en los vasos sanguíneos del organismo. Si se administra heparina en demasiada cantidad, el individuo puede tener sangrados que incluso podrían poner su vida en peligro.

En el curso de cirugías abiertas del corazón se administran (antes, durante y después) elevadas dosis de heparina. En estas intervenciones quirúrgicas se suele derivar la sangre procedente del corazón y pulmones del individuo hacia otro circuito. Así, la sangre se filtra y se oxigena en dispositivos mecánicos externos. El contacto de la sangre con superficies artificiales produce una activación de las plaquetas y de la coagulación, poniéndose en marcha una serie de etapas que resultan en la formación de coágulos de sangre. La administración de heparina a altas dosis impide la formación de coágulos pero sitúa al organismo en un balance dinámico delicado entre coagulación y sangrado. A este nivel de anticoagulación, el TTP ya no resulta útil clínicamente como herramienta de monitorización. Esto es así porque el TTP supone una reacción de coagulación in vitro y, a dosis elevadas de heparina, esta coagulación in vitro no tiene lugar. Así, en estos casos es cuando se solicita el tiempo de coagulación activada en la monitorización.

Preguntas comunes

¿Cómo se utiliza?

El ACT suele emplearse para monitorizar el tratamiento con elevadas dosis de heparina antes, durante y después de procedimientos en los que sea necesario evitar que la sangre coagule, como by-pass cardíaco, angioplastia cardíaca y diálisis.

El ACT consiste en una prueba rápida que puede realizarse al lado de la persona antes, durante y después de la cirugía o de otros procedimientos médicos. A este tipo de pruebas se las conoce actualmente como pruebas a la cabecera del enfermo o pruebas de laboratorio en el lugar de asistencia o POCT (point-of-care testing). Con el ACT se puede variar con relativa rapidez la dosis de heparina administrada, y se consigue así mantener un nivel constante de anticoagulación. Una vez se ha acabado el procedimiento médico y se ha estabilizado al individuo, la dosis de heparina se va disminuyendo.

El tiempo de coagulación activada mide el efecto inhibidor de la heparina sobre el sistema de la coagulación del organismo; en realidad, no se miden las concentraciones de heparina en sangre. La sensibilidad de la prueba ACT a la heparina depende del método empleado. Algunos métodos son válidos para monitorizar concentraciones bajas de heparina mientras que otros lo son para concentraciones elevadas. Cuando se alcanzan y se consiguen mantener estables las concentraciones terapéuticas, se suele monitorizar el estado de la coagulación con el TTP y no con ACT.

A veces se emplea el tiempo de coagulación activada para monitorizar tratamientos con dosis normales de heparina en personas que tienen anticoagulante lúpico. En estos individuos no se puede utilizar el TTP porque el anticoagulante lúpico interfiere con el TTP. Más raramente todavía se puede emplear el ACT para monitorizar el efecto inhibidor sobre el sistema de la coagulación de ciertos anticoagulantes conocidos como inhibidores directos de la trombina (por ejemplo, argatrobán).

¿Cuándo se solicita?

El tiempo de coagulación activada (ACT) se solicita cuando se ha administrado una dosis inicial (bolus) de heparina antes del inicio de cirugías abiertas de corazón o de otros procedimientos que requieren un nivel elevado de anticoagulación. Durante la intervención quirúrgica se solicita regularmente el ACT para asegurarse de que se alcanza y se mantiene un nivel estable de anticoagulación con heparina. Después de la cirugía, el ACT se solicita para monitorizar al individuo hasta que se estabiliza, es decir, cuando se ha reducido la dosis de heparina y/o cuando se ha neutralizado con un agente con efecto opuesto como el sulfato de protamina.

Ocasionalmente, puede solicitarse el ACT durante un sangrado o en la evaluación de un tratamiento anticoagulante con heparina, como por ejemplo en individuos con anticoagulante lúpico.

También puede solicitarse cuando se está realizando un tratamiento con un inhibidor directo de la trombina (por ejemplo, argatrobán).

¿Qué significa el resultado?

El ACT se mide en segundos: cuanto más tarda la sangre en coagular, mayor es el grado de inhibición de la coagulación. Durante la cirugía, se mantiene el ACT por encima de un límite bajo en el que la mayor parte de personas no forma coágulos de sangre. Sin embargo, no existe consenso acerca del valor exacto de ese límite; varía en función del hospital y depende en parte del método empleado para determinar el ACT.

Es importante establecer cómo responde el individuo a este límite bajo de ACT y a la cantidad de heparina que se le está administrando. La cantidad de heparina necesaria para alcanzar y mantener un tiempo determinado de coagulación activada (por ejemplo, 300 segundos) varía. Si existen fenómenos de sangrado o se forman coágulos en exceso, debe ajustarse la dosis de heparina de acuerdo a los valores de ACT. Después de la cirugía se suele mantener el valor de ACT dentro de unos márgenes estrechos (por ejemplo, 175 - 225 segundos) hasta que se consigue estabilizar al individuo.

¿Se determina en alguna ocasión el tiempo de coagulación activada (ACT) en el laboratorio?

Raramente se realiza la prueba en el laboratorio central. Se considera una prueba de tipo POCT que debe realizarse inmediatamente una vez obtenida la muestra. La muestra no es estable y además se necesita obtener el resultado rápidamente para establecer el tratamiento más adecuado en cada momento. 

¿Puede interferir el anticoagulante lúpico con el ACT?

El ACT no suele afectarse por el anticoagulante lúpico. No obstante, en algunos casos, la presencia de anticoagulante lúpico sí puede interferir con determinados métodos de medida del tiempo de coagulación activada. Los especialistas de laboratorio saben si el método que emplean es válido o no para monitorizar el tratamiento con heparina en personas con anticoagulante lúpico o con síndrome antifosfolípido.

¿Hay algo más que debería saber?

Los resultados de ACT y del TTP no son intercambiables. En la zona donde los valores de ambas pruebas se solapan (concentraciones más elevadas de TTP y más bajas de ACT) existe poca correlación. Los resultados de ambas pruebas deben evaluarse independientemente. Es mejor determinar primero los requerimientos anticoagulantes de heparina de un individuo, estabilizarlo, y posteriormente cambiar la prueba con la que se le va a monitorizar.

El ACT se puede ver afectado por el recuento de plaquetas y por la función plaquetaria. A menudo en procesos quirúrgicos, las plaquetas que se activan acaban siendo disfuncionales. Por otra parte, tanto la cirugía como la heparina pueden hacer disminuir el recuento (número) de plaquetas (trombocitopenia).

La temperatura de la sangre también puede afectar a los resultados de ACT. Durante las intervenciones quirúrgicas en las que la sangre se filtra y se oxigena externamente por un dispositivo mecánico, la sangre se suele enfriar. Algunos trastornos hereditarios o adquiridos también pueden repercutir sobre el resultado del ACT, por ejemplo los déficits de factores de la coagulación y en pacientes que reciben anticoagulantes orales o con enfermedad hepática

Con dosis altas de heparina y en individuos con un TTP prolongado antes de la anticoagulación con heparina (p. Ej: anticoagulante lúpico), el TTP no se puede usar para monitorizar el tratamiento con heparina. En tales situaciones, se utilizan las pruebas ACT y heparina anti-Xa en lugar del TTP, respectivamente.

Los inhibidores directos de la trombina (p. Ej., Argatroban) prolongarán el ACT.

Bibliografía

Este artículo está basado en las fuentes bibliográficas que se citan a continuación, así como en la propia experiencia del Comité de expertos y revisores de Lab Tests Online. Además, este apartado es revisado periódicamente por el Consejo Editorial, con el fin de mantenerlo actualizado.

Los enlaces dirigidos a páginas web pueden no estar disponibles por causas ajenas a nuestra voluntad, por lo que pedimos disculpas y agradeceremos que nos informe de estas anomalías para poder subsanarlas.

Fuentes utilizadas en la revisión actual

(Actualizado el 3 de Septiembre de 2020) Lab Tests Online. Activated Clotting Time (ACT). Disponible online en: https://labtestsonline.org/tests/activated-clotting-time-act. Último acceso el 5 de abril de 2021.

(Actualizado el 5 de Enero de 2021). Activated Clotting Time. A Practical Guide to Hemostasis. Sang Medicine Ltd. Disponible online en: https://www.practical-haemostasis.com/Miscellaneous/act.html. Último acceso el 5 de abril de 2021.

Fuentes utilizadas en revisiones previas

Pagana, K. D., Pagana, T. J., and Pagana, T. N.  Mosby's Diagnostic & Laboratory Test Reference 12th Edition: Mosby, Inc., Saint Louis, MO. 2015.Pp 9-10.

(Actualizado el 27 de Noviembre de 2019). Kostousov, V. Activated Clotting Time. Medscape Drugs & Diseases Disponible online en:  http://emedicine.medscape.com/article/2084818-overview. Último acceso el 5 de abril de 2021.

(Actualizado el 5 de Enero de 2021). Activated Clotting Time [ACT]. Practical-Haemostasis.com. Disponible online en: https://practical-haemostasis.com/Miscellaneous/act.html. Último acceso el 5 de abril de 2021.

Pregúntenos

*Importante*: No es posible interpretar los resultados de los análisis clínicos fuera del contexto de la historia clínica del paciente. Rogamos no remita resultados para su interpretación, ya que ésta debe ser realizada exclusivamente por su médico. Si tiene dudas sobre esta prueba, puede completar un formulario y solicitar interpretación más detallada sobre el análisis en cuestión. Su consulta se tratará de manera confidencial y será respondida por un profesional del laboratorio clínico.

Es usted profesional sanitario?