Nombre sistemático
Histamina
Este artículo fue revisado por última vez el
Este artículo fue modificado por última vez el 23.05.2022.

Aspectos Generales

¿Por qué hacer el análisis?

Para establecer el diagnóstico de mastocitosis, activación de los mastocitos o anafilaxis.

¿Cuándo hacer el análisis?

Cuando existen signos o síntomas como enrojecimiento de la piel, náuseas, hinchazón de la garganta o disminución marcada de la tensión arterial que puedan deberse a una reacción alérgica grave; a veces cuando el médico sospecha una mastocitosis o una activación de los mastocitos.

¿Qué muestra se requiere?

La determinación se realiza a partir de una muestra de sangre venosa del brazo o a partir de una muestra de orina de 24 horas.

¿Es necesario algún tipo de preparación previa?

En el caso de la anafilaxis no se necesita ninguna preparación especial aunque es muy importante obtener la muestra tan pronto como sea posible una vez que aparecen los signos o síntomas. En otras situaciones es posible que el médico indique la interrupción de algún tratamiento como pueden ser los antihistamínicos.

¿Qué es lo que se analiza?

La histamina es una sustancia liberada por unas células especializadas conocidas como mastocitos. La histamina se libera en el momento en que estas células se activan por una u otra causa, normalmente en el curso de una reacción alérgica. Esta prueba mide la cantidad de histamina en sangre o en orina.

Los mastocitos son células grandes que se encuentran repartidas por los tejidos de todo el organismo, aunque se localizan principalmente en la piel, el intestino, las vías aéreas y la médula ósea. Los mastocitos participan en la respuesta del organismo ante ciertas lesiones y también en las reacciones alérgicas (hipersensibilidad). Estas células contienen unos gránulos que almacenan sustancias como la histamina y la triptasa, que liberan al activarse. La histamina es la responsable de gran parte de los signos o síntomas que presentan las personas con alergia.

Las concentraciones de histamina en sangre y en orina suelen ser muy bajas. La histamina aumenta de manera significativa en las reacciones alérgicas graves, cuando el número de mastocitos está muy aumentado (mastocitosis) o cuando se produce una activación de los mastocitos, a pesar de que no exista una alergia aparente.

La activación de los mastocitos se asocia a una forma grave de reacción alérgica aguda conocida como anafilaxis. En una reacción anafiláctica o anafilaxis existe urticaria, enrojecimiento cutáneo con formación de ronchas o ampollas en la piel, disminución importante de la presión arterial y estrechamiento de las vías aéreas, y se trata de una situación que puede ser mortal. En la anafilaxis, las concentraciones de histamina en sangre aumentan rápidamente y de manera muy acusada: a los 10  minutos del inicio de los signos o síntomas ya se detecta el aumento, que suele normalizarse al cabo de unos 30-60 minutos. Este aumento de la liberación de histamina por parte de los mastocitos se refleja en orina un poco más tarde; aumentando la excreción de un metabolito de la histamina, la N-metilhistamina.

La concentración de histamina y triptasa puede estar elevada de manera persistente en las personas con mastocitosis. La mastocitosis es una enfermedad rara en la que existe una proliferación anómala de mastocitos que se infiltran y se acumulan en la piel (mastocitosis cutánea) o en diversos tejidos y órganos (mastocitosis sistémica).

Preguntas Comunes

¿Cómo se utiliza?

La histamina constituye un buen indicador de activación de los mastocitos. La determinación de histamina puede emplearse para confirmar si se ha desarrollado anafilaxis o para diagnosticar una mastocitosis, enfermedad rara que se caracteriza por una proliferación anómala de los mastocitos.
El diagnóstico de anafilaxis es clínico, pero la determinación de histamina y de triptasa permiten confirmar que los signos o síntomas agudos que presenta una persona se deben a una anafilaxis. Es especialmente útil en los casos en que los episodios de anafilaxis son recurrentes o cuando el diagnóstico no está claro. Para la determinación de histamina en sangre la muestra debe obtenerse en el momento en que aparecen los signos o síntomas, o tan pronto como sea posible.
También puede determinarse la histamina o su metabolito, la N-metilhistamina, en una muestra de orina de 24 horas para valorar la producción de histamina a lo largo de un período más prolongado de tiempo.
En ocasiones, se pueden solicitar histamina y triptasa cuando se sospecha la presencia de mastocitosis o de activación de los mastocitos. La mastocitosis cutánea ocasiona de manera característica signos o síntomas exclusivamente cutáneos (urticaria y presencia de ronchas). En los casos de mastocitosis sistémica, los signos o síntomas pueden ser generalizados y similares a los de la anafilaxis.

¿Cuándo se solicita?

La determinación de histamina no se solicita con frecuencia. La anafilaxis a menudo se diagnostica sin determinar la histamina ni la triptasa y la mastocitosis es una enfermedad rara. Se solicitan histamina y triptasa cuando una persona presenta signos o síntomas sugerentes de una reacción anafiláctica, pero el diagnóstico no es claro. Entre los signos o síntomas de anafilaxis se incluyen:

  • Dificultad para respirar, sibilancias.
  • Enrojecimiento de la piel.
  • Prurito, en ocasiones con aparición de ronchas, habones o ampollas.
  • Mareo, aturdimiento.
  • Disminución de la presión arterial.
  • Hinchazón en la garganta, cara, lengua o párpados.

Muchos de estos signos o síntomas también pueden observarse en otros trastornos.
A veces el médico solicita la determinación de histamina si sospecha una mastocitosis o un trastorno que se acompañe de activación de los mastocitos. En estos casos, los signos o síntomas pueden ser muy similares a los de una reacción alérgica grave, aunque la diferencia radica en la ausencia de un factor desencadenante (alimentos, contacto con plantas, picaduras de insectos). Las personas con mastocitosis pueden presentar úlcera péptica, diarrea crónica, dolor articular, aumento del tamaño del hígado (hepatomegalia), del bazo (esplenomegalia) o de los ganglios linfáticos (adenopatías), y lesiones cutáneas como habones, ronchas o ampollas.

¿Qué significa el resultado?

En una persona con signos o síntomas sugerentes de anafilaxis, las concentraciones elevadas de histamina o de triptasa constituyen una fuerte evidencia diagnóstica.
Si las concentraciones de histamina son normales, los signos o síntomas probablemente serán atribuibles a otra causa, aunque también puede ser que la muestra de sangre no se haya recogido adecuadamente. En la anafilaxis, las concentraciones sanguíneas de histamina aumentan rápidamente y vuelven a normalizarse al cabo de unos 30-60 minutos. Si la muestra se ha obtenido demasiado tarde, el resultado de la determinación de histamina puede ser normal, a pesar de que realmente sea una anafilaxis. Por esta razón, se suele medir también la triptasa y se comparan los resultados de ambas pruebas. Las concentraciones de triptasa aumentan y disminuyen más lentamente que las de histamina, alcanzando un pico máximo 1-2 horas después del inicio de los signos o síntomas.
Si se tiene la certeza de que la sangre se ha obtenido en el momento adecuado y a pesar de ello las concentraciones de histamina y de triptasa son normales, será poco probable que exista anafilaxis, aunque en algunos casos puede haber falsos negativos, por lo que no se debe descartar el diagnóstico únicamente en base a las pruebas de laboratorio.
Un aumento de las concentraciones de histamina y N-metilhistamina en una muestra de orina de 24 horas es indicativo de una activación de los mastocitos.
Si las concentraciones de histamina y triptasa en sangre están aumentadas de manera persistente en una persona con signos o síntomas compatibles, es probable que exista una mastocitosis. Se deben realizar pruebas adicionales para confirmar el diagnóstico.

¿Hay algo más que debería saber?

La concentración de histamina aumenta ante cualquier situación que origine una activación de los mastocitos y su liberación puede desencadenarse por una gran variedad de sustancias.
Se cree que la causa más frecuente de anafilaxis la constituyen las reacciones alérgicas a determinados alimentos.
En algunas personas se desarrollan signos o síntomas como enrojecimiento de la piel, dolor de cabeza, diarrea o prurito al comer alimentos ricos en histamina. Algunos de los alimentos que contienen mayores cantidades de histamina son los quesos curados, el vino y la col fermentada (chucrut). Algunos medicamentos y el alcohol pueden también estimular la liberación de histamina o bloquear su metabolismo.
Muy raramente, el pescado en mal estado puede contener cantidades importantes de bacterias productoras de histamina.
Algunos tumores carcinoides gastrointestinales también producen cantidades importantes de histamina.

¿Qué efectos tiene la histamina, además de los asociados a reacciones alérgicas?

La histamina interviene en los procesos inflamatorios, estimula la secreción ácida del estómago, actúa como neurotransmisor (sustancia química que transmite información entre las células nerviosas), dilata los vasos sanguíneos, aumenta la permeabilidad vascular (paso de líquido a través de las paredes de los vasos sanguíneos, saliendo a los tejidos y produciendo hinchazón o edemas), afecta a la contracción del músculo liso del intestino y los pulmones y actúa sobre el ritmo cardíaco. Se han desarrollado fármacos para contrarrestar algunas de las acciones de la histamina, como los fármacos antihistamínicos y los que reducen la secreción ácida del estómago.

¿Debería medirse la histamina ante la sospecha de alergia?

Normalmente el médico solicita unas determinadas pruebas de alergia para determinar las sustancias que producen la alergia. La histamina se solicita solamente  cuando se presentan signos o síntomas de alergia grave (anafilaxis). A la mayor parte de individuos con alergia no se les determina nunca la histamina.

¿Cuál es el tratamiento de la anafilaxis?

Una reacción anafiláctica (anafilaxis) puede ser mortal y por ello se debe tratar inmediatamente con adrenalina y otros fármacos y mantener al paciente en observación hasta que remitan los signos o síntomas. A veces se produce una recurrencia de la reacción anafiláctica a los pocos días del primer episodio y por ello debe realizarse un seguimiento estricto. Se recomienda a las personas que han desarrollado una reacción alérgica grave que lleven siempre consigo una dosis de adrenalina para administrársela en el caso de que fuera necesario.

¿Puede determinarse la histamina en la misma consulta médica?

No. Lo habitual es que la muestra se envíe a un laboratorio de referencia que disponga de la instrumentación necesaria para la determinación de histamina.

Bibliografía

Este artículo está basado en las fuentes bibliográficas que se citan a continuación, así como en la propia experiencia del Comité de expertos y revisores de Lab Tests Online. Además, este apartado es revisado periódicamente por el Consejo Editorial, con el fin de mantenerlo actualizado.

Los enlaces dirigidos a páginas web pueden no estar disponibles por causas ajenas a nuestra voluntad, por lo que pedimos disculpas y agradeceremos que nos informe de estas anomalías para poder subsanarlas.

(Actualizado el 16 de mayo de 2018) Mustafa, S. Anaphylaxis. Medscape Drugs and Diseases. Disponible online en http://emedicine.medscape.com/article/135065-overview. Último acceso el 27 de marzo de 2022.

(Actualizado el 16 de septiembre de 2020) Hogan D and Mastrodomenico C. Mastocytosis. Medscape Drugs and Diseases. Disponible online en http://emedicine.medscape.com/article/1057932-overview. Último acceso el 27 de marzo de 2022.

(Actualizado el 2 de febrero de 2020) Henochowicz S. Anaphylaxis. MedlinePlus Medical Encyclopedia. Disponible online en https://medlineplus.gov/ency/article/000844.htm. Último acceso el 27 de marzo de 2022.

Onnes M, et al. Mast Cell Clonal Disorders: Classification, Diagnosis and Management. Curr Treat Options Allergy. 2016; 3(4): 453–464. Disponible online en https://www.ncbi.nlm.nih.gov/pmc/articles/PMC5121168/. Último acceso el 27 de marzo de 2022.

(Actualizado en julio de 2021) Delgado, J. et. al. Mast Cell Disorders. ARUP Consult. Disponible online en https://arupconsult.com/content/mast-cell-disorders. Último acceso el 27 de marzo de 2022.

Pregúntenos

*Importante*: No es posible interpretar los resultados de los análisis clínicos fuera del contexto de la historia clínica del paciente. Rogamos no remita resultados para su interpretación, ya que esta debe ser realizada exclusivamente por su médico. Si tiene dudas sobre esta prueba, puede completar un formulario y solicitar interpretación más detallada sobre el análisis en cuestión. Su consulta se tratará de manera confidencial y será respondida por un profesional del laboratorio clínico.

Es usted profesional sanitario?
CAPTCHA This question is for testing whether or not you are a human visitor and to prevent automated spam submissions.