También conocido como
Cultivo aerobio de una herida
Cultivo anaerobio de una herida
Nombre sistemático
Cultivo de una herida
Este artículo fue revisado por última vez el
Este artículo fue modificado por última vez el
17.06.2018.
Apectos Generales
¿Por qué hacer el análisis?

Para detectar una infección bacteriana en una herida, para determinar qué tipo de bacteria puede estar causando la infección y para aislar y hacer crecer la bacteria previamente a la realización de un antibiograma.

¿Cuándo hacer el análisis?

Cuando se sospecha que una herida se ha infectado por un microorganismo; a veces después del tratamiento de una infección para evaluar la efectividad del tratamiento.

¿Qué muestra se requiere?

Para la obtención de células o pus de la zona infectada se emplea una torunda o un escobillón estéril; a veces se aspiran fluidos de la zona infectada o incluso se realizan biopsias.

¿Es necesario algún tipo de preparación previa?

Para esta prueba no se necesita ninguna preparación especial.

Quizás pueda encontrar los resultados de los análisis que se le han realizado en la página web de su laboratorio. Sin embargo, actualmente está en Lab Tests Online. Es posible que haya sido dirigido aquí por el sitio web de su laboratorio para que así pueda conseguir información útil sobre la (s) prueba (s) que se realizó.

Lab Tests Online es un sitio web de educación para el paciente que ofrece información sobre pruebas de laboratorio y que fue galardonado en el año 2009 con el Premio a las Mejores Iniciativas de Servicio al Paciente que convoca la Fundación Farmaindustria en el apartado correspondiente a sociedades científicas y profesionales.

El contenido de esta página ha sido revisado por especialistas del laboratorio. En ella, se proporcionan explicaciones generales de lo que podrían significar los resultados para cada una de las pruebas aquí desarrolladas. Por ejemplo, lo que podría significar obtener un valor alto o bajo en el contexto de su estado de salud.

Para conseguir los resultados de su análisis, deberá dirigirse al sitio web de su laboratorio o comunicarse con su médico.

Los rangos de referencia de las pruebas que se le han realizado los encontrará seguramente en su informe de laboratorio. Normalmente se encuentran a la derecha de los resultados.

Si no dispone del informe de laboratorio y desea obtener un rango de referencia, consulte a su médico o al laboratorio que realizó los análisis. Los resultados de las pruebas de laboratorio no tienen sentido por sí mismos. Toman significado cuando se comparan con los rangos de referencia. Los rangos de referencia son los valores esperados para una persona sana. A veces se les llama también valores "normales". Al comparar el resultado de una prueba con los valores de referencia, se puede ver si el resultado se encuentra fuera del rango de valores esperados. Los valores que están fuera de los rangos esperados pueden proporcionar pistas para ayudar a identificar posibles enfermedades o trastornos. Si bien la precisión de las pruebas de laboratorio ha evolucionado significativamente en las últimas décadas, puede existir cierta variabilidad entre laboratorios debido a las diferencias en los reactivos químicos empleados, las técnicas de medida y los analizadores o instrumentos que se utilizan. Esta es la razón por la que se proporcionan tan pocos rangos de referencia en esta página web. Es importante saber que, para evaluar si los resultados están "dentro de los límites normales", se debe aplicar el rango de referencia proporcionado por el laboratorio que realizó el análisis. Si desea obtener más información, refiérase al artículo Intervalos de referencia y su significado.

¿Qué es lo que se analiza?

El cultivo de una herida es útil para detectar e identificar la presencia de bacterias patógenas (que causan infección) allí donde se ha tomado la muestra. Las heridas pueden ser superficiales en la piel -como rasguños, arañazos o cortes- o bien pueden afectar a tejidos más profundos -por ejemplo, incisiones, picaduras de insectos, punciones o quemaduras-. Cualquier herida puede infectarse por gran diversidad de bacterias. El cultivo de la herida permite determinar si la herida se ha infectado o no, qué tipo de bacteria ocasiona la infección y qué antibiótico es el más adecuado para tratarla.

Para realizar el cultivo se obtiene una muestra de fluido, células o tejido de la herida que se hace crecer en un medio de cultivo con nutrientes adecuados. Este medio nutriente favorece el desarrollo de las bacterias (en caso de que realmente existan en la herida), y permite identificarlas con otras pruebas adicionales. Normalmente la infección la causa una única bacteria o una bacteria predomina sobre las demás. En algunos casos se llega a identificar varios tipos distintos de bacterias con distintos requerimientos en cuanto a su desarrollo. Así, algunas bacterias necesitan aire (aeróbicas) para poder desarrollarse mientras que otras necesitan que el medio o el ambiente en el que se encuentran sea pobre en oxígeno o no contenga oxígeno (microaerofílicas o anaerobias, respectivamente). Por este motivo se debe ser muy cuidadoso en el momento de la obtención de la muestra, para no interferir en el desarrollo de las bacterias y para facilitar al máximo su detección e identificación.

El proceso de identificación de las bacterias se realiza por etapas y supone la realización de diversas pruebas y evaluaciones a partir de las bacterias aisladas en el medio de cultivo. Una de estas pruebas es la tinción de Gram que consiste en la extensión de las colonias bacterianas halladas en unas placas de vidrio para después tratarlas y teñirlas con una tinción especial. Al observarlas al microscopio, las bacterias pueden clasificarse en función de la tinción como gram-positivas y gram-negativas, y en función de su forma como cocos (esferas) o bastoncillos. Con esta información y después de realizar algunas otras pruebas bioquímicas, se llega a identificar el tipo de bacteria presente en la herida infectada.

Normalmente, se realiza un antibiograma para determinar el antibiótico idóneo para tratar la infección. Para esta prueba, en el laboratorio se tienen que aislar e identificar previamente todas las especies bacterianas halladas en el cultivo.

El cultivo de heridas, la tinción de Gram y el antibiograma son indispensables para que el médico sepa qué microorganismos están causando la infección y para establecer el antibiótico que con mayor probabilidad inhibirá su desarrollo y resolverá la infección.

¿Cómo se obtiene la muestra para el análisis?
Para la obtención de células o pus de la zona infectada se emplea una torunda o un escobillón estéril. En heridas profundas se aspiran fluidos o incluso se toman biopsias; estas son las muestras idóneas para evaluar la presencia de bacterias aerobias y anaerobias.

¿Se requiere alguna preparación previa para asegurar la calidad de la muestra?
Para esta prueba no se requiere ninguna preparación especial.

NOTA: En el apartado, El laboratorio por dentro, encontrará información sobre la recogida y procesamiento de las muestras de sangre y los cultivos de esputo.

Accordion Title
Preguntas Comunes
  • ¿Cómo se utiliza?

    El cultivo de una herida se solicita principalmente para evaluar si una herida está infectada, para identificar la bacteria que causa la infección y en caso de que exista infección, para realizar un antibiograma.

    Normalmente, en caso de que exista infección, el laboratorio realiza todos los estudios necesarios consecutivamente hasta obtener el antibiograma con la finalidad de que el tratamiento se pueda instaurar a la mayor brevedad posible.

    La tinción de Gram se realiza de manera rutinaria en todas las muestras obtenidas, así el médico dispone en muy poco tiempo de un resultado preliminar que puede orientarle de cara al tratamiento que prescribirá. No obstante, no puede asegurarse que no existe infección aunque no se observen bacterias con la tinción de gram.

    A veces, después de tratar una infección de una herida se realiza un cultivo de la misma para evaluar la efectividad del tratamiento. A veces, en infecciones crónicas, se realizan cultivos de la herida de manera regular, para saber si debe modificarse el tratamiento.

    En caso de que se sospeche una infección por hongos debe realizarse un cultivo específico para hongos. Algunas levaduras y algunos hongos pueden desarrollarse en los mismos medios de cultivo que muchas bacterias, aunque muchos hongos presentan un crecimiento lento. En los medios de cultivo empleados para hongos se inhibe el desarrollo bacteriano a la vez que se favorece el desarrollo de hongos durante varias semanas.

  • ¿Cuándo se solicita?

    El cultivo de heridas se solicita cuando se sospecha que una herida se ha infectado. A veces se solicita después del tratamiento de la infección de una herida para evaluar si el tratamiento aplicado ha sido eficaz. En algunos casos de infección crónica se solicita el cultivo de la herida de manera regular. Entre los signos y síntomas asociados a infecciones de heridas se incluyen:

    • Dificultad o lentitud para cicatrizar
    • Calor, enrojecimiento e hinchazón de la herida
    • Dolor a la palpación
    • Presencia de fluidos o pus en la herida
    • Fiebre
  • ¿Qué significa el resultado?

    Si se identifican bacterias patógenas en el cultivo, lo más probable es que sean las responsables de la infección. Normalmente la infección la ocasiona un único tipo de bacteria, aunque a veces en la herida pueden coexistir dos o varios patógenos (aerobios y/o anaerobios) que contribuyen a la infección. Si se detectan más de tres microorganismos es posible que no se identifiquen y que en el informe se incluya un comentario del tipo "flora bacteriana mixta". Con esta información el médico sabrá que la muestra puede estar contaminada o que la herida es muy sucia (mezcla de flora normal y de patógenos). Si en el informe se indica que solo existe flora normal, la infección seguramente está producida por microorganismos habitualmente presentes en la superficie de la piel; también puede ser que el microorganismo causante de la infección esté en tan poca cantidad que no se haya podido detectar o que la infección sea debida a otra causa.

    A pesar de que en el cultivo crezcan pocas bacterias, el dato puede resultar muy significativo, especialmente si la infección afecta a una área del organismo considerada normalmente como estéril, por ejemplo el ojo.

    En caso de que no se consiga detectar ningún tipo de bacteria en la muesra analizada, debe pensarse que probablemente no existe infección. Si persiste la sospecha clínica, puede repetirse la prueba.

  • ¿Hay algo más que debería saber?

    En la infección de heridas a consecuencia de quemaduras es importante que el informe incluya resultados cuantitativos referentes al número de bacterias que se han desarrollado en el cultivo. Se sabe que el número de bacterias en el cultivo correlaciona con el número de bacterias en la herida infectada. A partir de un número determinado de bacterias en la muestra analizada, está indicado el desbridamiento de la herida (eliminación del tejido muerto).

    Los resultados del cultivo de una herida no son tan característicos una vez ya se ha empezado un tratamiento antimicrobiano o en casos de infecciones crónicas.

    Si la infección se disemina desde la herida infectada hacia la sangre u órganos como riñones, el microorganismo que se identificará en el hemocultivo o en el urinocultivo será el mismo que el que se ha identificado en la herida.

  • ¿Por qué puede interesar obtener más de una muestra?

    Porque así se aumenta la probabilidad de detectar el microorganismo patógeno o de detectar varios patógenos. Pueden obtenerse varias muestras con escobillones o torundas, por aspiración y/o por biopsia, y con procedimientos para microorganismos aerobios y anaerobios.

  • ¿Puede reproducirse la infección una vez se ha acabado el tratamiento?

    La mayoría de infecciones se resuelve satisfactoriamente pero si queda tejido afectado o la piel no se protege adecuadamente, la herida puede reinfectarse. A veces es necesario alargar el tratamiento y/o cambiar la medicación para que la infección se resuelva definitivamente.

  • ¿De qué depende que ciertas personas contraigan la infección y otras no?

    A cualquier persona se le puede infectar una herida aunque el riesgo aumenta con la edad y si existen enfermedades subyacentes -como diabetes- que comprometen o dificultan el flujo sanguíneo o el sistema inmunitario y/o dificultan el proceso de cicatrización.

  • ¿Por qué el médico no siempre realiza un cultivo del fluido que drena de un abceso?

    En una persona sana, la presentación clínica de la afectación cutánea proporciona al médico información suficiente para tratar la infección. En caso de forúnculo o abceso, el tratamiento suele consistir en escisión de la herida y drenaje; a veces los antibióticos no son necesarios. Sin embargo, si la herida no cicatriza o si empeora después de haberla drenado, probablemente se realizará el cultivo de la herida para identificar el microorganismo que la causa y a partir del resultado del antibiograma se prescibirá el antibiótico adecuado para tratarla.

Bibliografía

Este artículo está basado en las fuentes bibliográficas que se citan a continuación, así como en la propia experiencia del Comité de expertos y revisores de Lab Tests Online. Además, este apartado es revisado periódicamente por el Consejo Editorial, con el fin de mantenerlo actualizado.

Los enlaces dirigidos a páginas web pueden no estar disponibles por causas ajenas a nuestra voluntad, por lo que pedimos disculpas y agradeceremos que nos informe de estas anomalías para poder subsanarlas.

Eppes, S. Staph Infections. TeensHealth from Nemours. http://kidshealth.org/teen/infections/bacterial_viral/staph.html

Fisher, M. Health Care-Associated Infections - Nosocomial Infections. ARUP Consult. http://www.arupconsult.com/Topics/HCAI.html

Kosinski; M. and Lipsky, B. Current Medical Management of Diabetic Foot Infections. Medscape Today from Expert Rev Anti Infect Ther. V 8(11):1293-1305.

Schroeder, S. and Blume, P. Foot Infections. Medscape Reference. http://emedicine.medscape.com/article/1237208-overview

Murray, C. and Hospenthal, D. Burn Wound Infections. Medscape Reference. http://emedicine.medscape.com/article/213595-overview

Singhal, H. et. al. Wound Infection. Medscape Reference. http://emedicine.medscape.com/article/188988-overview

Bartlett, J. Treating MRSA Skin and Soft Tissue Infections -- New Guidelines. Medscape HIV/AIDS Expert Reviews and Commentary. http://www.medscape.com/viewarticle/741303

Pagana, K. D. & Pagana, T. J. (© 2011). Mosby's Diagnostic and Laboratory Test Reference 10th Edition: Mosby, Inc., Saint Louis, MO. Pp 1052-1053.

Pregúntenos

*Importante*: No es posible interpretar los resultados de los análisis clínicos fuera del contexto de la historia clínica del paciente. Rogamos no remita resultados para su interpretación, ya que ésta debe ser realizada exclusivamente por su médico. Si tiene dudas sobre esta prueba, puede completar un formulario y solicitar interpretación más detallada sobre el análisis en cuestión. Su consulta se tratará de manera confidencial y será respondida por un profesional del laboratorio clínico.

Es usted profesional sanitario?
Dirección de correo electrónico