También conocido como
Alcohol etílico
Alcohol
EtOH
Nombre sistemático
Etanol
Este artículo fue revisado por última vez el
Este artículo fue modificado por última vez el 29.12.2021.

Aspectos Generales

¿Por qué hacer el análisis?

Para determinar si una persona ha consumido alcohol y medir la cantidad de alcohol presente para detectar y evaluar deterioro, intoxicación o sobredosis.

¿Cuándo hacer el análisis?

Cuando una persona presenta signos y síntomas que sugieren intoxicación por etanol; cuando se sospecha que una persona incumple la legislación relacionada con la bebida; cuando una persona puede haber consumido drogas de abuso.

¿Qué muestra se requiere?

La determinación se realiza a partir de una muestra de sangre venosa, de una muestra de orina o en aire espirado; más raramente en saliva. 

La muestra de aire se recoge soplando en un tubo o globo y se analizan de forma inmediata. Las muestras de orina suelen recogerse en contenedores de plástico; algunas veces solo se recoge una única muestra de orina y en algunas ocasiones se requiere recoger dos muestras aisladas puesto que la primera se descarta y la segunda se recoge en un momento determinado. Las muestras de saliva se recogen de la boca mediante un escobillón o torunda. Las muestras de sangre, orina y saliva se deben enviar a un laboratorio para su análisis. 

¿Es necesario algún tipo de preparación previa?

Para esta prueba no se requiere ninguna preparación especial.

¿Qué es lo que se analiza?

El etanol se encuentra en bebidas alcohólicas como cerveza, vinos y licores. Esta prueba mide la cantidad de etanol en sangre, orina, aire espirado o a veces en saliva.

Cuando se consume etanol, este se absorbe en el tracto gastrointestinal pasando al torrente sanguíneo y se distribuye por todo el organismo. Pequeñas cantidades de etanol se excretan por la orina o por el aire exhalado, pero la mayor parte se metaboliza en el hígado.

El hígado es capaz de procesar una bebida al cabo de una hora aproximadamente. Se define una bebida como la cantidad de etanol que se sirve en 12 onzas de cerveza, 5 de vino o 1,5 onzas de whisky. Una persona que consuma más de una bebida por hora acumulará etanol en la sangre. No obstante, existen ciertos factores que afectan al metabolismo del etanol, especialmente la cantidad de alimentos consumidos antes o durante el consumo de alcohol. El grado de intoxicación alcohólica puede variar en función del sexo, edad, peso y en función de si ha habido consumo de fármacos con capacidad de interaccionar con el alcohol.

Consumir bebidas alcohólicas más rápidamente de lo que el hígado consigue procesarlas provoca que las concentraciones de etanol en sangre aumenten. Todo ello ocasiona signos y síntomas propios de intoxicación como tener los ojos inyectados en sangre, enrojecimiento facial, dificultades para hablar, respuesta enlentecida a las preguntas o comentarios, alteraciones del juicio, disminución de las habilidades motoras, modorra o adormecimiento y/o vómitos.

Si la concentración de etanol en sangre es muy elevada, pueden aparecer signos y síntomas graves de toxicidad como confusión, estupor, pérdida del equilibrio, respiración irregular o lenta, pérdida de conciencia, convulsiones e hipotermia (disminución de la temperatura corporal). Unas concentraciones muy elevadas de etanol pueden ser causa de muerte.

El consumo prolongado y excesivo de alcohol puede ocasionar problemas muy graves como enfermedad hepática, alteraciones cardiovasculares, depresión y ansiedad (si desea más información consultar el artículo sobre el alcoholismo).

Preguntas Comunes

¿Cómo se utiliza?

La determinación de etanol se puede utilizar tanto para fines médicos como legales. Las muestras y los resultados se tratan de manera distinta dependiendo del fin para el que vayan a utilizarse.

Para fines médicos, el objetivo es identificar la presencia de alcohol para tratar los síntomas del individuo de una manera adecuada. Suelen utilizarse muestras de sangre en las que se determina la concentración de etanol. Cuando una persona acude a urgencias con signos y síntomas sugestivos de una intoxicación etílica, se le puede pedir la determinación de etanol.

Se pueden medir también algunos metabolitos del etanol. Al mismo tiempo, se suelen solicitar otras pruebas como hemograma, glucosa y electrolitos, puesto que muchos otros trastornos pueden producir síntomas similares a los de una intoxicación alcohólica.

Si se sospecha que se ha producido ingesta de otras sustancias también puede solicitarse la determinación de drogas de abuso, pruebas para detectar posibles sobredosis de fármacos o de otros tipos de alcohol como metanol y alcohol isopropílico.

Para fines legales, el objetivo de esta prueba es identificar la presencia de alcohol y evaluar dicha presencia en el contexto de la legislación vigente. La determinación para fines legales debe realizarla personal especializado y la muestra debe seguir una cadena de custodia estricta. La prueba puede solicitarse por ejemplo en las siguientes situaciones:

  • Si un conductor temerario tiene una concentración de alcohol en la sangre superior a la permitida por la ley.
  • Para determinar si un menor de edad ha estado bebiendo.
  • Para confirmar si alguien en libertad condicional se está absteniendo de consumir alcohol o no.
  • Para determinar si el consumo de alcohol puede haber contribuido de manera directa a producir un accidente.

La determinación de etanol post-mortem debe realizarse para determinar si la causa de la muerte puede deberse al alcohol.

La determinación de etanol para fines legales también puede realizarse al azar; algunas empresas también miden la concentración de alcohol a sus empleados. Asimismo puede formar parte de un perfil de pruebas para lograr un seguro de vida. Estas utilidades se consideran para fines legales, puesto que requieren una cadena de custodia.

Las muestras que se determinan para fines legales pueden ser de sangre, orina, aire y/o saliva. La determinación en aire es la que se utiliza con más frecuencia en los conductores. Mediante factores de conversión se obtiene una estimación de la cantidad de alcohol en la sangre.

Para confirmar o refutar estos resultados debe hacerse una comprobación mediante la determinación en la sangre. La determinación en la orina constituye también una alternativa. Normalmente el individuo recoge y descarta la primera muestra de orina y después se le hace recoger una segunda muestra al cabo de 20-30 minutos. La cantidad de alcohol en la primera muestra suele ser variable porque se desconoce cuánto tiempo lleva el individuo sin orinar y, por lo tanto, cuánto tiempo lleva la orina dentro de la vejiga. La segunda muestra reflejará una muestra controlada en el tiempo y puede utilizarse un factor de conversión para estimar la concentración de etanol en sangre. Para monitorizar el consumo de alcohol, se puede solicitar una muestra de orina al azar. La determinación de alcohol en la saliva no se utiliza de manera habitual, aunque puede ser una alternativa.

¿Cuándo se solicita?

El etanol para fines médicos suele solicitarse cuando un individuo presenta signos o síntomas de intoxicación etílica, como:

  • Ojos inyectados en sangre, ojos vidriosos o llorosos.
  • Enrojecimiento de la cara.
  • Párpados caídos.
  • Mirada en blanco o mirada aturdida.
  • Tics o temblores.
  • Dificultad para expresarse.
  • Dificultad para pensar.
  • Alteración de la marcha.
  • Retraso para responder a preguntas o comentarios.
  • Repetición de frases o juicios irracionales.
  • Letargia, modorra, adormecimiento.
  • Vómitos.

Si las concentraciones de etanol son muy altas, pueden aparecer:

  • Confusión, estupor.
  • Tambaleo.
  • Disminución de la frecuencia respiratoria o incluso pausas en la respiración (menos de ocho ciclos por minuto).
  • Pérdida de conciencia.
  • Convulsiones.
  • Palidez cutánea o piel de color azulado.
  • Hipotermia (disminución de la temperatura corporal).

También puede determinarse regularmente el etanol con fines médicos en las personas que se están tratando para conseguir abandonar el consumo de alcohol.

El etanol para fines legales puede solicitarse siempre que exista una razón para sospechar que una persona está cometiendo una ilegalidad en relación a las leyes que rigen el consumo de alcohol, y para determinar si el alcohol tuvo algún papel siempre que se produzca un accidente o una muerte inexplicable. La determinación de alcohol en los empleados de una empresa puede realizarse al azar o cuando existe una sospecha de intoxicación alcohólica. Cuando una persona realiza una solicitud para una póliza de seguro también se le puede determinar la concentración de etanol.

¿Qué significa el resultado?

Para fines médicos, la detección de etanol en una muestra indica que la persona ha estado probablemente bebiendo y la concentración puede dar una idea de la gravedad de la intoxicación. Los síntomas y complicaciones pueden variar mucho de una persona a otra, dependiendo del estado general de salud, de la edad, el sexo y de otras medicaciones que se estén tomando. La capacidad de eliminar alcohol también depende de la función hepática del individuo.

Para fines legales, los resultados obtenidos se comparan con los límites legales permitidos.

En la siguiente tabla se indican algunas posibles interpretaciones de los resultados:

Resultado de etanol en sangre

Interpretación

80 mg/dL (0,05%)

Se considera como intoxicado

Entre 80 y 400 mg/dL (0,05% - 0,40%)

Deterioro cada vez mayor y depresión del sistema nervioso central probable

Superior a 400 mg/dL (0,40%)

Pérdida de conciencia probable; potencialmente fatal

Una persona que consume de manera crónica grandes cantidades de etanol puede desarrollar una tolerancia al mismo y por lo tanto, presentar, a igual concentración de etanol en sangre, síntomas de toxicidad menores y menor deterioro físico que otra persona que no está acostumbrada a beber.

¿Hay algo más que debería saber?

Los resultados de la determinación de etanol en distintos tipos de muestra no son comparables. Las muestras de aire proporcionan una buena estimación de la concentración de etanol en sangre, aunque pueden verse afectadas por el consumo de alcohol en los minutos anteriores a la realización de la prueba, por la presencia de cetonas (exhaladas por personas diabéticas y personas que hacen dieta), y por otras sustancias que contienen alcohol como enjuagues orales y jarabes para la tos.

Las muestras de orina reflejan lo que sucede en la sangre, aunque con un desfase respecto a las concentraciones en sangre. Las máximas concentraciones de alcohol en orina se observan a los 45-60 minutos después del consumo de alcohol; en ese momento, la concentración en orina suele ser 1,3 veces superior a la de la sangre. No obstante, los factores que intervienen en esta relación entre concentraciones de alcohol en sangre y en orina son varios. A veces se recogen dos muestras de orina separadas en el tiempo, descartando la primera y recogiéndose la segunda unos 20-30 minutos después de la primera. Si se procede así, la correlación entre la concentración en sangre y en  orina es mejor.

Las muestras de orina que contienen tanto glucosa como bacterias u hongos (como puede suceder en las personas diabéticas) no deben dejarse a temperatura ambiente durante largos períodos de tiempo, puesto que la presencia de microorganismos puede hacer fermentar la glucosa y producir etanol. Este fenómeno también puede observarse en muestras post-mortem. En algunas ocasiones se pueden determinar dos metabolitos de la serotonina, el 5-HIAA (ácido 5-hidroxiindolacético) y el 5-HTOL (5-hidroxitriptol) para evaluar este fenómeno y confirmar la ingesta de alcohol etílico. Un aumento de la relación 5-HTOL / 5-HIAA puede indicar consumo de alcohol.

En los niños es bastante frecuente que al existir una intoxicación alcohólica se produzca una hipoglucemia (disminución de la concentración de azúcar en sangre) y por este motivo en estas ocasiones el médico suele solicitar la determinación de glucosa junto con la de etanol.

¿Pueden utilizarse los resultados de informes médicos para fines legales?

La Health Insurance Portability and Accountability Act (HIPAA) Privacy Rule en los Estados Unidos permite a los médicos, en determinadas circunstancias, divulgar la información médica necesaria sobre un paciente a las fuerzas del orden, si creen que el paciente representa un peligro grave para sí mismo o para otras personas. Las reglas estatales con respecto a la divulgación de los resultados de las pruebas médicas con fines legales varían entre los países.

¿Es igual el metabolismo del alcohol para todo el mundo?

La norma general establece que el hígado es capaz de metabolizar una bebida por hora, pero existen factores de variación interindividual como son la raza, el sexo, el peso, el consumo de ciertas drogas y fármacos con capacidad para interactuar con el alcohol, y la ingesta de alimentos.

¿Se puede hacer algo para eliminar más rápidamente el alcohol del organismo?

No, el alcohol se tiene que metabolizar en el hígado para eliminarlo, y la velocidad con la que se produce este proceso está regulada por el hígado. La comida enlentece la absorción de etanol y el café puede conseguir que una persona con intoxicación etílica parezca encontrarse más alerta, pero ninguno de estos dos factores acelerará el proceso de eliminación.

Bibliografía

Este artículo está basado en las fuentes bibliográficas que se citan a continuación, así como en la propia experiencia del Comité de expertos y revisores de Lab Tests Online. Además, este apartado es revisado periódicamente por el Consejo Editorial, con el fin de mantenerlo actualizado.

Los enlaces dirigidos a páginas web pueden no estar disponibles por causas ajenas a nuestra voluntad, por lo que pedimos disculpas y agradeceremos que nos informe de estas anomalías para poder subsanarlas.

ClinLab Navigator. Alcohol Urine. Disponible online en http://www.clinlabnavigator.com/Test-Interpretations/alcohol-urine.html?letter=A. Último acceso el 20 de diciembre de 2021

(Actualizado el 19 de enero de 2018). Alcohol Poisoning. Mayo Clinic. Disponible online en https://www.mayoclinic.org/diseases-conditions/alcohol-poisoning/symptoms-causes/syc-20354386.  Último acceso el 20 de diciembre de 2021.

Blood Alcohol Level: Are You Legally Drunk? Nolo Network. Disponible online en http://dui.drivinglaws.org/drink-table.php. Último acceso el 20 de diciembre de 2021.

(Actualizado el 24 de agosto de 2020). Effects of Blood Alcohol Concentrations. U.S. Centers for Disease Control and Prevention. Disponible online en http://www.cdc.gov/Motorvehiclesafety/Impaired_Driving/bac.html. Último acceso el 20 de diciembre de 2021.

(Actualizado el 19 de noviembre de 2019). Ethanol Level. Medscape. Disponible online en http://emedicine.medscape.com/article/2090019-overview#aw2aab6b2. Last updated February 4, 2014. Último acceso el 20 de diciembre de 2021.

Message to Our Nation’s Health Care Providers. U.S. Department of Health and Human Services. Disponible online en  https://ori.hhs.gov/content/message-secretary-health-and-human-services.   Último acceso el 20 de diciembre de 2021.

Pregúntenos

*Importante*: No es posible interpretar los resultados de los análisis clínicos fuera del contexto de la historia clínica del paciente. Rogamos no remita resultados para su interpretación, ya que esta debe ser realizada exclusivamente por su médico. Si tiene dudas sobre esta prueba, puede completar un formulario y solicitar interpretación más detallada sobre el análisis en cuestión. Su consulta se tratará de manera confidencial y será respondida por un profesional del laboratorio clínico.

Es usted profesional sanitario?
CAPTCHA This question is for testing whether or not you are a human visitor and to prevent automated spam submissions.