También conocido como
VEB
EBV
EBV VCA-IgM
EBV VCA-IgG
EBNA-IgG
EA-D IgG
Nombre sistemático
Anticuerpos EBV contra el antígeno de la cápside viral, IgM, IgG; Anticuerpos EBV contra el antígeno nuclear, IgG; Anticuerpos EBV contra el antígeno D temprano; Anticuerpos heterófilos
Este artículo fue revisado por última vez el
Este artículo fue modificado por última vez el 01.02.2022.
Aspectos Generales

¿Por qué hacer el análisis?

Para facilitar el diagnóstico de la mononucleosis infecciosa; para distinguir entre una infección por el virus de Epstein-Barr (VEB) y otras enfermedades que pueden cursar con síntomas similares; para evaluar la susceptibilidad a la infección por el VEB.

¿Cuándo hacer el análisis?

Cuando se tienen síntomas de mononucleosis, pero la prueba para la mononucleosis es negativa; cuando una mujer embarazada tiene síntomas similares a los de la gripe; cuando una persona asintomática ha estado expuesta a otra persona con mononucleosis; o para evaluar la función del sistema inmunitario.

¿Qué muestra se requiere?

La determinación se realiza a partir de una muestra de sangre venosa.

¿Es necesario algún tipo de preparación previa?

Para esta prueba no se necesita ninguna preparación especial.

¿Qué es lo que se analiza?

El virus de Epstein-Barr (VEB) es un virus que generalmente causa una enfermedad leve o moderada. Los análisis de sangre utilizados para diagnosticar el virus de Epstein-Barr detectan los anticuerpos contra el VEB en la sangre y ayudan a establecer un diagnóstico de infección por el VEB.

El virus de Epstein-Barr es muy contagioso y se transmite fácilmente de persona a persona. Está presente en la saliva de las personas infectadas y se puede transmitir a través del contacto cercano, como besos y al compartir utensilios o tazas.

Después de la exposición inicial al VEB, hay un período de varias semanas antes de que aparezcan los síntomas asociados, llamado período de incubación. Durante la infección primaria aguda, el virus se multiplica.Después hay una disminución en el número de virus y se resuelven los síntomas, pero el virus nunca desaparece por completo. El VEB latente permanece en el cuerpo de la persona durante el resto de su vida y puede reactivarse, pero generalmente causa pocos problemas, excepto si el sistema inmunitario de la persona está significativamente debilitado.

La mayoría de las personas se infectan por el VEB en la niñez y experimentan pocos o ningún síntoma. Sin embargo, cuando la infección inicial ocurre en la adolescencia, puede causar mononucleosis infecciosa, una condición asociada con fatiga, fiebre, dolor de garganta, inflamación de los ganglios linfáticos, agrandamiento del bazo y, a veces, agrandamiento del hígado. Estos síntomas ocurren en aproximadamente el 25% de los adolescentes y adultos jóvenes infectados y generalmente se resuelven en uno o dos meses.

Las personas con mononucleosis suelen ser diagnosticadas por sus síntomas y los hallazgos en un hemograma completo y una prueba rápida que evidencia la presencia de anticuerpos heterófilos. Aproximadamente el 25% de las personas con mononucleosis no producen anticuerpos heterófilos y tendrán esta prueba negativa; esto es especialmente común en los niños. Las pruebas de anticuerpos contra el VEB se pueden utilizar para determinar si los síntomas que experimentan estas personas se deben a una infección actual por el VEB.

El VEB es la causa más común de mononucleosis infecciosa. Los ejemplos de otras causas de mononucleosis incluyen citomegalovirus (CMV), hepatitis A, hepatitis B, hepatitis C, rubéola, y toxoplasmosis. A veces, puede ser importante distinguir el VEB de estas otras enfermedades. Por ejemplo, puede ser importante diagnosticar la causa de los síntomas de una enfermedad viral en una mujer embarazada. Las pruebas pueden ayudar a distinguir una infección primaria por VEB, que no se ha demostrado que afecte a un bebé en desarrollo, de una infección por CMV, virus del herpes simple o toxoplasmosis, ya que estas enfermedades pueden causar complicaciones durante el embarazo y pueden dañar al feto.

También puede ser importante descartar la infección por el VEB y buscar otras causas de los síntomas. Por ejemplo, los casos con faringitis estreptocócica, una infección causada por el estreptococo del grupo A, deben ser identificados y tratados con antibióticos. Una persona puede tener una faringitis estreptocócica en lugar de mononucleosis o puede tener ambas afecciones al mismo tiempo.

Se encuentran disponibles varias pruebas para diferentes tipos y clases de anticuerpos contra el VEB. Los anticuerpos son proteínas producidas por el cuerpo en una respuesta inmune a varios antígenos diferentes del virus de Epstein-Barr. Durante una infección primaria por el VEB, el nivel de cada uno de estos anticuerpos contra el virus aumenta y disminuye en varios momentos a medida que avanza la infección. La medición de estos anticuerpos en la sangre puede ayudar en el diagnóstico y, por lo general, proporciona al médico información sobre la etapa de la infección y si se trata de una infección actual, reciente o pasada.

Anticuerpos

Momento en el que se pueden detectar los anticuerpos en sangre

Anticuerpos frente al antígeno de la cápside viral (anticuerpo VCA-IgM)

Los primeros que aparecen después de la exposición al virus; tienden a desaparecer a las 4-6 semanas

Anticuerpos VCA-IgG

Emergen durante la infección aguda y alcanzan el pico máximo a las 2-4 semanas; posteriormente disminuyen lentamente, se estabilizan y se mantienen durante toda la vida

Anticuerpos contra el antígeno D temprano (EA-D)

Aparecen durante la infección aguda y tienden a desaparecer posteriormente; aproximadamente un 20% de los infectados mantienen cantidades detectables de estos anticuerpos durante varios años después de que se haya resuelto la infección

Anticuerpos EBV contra el antígeno nuclear (EBNA)

No suelen aparecer hasta que se ha resuelto la infección aguda; se desarrollan entre 2 y 4 meses después de la infección inicial y se mantienen durante toda la vida

Preguntas Comunes

¿Cómo se utiliza?

Los análisis de sangre para detectar anticuerpos contra el virus de Epstein-Barr (VEB) se usan para ayudar a diagnosticar esta infección (causa más común de mononucleosis infecciosa), en el caso de que una persona sea sintomática y tenga los anticuerpos heterófilos negativos.

En mujeres embarazadas con síntomas de una enfermedad viral, se pueden solicitar una o más pruebas de anticuerpos contra el VEB, junto con pruebas de citomegalovirus (CMV), toxoplasmosis y otras infecciones (como parte de un cribado de TORCH), para ayudar a distinguir entre el VEB y las afecciones que puede causar síntomas similares.

Estas pruebas se pueden solicitar en una persona asintomática para ver si ha estado expuesta previamente al VEB o si es susceptible de una infección primaria por VEB. Esto no se hace de forma rutinaria, pero se puede solicitar cuando alguien, como un adolescente o una persona inmunodeprimida, ha estado en contacto cercano con una persona que tiene mononucleosis infecciosa.

Se suelen solicitar las siguientes pruebas para determinar si una persona es susceptible al VEB, para detectar una infección reciente o una infección previa, o para detectar una infección por VEB reactivada:

  • Antígeno de la cápside vírica (VCA)-IgM.
  • VCA-IgG.
  • Antígeno temprano D (EA-D).
  • Antígeno nuclear de Epstein Barr (EBNA).

¿Cuándo se solicita?

Las pruebas de anticuerpos contra el VEB se pueden solicitar cuando alguien tiene signos y síntomas que sugieren mononucleosis infecciosa, pero tiene una prueba de anticuerpos heterófilos negativa, o bien cuando una mujer embarazada tiene síntomas similares a los de la gripe y se quiere determinar si los síntomas se deben al VEB o a otro microorganismo. Algunos signos y síntomas asociados con la mononucleosis incluyen:

  • Debilidad extrema o fatiga.
  • Fiebre.
  • Dolor de cabeza.
  • Dolor de garganta.
  • Ganglios linfáticos inflamados en el cuello y/o las axilas.
  • Bazo y/o hígado agrandados.

Las pruebas pueden solicitarse cuando un profesional de la salud quiere establecer una exposición previa al VEB. Ocasionalmente, las pruebas pueden repetirse cuando se desea realizar un seguimiento de las concentraciones de anticuerpos (títulos) y/o cuando la primera prueba fue negativa, pero el médico aún sospecha que los síntomas de la persona se deben al VEB.

¿Qué significa el resultado?

Se debe tener cuidado al interpretar los resultados de las pruebas de anticuerpos contra el VEB. Deben tenerse en cuenta los signos y síntomas, así como la historia médica de la persona examinada. Podría ser necesario consultar a un especialista en enfermedades infecciosas, específicamente a uno que tenga experiencia en la prueba del VEB.

Si alguien es positivo para los anticuerpos VCA-IgM, es probable que la persona tenga una infección por el VEB y puede ser al principio del curso de la enfermedad. Si la persona también tiene síntomas asociados con la mononucleosis, lo más probable es que se le diagnostique de ello, incluso si la prueba de anticuerpos heterófilos fue negativa.

Si se tienen pruebas positivas de VCA-IgG y EA-D IgG, es muy probable que la persona tenga una infección por el VEB actual o reciente.

Si el VCA-IgM es negativo pero el VCA-IgG y algún anticuerpo EBNA son positivos, entonces es probable que la persona examinada haya tenido una infección previa por el VEB.

Si una persona es asintomática y negativa para VCA-IgG, es probable que esa persona no haya estado expuesta previamente al VEB y sea vulnerable a la infección.

En general, los niveles crecientes de VCA-IgG tienden a indicar una infección activa por el VEB, mientras que las concentraciones decrecientes tienden a indicar una infección reciente por el VEB que se está resolviendo. Sin embargo, se debe tener cuidado al interpretar las concentraciones de anticuerpos contra el VEB, porque la cantidad de anticuerpo presente no se correlaciona con la gravedad de la infección o con el tiempo que durará. Pueden estar presentes niveles altos de VCA-IgG y pueden persistir en esa concentración por el resto de la vida de una persona.

A continuación, se proporcionan ejemplos de algunos resultados en forma de tabla.

VCA-IgM

VCA-IgG

EA-D, IgG

EBNA, IgG

Possible Interpretation

Negativo

Negativo

Negativo

Negativo

Sin infección, síntomas debidos a otra causa, susceptible a la infección por el VEB

Positivo

Positivo

Negativo

Negativo

Infección primaria

Negativo o positivo

Positivo

Positivo

Negativo

Infección activa, aunque EA-D IgG puede persistir toda la vida en aproximadamente el 20% de las personas

Negativo

Positivo

Negativo

Positivo

Infección pasada

Negativo

Positivo

Positivo

Positivo

Reactivación del virus

¿Hay algo más que debería saber?

La complicación más común de la mononucleosis infecciosa es la rotura del bazo. Otras complicaciones que pueden ocurrir incluyen: dificultad para respirar debido a la inflamación de la garganta, y en raras ocasiones, ictericia, erupciones cutáneas, pancreatitis, convulsiones, y/o encefalitis. El VEB también está asociado con varias formas raras de cáncer, y puede desempeñar un papel importante en ellos, como el linfoma de Burkitt, el linfoma de Hodgkin y el carcinoma nasofaríngeo, así como la esclerosis múltiple y la fibromialgia.

La reactivación del virus rara vez es un problema de salud, excepto si la persona está inmunodeprimida de manera significativa y persistente, como puede suceder en aquellos que tienen VIH, o en los receptores de trasplantes de órganos. Las infecciones primarias en estas personas pueden ser más graves y algunas pueden experimentar síntomas crónicos relacionados con el VEB.

¿Cómo se trata la infección por el virus de Epstein-Barr (VEB) o la mononucleosis infecciosa?

El tratamiento es fundamentalmente de soporte e incluye descanso y reposición de líquidos; además se tratan los síntomas. Es importante evitar realizar deporte o coger peso durante varias semanas o meses para evitar la rotura del bazo. No existe ninguna medicación antivírica o vacuna para acelerar la curación o para prevenir la infección.

¿Pueden los adultos tener mononucleosis?

Sí, aunque no suele ser frecuente puesto que la mayoría de la población ya ha estado expuesta al virus siendo más joven. Cuando esto sucede, se tiende a tener menos inflamación de los ganglios linfáticos y menos dolor de garganta, y contrariamente, más agrandamiento del hígado e ictericia.

¿La infección por EBV y la mononucleosis se dan a nivel mundial?

Sí. Sin embargo, en los países subdesarrollados, la mononucleosis es mucho menos frecuente ya que la población se infecta por el VEB a edades muy tempranas, cuando los síntomas son mínimos.

Si ya he tenido una infección por EBV, ¿puedo seguir teniendo mononucleosis?

No. Una vez que haya tenido una infección por EBV, no contraerá la mononucleosis. Sin embargo, podría experimentar síntomas similares a otra enfermedad viral. En las personas con el sistema inmunitario debilitado, el virus puede reactivarse y causar enfermedades.

¿Por qué a veces se llama a la mononucleosis "la enfermedad del beso"?

Esto se debe a que el VEB está presente en la saliva de un individuo infectado y comúnmente se transmite a través de los besos. También se puede contagiar, especialmente en el caso de los niños, mediante la transferencia de saliva a las manos y/o juguetes, y al compartir utensilios o tazas.

¿Hay otros tipos de pruebas disponibles para el VEB?

Si. Existen pruebas moleculares que pueden detectar y medir el ADN del VEB.

Bibliografía

Este artículo está basado en las fuentes bibliográficas que se citan a continuación, así como en la propia experiencia del Comité de expertos y revisores de Lab Tests Online. Además, este apartado es revisado periódicamente por el Consejo Editorial, con el fin de mantenerlo actualizado.

Los enlaces dirigidos a páginas web pueden no estar disponibles por causas ajenas a nuestra voluntad, por lo que pedimos disculpas y agradeceremos que nos informe de estas anomalías para poder subsanarlas.

(Actualizado el 28 de septiembre de 2020) Centers for Disease Control and Prevention. Epstein-Barr Virus and Infectious Mononucleosis. Disponible online en http://www.cdc.gov/epstein-barr/laboratory-testing.html. Último acceso el 8 de enero de 2022.

(Actualizado el 21 de abril de 2021) Cunha BA, et al. Infectious Mononucleosis Workup. Medscape. Disponible online en http://emedicine.medscape.com/article/222040-workup. Último acceso el 8 de enero de 2022.

(Actualizado el 25 de agosto de 2019) Levy, D. Epstein-Barr virus test. MedlinePlus Medical Encyclopedia. Disponible online en http://www.nlm.nih.gov/medlineplus/ency/article/003513.htm. Último acceso el 8 de enero de 2022.

Pregúntenos

*Importante*: No es posible interpretar los resultados de los análisis clínicos fuera del contexto de la historia clínica del paciente. Rogamos no remita resultados para su interpretación, ya que esta debe ser realizada exclusivamente por su médico. Si tiene dudas sobre esta prueba, puede completar un formulario y solicitar interpretación más detallada sobre el análisis en cuestión. Su consulta se tratará de manera confidencial y será respondida por un profesional del laboratorio clínico.

Es usted profesional sanitario?
CAPTCHA This question is for testing whether or not you are a human visitor and to prevent automated spam submissions.