También conocido como
LDL
LDL-C
Colesterol “malo”
Nombre sistemático
Colesterol de lipoproteínas de baja densidad
Este artículo fue revisado por última vez el
Este artículo fue modificado por última vez el 01.11.2020.
Aspectos Generales
¿Por qué hacer el análisis?

Para establecer el riesgo de desarrollar una enfermedad cardíaca. Para monitorizar la efectividad de la terapia hipolipemiante (disminuye los valores de lípidos en sangre)

¿Cuándo hacer el análisis?

Cribado: en los adultos, como parte de un examen rutinario junto con colesterol o perfil lipídico, como mínimo una vez cada cinco años; en niños y adolescentes, como mínimo una vez entre los 9 y los 11 años y nuevamente entre los 17 y los 21 años.

Seguimiento: esta prueba se debe realizar periódicamente cuando existen factores de riesgo cardiovascular; cuando en algún análisis previo se encuentran unos resultados alterados y/o para monitorizar la eficacia del tratamiento. 

 

¿Qué muestra se requiere?

La determinación se realiza a partir de una muestra de sangre venosa; a veces por punción en un dedo.

¿Es necesario algún tipo de preparación previa?

Es necesario mantener un ayuno mínimo de 12 horas antes de la realización de la prueba; sólo se permite beber agua. En particular, a los jóvenes (de 2 a 24 años) sin factores de riesgo se les puede hacer la prueba sin ayunar. Es importante seguir estrictamente las instrucciones.

Quizás pueda encontrar los resultados de los análisis que se le han realizado en la página web de su laboratorio. Sin embargo, actualmente está en Lab Tests Online. Es posible que haya sido dirigido aquí por el sitio web de su laboratorio para que así pueda conseguir información útil sobre la (s) prueba (s) que se realizó.

Lab Tests Online es un sitio web de educación para el paciente que ofrece información sobre pruebas de laboratorio y que fue galardonado en el año 2009 con el Premio a las Mejores Iniciativas de Servicio al Paciente que convoca la Fundación Farmaindustria en el apartado correspondiente a sociedades científicas y profesionales.

El contenido de esta página ha sido revisado por especialistas del laboratorio. En ella, se proporcionan explicaciones generales de lo que podrían significar los resultados para cada una de las pruebas aquí desarrolladas. Por ejemplo, lo que podría significar obtener un valor alto o bajo en el contexto de su estado de salud.

Para conseguir los resultados de su análisis, deberá dirigirse al sitio web de su laboratorio o comunicarse con su médico.

Los rangos de referencia de las pruebas que se le han realizado los encontrará seguramente en su informe de laboratorio. Normalmente se encuentran a la derecha de los resultados.

Si no dispone del informe de laboratorio y desea obtener un rango de referencia, consulte a su médico o al laboratorio que realizó los análisis. Los resultados de las pruebas de laboratorio no tienen sentido por sí mismos. Toman significado cuando se comparan con los rangos de referencia. Los rangos de referencia son los valores esperados para una persona sana. A veces se les llama también valores "normales". Al comparar el resultado de una prueba con los valores de referencia, se puede ver si el resultado se encuentra fuera del rango de valores esperados. Los valores que están fuera de los rangos esperados pueden proporcionar pistas para ayudar a identificar posibles enfermedades o trastornos. Si bien la precisión de las pruebas de laboratorio ha evolucionado significativamente en las últimas décadas, puede existir cierta variabilidad entre laboratorios debido a las diferencias en los reactivos químicos empleados, las técnicas de medida y los analizadores o instrumentos que se utilizan. Esta es la razón por la que se proporcionan tan pocos rangos de referencia en esta página web. Es importante saber que, para evaluar si los resultados están "dentro de los límites normales", se debe aplicar el rango de referencia proporcionado por el laboratorio que realizó el análisis. Si desea obtener más información, refiérase al artículo Intervalos de referencia y su significado.

¿Qué es lo que se analiza?

Las lipoproteínas de baja densidad (LDL) constituyen una de las clases de lipoproteínas que transportan el colesterol en la sangre. La porción LDL está constituida mayoritariamente por colesterol y por otras sustancias con bajo contenido en proteínas. Normalmente, la determinación de colesterol LDL supone la aplicación de una fórmula que permite calcular la cantidad de colesterol LDL en sangre utilizando los otros resultados de pruebas que integran un perfil lipídico. Ocasionalmente la LDL puede medirse por un método directo.

Para tener un buen estado de salud es importante que los valores de los lípidos en sangre se mantengan dentro de unos determinados márgenes considerados como saludables. Si se come a menudo alimentos ricos en colesterol, en grasas saturadas y en grasas trans no saturadas, o en personas que presentan una predisposición hereditaria, los valores de colesterol en sangre pueden aumentar. El colesterol en exceso puede quedar depositado en la pared de los vasos sanguíneos en forma de placas. Estas placas pueden estrechar o incluso obturar la luz de los vasos sanguíneos, de manera que las arterias se endurecen (aterosclerosis) y sitúan al individuo en un mayor riesgo de sufrir problemas de salud, como la enfermedad cardiovascular y el accidente vascular cerebral.

El colesterol LDL se considera indeseable porque favorece el depósito del exceso de colesterol en las paredes de los vasos sanguíneos y contribuye al endurecimiento de las arterias y a que se produzca la enfermedad cardíaca. Por ello, el colesterol LDL recibe frecuentemente el nombre de colesterol “malo”. Contrariamente, el colesterol HDL tiende a transportar el colesterol desde la sangre hacia el hígado, y juega un papel protector frente a las enfermedades cardíacas, por este motivo se le conoce a menudo como colesterol "bueno".

Accordion Title
Preguntas Comunes
  • ¿Cómo se utiliza?

    La determinación del colesterol LDL, que forma parte del perfil lipídico, se utiliza para evaluar el riesgo de desarrollar una enfermedad cardíaca. Entre todas las formas de colesterol presentes en la sangre, se considera que el colesterol LDL es el más importante para establecer el riesgo de enfermedad cardíaca, así como para controlar si el tratamiento hipolipemiante ha sido eficaz en la reducción de los valores de colesterol.

    Sin embargo, para establecer un plan de tratamiento, los resultados del colesterol LDL deben interpretarse junto con otros factores de riesgo de enfermedad cardíaca. Entre las opciones terapéuticas se incluyen los cambios en el estilo de vida, como dieta y ejercicio, o la toma de medicamentos que contribuyen a disminuir los valores de los lípidos, como las estatinas.

    El colesterol LDL (LDL-C) a menudo no se mide directamente, sino que se calcula a partir de otros componentes del perfil de lípidos, como el colesterol total, el colesterol HDL (HDL-C) y los triglicéridos. En la mayoría de los casos, este cálculo proporciona una buena estimación del LDL-C, pero se vuelve menos preciso en los pacientes con valores de triglicéridos superiores a 400 mg/dL, cirrosis grave y otras afecciones. Para estas personas, la determinación precisa del LDL-C se puede realizar con pruebas directas de LDL-C o con técnicas de pruebas especiales (por ejemplo, cuantificación beta).

  • ¿Cuándo se solicita?

    Muchas organizaciones en el campo de la salud recomiendan que en los adultos sin otros factores de riesgo de enfermedad cardíaca se realice la prueba LDL-C, como parte de un perfil de lípidos en ayunas, con una frecuencia entre cuatro y seis años.

    Es posible que el perfil lipídico se solicite más frecuentemente en personas con uno o varios factores de riesgo cardiovascular. Algunos factores de riesgo son:

    • Fumar cigarrillos.
    • Tener sobrepeso u obesidad.
    • Dieta no saludable.
    • Estar físicamente inactivo.
    • Edad (hombres de 45 años o más, o mujeres de 55 años o más).
    • Hipertensión (tensión arterial de 140/90 o superior, o tomar medicación para la hipertensión).
    • Antecedentes familiares de enfermedad cardíaca prematura (enfermedad cardíaca en familiares varones de primer grado menores de 55 años o menores de 65 años si el familiar es mujer).
    • Enfermedad coronaria preexistente.
    • Diabetes.

    La American Academy of Pediatrics (AAP) recomienda la realización de la prueba en niños y adolescentes una vez entre los 9 y los 11 años, y nuevamente entre los 17 y los 21.

    Los jóvenes con un mayor riesgo de tener una enfermedad cardíaca en la edad adulta deben someterse a exámenes de detección, más tempranos y frecuentes, con un perfil lípido incluido. Los niños de alto riesgo deben someterse a pruebas entre los 2 y los 8 años con un perfil de lípidos en ayunas, según la AAP. Los niños menores de 2 años son demasiado pequeños para hacerse la prueba.

    Monitorización

    Las pruebas de colesterol LDL pueden solicitarse regularmente para valorar la eficacia del tratamiento (dieta, ejercicio o fármacos como las estatinas).

  • ¿Qué significa el resultado?

    En general, unos valores saludables de lípidos ayudan a mantener un corazón sano y reducen el riesgo de padecer un infarto cardíaco o un accidente cerebrovascular.

    Los valores elevados de colesterol LDL son indicativos de tener un riesgo de enfermedad cardíaca. En la evaluación de los valores de colesterol LDL se tienen en cuenta los límites superiores deseables, en función del riesgo del individuo. Según el National Cholesterol Education Program (NCEP), si la persona no presenta otros factores de riesgo, los valores de colesterol LDL deberían interpretarse de la siguiente manera:

    Adultos

    Las organizaciones de salud tienen diferentes recomendaciones de tratamiento en función del riesgo de enfermedad cardiovascular (ECV) previsto.

    Las pautas actuales del Colegio Estadounidense de Cardiología (ACC) y la Asociación Estadounidense de Cardiología (AHA) recomiendan que se utilice una calculadora de riesgo para determinar el riesgo de ECV a los 10 años si se tiene una edad entre 40 y 75 años y no se padece una enfermedad cardíaca previa. En el cálculo se tienen en cuenta muchos factores, incluidos el colesterol total, LDL-C, HDL-C, edad, sexo, raza, presión arterial, diabetes y tabaquismo.

    La ACC y la AHA recomiendan el tratamiento con estatinas en las siguientes situaciones:

    • Si se tiene una enfermedad cardíaca (diagnosticada por la historia médica, imágenes, etc.).
    • Tener un LDL-C superior a 190 mg dL (4,90 mmol / L).
    • Personas entre 40 y 75 años de edad con diabetes y con un valor de LDL-C entre 70-189 mg/dL (1,81-4,90 mmol/L).
    • Personas entre 40 y 75 años de edad con un valor de LDL-C comprendido entre 70-189 mg /dL (1,81-4,90 mmol/L) y un riesgo a los 10 años de desarrollar enfermedad cardíaca superior al 7%.

    El Grupo de Trabajo de Servicios Preventivos de EE.UU. (USPSTF) hace recomendaciones sobre el uso de las estatinas para el tratamiento en los adultos de 40 a 75 años sin antecedentes de enfermedad cardíaca, según los factores de riesgo (es decir, LDL-C mayor de 130 mg/dL [3,37 mmol/L], HDL-C inferior a 40 mg/dL [1,0 mmol/L], diabetes, hipertensión, tabaquismo) y recomienda el uso de la calculadora de riesgo.

    Si se tiene uno o más factores de riesgo y un riesgo de evento de ECV calculado a 10 años de 10% o más, USPSTF recomienda el uso de una estatina de dosis baja a moderada.

    Si se tiene uno o más factores de riesgo y un riesgo de evento cardiovascular calculado a los 10 años de 7,5% a 10%, el USPSTF dice que el médico puede optar por ofrecer una estatina de dosis baja a moderada. Esto se debe a que la probabilidad de que tenga un evento de ECV es menor, por lo que es probable que el beneficio de la estatina sea menor.

    Según el USPSTF, actualmente no hay suficiente evidencia para evaluar la utilidad en los adultos de 21 a 39 años de detectar las concentraciones de lípidos no saludables, o para evaluar los beneficios y riesgos del uso de estatinas en los adultos de 76 años o más sin antecedentes de ECV.

    El uso de la calculadora de riesgos y las pautas de ACC/AHA sigue siendo controvertido y evoluciona a medida que se dispone de más datos. Muchos todavía usan las pautas más antiguas (año 2002) del Panel de Tratamiento para Adultos (ATP) III del NCEP para evaluar los valores de LDL-C y el riesgo de enfermedad cardíaca, como se resume a continuación.

     

    Óptimos

    Casi óptimos

    Moderadamente elevados

    Elevados

    Muy elevados

    Inferiores a 100 mg/dL (2,59 mmol/L); con ECV o diabetes: menos de 70 mg / dL (1,81 mmol/L) 100-129 mg/dL (2,59-3,34)

     

    100-129 mg/dL (2,59-3,34 mmol/L)

    130-159 mg/dL (3,37 - 4,12 mmol/L)

    160-189 mg/dL (4,15-4,90 mmol/L)

    superiores a 190 mg/dL (4,90 mmol/L)

     

    Los objetivos están basados en los factores de riesgo individuales (por ejemplo: antecedentes familiares, tabaquismo, diabetes, presión arterial alta). Los cambios en el estilo de vida, como modificaciones de la dieta y práctica de ejercicio, son siempre recomendables. En ciertos casos, además, es necesario recurrir al tratamiento farmacológico con fármacos hipolipemiantes como las estatinas.

    Los valores a alcanzar en función de los factores de riesgo son:

    • Colesterol LDL inferior a 100 mg/dL (2,59 mmol/L) si existe enfermedad cardíaca o diabetes.*
    • Colesterol LDL inferior a 130 mg/dL (3,37 mmol/L), si existen 2 o más factores de riesgo,
    • Colesterol LDL inferior a 160 mg/dL (4,14 mmol/L), si existe 1 o ningún factor de riesgo,

    *Algunos organismos recomiendan que la concentración de colesterol LDL sea inferior a 70 mg/dL (1,82 mmol/L) en el caso de que la persona padezca una enfermedad cardíaca o haya sufrido un infarto agudo de miocardio.

    Niños, adolescentes y adultos jóvenes

    Según la American Academy of Pediatrics, en el caso de los niños y adolescentes (entre 2-18 años) sin otros factores de riesgo, el colesterol LDL debe interpretarse como sigue:

    • Inferiores a 110 mg/dL (2,85 mmol/L): aceptable
    • 110 - 129 mg/dL (2,85 - 3,34 mmol/L): moderadamente elevado
    • Superiores a 130 mg/dL (3,36 mmol/L): elevado

    y en el caso de los adultos jóvenes (entre 19-24 años):

    • Inferiores a 120 mg/dL (3,10 mmol/L): aceptable
    • 120 - 159 mg/dL (3.10 - 4.11 mmol/L): moderadamente elevado
    • Superiores a 160 mg/dL (4,12 mmol/L): elevado

    Los valores bajos de colesterol LDL no suelen revestir ninguna importancia y no se monitorizan. Pueden observarse en las personas con un déficit hereditario de lipoproteína y en los estados de hipertiroidismo, en infecciones, inflamaciones o cirrosis.

  • ¿Se puede analizar el colesterol LDL en casa?

    No. Las pruebas se realizan habitualmente en un laboratorio clínico.

  • ¿Qué tratamientos son los recomendados en el caso de que los valores de colesterol LDL estén elevados?

    El primer paso para intentar disminuir los valores de colesterol LDL consiste en introducir cambios en el estilo de vida, disminuyendo la cantidad de grasas saturadas de la dieta, manteniendo un peso adecuado y realizando ejercicio de forma regular. El hecho de seguir una dieta baja en grasas saturadas (menos del 7% de las calorías) consigue disminuir los valores de colesterol LDL alrededor de un 10%. También pueden estar indicados suplementos dietéticos como la fibra.

    En el caso de que estas medidas no sean suficientes se pueden prescribir fármacos. En ciertas personas es necesario combinar diversas estrategias. Las estatinas generalmente se recomiendan como primera opción para reducir el LDL-C, que se controlará a intervalos regulares para asegurarse de que el medicamento esté funcionando. Si el LDL-C está por encima de los valores deseados, el médico puede aumentar la cantidad de fármaco, cambiarlo por otro o posiblemente agregar un segundo fármaco.

  • ¿Cuál es la fórmula empleada para el cálculo del colesterol LDL?

    La fórmula más frecuentemente empleada es la fórmula de Friedewald. Combina los resultados de ciertos componentes del perfil lipídico medidos directamente. La fórmula que se muestra a continuación sólo puede aplicarse si los triglicéridos son inferiores a 400 mg/dL; todos los resultados numéricos deben introducirse en mg/dL.

    Colesterol LDL = Colesterol total - Colesterol HDL - (Triglicéridos / 5)

  • ¿Qué es una prueba directa de colesterol LDL?

    La prueba directa del LDL-C es una medida real de la cantidad de colesterol LDL en la sangre. Por lo general, el valor de LDL-C se calcula mediante la fórmula de Friedewald. En la mayoría de los casos, el LDL-C calculado es una buena estimación del LDL-C, pero se vuelve menos preciso al aumentar los valores de triglicéridos. En este caso se puede solicitar un LDL-C directo. En algunos laboratorios, la prueba directa de LDL-C se realizará automáticamente cuando los valores de triglicéridos sean demasiado altos para calcular el LDL-C.

  • ¿Se puede evaluar el colesterol LDL y el riesgo de enfermedad cardíaca de alguna otra manera?

    La prueba de partículas LDL (LDL-P) es una prueba adicional que puede usarse para ayudar a estimar el riesgo de padecer una ECV. Esta es una prueba que mide la cantidad de partículas de LDL, en lugar de medir la cantidad de colesterol LDL. Para muchas personas, la prueba de LDL-C es un buen indicador del riesgo de tener una ECV, pero la investigación ha encontrado que algunas personas con concentraciones saludables de LDL-C todavía tienen un riesgo aumentado de desarrollar una ECV. De manera similar, las personas con algunas afecciones crónicas como la diabetes pueden tener un mayor riesgo, a pesar de que su LDL-C esté en un rango saludable. Para estas poblaciones, se ha sugerido que la cantidad de partículas de LDL y/o su tamaño podría ser un factor adicional a considerar para determinar el riesgo de ECV.

  • ¿Hay algo más que debería saber?

    El colesterol LDL debe determinarse cuando el individuo no está enfermo. El colesterol LDL disminuye transitoriamente en las enfermedades agudas, después de un infarto agudo de miocardio, o por estrés (cirugía o accidente). Después de tener cualquier enfermedad, se recomienda esperar por lo menos seis semanas para determinar el colesterol LDL.

    Algunos fármacos pueden disminuir los valores del colesterol LDL. Es importante indicar al médico los fármacos que se están tomando.

    En las mujeres, el colesterol LDL suele elevarse durante el embarazo. Debe esperarse un mínimo de seis semanas después del parto para determinar el colesterol LDL.

Bibliografía

Este artículo está basado en las fuentes bibliográficas que se citan a continuación, así como en la propia experiencia del Comité de expertos y revisores de Lab Tests Online. Además, este apartado es revisado periódicamente por el Consejo Editorial, con el fin de mantenerlo actualizado.

Los enlaces dirigidos a páginas web pueden no estar disponibles por causas ajenas a nuestra voluntad, por lo que pedimos disculpas y agradeceremos que nos informe de estas anomalías para poder subsanarlas.

Lab Tests Online. LDL Cholesterol. Octubre 2020. Disponible online en: https://labtestsonline.org/tests/ldl-cholesterol. Último acceso el 28 de octubre de 2020.

Nordestgaard, Børge G., Langsted, Anne, Mora, Samia, et al. Fasting Is Not Routinely Required for Determination of a Lipid Profile: Clinical and Laboratory Implications Including Flagging at Desirable Concentration Cut-points—a Joint Consensus Statement from the European Atherosclerosis Society and European Federation of Clinical Chemistry and Laboratory Medicine. European Heart Journal. Volume 37, Issue 25, 1 July 2016, Pages 1944–1958. Disponible online en: https://doi.org/10.1093/eurheartj/ehw152. Último acceso el 28 de octubre de 2020.

Grundy, Scott M., Stone NJ, Bailey AL, et al. 2018 AHA/ACC/AACVPR/AAPA/ABC/ACPM/ADA/AGS/APhA/ASPC/NLA/PCNA Guideline on the Management of Blood Cholesterol: A Report of the American College of Cardiology/American Heart Association Task Force on Clinical Practice Guidelines. Circulation.2019;139:e1082–e1143. Disponible online en: https://www.ahajournals.org/doi/10.1161/CIR.0000000000000625. Último acceso el 28 de octubre de 2020.

Medline Plus [Internet]. LDL: The "Bad" Cholesterol. Septiembre 2019.  Disponible online en: https://medlineplus.gov/ldlthebadcholesterol.html. Último acceso el 28 de octubre de 2020.

Fernandez-Friera, L., Fuster, V., Lopez-melgar B. et al. Normal LDL-Cholesterol Levels Are Associated With Subclinical Atherosclerosis in the Absence of Risk Factors. Journal of the American College of Cardiology. 2017 Dec 19;70(24):2979-2991. Disponible online en: https://pubmed.ncbi.nlm.nih.gov/29241485/. Último acceso el 28 de octubre de 2020.

Singh N., Kumar, B J, Thimmaraju, K V, et al. (2017 January). Anandaraja Formula or Friedewald Formula, which is a Better Formula for Calculating LDL Cholesterol in Comparison with Direct LDL - Measurement by Homogenous Assay Method. International Journal of Contemporary Medical Research. 2017 Jan; Vol 4 (1). Disponible PDF online en: https://www.ijcmr.com/uploads/7/7/4/6/77464738/ijcmr_1228_feb_18.pdf.Último acceso el 28 de octubre de 2020.

Krishnaveni, P., Gowda, V. Assessing the Validity of Friedewald's Formula and Anandraja's Formula For Serum LDL-Cholesterol Calculation. Journal of Clinical & Diagnostic Research. 2015 Dec; 9(12): BC01–BC04. Disponible online en: https://www.ncbi.nlm.nih.gov/pmc/articles/PMC4717736/. Último acceso el 28 de octubre de 2020.

American Heart Association. What are healthy levels of cholesterol? Available online at Disponible online en: https://www.heart.org/en/health-topics/cholesterol/about-cholesterol/what-your-cholesterol-levels-mean. Último acceso el 28 de octubre de 2020.

Pagana K, Pagana T. Mosby's Manual of Diagnostic and Laboratory Tests. 4th Edition, St. Louis: Mosby Elsevier; 2010, Pp 356-363.

Mayo Clinic [Internet]. High Cholesterol. Agosto 2011. Disponible online en: http://www.mayoclinic.com/health/high-blood-cholesterol/DS00178. Último acceso el 28 de octubre de 2020.

MedlinePlus Medical Encyclopedia [Internet]. VLDL Test. Agosto 2011. Disponible online en: https://medlineplus.gov/ency/article/003494.htm. Último acceso el 28 de octubre de 2020.

Vujovic A, et al. Evaluation of Different Formulas for LDL-C Calculation. Lipids Health Dis, 2010; 9: 27. Disponible online en:  http://www.ncbi.nlm.nih.gov/pmc/articles/PMC2847568/. Último acceso el 28 de octubre de 2020.

Davidson M, et al. Clinical Utility of Inflammatory Markers and Advanced Lipid Testing: Advice from an Expert Panel of Lipid Specialists. Journal of Clinical Lipidology 2011 Sep; 5(5): 338-67.

American Heart Association [Internet]. Cholesterol Levels. Octubre 2012. Disponible online en: http://www.heart.org/HEARTORG/Conditions/Cholesterol/Cholesterol_UCM_001089_SubHomePage.jsp. Último acceso el 28 de octubre de 2020.

Family doctor [Internet]. High Cholesterol. Octubre 2012. Disponible online en: http://familydoctor.org/familydoctor/en/diseases-conditions/high-cholesterol.html. Último acceso el 28 de octubre de 2020.

Kavey R-EW, et al. Expert panel on integrated guidelines for cardiovascular health and risk reduction in children and adolescents: Summary report. Pediatrics 2011; 128: DOI:10.1542/peds.2009-2107C. Disponible online en: https://www.ncbi.nlm.nih.gov/pmc/articles/PMC4536582/.  Último acceso el 28 de octubre de 2020.

KidsHealth.org [Internet]. Cholesterol and Your Child. Octubre 2012. Disponible online en: http://kidshealth.org/parent/medical/heart/cholesterol.html#. Último acceso el 28 de octubre de 2020.

CDC [Internet]. FASTSTATS – Leading Causes of Death. Octubre 2012. Disponible online en: http://www.cdc.gov/nchs/fastats/lcod.htm. Último acceso el 28 de octubre de 2020.

Sekar K. Increased Small Low-Density Lipoprotein Particle Number, A Prominent Feature of the Metabolic Syndrome in the Framingham Heart Study. Circulation. 2006;113:20–29. Disponible online en: http://circ.ahajournals.org/content/113/1/20.full. Último acceso el 28 de octubre de 2020.

Blake G, et al. Low-Density Lipoprotein Particle Concentration and Size as Determined by Nuclear Magnetic Resonance Spectroscopy as Predictors of Cardiovascular Disease in Women. Circulation. 2002;106:1930–1937. Disponible online en: http://circ.ahajournals.org/content/106/15/1930.full. Último acceso el 28 de octubre de 2020.

Blakenstein R, et al. Predictors of Coronary Heart Disease Events Among Asymptomatic Persons With Low Low-Density Lipoprotein Cholesterol. Journal of the American College of Cardiology Volume 58, Issue 4, 19 July 2011, Pp 364–374.

Krauss R. Lipoprotein subfractions and cardiovascular disease risk. Curr Opin Lipidol 2010 Aug;21(4):305-11. Disponible online en: http://www.ncbi.nlm.nih.gov/pubmed/20531184. Último acceso el 28 de octubre de 2020.

Prado K, et al. Low-density lipoprotein particle number predicts coronary artery calcification in asymptomatic adults at intermediate risk of cardiovascular disease. J Clin Lipidol 2011 Sep-Oct;5(5):408-13. Disponible online en: http://www.ncbi.nlm.nih.gov/pubmed/21981843. Último acceso el 28 de octubre de 2020.

Lavie C, et.al. To B or Not to B: Is Non–High-Density Lipoprotein Cholesterol an Adequate Surrogate for Apolipoprotein B? Mayo Clin Proc. 2010 May; 85(5): 446–450. Available online at http://www.ncbi.nlm.nih.gov/pmc/articles/PMC2861974/. Último acceso el 28 de octubre de 2020.

American Heart Association. Good vs. Bad Cholesterol. Enero 2016. Disponible online en: http://www.heart.org/HEARTORG/Conditions/Cholesterol/AboutCholesterol/Good-vs-Bad-Cholesterol_UCM_305561_Article.jsp#.Vy9hEXq9b5M. Último acceso el 28 de octubre de 2020.

Medscape Drugs & Diseases [Internet]. LDL Cholesterol. Enero 2016. Disponible online en: http://emedicine.medscape.com/article/2087735-overview. Último acceso el 28 de octubre de 2020.

Medscape Drugs & Diseases [Internet]. Lipid Management Guidelines. Enero 2016. Disponible online en: http://emedicine.medscape.com/article/2500032-overview. Último acceso el 28 de octubre de 2020.

Medscape [Internet]. Focus More on % LDL Reductions: New JUPITER Data. 2015 Scientific Sessions. Enero 2016. Disponible online en:http://www.medscape.com/viewarticle/854491. Último acceso el 28 de octubre de 2020.

Lloyd-Jones DM, Morris PB, Ballantyne CM, Birtcher KK, Daly Jr DD, DePalma SM, Minissian MB, Orringer CE, Smith SC. 2016 ACC expert consensus decision pathway on the role of non-statin therapies for LDL-cholesterol lowering in the management of atherosclerotic cardiovascular disease risk: a report of the American College of Cardiology Task Force on Clinical Expert Consensus Documents. J Am Coll Cardiol 2016. Disponible PDF online en: https://www.sahta.com/docs/secciones/guias/ACCAHAcholesterolGuideline.pdf. Último acceso el 28 de octubre de 2020.

 

Pregúntenos

*Importante*: No es posible interpretar los resultados de los análisis clínicos fuera del contexto de la historia clínica del paciente. Rogamos no remita resultados para su interpretación, ya que ésta debe ser realizada exclusivamente por su médico. Si tiene dudas sobre esta prueba, puede completar un formulario y solicitar interpretación más detallada sobre el análisis en cuestión. Su consulta se tratará de manera confidencial y será respondida por un profesional del laboratorio clínico.

Es usted profesional sanitario?