También conocido como
Apolipoproteína B-100
apoB100
apoB
Nombre sistemático
Apolipoproteína B
Este artículo fue revisado por última vez el
Este artículo fue modificado por última vez el 24.12.2021.

Aspectos Generales

¿Por qué hacer el análisis?

Para evaluar el riesgo de desarrollar una enfermedad cardiovascular (ECV); a veces en la monitorización del tratamiento para disminuir la concentración de colesterol o para diagnosticar una deficiencia hereditaria poco frecuente de apolipoproteína B (Apo B).

¿Cuándo hacer el análisis?

Cuando existe una historia personal o familiar de enfermedad cardíaca y/o aumento de la concentración de colesterol y triglicéridos, y el médico pretende establecer el riesgo de desarrollar una ECV. A veces se determina regularmente en la monitorización del tratamiento de las concentraciones elevadas de colesterol; o para ayudar a diagnosticar el déficit de Apo B, que es poco frecuente.

¿Qué muestra se requiere?

La determinación se realiza a partir de una muestra de sangre venosa.

¿Es necesario algún tipo de preparación previa?

Para esta prueba no se necesita ninguna preparación especial. Sin embargo, como esta prueba suele solicitarse con otras, como colesterol LDL, colesterol HDL o triglicéridos, que requieren un ayuno de 12 horas, seguramente se le indicará a la persona que respete este tiempo de ayuno.

¿Qué es lo que se analiza?

La apolipoproteína B-100, también conocida como apolipoproteína B o Apo B, es una proteína implicada en el metabolismo de los lípidos, siendo el principal constituyente proteico de las lipoproteínas de muy baja densidad (VLDL) y de baja densidad (LDL, o colesterol "malo"). Esta prueba mide la cantidad de apolipoproteína B (Apo B) en sangre.

Las apolipoproteínas se combinan con los lípidos para transportarlos por todo el torrente circulatorio. Las apolipoproteínas proporcionan integridad estructural a las lipoproteínas y protegen a los lípidos que repelen el agua (hidrofóbicos) situados en su centro. Las lipoproteínas suelen ser ricas en colesterol o en triglicéridos y transportan los lípidos por el organismo para que puedan ser utilizados por las células.

Los quilomicrones son las partículas de lipoproteínas responsables del transporte inicial de lípidos de la dieta desde el tracto digestivo hacia el hígado. En el hígado el organismo vuelve a empaquetar los lípidos de la dieta y los combina con Apo B-100 para formar lipoproteínas de muy baja densidad (VLDL) ricas en triglicéridos. Esta combinación actúa como un taxi repleto de pasajeros en la que la Apo B-100 sería el conductor. A lo largo de su recorrido por el torrente circulatorio, los pasajeros del taxi se van apeando uno a uno.

Una enzima denominada lipoproteína-lipasa elimina los triglicéridos de las VLDL para dar lugar primero a lipoproteínas de densidad intermedia (IDL) y posteriormente a lipoproteínas de baja densidad (colesterol-LDL, o “malo”). Cada partícula de VLDL contiene una molécula de Apo B-100, que queda así retenida a medida que la VLDL pierde triglicéridos y va encogiendo de tamaño, para convertirse en LDL, más rica en colesterol. La Apo B-100 es reconocida por unos receptores que se encuentran en la superficie de muchas células del organismo y promueven la captación de colesterol hacia el interior de  las células.

El colesterol que transportan la LDL y la Apo B-100 es vital para la integridad de la membrana celular, para la producción de hormonas sexuales y de esteroides. Sin embargo, un exceso de LDL puede conducir a depósitos de grasa en la pared arterial (placas) y llevar a un endurecimiento y cicatrización de los vasos sanguíneos. Este proceso conocido como aterosclerosis estrecha los vasos y aumenta el riesgo de padecer un infarto agudo de miocardio.

Las concentraciones de Apo B-100 tienden a ser un espejo de las del colesterol LDL, solicitado rutinariamente como parte de un perfil lipídico. Muchos expertos piensan que la concentración de Apo B puede ser un mejor indicador de riesgo de enfermedad cardiovascular que el colesterol LDL. Otros no están de acuerdo y opinan que la Apo B proprocionaría muy poca información adicional, y por ello no recomiendan su uso. La utilidad clínica de la Apo B y la de otros marcadores emergentes de riesgo cardíaco como la Apo A-I, Lp(a) (lipoproteína A) y proteína C reactiva ultrasensible está sin establecer.

Preguntas Comunes

¿Cómo se utiliza?

La concentración de apolipoproteína B (Apo B) se usa junto con otras pruebas lipídicas para establecer el riesgo individual de desarrollar una enfermedad cardiovascular (ECV).

No se emplea como prueba de cribado en la población general pero puede solicitarse cuando un individuo tiene una historia familiar de enfermedad cardíaca y/o hiperlipidemia o hipercolesterolemia (aumento de lípidos y de colesterol en sangre, respectivamente). Puede usarse, junto con otras pruebas para aclarar la causa de la hiperlipemia, especialmente cuando existe una concentración elevada de triglicéridos.

En algunas ocasiones el médico puede solicitar la Apo A-I (asociada a colesterol HDL o “bueno”) junto con la Apo B para el cálculo del cociente [Apo B / Apo A-I]; este cociente se utiliza a veces como alternativa al cociente entre colesterol total y colesterol HDL en la evaluación del riesgo de enfermedad cardiovascular.

También puede solicitarse la determinación de Apo B en la monitorización de la eficacia de un tratamiento hipolipemiante, como alternativa a la determinación del colesterol no-HDL (el colesterol no-HDL es el resultado de restar el colesterol HDL del colesterol total).

En muy raras ocasiones puede determinarse la Apo B para ayudar a diagnosticar un problema genético que pueda causar una sobreproducción o una infraproducción de Apo B.

¿Cuándo se solicita?

La concentración de Apo B se usa junto con la Apo A-I y otras pruebas lipídicas para establecer el riesgo individual de desarrollar enfermedad cardiovascular (ECV) y cuando un individuo presenta una historia personal o familiar de enfermedad cardíaca y/o hiperlipemia, especialmente si existe una concentración elevada de triglicéridos.

En algunas ocasiones se monitoriza la Apo B en el curso del tratamiento, cuando una persona se está medicando para disminuir las concentraciones de colesterol.

¿Qué significa el resultado?

Concentraciones elevadas de Apo B se corresponden con concentraciones elevadas de colesterol LDL y de colesterol no-HDL, y se asocian a un elevado riesgo de enfermedad cardiovascular (ECV). Los aumentos pueden deberse a una dieta rica en grasas y/o a una disminución del aclaramiento (eliminación) de LDL de la sangre.

Algunos trastornos genéticos constituyen la causa primaria (directa) de unas concentraciones anormales de Apo B. Por ejemplo, la hiperlipidemia familiar combinada es una enfermedad hereditaria que ocasiona aumento de las concentraciones de colesterol y de triglicéridos. La abetalipoproteinemia, también conocida como deficiencia de Apolipoproteína B o síndrome de Bassen-Kornzweig, es un trastorno genético poco frecuente que cursa con concentraciones anormalmente bajas de Apo B.

Pueden observarse concentraciones alteradas de Apo B en distintas situaciones. Valores aumentados de Apo B se observan en:

Se puede encontrar una concentración disminuida de Apo B ante cualquier situación que afecte a la producción de lipoproteínas, o bien que afecte a su síntesis y almacenamiento en el hígado, como por ejemplo:

  • Toma de ciertos fármacos: estrógenos (en mujeres en edad postmenopáusica), lovastatina, simvastatina, niacina y tiroxina.
  • Hipertiroidismo.
  • Malnutrición.
  • Síndrome de Reye.
  • Reducción de peso.
  • Enfermedad grave.
  • Cirugía.
  • Cirrosis.

Un cociente aumentado entre Apo B y Apo A-I puede estar indicando un mayor riesgo de desarrollar enfermedad cardiovascular.

¿Hay algo más que debería saber?

Los quilomicrones, partículas de lipoproteínas que transportan los lípidos de la dieta hacia el hígado, contienen una lipoproteína conocida como apolipoproteína B-48; su tamaño es menor al de la Apo B-100 (aproximadamente la mitad), y se relaciona estructuralmente con esta última. No se considera que la Apo B-48 constituya un factor de riesgo de aterosclerosis, por ello no se mide cuando se solicita la determinación de Apo B. La prueba de la Apo B es específica para Apo B-100.

¿Qué se puede hacer para disminuir la concentración de apolipoproteína B (Apo B)?

La dieta y el ejercicio tienden a disminuir la concentración de LDL (y a aumentar la del colesterol HDL, el bueno) y a disminuir la Apo B, siendo menor así el riesgo cardíaco.

¿Qué podría causar que las concentraciones de Apo B y LDL se mantengan altas a pesar de los cambios en el estilo de vida?

Algunas elevaciones de Apo B-100 (y LDL) se deben a mutaciones en el gen de la Apo B que ocasiona que la Apo B-100 producida no sea reconocida tan fácilmente por los receptores de LDL. Otras se deben a alteraciones en el receptor de la LDL en la célula hepática encargada de reconocer a la Apo B-100. Estos trastornos genéticos dificultan el aclaramiento de LDL de la sangre y resultan en aumentos de LDL y del riesgo de enfermedad cardiovascular.

¿Pueden medirse los niveles de apolipoproteína B (Apo B) en la propia consulta médica?

No. Para medir la Apo B se requiere de una metodología especial y por este motivo la muestra se envía a un laboratorio de referencia.

Bibliografía

Este artículo está basado en las fuentes bibliográficas que se citan a continuación, así como en la propia experiencia del Comité de expertos y revisores de Lab Tests Online. Además, este apartado es revisado periódicamente por el Consejo Editorial, con el fin de mantenerlo actualizado.

Los enlaces dirigidos a páginas web pueden no estar disponibles por causas ajenas a nuestra voluntad, por lo que pedimos disculpas y agradeceremos que nos informe de estas anomalías para poder subsanarlas.

Meeusen J. Apolipoprotein B or Low-Density Lipoprotein Cholesterol: Is It Time for a Twenty-First-Century Lipid Marker? Clin Chem 2018 64 (6), p. 984. Disponible online en http://clinchem.aaccjnls.org/content/64/6/984. Último acceso el 22 de diciembre de 2021.

(Actualizado en octubre de 2019).  Atherosclerotic Cardiovascular Disease (ASCVD) Nontraditional Risk Markers – Cardiovascular Disease Risk Markers (Nontraditional). ARUP Consult. Disponible online en https://arupconsult.com/content/cardiovascular-disease-traditional-risk-markers. Último acceso el 22 de diciembre de 2021.

Morita S. Metabolism and Modification of Apolipoprotein B-Containing Lipoproteins Involved in Dyslipidemia and Atherosclerosis. Biol Pharm Bull 2016. 39, 1-24 Disponible online en https://www.jstage.jst.go.jp/article/bpb/39/1/39_b15-00716/_article. Último acceso el 22 de diciembre de 2021.

Szternel L, et al. Non-fasting lipid profile determination in presumably healthy children: Impact on the assessment of lipid abnormalities. PLoS One. 2018 Jun 21;13(6):e0198433. Disponible online en https://www.ncbi.nlm.nih.gov/pubmed/29927973. Último acceso el 22 de diciembre de 2021.

Kim S, et al. The association between the apolipoprotein B/A-I ratio and coronary calcification may differ depending on kidney function in a healthy population. PLoS One. 2017 Sep 28;12(9):e0185522. Disponible online en https://www.ncbi.nlm.nih.gov/pmc/articles/PMC5619778/. Último acceso el 22 de diciembre de 2021.

(Actualizado el 7 de julio de 2020). Apolipoprotein B100. MedlinePlus Medical Encyclopedia Disponible online en http://www.nlm.nih.gov/medlineplus/ency/article/003502.htm. Último acceso el 22 de diciembre de 2021.

(Actualizado el 25 de junio de 2020). Familial combined hyperlipidemia. MedlinePlus Medical Encyclopedia Disponible online en http://www.nlm.nih.gov/medlineplus/ency/article/000396.htm. Último acceso el 22 de diciembre de 2021.

(Actualizado el 8 de julio de 2021). Apolipoprotein B. Medscape Reference Disponible online en http://emedicine.medscape.com/article/2087335-overview. Último acceso el 22 de diciembre de 2021.

 

Pregúntenos

*Importante*: No es posible interpretar los resultados de los análisis clínicos fuera del contexto de la historia clínica del paciente. Rogamos no remita resultados para su interpretación, ya que esta debe ser realizada exclusivamente por su médico. Si tiene dudas sobre esta prueba, puede completar un formulario y solicitar interpretación más detallada sobre el análisis en cuestión. Su consulta se tratará de manera confidencial y será respondida por un profesional del laboratorio clínico.

Es usted profesional sanitario?
CAPTCHA This question is for testing whether or not you are a human visitor and to prevent automated spam submissions.