También conocido como
Apolipoproteína B-100
Nombre sistemático
Apolipoproteína B
Este artículo fue revisado por última vez el
Este artículo fue modificado por última vez el
20.06.2018.
Aspectos Generales
¿Por qué hacer el análisis?

Para evaluar el riesgo de desarrollar una enfermedad cardiovascular (ECV); a veces en la monitorización del tratamiento para disminuir los niveles de colesterol o para diagnosticar una deficiencia hereditaria poco frecuente de apolipoproteína B (Apo B).

¿Cuándo hacer el análisis?

Cuando existe una historia personal o familiar de enfermedad cardíaca y/o aumento de los niveles de colesterol y triglicéridos, y el médico pretende establecer el riesgo de desarrollar una ECV. A veces se determina regularmente en la monitorización del tratamiento de niveles elevados de colesterol; o para ayudar a diagnosticar el déficit, poco frecuente, de Apo B.

¿Qué muestra se requiere?

La determinación se realiza a partir de una muestra de sangre venosa.

¿Es necesario algún tipo de preparación previa?

Para esta prueba no se requiere ninguna preparación especial. Sin embargo, como esta prueba suele solicitarse con otras que requieren un ayuno de 12 horas, seguramente se le dirá que respecte este tiempo de ayuno.

Quizás pueda encontrar los resultados de los análisis que se le han realizado en la página web de su laboratorio. Sin embargo, actualmente está en Lab Tests Online. Es posible que haya sido dirigido aquí por el sitio web de su laboratorio para que así pueda conseguir información útil sobre la (s) prueba (s) que se realizó.

Lab Tests Online es un sitio web de educación para el paciente que ofrece información sobre pruebas de laboratorio y que fue galardonado en el año 2009 con el Premio a las Mejores Iniciativas de Servicio al Paciente que convoca la Fundación Farmaindustria en el apartado correspondiente a sociedades científicas y profesionales.

El contenido de esta página ha sido revisado por especialistas del laboratorio. En ella, se proporcionan explicaciones generales de lo que podrían significar los resultados para cada una de las pruebas aquí desarrolladas. Por ejemplo, lo que podría significar obtener un valor alto o bajo en el contexto de su estado de salud.

Para conseguir los resultados de su análisis, deberá dirigirse al sitio web de su laboratorio o comunicarse con su médico.

Los rangos de referencia de las pruebas que se le han realizado los encontrará seguramente en su informe de laboratorio. Normalmente se encuentran a la derecha de los resultados.

Si no dispone del informe de laboratorio y desea obtener un rango de referencia, consulte a su médico o al laboratorio que realizó los análisis. Los resultados de las pruebas de laboratorio no tienen sentido por sí mismos. Toman significado cuando se comparan con los rangos de referencia. Los rangos de referencia son los valores esperados para una persona sana. A veces se les llama también valores "normales". Al comparar el resultado de una prueba con los valores de referencia, se puede ver si el resultado se encuentra fuera del rango de valores esperados. Los valores que están fuera de los rangos esperados pueden proporcionar pistas para ayudar a identificar posibles enfermedades o trastornos. Si bien la precisión de las pruebas de laboratorio ha evolucionado significativamente en las últimas décadas, puede existir cierta variabilidad entre laboratorios debido a las diferencias en los reactivos químicos empleados, las técnicas de medida y los analizadores o instrumentos que se utilizan. Esta es la razón por la que se proporcionan tan pocos rangos de referencia en esta página web. Es importante saber que, para evaluar si los resultados están "dentro de los límites normales", se debe aplicar el rango de referencia proporcionado por el laboratorio que realizó el análisis. Si desea obtener más información, refiérase al artículo Intervalos de referencia y su significado.

¿Qué es lo que se analiza?

La apolipoproteína B-100, también conocida como apolipoproteína B o Apo B, es una proteína implicada en el metabolismo de los lípidos, siendo el principal constituyente proteico de lipoproteínas de muy baja densidad (VLDL) y de baja densidad (LDL, o colesterol "malo"). Esta prueba mide la cantidad de apolipoproteína B (Apo B) en sangre.

Las apolipoproteínas se combinan con los lípidos para transportarlos así por todo el torrente circulatorio. Las apolipoproteínas proporcionan integridad estructural a las lipoproteínas y protegen a los lípidos que repelen el agua (hidrofóbicos) situados en su centro. Las lipoproteínas suelen ser ricas en colesterol o en triglicéridos y transportan los lípidos por el organismo para que puedan ser utilizados por las células.

Los quilomicrones son las partículas de lipoproteínas responsables del transporte inicial de lípidos de la dieta desde el tracto digestivo hacia el hígado. En el hígado el organismo vuelve a empaquetar los lípidos de la dieta y los combina con Apo B-100 para formar lipoproteínas de muy baja densidad (VLDL) ricas en triglicéridos. Esta combinación actúa como un taxi repleto de pasajeros en la que la Apo B-100 sería el conductor. A lo largo de su recorrido por el torrente circulatorio, los pasajeros del taxi se van apeando uno a uno.

Una enzima denominada lipoproteína-lipasa elimina los triglicéridos de las VLDL para dar lugar primero a lipoproteínas de densidad intermedia (IDL) y posteriormente a lipoproteínas de baja densidad (colesterol-LDL, o “malo”). Cada partícula de VLDL contiene una molécula de Apo B-100, que queda así retenida a medida que la VLDL pierde triglicéridos y va encogiendo de tamaño, para convertirse en LDL, más rica en colesterol. La Apo B-100 es reconocida por unos receptores que se encuentran en la superficie de muchas células del organismo y promueven la captación de colesterol hacia el interior de  las células.

El colesterol que transportan la LDL y la Apo B-100 es vital para la integridad de la membrana celular, para la producción de hormonas sexuales y de esteroides. Sin embargo, un exceso de LDL puede conducir a depósitos de grasa en la pared arterial (placas) y llevar a un endurecimiento y cicatrización de los vasos sanguíneos. Este proceso conocido como aterosclerosis estrecha los vasos y aumenta el riesgo de infarto agudo de miocardio.

Los niveles de Apo B-100 tienden a ser un espejo de los del colesterol LDL, solicitado rutinariamente como parte de un perfil lipídico. Muchos expertos piensan que la concentración de Apo B puede ser un mejor indicador de riesgo de enfermedad cardiovascular que el colesterol LDL. Otros no están de acuerdo y opinan que la Apo B proprocionaría muy poca información adicional, y por ello no recomiendan su uso. La utilidad clínica de la Apo B y la de otros marcadores emergentes de riesgo cardíaco tales como la Apo A-I, Lp(a) (lipoproteína A) y proteína C reactiva ultrasensible queda por establecer.

¿Cómo se obtiene la muestra para el análisis?
Extracción de la muestra por punción de una vena del antebrazo.

¿Se requiere alguna preparación previa para asegurar la calidad de la muestra?
Para esta prueba no se requiere ninguna preparación especial. Sin embargo, la prueba suele solicitarse junto con otras que requieren un ayuno, como colesterol LDL, colesterol HDL y triglicéridos. Por este motivo, a menudo se indica estar en ayunas desde 12 horas antes de la extracción de la muestra.

NOTA: En el apartado, El laboratorio por dentro, encontrará información sobre la recogida y procesamiento de las muestras de sangre y los cultivos de esputo.

Accordion Title
Preguntas Comunes
  • ¿Cómo se utiliza?

    La concentración de apolipoproteína B (Apo B) se usa junto con otras pruebas lipídicas para establecer el riesgo individual de desarrollar enfermedad cardiovascular (ECV).

    No se emplea como prueba de cribado en la población general pero puede solicitarse cuando un individuo tiene una historia familiar de enfermedad cardíaca y/o hiperlipidemia o hipercolesterolemia (aumento de lípidos y de colesterol en sangre, respectivamente). Puede usarse, junto con otras pruebas para aclarar la causa de la hiperlipemia, especialmente cuando existe una concentración elevada de triglicéridos.

    La ApoB es una proteína implicada en el metabolismo lipídico, siendo el principal constituyente proteico de lipoproteinas como las de muy baja densidad (VLDL) y las de baja densidad (LDL, colesterol "malo"). Las concentraciones de ApoB suelen ser un reflejo de las de colesterol LDL.

    En algunas ocasiones el médico puede solicitar la Apo A-I (asociada a colesterol HDL o “bueno”) junto con la Apo B para el cálculo del cociente [Apo B / Apo A-I]; este cociente se utiliza a veces como alternativa al cociente entre colesterol total y colesterol HDL, en la evaluación del riesgo de enfermedad cardiovascular.

    También puede solicitarse la determinación de Apo B en la monitorización de la eficacia de un tratamiento hipolipemiante, como alternativa a la determinación del colesterol no-HDL (el colesterol no-HDL es el resultado de restar el colesterol HDL del colesterol total).

    En muy raras ocasiones puede determinarse la Apo B para ayudar a diagnosticar un problema genético que pueda causar una sobreproducción o una infraproducción de Apo B.

  • ¿Cuándo se solicita?

    La concentración de Apo B se usa junto con la Apo A-I y otras pruebas lipídicas para establecer el riesgo individual de desarrollar enfermedad cardiovascular(ECV) y cuando un individuo presenta una historia personal o familiar de enfermedad cardíaca y/o hiperlipemia, especialmente si existe una concentración elevada de triglicéridos.

    En algunas ocasiones se monitoriza la Apo B en el curso del tratamiento, cuando una persona se está medicando para disminuir los niveles de colesterol.

  • ¿Qué significa el resultado?

    Concentraciones elevadas de Apo B se corresponden con concentraciones elevadas de colesterol LDL y de colesterol no-HDL, y se asocian a un elevado riesgo de enfermedad cardiovascular (ECV). Los aumentos pueden deberse a una dieta rica en grasas y/o a una disminución del aclaramiento (eliminación) de LDL de la sangre.

    Algunos trastornos genéticos constituyen la causa primaria (directa) de unos niveles anormales de Apo B. Por ejemplo, la hiperlipidemia familiar combinada es una enfermedad hereditaria que ocasiona aumento de los niveles de colesterol y de triglicéridos. La abetalipoproteinemia, también conocida como deficiencia de Apoliproteína B o síndrome de Bassen-Kornzweig, es un trastorno genético poco frecuente que cursa con niveles anormalmente bajos de Apo B.

    Pueden observarse niveles alterados de Apo B en distintas situaciones. Valores aumentados de Apo B se observan en:

    • Diabetes
    • Toma de ciertos fármacos: andrógenos, beta bloquantes, diuréticos, progestágenos (progesterona sintética)
    • Hipotiroidismo
    • Síndrome nefrótico (enfermedad renal)
    • Embarazo (los niveles aumentan temporalmente y vuelven a normalizarse después del parto)

    Se puede encontrar una concentración disminuida de Apo B ante cualquier situación que afecte a la producción de lipoproteínas, o bien que afecte a su síntesis y empaquetamiento en el hígado, como por ejemplo:

    • Toma de ciertos fármacos: estrógenos (en mujeres en edad postmenopáusica), lovastatina, simvastatina, niacina y tiroxina
    • Hipertiroidismo
    • Malnutrición
    • Síndrome de Reye
    • Reducción de peso
    • Enfermedad grave
    • Cirugía
    • Cirrosis

    Un cociente aumentado entre Apo B y Apo A-I puede estar indicando un mayor riesgo de desarrollar enfermedad cardiovascular.

  • ¿Hay algo más que debería saber?

    Algunas elevaciones de Apo B-100 (y LDL) se deben a mutaciones en el gen de la Apo B que ocasiona que la Apo B-100 producida no sea reconocida tan fácilmente por los receptores de LDL. Otras se deben a alteraciones en el receptor de la LDL en la célula hepática encargada de reconocer a la Apo B-100. Estos trastornos genéticos dificultan el aclaramiento de LDL de la sangre y resultan en aumentos de LDL y del riesgo enfermedad cardiovascular.

    Los quilomicrones, partículas de lipoproteínas que transportan los lípidos de la dieta hacia el hígado, contienen una lipoproteína conocida como apolipropoteína B-48; su tamaño es menor al de la Apo B-100 (aproximadamente la mitad), y se relaciona estructuralmente con esta última. No se considera que la Apo B-48 constituya un factor de riesgo de aterosclerosis por ello no se mide cuando se solicita la determinación de Apo B. La prueba de la Apo B es específica para Apo B-100.

  • ¿Qué se puede hacer para disminuir la concentración de apolipoproteína B (Apo B?

    La dieta y el ejercicio tienden a disminuir la concentración de LDL (y a aumentar los de colesterol HDL, el bueno) y a disminuir la Apo B, siendo menor así el riesgo cardíaco.

  • ¿Pueden medirse los niveles de apolipoproteína B (Apo B) en la propia consulta médica?

    No. Para medir la Apo B se requiere de una metodología determinada y por este motivo la muestra se envía a un laboratorio.

Bibliografía

Este artículo esta basado en las fuentes bibliográficas que se citan a continuación, así como en la propia experiencia del Comité de expertos y revisores de Lab Tests Online. Además, este apartado es revisado periódicamente por el Consejo Editorial, con el fin de mantenerlo actualizado.

Los enlaces dirigidos a páginas web pueden no estar disponibles por causas ajenas a nuestra voluntad, por lo que pedimos disculpas y agradeceremos que nos informe de estas anomalías para poder subsanarlas.

Zieve, D. Apolipoproteína B100. MedlinePlus Medical Encyclopedia. http://www.nlm.nih.gov/medlineplus/spanish/ency/article/003502.htm

Zieve, D. Hiperlipidemia combinada familiar. MedlinePlus Medical Encyclopedia. http://www.nlm.nih.gov/medlineplus/spanish/ency/article/000396.htm

Apolipoprotein B, Plasma. Mayo Clinic Mayo Medical Laboratories. http://www.mayomedicallaboratories.com/test-catalog/Overview/80308

Delgado, J. et. al. Cardiovascular Disease (Non-traditional Risk Markers) - Risk Markers - CVD (Non-traditional) ARUP Consult. http://www.arupconsult.com/Topics/CVDRiskMarkerNontrad.html?client_ID=LTD

Ford, E. et. al. Temporal Changes in Concentrations of Lipids and Apolipoprotein B Among Adults With Diagnosed and Undiagnosed Diabetes, Prediabetes, and Normoglycemia Findings From the National Health and Nutrition Examination Survey 1988-1991 to 2005-2008. Medscape Multispecialty from Cardiovasc Diabetol. 2013;12(26)

Elhomsy, G and Griffing, G. Apolipoprotein B. Medscape Reference. http://emedicine.medscape.com/article/2087335-overview

Pagana, Kathleen D. & Pagana, Timothy J. (© 2007).  Mosby’s Diagnostic and Laboratory Test Reference 8th Edition:  Mosby, Inc., Saint Louis, MO., Pp 110-114.

Clarke, W. and Dufour, D. R., Editors (2006).  Contemporary Practice in Clinical Chemistry, AACC Press, Washington, DC.  Winter, W. and Harris, N. Chapter 21: Lipoprotein Disorders, pp 251-259.

Thomas, Clayton L., Editor (1997).  Taber’s Cyclopedic Medical Dictionary.  F.A. Davis Company, Philadelphia, PA [18th Edition].

Abetalipoproteinemia. Genetics Home Reference. http://ghr.nlm.nih.gov/condition=abetalipoproteinemia

Kasper D, et al, eds. (2005) Harrision’s Principles of Internal Medicine 16th edition. McGraw Hill.

Ganda, O. Refining Lipoprotein Assessment in Diabetes: Apolipoprotein B Makes Sense. Medscape from Endocrine Practice. 2009;15(4):370-376

Benderly, M. et. al. Apolipoproteins and Long-Term Prognosis in Coronary Heart Disease Patients. Medscape from American Heart Journal. 2009;157(1):103-110

Pagana, K. D. & Pagana, T. J. (© 2007). Mosby’s Diagnostic and Laboratory Test Reference 8th Edition: Mosby, Inc., Saint Louis, MO. Pp 110-114.

Wu, A. (© 2006). Tietz Clinical Guide to Laboratory Tests, 4th Edition: Saunders Elsevier, St. Louis, MO. Pp 142-145.

Contois J, et.al, Apolipoprotein B and Cardiovascular Disease Risk: Position Statement from the AACC Lipoproteins and Vascular Diseases Division Working Group on Best  Practices, Clin Chem 55 (3): 407. (2009). http://www.clinchem.org/cgi/reprint/55/3/407

Tietz Textbook of Clinical Chemistry and Molecular Diagnostics. Burtis CA, Ashwood ER, Bruns DE, eds. St. Louis: Elsevier Saunders; 2006 pp 916-917, 928-934.

Pregúntenos

*Importante*: No es posible interpretar los resultados de los análisis clínicos fuera del contexto de la historia clínica del paciente. Rogamos no remita resultados para su interpretación, ya que ésta debe ser realizada exclusivamente por su médico. Si tiene dudas sobre esta prueba, puede completar un formulario y solicitar interpretación más detallada sobre el análisis en cuestión. Su consulta se tratará de manera confidencial y será respondida por un profesional del laboratorio clínico.

Es usted profesional sanitario?
Dirección de correo electrónico