Este artículo fue revisado por última vez el
Este artículo fue modificado por última vez el
15.02.2018.
El corazón

El corazón es un músculo del tamaño de un puño localizado en un espacio delimitado entre los dos pulmones conocido como mediastino. El corazón bombea la sangre de manera continua, y late a un ritmo cercano a unas 100.000 pulsaciones diarias. La sangre que moviliza el corazón transporta oxígeno y nutrientes a todo el organismo y también transporta dióxido de carbono y productos de deshecho hacia los pulmones, riñones e hígado para su eliminación.

El corazón mantiene su propio aporte de oxígeno a través de un conjunto de arterias y venas coronarias. El corazón es también un órgano endocrino que produce hormonas como la hormona natriurética atrial (ANP) y el péptido natriurético tipo B (BNP), que se encargan de coordinar la función cardíaca con los vasos sanguíneos y los riñones.

En su interior, el corazón está básicamente vacío. Se divide verticalmente en dos mitades por un septum y cada mitad del corazón tiene dos cavidades internas, las aurículas  en la parte superior y los ventrículos en la inferior. La sangre venosa entra en la parte derecha del corazón por la aurícula derecha y se bombea por el ventrículo derecho hacia los pulmones, donde se libera dióxido de carbono y se incorpora oxígeno. La sangre oxigenada de los pulmones entra a la aurícula izquierda y se bombea desde el ventrículo izquierdo hacia las arterias encargadas de distribuirla por todo el organismo.

Cuatro válvulas cardíacas regulan la dirección y el flujo de la sangre a través del corazón. El ruido característico del latido del corazón se debe a la apertura y cierre de dichas válvulas. El músculo cardíaco propiamiente dicho se conoce como miocardio. Como recubrimiento interno de las cavidades del corazón y de las válvulas se encuentra una membrana llamada endocardio. Envolviendo externamente al corazón se encuentra el pericardio, que es una fina membrana serosa (secretora de fluidos) por su parte interior y fibrosa por el exterior. El pericardio forma una barrera protectora alrededor del corazón que le permite contraerse en un ambiente libre de fricciones.

¿En qué consiste?

Enfermedad cardíaca es un término general que se utiliza para referirse a una gran variedad de trastornos agudos y crónicos que afectan a uno o más componentes del corazón. Cualquier situación que comporte lesión al corazón o disminución del aporte de oxígeno al corazón hace que el corazón sea menos eficiente reduciendo su capacidad de llenado y bombeo de la sangre, lo que repercute tanto directamente sobre el corazón como sobre otros órganos y tejidos. Las enfermedades cardíacas pueden ser congénitas o adquiridas.

La enfermedad cardíaca constituye la primera causa de muerte tanto en hombres como en mujeres.

Entre las enfermedades que más comúnmente afectan al corazón se incluyen las siguientes:

La enfermedad cardíaca coronaria (ECC) y la enfermedad arterial coronaria (EAC) - son las formas más frecuentes de enfermedad cardíaca. Suelen formar parte de una enfermedad cardiovascular (ECV) sistémica, es decir, un estrechamiento de las arterias del corazón y de todo el organismo que acontece con el tiempo debido a la acumulación de depósitos de grasa y que conduce a la formación de placas (aterosclerosis). Este estrechamiento puede limitar de manera significativa la cantidad de sangre transportada por las arterias y disminuir el aporte tisular de oxígeno, tanto al propio corazón como a otros órganos y tejidos. El estrechamiento arterial puede conducir a angina, infarto agudo de miocardio o accidente vascular cerebral.

La angina se caracteriza por causar dolor torácico intermitente a consecuencia de un aporte inadecuado de sangre y de oxígeno hacia el corazón (isquemia). A pesar de que las arterias coronarias se van estrechando progresivamente, los síntomas no aparecen hasta que prácticamente se interrumpe la totalidad de flujo sanguíneo en alguna zona del corazón, pudiendo causar dolor torácico después de realizar ejercicio; el dolor se volverá más severo y aparecerá con mayor frecuencia conforme pasa el tiempo. Si el dolor torácico aparece en reposo o ante un mínimo esfuerzo se habla de angina inestable.

En un infarto agudo de miocardio (IAM) se produce la muerte de las células musculares cardíacas debido a un bloqueo del flujo sanguíneo en las arterias coronarias que son las que suministran sangre oxigenada a las células cardíacas. Esto se traduce en la aparición de manera brusca de dolor torácico. Las formas de dolor torácico de inicio brusco o súbito que engloban el infarto agudo de miocardio y la angina inestable constituyen lo que se conoce como síndrome coronario agudo (SCA).

La insuficiencia cardíaca, normalmente conocida como insuficiencia cardíaca congestiva (ICC), provoca que el corazón sea menos eficiente en el bombeo de la sangre y sea incapaz de llenar o vaciar completamente sus cámaras; existe una dificultad para proveer al resto del organismo de sangre oxigenada. Como consecuencia, la sangre se acumula en las piernas, las manos, los pies, los pulmones y el hígado, provocando edemas (hinchazón), dificultad para respirar y fatiga. Puede aparecer una insuficiencia cardíaca transitoria debida a una causa transitoria; sin embargo, la insuficiencia cardíaca suele ser una situación crónica que empeora con el paso del tiempo (aunque mejora con tratamiento).

La cardiomiopatía es una anomalía del músculo cardíaco:

  • Cardiomiopatía dilatada - una o varias cámaras del corazón se dilatan
  • Cardiomiopatía hipertrófica - una o varias paredes cardíacas se engrosan
  • Cardiomiopatía restrictiva - ocasionalmente se puede acumular material anómalo en las paredes del corazón, reduciendo la flexibilidad de las paredes de los ventrículos
  • Cardiomiopatía isquémica - disminución del flujo sanguíneo al corazón
  • Cardiomiopatía idiopática - cuando se desconoce la causa de la miocardiopatía

La miocarditis hace referencia a una inflamación del músculo cardíaco. A menudo se presenta con una dificultad respiratoria de inicio brusco o con arritmias. Puede desencadenar una insuficiencia cardíaca de rápida instauración.

La enfermedad pericárdica es una enfermedad del saco o membrana que envuelve al corazón. La pericarditis o inflamación del pericardio puede provocar un aumento de la fricción al latir el corazón y dolor torácico.

La endocarditis es una inflamación de la membrana que recubre internamente el corazón y las válvulas cardíacas.

La fibrilación auricular es una forma de arritmia (irregularidad del ritmo cardíaco) que favorece la formación de coágulos de sangre; estos coágulos pueden ser la causa de un accidente vascular cerebral. Además pueden desarrollarse otras complicaciones cardíacas e insuficencia cardíaca.

Entre los trastornos que afectan a las válvulas cardíacas se encuentran:

  • Prolapso - parte de la válvula protruye hacia la aurícula, impidiendo un sellado completo, lo que conduce a regurgitación (la sangre vuelve hacia atrás) y a un aumento del riesgo de sufrir endocarditis
  • Estenosis - estrechamiento de la apertura de la válvula que puede afectar al flujo de sangre. En función de la válvula afectada se habla de estenosis pulmonar, estenosis aórtica o estenosis mitral
 
Son varios los factores o condiciones que pueden contribuir al desarrollo de enfermedad cardíaca, como por ejemplo:
  • Consumo abusivo de alcohol
  • Amiloidosis - enfermedad progresiva rara debida a la presencia de una proteína anómala conocida como amiloide; esta proteína se deposita en diferentes órganos, entre los cuales el corazón, ocasionando fallo tisular y orgánico
  • Uso de esteroides anabolizantes
  • Aterosclerosis - depósitos principalmente de sustancia grasa (lípidos) en las paredes arteriales, que con el tiempo estrechan y endurecen las arterias, y dificultan el flujo normal de sangre
  • Enfermedades autoinmunes, como el lupus
  • Trastornos congénitos - los que se presentan ya desde el nacimiento
  • Diabetes
  • Dieta, especialmente si es rica en grasas saturadas y en colesterol
  • Consumo de drogas de abuso, como cocaína
  • Toma de fármacos empleados en el tratamiento del SIDA o de cánceres
  • Exposición a toxinas o a sustancias químicas tóxicas, como mercurio
  • Hipertensión
  • Infecciones causadas por bacterias, virus u hongos
  • Traumatismos
  • Fiebre reumática - cada vez menos frecuente
  • Estilo de vida sedentario
  • Consumo de tabaco
  • Disfunción tiroidea (hipotiroidismo, hipertiroidismo)
Accordion Title
Acerca de Enfermedad cardíaca
  • Signos y síntomas

    Las enfermedades cardíacas pueden ser agudas (inicio rápido) o crónicas (se desarrollan a lo largo del tiempo), y transitorias, relativamente estables o progresivas. Pueden originar una gran variedad de signos y síntomas que frecuentemente cambian y/o empeoran con el paso del tiempo.

    Las enfermedades cardíacas crónicas pueden presentar episodios de exacerbaciones con sintomatología aguda; estos episodios pueden resolverse espontáneamente o con tratamiento, o pueden persistir e incluso suponer una amenaza para la vida del individuo.

    Las personas con enfermedad cardíaca a edades más tempranas pueden presentar muy poca sintomatología y poco específica como:

    • Fatiga
    • Dificultad al respirar
    • Mareos
    • Náuseas

    Estos síntomas no indican el tipo de enfermedad cardíaca que padece el individuo y pueden verse en multitud de situaciones diferentes.

    A medida que la enfermedad progresa, los signos y síntomas empeoran y pueden aparecer:

    • Hinchazón (edema) en pies, piernas y/o abdomen
    • Arritmia (ritmo cardíaco irregular)
    • Dolor torácico, malestar, sensación de opresión
    • Dolor irradiado normalmente hacia el hombro izquierdo, brazo izquierdo, espalda o mandíbula
    • Incapacidad para dar respuesta a demandas elevadas de oxígeno y para eliminar los productos de deshecho durante la realización de ejercicio físico
    • Contracción insuficiente - llenado o vaciado incompleto
    • Hipertrofia ventricular - aumento del grosor de las paredes del corazón, lo que provoca una disminución en el tamaño de las cámaras cardíacas y también una pérdida de flexibilidad del corazón
  • Pruebas relacionadas

    Los objetivos de las pruebas consisten en poder distinguir entre síntomas relacionados con afectación cardíaca y síntomas debidos a otros procesos. Las pruebas se solicitan para conocer el tipo de enfermedad cardíaca, para determinar si el trastorno es agudo o crónico, para monitorizar un fenómeno cardíaco en progreso -por ejemplo, un infarto agudo de miocardio- y para determinar la severidad y la extensión de la enfermedad.

    Es posible que una enfermedad cardíaca que ocasione pocos síntomas no se detecte hasta que el individuo consulte al médico por síntomas inespecíficos como sensación de fatiga. El médico solicitará entonces toda una serie de pruebas que le permitirán investigar acerca de la causa de los síntomas.

    Pruebas de laboratorio

    Cribado del riesgo de enfermedad cardiovascular (ECV)
    La evaluación del riesgo cardíaco se realiza en personas asintomáticas para establecer su riesgo de desarrollar enfermedad cardíaca coronaria. Entre los factores considerados se incluyen: edad, historia familiar de enfermedad cardíaca, dieta, actividad física y presión arterial. Entre las pruebas de laboratorio se incluyen:

    • Perfil lipídico (colesterol LDL, colesterol HDL, colesterol total, triglicéridos) - conjunto de pruebas que permiten conocer qué cantidad y tipo de lípidos (grasas) existen en la sangre
    • Proteína C reactiva ultrasensible - permite detectar concentraciones bajas de esta proteína, y constituye un marcador de inflamación asociado a aterosclerosis
    • Lipoproteína A (Lp(a)) - para identificar si existen concentraciones elevadas de lipoproteína (a); se corresponde con una modificación del colesterol LDL que hace aumentar el riesgo de aterosclerosis

    Si desea más información, refiérase a Riesgo cardíaco.

    Diagnóstico de un infarto agudo de miocardio
    Cuando una persona acude a urgencias con un síndrome coronario agudo (SCA), se evalúa toda una variedad de pruebas de laboratorio y  pruebas de imagen. Todas ellas sirven para conocer la causa del dolor y la severidad del proceso. Es importantísima la confirmación del diagnóstico lo antes posible, ya que a menudo el tratamiento de un infarto de miocardio debe iniciarse en un período de tiempo muy corto desde el inicio de los síntomas.

    Entre las pruebas se incluyen:

    • Troponina - el marcador más cardioespecífico y el más comúnmente solicitado; su concentración aumenta a las pocas horas de la lesión cardíaca y permanece elevada hasta durante dos semanas
    • CK-MB - una forma concreta del enzima creatinacinasa, que se halla fundamentalmente en el músculo cardíaco y cuya concentración aumenta ante lesiones de las células musculares cardíacas. Esta prueba ha sido prácticamente sustituida por la determinación de troponina
    • BNP o NT-proBNP - liberado por el organismo como respuesta natural a la insuficiencia cardíaca; niveles aumentados de BNP indican, aunque no son diagnósticos de infarto de miocardio- un elevado riesgo de complicaciones cardíacas en personas con síndrome coronario agudo
     
    Pruebas solicitadas cuando se sospechan otras enfermedades cardíacas
    • BNP - debido a que el BNP también se libera en situaciones que provocan distensiones o ensanchamiento del corazón, el BNP se mide también en personas con edemas en extremidades inferiores o en abdomen, o en personas con dificultad respiratoria para saber si coexiste una insuficiencia cardíaca
    • Análisis de líquido pericárdico - evaluando este fluido se puede saber si existe una inflamación o infección o si la insuficiencia cardíaca congestiva es la responsable de la acumulación de líquido alrededor del corazón
    • Hemocultivo - para identificar infeciones del corazón (endocarditis)
     
    Otras pruebas de laboratorio más genéricas incluyen:
    • Proteína C reactiva ultrasensible - puede determinarse con finalidades de pronóstico, incluyendo la probabilidad de que aparezcan complicaciones cardíacas en personas con enfermedad cardíaca coronaria estable o síndrome coronario agudo (SCA)
    • Gases en sangre (gasometría) - para evaluar el oxígeno, el dióxido de carbono y el pH
    • Pruebas para evaluar la función de distintos órganos
    • Electrolitos - normalmente incluyen tres o cuatro pruebas que ayudan a saber si se mantiene el equilibrio entre líquido y sales en el organismo
    • Hemograma - evalúa las células de la sangre y detecta si existe anemia asociada o infecciones

    Otras pruebas
    Se utiliza también toda una serie de pruebas para evaluar el dolor torácico y los otros síntomas que puede presentar el individuo. Entre ellas se incluye:

    • Historia clínica, incluyendo una evaluación de los factores de riesgo como edad, peso, diabetes, consumo de tabaco
    • Exploración física
    • Electrocardiograma (ECG) - permite estudiar la actividad eléctrica del corazón así como su ritmo
    • Ecocardiografía - imagen del corazón obtenida por ultrasonidos

    En función de los resultados de estas pruebas, pueden requerirse estudios adicionales, como:

    • Prueba de esfuerzo
    • Radiografía de tórax
    • Tomografía axial computarizada (TAC)
    • Monitorización electrocardiográfica continua (también conocida como Holter) - se coloca un monitor al individuo para evaluar la actividad cardíaca durante un período de tiempo concreto (normalmente 24 horas)
    • Resonancia magnética nuclear (RMN)
    • Tomografía por emisión de positrones (PET)
    • Estudios con radionucleidos (tipo de prueba de imagen)
    • Cateterismo cardíaco - se introduce un dispositivo fino y flexible normalmente por una arteria de la pierna hasta alcanzar las arterias coronarias, evaluando así el flujo sanguíneo y la presión en el corazón, y el estado de las arterias coronarias
    • Angiografía coronaria - visualización de las arterias coronarias mediante rayos X una vez introducido un contraste radioopaco; se realiza durante el cateterismo
    • Prueba de la mesa inclinada - para evaluar síncopes
     
    Si desea más información acerca de las pruebas de imagen, acceda a este enlace.
  • Tratamiento

    El tratamiento de la enfermedad cardíaca depende de su causa y de la severidad. Las situaciones agudas, como el infarto agudo de miocardio, requieren una intervención médica inmediata para minimizar las lesiones cardíacas. En las situaciones crónicas, los médicos recomiendan una modificación de los estilos de vida (dieta, pérdida de peso, ejercicio supervisado, control de las situaciones estresantes, abandono del consumo de tabaco). También deben controlarse posibles estados de hipertensión y de diabetes, para minimizar su repercusión en el corazón. En el tratamiento de la insuficiencia cardíaca a menudo es necesaria una dieta baja en sal y diuréticos (para intentar disminuir la cantidad de líquidos que se acumula en el organismo), así como fármacos que mejoran la función del músculo cardíaco (digoxina).

    Todos estos tratamientos pueden ser necesarios para controlar los síntomas y la propia enfermedad cardíaca. En ocasiones se requieren intervenciones quirúrgicas (by-pass) para desobstruir las arterias, para sustituir válvulas cardíacas defectuosas o para corregir anomalías congénitas. Si existen infecciones es necesario administrar fármacos antimicrobianos.

    Se sigue trabajando en el desarrollo de nuevos fármacos, procedimientos y recomendaciones para corregir y evitar al máximo la enfermedad cardíaca. Cada individuo debería consultar con su médico acerca de las mejores opciones terapéuticas para su situación en particular.

Bibliografía

NOTA: Este artículo está basado en las fuentes bibliográficas que se citan a continuación, así como en la propia experiencia del Comité de expertos y revisores de Lab Tests Online. Además, este apartado es revisado periódicamente por el Consejo Editorial, con el fin de mantenerlo actualizado.

Los enlaces dirigidos a páginas web pueden no estar disponibles por causas ajenas a nuestra voluntad, por lo que pedimos disculpas y agradeceremos que nos informe de estas anomalías para poder subsanarlas.

American Heart Association. 2013 Prevention Guidelines Tools: CV Risk Calculator. http://my.americanheart.org/professional/StatementsGuidelines/PreventionGuidelines/Prevention-Guidelines_UCM_457698_SubHomePage.jsp

ACC/AHA Guideline on the Assessment of Cardiovascular Risk. Circulation. http://circ.ahajournals.org/content/early/2013/11/11/01.cir.0000437741.48606.98.full.pdf+html

Cleveland Clinic. Blood Tests to Determine Risk of Coronary Artery Disease. http://my.clevelandclinic.org/heart/diagnostics-testing/laboratory-tests/blood-tests-to-determine-risk-of-coronary-artery-disease.aspx

Cleveland Clinic. Electrocardiograph Tests. http://my.clevelandclinic.org/heart/diagnostics-testing/electrocardiograph-tests/default.aspx

National Heart, Lung, and Blood Institute. What Are Coronary Heart Disease Risk Factors? http://www.nhlbi.nih.gov/health/health-topics/topics/hd/

Mayo Clinic. How important is cholesterol ratio? http://www.mayoclinic.org/diseases-conditions/high-blood-cholesterol/expert-answers/cholesterol-ratio/FAQ-20058006

Thomas, Clayton L., Editor (1997). Taber's Cyclopedic Medical Dictionary. F.A. Davis Company, Philadelphia, PA [18th Edition].

Pagana, Kathleen D. & Pagana, Timothy J. (2001). Mosby's Diagnostic and Laboratory Test Reference 5th Edition: Mosby, Inc., Saint Louis, MO.

Congenital Anomalies. The Merck Manual of Diagnosis and Therapy. Section 19. Pediatrics, Chapter 261. www.merck.com/mmpe/sec19/ch295/ch295c.html

Infective Endocarditis. The Merck Manual of Diagnosis and Therapy. Section 16. Cardiovascular Disorders, Chapter 208. Endocarditis. www.merck.com/mmpe/sec07/ch077/ch077a.html

What is Heart Failure. National Heart, Lung, and Blood Institute (NHLBI). http://www.nhlbi.nih.gov/health/dci/Diseases/Hf/HF_All.html

What is Coronary Artery Disease. National Heart, Lung, and Blood Institute (NHLBI). http://www.nhlbi.nih.gov/health/dci/Diseases/Cad/CAD_All.html

What is a Heart Attack?. National Heart, Lung, and Blood Institute (NHLBI). http://www.nhlbi.nih.gov/health/dci/Diseases/HeartAttack/HeartAttack_All.html

Tanser, P.  Effects of Aging.  Merck Manual of Medical Information – Second Home Edition. http://www.merck.com/mmhe/sec03/ch020/ch020d.html

Tanser, P. Heart. Merck Manual of Medical Information – Second Home Edition. http://www.merck.com/mmhe/sec03/ch020/ch020b.html

About Heart Disease. CDC. http://www.cdc.gov/HeartDisease/about.htm

Heart Disease Risk Factors. CDC. http://www.cdc.gov/HeartDisease/risk_factors.htm

Heart Disease Signs and Symptoms. CDC. http://www.cdc.gov/HeartDisease/signs_symptoms.htm

Desvigne-Nickens, P. Heart Disease, Frequently Asked Questions.  WomensHealth.gov. http://www.4woman.gov/faq/heartdis.htm

Cardiovascular disease 101: Know your heart and blood vessels. MayoClinic.com. http://www.mayoclinic.com/health/cardiovascular-disease/HB00032

Cardiovascular Tests and Procedures. Introduction, Cardiac Catheterization, Coronary Artery Bypass Grafting, Echocardiography, Electrocardiography, Electrophysiologic Studies, Imaging Tests, Percutaneous Coronary Interventions, Radionuclide Imaging, Stress Testing, Tilt Table Testing.  Merck Manual for HealthCare Professionals. http://www.merck.com/mmpe/sec07/ch070/ch070a.html

What is Cardiovascular Disease. American Heart Association. http://www.heart.org/HEARTORG/Caregiver/Resources/WhatisCardiovascularDisease/What-is-Cardiovascular-Disease_UCM_301852_Article.jsp

Boudi, F.B. Risk Factors for Coronary Artery Disease. Medscape Reference. http://emedicine.medscape.com/article/164163-overview#showall

Roberts, W. Cardiovascular Disease (Traditional Risk Markers) - Risk Markers - CVD (Traditional). ARUP Consult. http://www.arupconsult.com/Topics/CVDRiskMarkerTrad.html

Delgado, J. et. al. Cardiovascular Disease (Non-traditional Risk Markers) - Risk Markers - CVD (Non-traditional) ARUP Consult. http://www.arupconsult.com/Topics/CVDRiskMarkerNontrad.html

Mayo Clinic Staff (2011 January 12). Heart Disease. MayoClinic.com. http://www.mayoclinic.com/health/heart-disease/DS01120/METHOD=print

Riaz, K. and Aqeel, A. Hypertensive Heart Disease. Medscape Reference. http://emedicine.medscape.com/article/162449-overview