También conocido como
Panel lipídico
Perfil de riesgo coronario
Estudio de dislipemias
Dislipidemia
Nombre sistemático
Perfil lipídico
Este artículo fue revisado por última vez el
Este artículo fue modificado por última vez el 03.12.2020.
Aspectos Generales
¿Por qué hacer el análisis?

Para establecer el riesgo de desarrollar una enfermedad cardiovascular; para el seguimiento del tratamiento de las concentraciones inadecuadas de lípidos.

¿Cuándo hacer el análisis?

Cribado: cuando no existen factores de riesgo: al menos una vez entre los 9 y 11 años de edad, otra entre los 17 y 21 años y posteriormente cada 4-6 años.

Seguimiento: a intervalos regulares cuando existen factores de riesgo, cuando hay antecedentes de resultados alterados o si el paciente está en tratamiento.

¿Qué muestra se requiere?

La determinación se realiza a partir de una muestra de sangre venosa del brazo. En ocasiones, se puede utilizar una muestra de sangre obtenida por punción en el dedo (sangre capilar). Las muestras de sangre capilar se suelen utilizar para los analizadores portátiles, como por ejemplo, durante una campaña de concienciación.

¿Es necesario algún tipo de preparación previa?

Generalmente es necesario estar en ayunas unas 9-12 horas antes de la obtención de la muestra y solamente se puede beber agua. En algunos casos puede realizarse la determinación sin estar el paciente en ayunas. Es importante seguir las instrucciones proporcionadas con la petición analítica, informando si está en ayunas o no en el momento de la extracción de sangre. En los niños y jóvenes sin factores de riesgo, la prueba se puede realizar sin ayunar.

Quizás pueda encontrar los resultados de los análisis que se le han realizado en la página web de su laboratorio. Sin embargo, actualmente está en Lab Tests Online. Es posible que haya sido dirigido aquí por el sitio web de su laboratorio para que así pueda conseguir información útil sobre la (s) prueba (s) que se realizó.

Lab Tests Online es un sitio web de educación para el paciente que ofrece información sobre pruebas de laboratorio y que fue galardonado en el año 2009 con el Premio a las Mejores Iniciativas de Servicio al Paciente que convoca la Fundación Farmaindustria en el apartado correspondiente a sociedades científicas y profesionales.

El contenido de esta página ha sido revisado por especialistas del laboratorio. En ella, se proporcionan explicaciones generales de lo que podrían significar los resultados para cada una de las pruebas aquí desarrolladas. Por ejemplo, lo que podría significar obtener un valor alto o bajo en el contexto de su estado de salud.

Para conseguir los resultados de su análisis, deberá dirigirse al sitio web de su laboratorio o comunicarse con su médico.

Los rangos de referencia de las pruebas que se le han realizado los encontrará seguramente en su informe de laboratorio. Normalmente se encuentran a la derecha de los resultados.

Si no dispone del informe de laboratorio y desea obtener un rango de referencia, consulte a su médico o al laboratorio que realizó los análisis. Los resultados de las pruebas de laboratorio no tienen sentido por sí mismos. Toman significado cuando se comparan con los rangos de referencia. Los rangos de referencia son los valores esperados para una persona sana. A veces se les llama también valores "normales". Al comparar el resultado de una prueba con los valores de referencia, se puede ver si el resultado se encuentra fuera del rango de valores esperados. Los valores que están fuera de los rangos esperados pueden proporcionar pistas para ayudar a identificar posibles enfermedades o trastornos. Si bien la precisión de las pruebas de laboratorio ha evolucionado significativamente en las últimas décadas, puede existir cierta variabilidad entre laboratorios debido a las diferencias en los reactivos químicos empleados, las técnicas de medida y los analizadores o instrumentos que se utilizan. Esta es la razón por la que se proporcionan tan pocos rangos de referencia en esta página web. Es importante saber que, para evaluar si los resultados están "dentro de los límites normales", se debe aplicar el rango de referencia proporcionado por el laboratorio que realizó el análisis. Si desea obtener más información, refiérase al artículo Intervalos de referencia y su significado.

¿Qué es lo que se analiza?

Los lípidos son un conjunto de grasas y de sustancias relacionadas que representan constituyentes importantes de las células y aseguran una fuente de energía. El perfil lipídico mide la concentración de algunas de estas sustancias en la sangre.

Los dos lípidos principales del organismo, el colesterol y los triglicéridos, son transportados por la sangre mediante unas partículas conocidas como lipoproteínas. Cada tipo de lipoproteína está constituida por una combinación de proteína, colesterol, triglicéridos y fosfolípidos. Las partículas que se evalúan en un perfil lipídico se clasifican en lipoproteínas de alta densidad (HDL), lipoproteínas de baja densidad (LDL) y lipoproteínas de muy baja densidad (VLDL).

Un perfil lipídico suele incluir:

  • Colesterol total: mide el colesterol presente en todas las partículas lipídicas.
  • Colesterol HDL (C-HDL): mide el colesterol transportado por las partículas HDL; a menudo conocido como "colesterol bueno", ya que las HDL transportan el exceso de colesterol hacia el hígado para que se elimine.
  • Colesterol LDL (C-LDL): mide o calcula el colesterol transportado por las partículas LDL. También se le conoce como "colesterol malo" porque hace que el exceso de colesterol se deposite en las paredes de los vasos sanguíneos, contribuyendo a la aterosclerosis. Normalmente, la cantidad de C-LDL se calcula a partir del colesterol total, del C-HDL y de los triglicéridos
  • Triglicéridos: mide la cantidad total de triglicéridos en todas las partículas lipoproteicas. La mayor parte se encuentra en las partículas VLDL

Además, en el perfil lipídico puede incluirse información adicional, obtenida a partir de los resultados de las pruebas comentadas anteriormente:

  • Colesterol VLDL (C-VLDL): calculado dividiendo los triglicéridos entre 5, asumiendo que la composición de las partículas VLDL es normal.
  • Colesterol no-HDL: calculado restando al colesterol total el colesterol HDL.
  • Cociente colesterol/C-HDL: calcula la relación entre colesterol total y C-HDL.

En ocasiones se emplea un perfil lipídico ampliado, en el que se incluye el recuento o la concentración de las partículas de las lipoproteínas LDL (LDL-P), en lugar de medir el colesterol transportado por ellas. Se cree que esta determinación aporta información más ajustada en ciertos individuos para valorar el riesgo cardiovascular.

Para tener un buen estado de salud es muy importante que los niveles de estos lípidos se mantengan dentro de unos límites determinados. A pesar de que el organismo puede producir el colesterol que necesita para asegurar su funcionamiento, parte del colesterol proviene de la dieta. Si se comen grandes cantidades de alimentos ricos en colesterol, en grasas saturadas y en grasas trans insaturadas (grasas trans), o si se tiene una predisposición genética, las concentraciones de colesterol en sangre pueden aumentar de manera importante. El colesterol sobrante puede depositarse en forma de placas en las paredes de los vasos sanguíneos. Estas placas pueden estrechar e incluso bloquear la luz de los vasos sanguíneos, además de producir un endurecimiento de las arterias (aterosclerosis) y un aumento del riesgo de varias patologías como la enfermedad cardíaca o el accidente vascular cerebral.

Las concentraciones elevadas de triglicéridos en sangre también se asocian a tener un mayor riesgo de desarrollar una enfermedad cardiovascular, aunque la razón aún no se conoce con seguridad.

Accordion Title
Preguntas Comunes
  • ¿Cómo se utiliza?

    El perfil lipídico se utiliza como parte de una escala de valoración del riesgo cardíaco que tiene una persona para desarrollar una enfermedad cardíaca y como guía para la toma de decisiones sobre el tratamiento más recomendable, en función de que el paciente presente un riesgo límite, intermedio o alto. El cribado realizado en la población general puede limitarse a una determinación de colesterol total, realizándose el perfil lipídico en el caso de que el colesterol total esté alterado.

    Los resultados del perfil lipídico se consideran en conjunto con otros factores de riesgo cardíaco para orientar el tratamiento y seguimiento. En función de todos ellos, se plantean distintas alternativas terapéuticas que incluyen cambios en el estilo de vida como dieta y ejercicio físico o fármacos como las estatinas para reducir el colesterol.

  • ¿Cuándo se solicita?

    En adultos sin otros factores de riesgo conocidos de enfermedad cardíaca, se recomienda el estudio cada 4-6 años.

    Si existen otros factores de riesgo o se tienen antecedentes de tener un colesterol elevado, se recomienda la realización del perfil lipídico completo con mayor  frecuencia.

    Algunos factores de riesgo, además de un colesterol LDL elevado, son:

    • Tabaquismo.
    • Sobrepeso u obesidad.
    • Dieta inadecuada.
    • Sedentarismo (no se realiza suficiente ejercicio).
    • Edad (hombres mayores de 45 años y mujeres mayores de 55).
    • Hipertensión (presión sanguínea de 140/90 o superior), o recibir tratamiento farmacológico para mantener la presión sanguínea en niveles normales.
    • Historia familiar de enfermedad cardíaca a edades tempranas (enfermedad cardíaca en un familiar de primer grado, en un varón menor de 55 años o en una mujer menor de 65 años).
    • Antecedentes de enfermedad cardíaca o infarto agudo de miocardio.
    • Diabetes mellitus o prediabetes.

    Los niños, adolescentes y adultos jóvenes (entre 2 y 24 años) sin factores de riesgo se deben realizar un perfil lipídico al menos una vez entre los 9 y 11 años de edad, y otra entre los 17 y 21 años.

    Los niños, adolescentes y adultos jóvenes con factores de riesgo de enfermedad cardíaca deben realizarse el perfil lipídico con mayor frecuencia y de forma más precoz. Algunos factores de riesgo son parecidos a los de los adultos e incluyen una historia familiar de enfermedad cardíaca o la presencia de diabetes, hipertensión arterial o sobrepeso. A los niños que tienen un riesgo elevado se les debería solicitar el perfil lipídico entre los 2 y los 8 años de edad. No se recomienda este tipo de pruebas en los niños menores de 2 años.

    Para más información, consultar los artículos referentes a las pruebas de cribado recomendadas en Niños (2-12), Adolescentes (13-18), Adultos jóvenes (19-29), Adultos (30-49) y Adultos mayores de 50 años.

    Seguimiento

    También puede solicitarse regularmente el perfil lipídico para evaluar si los cambios en el estilo de vida dirigidos a reducir los lípidos (dieta, ejercicio) han resultado eficaces, y para determinar también la eficacia de un tratamiento con estatinas.

  • ¿Qué significa el resultado en un adulto?

    En general, unas concentraciones de lípidos dentro del rango de normalidad permiten mantener un corazón sano y disminuir el riesgo de infarto agudo de miocardio o de accidente vascular cerebral. El médico valorará el colesterol en conjunto con los demás componentes del perfil lipídico, además de otros factores de riesgo de enfermedad cardíaca, para decidir si es necesario instaurar un tratamiento y, decidir el más indicado.

    En el año 2019, la European Society of Cardiology (ESC), junto con la European Atherosclerosis Society (EAS), establecieron unas guías de manejo de las dislipemias para la reducción del riesgo cardiovascular. En general, recomiendan la utilización de la tabla SCORE ajustada a las características de la población de cada país. La calculadora de riesgo calibrada para la población española se puede consultar en la web de Heartscore.

  • ¿Qué significa el resultado en niños, adolescentes y adultos jóvenes?

    En el caso de que existan factores de riesgo para desarrollar una enfermedad cardíaca, se recomienda realizar el cribado mediante un perfil lipídico completo en ayunas. En los niños sin factores de riesgo, no se considera necesario guardar el ayuno antes de la realización de la prueba. En el caso de que se realice la prueba sin estar en ayunas, se calcula el colesterol no-HDL a partir de los resultados de colesterol total y colesterol HDL.

    Los puntos de corte recomendados son los siguientes:

     

    Prueba

    Aceptable (mg/dL)

    Subóptimo (mg/dL)

    Elevado (mg/dL)

    Niños y adolescentes (2-18 años)

    Colesterol total

    inferior a 170

    170 - 199

    superior o igual a 200

     

    Colesterol no-HDL

    inferior a 120

    120 - 144

    superior o igual a 145

    Adultos jóvenes (19-24 años)

    Colesterol total

    inferior a 190

    190 - 224

    superior o igual a 225

     

    Colesterol no-HDL

    inferior a 150

    150 - 189

    superior o igual a 190

    *Adaptado de "Expert panel on integrated guidelines for cardiovascular health and risk reduction in children and adolescents: Summary report." Pediatrics 2011; 128.

  • ¿Qué tratamientos se recomiendan ante una concentración de lípidos inadecuada?

    La base para mantener un corazón sano y tratar el colesterol alto es seguir un estilo de vida saludable, especialmente mediante una dieta baja en grasas saturadas y grasas trans, además de abandonar el tabaco, controlar la hipertensión y la diabetes y realizar ejercicio moderado. Si el paciente tiene dificultades para adoptar estos cambios en el estilo de vida, es posible derivarlo a un nutricionista para recibir asesoramiento.

    Otra opción que se puede barajar cuando los cambios en el estilo de vida por sí solos no surten el efecto deseado es el tratamiento farmacológico con estatinas. El médico deberá asesorar al paciente sobre la indicación del tratamiento en función de la historia clínica, los resultados de la determinación del colesterol LDL y el cálculo del riesgo de desarrollar una enfermedad cardiovascular. Generalmente, las estatinas son el tratamiento de primera elección para disminuir el colesterol LDL. A los pacientes en tratamiento con estatinas se les realizará la determinación del colesterol LDL de forma periódica, para comprobar que el fármaco está ejerciendo su función. Si el colesterol LDL no disminuye lo suficiente, es posible que el médico decida aumentar la dosis o añadir fármacos adicionales.

  • ¿Cuál es la diferencia entre la prevención primaria y la prevención secundaria de la enfermedad cardiovascular?

    La prevención primaria se realiza para reducir el riesgo de sufrir un evento cardiovascular por primera vez (como un infarto agudo de miocardio o un accidente vascular cerebral). Su principal beneficio es que permite prevenir la aparición de la enfermedad cardiovascular, aunque también tiene riesgos relacionados con los posibles efectos adversos del uso de estatinas u otros medicamentos hipolipemiantes durante períodos de tiempo prolongados.

    La prevención secundaria consiste en el tratamiento que se proporciona al paciente después de que éste haya sufrido algún evento cardiovascular. Es probable que también incluya estatinas, pero se realiza para reducir el riesgo de sufrir un segundo evento cardiovascular.

  • Si el resultado de una determinación de colesterol ha sido menor de 200 mg/dL (5,18 mmol/L), ¿es necesario realizar un perfil lipídico?

    Si el colesterol total está por debajo de 200 mg/dL (5,18 mmol/L) y no existe historia familiar de enfermedad cardíaca u otros factores de riesgo, probablemente no es necesario realizar un perfil lipídico completo. Sin embargo, puede ser aconsejable una determinación del colesterol HDL para confirmar que no se encuentra disminuido.

  • ¿En qué consiste la determinación directa de colesterol LDL?

    En la mayoría de los perfiles lipídicos realizados con finalidades de cribado, el colesterol LDL se calcula a partir de las otras determinaciones. No obstante, este cálculo no es válido cuando la concentración de los triglicéridos es superior a 400 mg/dL (4,52 mmol/L). En estos casos se debe medir el colesterol LDL de forma directa (LDL directo) o mediante ultracentrifugación que permita separar las distintas fracciones lipídicas.

  • ¿Es posible realizar el perfil lipídico en casa?

    Existen algunas pruebas para medir el colesterol total que se pueden realizar en casa. Tan solo es necesario realizar una punción en el dedo y dejar caer una gota de sangre en una tira de papel que cambiará de color en función de la concentración de colesterol.

  • ¿Hay algo más que debería saber?

    Existe un interés creciente en medir los triglicéridos en las personas que no han guardado el ayuno. De esta forma la muestra sería más representativa de la concentración habitual de triglicéridos del paciente, ya que la concentración de lípidos a lo largo del día suele ser postprandial (después de comer). Sin embargo, de momento no se sabe con certeza cómo se deberían interpretar estos resultados para establecer un riesgo, por lo que no se ha introducido todavía ninguna modificación a las recomendaciones actuales.

    La evaluación rutinaria del riesgo cardíaco incluye la solicitud de un perfil lipídico en ayunas. Además, se sigue investigando la utilidad de otros marcadores de riesgo cardíaco, como la determinación de partículas LDL (LDL-P), la Lp-PLA2, la proteína C reactiva ultrasensible, la lipoproteína A, la apolipoproteína A o la apolipoproteína B. El médico puede valorar la realización de alguna de estas determinaciones para valorar el riesgo cardíaco de un paciente concreto, pero no existe consenso médico sobre su utilidad y no están disponibles en todos los centros. Para más información, consultar el artículo sobre Riesgo cardíaco.

Enlaces

Pruebas relacionadas:

Estados fisiológicos y enfermedades:

Cribado:

Noticias:

En otras webs:

 

Bibliografía

Este artículo está basado en las fuentes bibliográficas que se citan a continuación, así como en la propia experiencia del Comité de expertos y revisores de Lab Tests Online. Además, este apartado es revisado periódicamente por el Consejo Editorial, con el fin de mantenerlo actualizado.

Los enlaces dirigidos a páginas web pueden no estar disponibles por causas ajenas a nuestra voluntad, por lo que pedimos disculpas y agradeceremos que nos informe de estas anomalías para poder subsanarlas.

Lab Tests Online. Lipid panel. Actualizado el 12 de agosto de 2020. Disponible online en https://labtestsonline.org/tests/lipid-panel. Último acceso el 12/11/2020.

Qingtao Y, et al. Association of total testosterone, free testosterone, bioavailable testosterone, sex hormone–binding globulin, and hypertension. Medicine (Baltimore). 2019 May; 98(20): e15628. doi: 10.1097/MD.0000000000015628

(©2019) Mayo Medical Laboratories. SHBG: Sex Hormone-Binding Globulin (SHBG), Serum: Clinical and Interpretive. Disponible online en https://www.mayomedicallaboratories.com/test-catalog/Clinical+and+Interpretive/9285. Último acceso el 12/11/2020.

ARUP Consult. Male Hypogonadism. Disponible online en https://arupconsult.com/content/hypogonadism-male. Último acceso el 12/11/2020.

Test ID: SHBG9285 Sex Hormone-Binding Globulin (SHBG), Serum Mayo Clinic Mayo Medical Laboratories. Disponible online en http://www.mayomedicallaboratories.com/test-catalog/Overview/9285. Último acceso el 12/11/2020.

Lucidi, R. et. al. Polycystic Ovarian Syndrome. Medscape Reference. Disponible online en http://emedicine.medscape.com/article/256806-overview. Último acceso el 12/11/2020.

Pagana, K. D. & Pagana, T. J. (© 2011). Mosby’s Diagnostic and Laboratory Test Reference 10th Edition: Mosby, Inc., Saint Louis, MO. Pp 928-930.

Tietz Textbook of Clinical Chemistry and Molecular Diagnostics. Burtis CA, Ashwood ER, Bruns DE, eds. St. Louis: Elsevier Saunders; 2006, 2011-2012.

Maggio M, et al. Sex hormone binding globulin levels across the adult lifespan in women - The role of body mass index and fasting insulin. J Endocrinol Invest. 2008 July; 31(7): 597–601. Disponible online en http://www.ncbi.nlm.nih.gov/pmc/articles/PMC2648802/. Último acceso el 12/11/2020.

Reviewer May 2015: Nicole V. Tolan, PhD, DABCC, Associate Director of Chemistry and POCT, BIDMC and Harvard Medical School.

Isbell TS, Jungheim E, Gronowski AM. Reproductive endocrinology and related disorders. In: Burtis CA, Ashwood ER, Burns DE, eds. Tietz textbook of clinical chemistry and molecular diagnostics, Vol. 5th ed: Elsevier, 2012.

Pugeat M, Crave JC, Tourniaire J, Forest MG. Clinical utility of sex hormone-binding globulin measurement. Horm Res 1996;45:148-55.

Wheeler MJ. The determination of bio-available testosterone. Ann Clin Biochem 1995;32:345-57.

Ly LP, Sartorius G, Hull L, Leung A, Swerdloff RS, Wang C, Handelsman DJ. Original article: Accuracy of calculated free testosterone formulae in men. Clinical Endocrinology 2010;73:382-

Pregúntenos

*Importante*: No es posible interpretar los resultados de los análisis clínicos fuera del contexto de la historia clínica del paciente. Rogamos no remita resultados para su interpretación, ya que ésta debe ser realizada exclusivamente por su médico. Si tiene dudas sobre esta prueba, puede completar un formulario y solicitar interpretación más detallada sobre el análisis en cuestión. Su consulta se tratará de manera confidencial y será respondida por un profesional del laboratorio clínico.

Es usted profesional sanitario?