También conocido como
Vasopresina
Hormona antidiurética
Nombre sistemático
Vasopresina; Arginina vasopresina
Este artículo fue revisado por última vez el
Este artículo fue modificado por última vez el
18.04.2018.
Aspectos Generales
¿Por qué hacer el análisis?

Para detectar, diagnosticar y determinar la causa de una deficiencia o de un exceso de hormona antidiurética (ADH); cuando se quiere evaluar el motivo de unos niveles bajos de sodio en sangre (hiponatremia); para distinguir entre los dos tipos de diabetes insípida.

¿Cuándo hacer el análisis?

Cuando los niveles de sodio en sangre están disminuidos o ante sensación de sed persistente, necesidad frecuente de orinar y deshidratación.

¿Qué muestra se requiere?

La determinación se realiza a partir de una muestra de sangre venosa.

¿Es necesario algún tipo de preparación previa?

Para esta prueba no se necesita ninguna preparación especial. Sin embargo, a veces el análisis de ADH se realiza en un contexto de privación de agua para estimular la secreción de la ADH, o de sobrecarga de agua para suprimir la secreción de ADH.

Quizás pueda encontrar los resultados de los análisis que se le han realizado en la página web de su laboratorio. Sin embargo, actualmente está en Lab Tests Online. Es posible que haya sido dirigido aquí por el sitio web de su laboratorio para que así pueda conseguir información útil sobre la (s) prueba (s) que se realizó.

Lab Tests Online es un sitio web de educación para el paciente que ofrece información sobre pruebas de laboratorio y que fue galardonado en el año 2009 con el Premio a las Mejores Iniciativas de Servicio al Paciente que convoca la Fundación Farmaindustria en el apartado correspondiente a sociedades científicas y profesionales.

El contenido de esta página ha sido revisado por especialistas del laboratorio. En ella, se proporcionan explicaciones generales de lo que podrían significar los resultados para cada una de las pruebas aquí desarrolladas. Por ejemplo, lo que podría significar obtener un valor alto o bajo en el contexto de su estado de salud.

Para conseguir los resultados de su análisis, deberá dirigirse al sitio web de su laboratorio o comunicarse con su médico.

¿Qué es lo que se analiza?

La hormona antidiurética (o ADH o vasopresina) participa en la regulación del equilibrio del agua en el organismo, controlando la cantidad de agua que reabsorben los riñones después de que hayan filtrado los desechos de la sangre. Esta prueba mide la cantidad de ADH en sangre.

La ADH se produce en el hipotálamo, en el cerebro, y se almacena en la parte posterior de la glándula pituitaria o hipófisis posterior (localizada en la base del cerebro). La hipófisis secreta ADH en respuesta a una señal enviada por sensores específicos que detectan aumentos de la osmolalidad de la sangre (número de partículas disueltas en la sangre) o disminuciones del volumen sanguíneo. Los riñones responden a la acción de la ADH conservando el agua, produciendo así una orina más concentrada. El agua retenida contribuye a que la sangre se diluya, y en consecuencia la osmolalidad disminuye y el volumen y la presión de la sangre aumentan. En caso de que este mecanismo no sea suficiente para restaurar el balance de agua en el organismo, se pone en marcha el mecanismo de la sed, para que la persona beba más agua.

Son varios los trastornos, situaciones o fármacos que repercuten sobre la cantidad de ADH secretada o sobre la respuesta del riñón a esta hormona. Las deficiencias y los excesos de ADH pueden producir signos y síntomas agudos y crónicos que, si bien muy raramente, pueden poner en peligro la vida del individuo.

En caso de que exista muy poca ADH o de que los riñones no respondan a su acción, el organismo pierde gran cantidad de agua por los riñones, la orina emitida es muy diluida y la sangre se concentra. Además, aparece sensación de sed, se orina frecuentemente, aparece deshidratación y, en caso de no reponer la falta de agua bebiendo más cantidad, la persona afecta desarrolla una hipernatremia (aumento de la concentración de sodio en sangre).

Si existe demasiada ADH, se retiene agua, aumenta el volumen sanguíneo y el afecto puede presentar náuseas, dolores de cabeza, desorientación, letargia e hiponatremia (disminución de la concentración de sodio en sangre).

Para diagnosticar estas situaciones no suele realizarse la prueba de la ADH, ya que con la historia clínica y otras pruebas de laboratorio -como osmolalidad y electrolitos en sangre y en orina- se puede establecer el diagnóstico.

La deficiencia de ADH se conoce como diabetes insípida, de la que existen dos formas: central y nefrogénica:

  • Diabetes insípida central - asociada a falta de producción de ADH por parte del hipotálamo o a falta de secreción de ADH desde la hipófisis. Puede obedecer a distintas causas, entre las cuales se incluyen trastornos hereditarios, traumatismos craneales, tumores cerebrales o infecciones como encefalitis o meningitis.
  • Diabetes insípida nefrogénica - de origen en el riñón, se asocia a una falta de respuesta a la ADH; por lo tanto el riñón es incapaz de concentrar la orina. Puede reconocer una causa hereditaria o puede ser debida a distintas enfermedades renales.

En ambos tipo de diabetes insípida se excretan grandes cantidades de orina diluida.

Los aumentos de la concentración de ADH suelen observarse en los síndromes de secreción inadecuada de ADH (SIADH). SIADH se caracteriza por una producción inapropiada y en exceso de ADH, no debida a una elevada osmolalidad ni a un bajo volumen sanguíneo; en consecuencia se retiene agua, la concentración de sodio en sangre disminuye y también la osmolalidad sanguínea. SIADH puede atribuirse a una gran variedad de enfermedades o trastornos que o bien generan una producción y liberación excesiva de ADH o bien impiden la supresión o inhibición de estos procesos. SIADH puede observarse en algunos cánceres no asociados al hipotálamo ni a la hipófisis, con capacidad para producir ADH o sustancias similares a la ADH (ADH-like). Independientemente de la causa, un exceso de ADH provoca una disminución del sodio en sangre (hiponatremia) así como una disminución de la osmolalidad de la sangre debido a la retención de agua y al aumento de volumen sanguíneo.

¿Cómo se obtiene la muestra para el análisis?
Extracción de la muestra por punción de una vena del antebrazo.

¿Se requiere alguna preparación previa para asegurar la calidad de la muestra?
Para esta prueba no se requiere ninguna preparación especial. Sin embargo, a veces el análisis de ADH se realiza en un contexto de privación de agua para estimular la secreción de la ADH, o de sobrecarga de agua para suprimir la secreción de ADH.

NOTA: En el apartado, El laboratorio por dentro, encontrará información sobre la recogida y procesamiento de las muestras de sangre y los cultivos de esputo.

Accordion Title
Preguntas Comunes
  • ¿Cómo se utiliza?

    La prueba de la hormona antidiurética o ADH se emplea para detectar, diagnosticar y determinar la causa de una deficiencia o de un exceso de esta hormona. No se trata de una prueba ampliamente utilizada debido a que se puede llegar al diagnóstico de las condiciones que se derivan de su falta o de su exceso en función de los signos y síntomas del individduo, y de la historia clínica; sí se solicitan otras pruebas de laboratorio tales como electrolitos y osmolalidad en sangre y en orina.

    La ADH o vasopresina es una hormona producida por el hipotálamo (en el cerebro) y almacenada en la parte posterior de la hipófisis (en la base del cerebro). La ADH participa en la regulación del equilibrio del agua en el organismo. Son varios los trastornos, enfermedades y fármacos que pueden repercutir sobre la cantidad de ADH liberada y sobre la respuesta de los riñones a ella.

    La deficiencia de ADH suele observarse en el contexto de una diabetes insípida. La diabetes insípida central consiste en una disminución de la producción o de la liberación de ADH, mientras que en la diabetes insípida nefrogénica existe una disminución de la respuesta de los riñones a la acción de la ADH. En ambos tipos de diabetes insípida se excreta una gran cantidad de orina muy diluida.

    Para distinguir entre estos dos tipos de diabetes insípida se recurre a veces a una prueba de estimulación de la secreción de ADH, en la que se impide que el individuo beba líquidos. Se toman muestras seriadas de sangre y orina para medir en ellas la osmolalidad antes y después de administrar vasopresina; se miden también los niveles de ADH. Se consigue así monitorizar la respuesta del organismo a la restricción de líquidos y a la administración posterior de ADH. Esta prueba de provocación debe realizarse bajo supervisión médica estricta ya que puede producir una deshidratación severa que podría tener consecuencias en personas con otras enfermedades subyacentes.

    Se observan aumentos de los niveles de ADH en los síndromes de secreción inadecuada de ADH (SIADH). Entre las pruebas que se emplean para evaluar un SIADH se incluyen osmolalidad, sodio, potasio y cloruros tanto en sangre como en orina; a veces se determina la ADH. Ocasionalmente puede realizarse una prueba de sobrecarga con agua para verificar si se produce la supresión o inhibición de la secreción de ADH. En tal caso, se hace beber a la persona en cuestión cantidades concretas de agua y se monitoriza en el tiempo la cantidad de orina producida así como los cambios que se producen en la osmolalidad en sangre y en orina; también se mide la ADH. Esta prueba también debe realizarse bajo supervisión médica estricta ya que puede suponer un riesgo en personas con enfermedad renal, y a veces puede ocasionar hiponatremia (baja concentración de sodio en sangre) severa.

    Para diferenciar SIADH de otros trastornos que pueden producir edema, hiponatremia y/o disminución de la producción de orina, se pueden realizar otras pruebas; entre estos otros trastornos o enfermedades se incluyen insuficiencia cardíaca congestiva, enfermedad hepática, enfermedad renal y enfermedades tiroideas.

  • ¿Cuándo se solicita?

    La ADH se puede solicitar aisladamente o junto con otras pruebas, o bien en el contexto de una prueba de privación de agua u otra de sobrecarga de agua, en los casos en los que se sospecha un exceso o una deficiencia de producción y secreción de ADH. Puede solicitarse cuando se detecta una disminución de los niveles de sodio en sangre sin causa aparente o si existen signos o síntomas de SIADH. Es posible que no existan síntomas en casos de SIADH de instauración gradual, pero en los casos agudos, los signos y síntomas suelen coincidir con los de una intoxicación acuosa, e incluyen:

    • Dolores de cabeza
    • Náuseas, vómitos
    • Confusión
    • Coma y convulsiones, en casos severos

    El médico a veces solicita una ADH si sospecha diabetes insípida, cuando una persona refiere tener mucha sed y orina de manera muy frecuente.

  • ¿Qué significa el resultado?

    Los resultados de la determinación de ADH interpretados aisladamente no son diagnósticos de ninguna enfermedad. Los resultados se deben interpretar junto con la historia clínica, el examen físico y los resultados de otras pruebas. Las deficiencias y los excesos de ADH pueden ser persistentes o transitorios, agudos o crónicos, y pueden ser atribuibles a enfermedades subyacentes, infecciones, trastornos hereditarios o a traumatismos o intervenciones quirúrgicas cerebrales.

    El aumento de la concentración de ADH suele asociarse a SIADH; este puede ser debido a leucemia, linfoma, cáncer de pulmón, cáncer de páncreas, cáncer de vejiga y cáncer cerebral. En estos cánceres los niveles de ADH pueden estar muy elevados. Pueden observarse concentraciones moderadamente aumentadas de ADH en el síndrome de Guillain-Barré, esclerosis múltiple, porfiria aguda intermitente, fibrosis quística, enfisema, tuberculosis y en la infección por VIH. A veces se solicita la ADH para evaluar la causa de una hiponatremia (disminución de la concentración de sodio en sangre) e identificar un SIADH, aunque no es lo más habitual.

    En la diabetes insípida central, en casos en los que se beben cantidades excesivas de agua o si existe una baja osmolalidad en sangre, se detecta disminución de los niveles de ADH. Se observan aumentos de ADH en diabetes insípida nefrogénica, deshidratación, traumatismos y en intervenciones quirúrgicas.

    Con las pruebas de supresión y de estimulación de ADH se pretende evaluar si los niveles de ADH a los estímulos son adecuados, evaluándose también la osmolalidad y la respuesta del riñón a la retención de agua.

    • Prueba de supresión de ADH con una sobrecarga con agua - para diagnosticar SIADH. Las personas con SIADH presentan de manera característica una disminución de los niveles de sodio y una baja osmolalidad en sangre. No producen la cantidad de orina esperada, la osmolalidad en orina es alta en comparación a la de la sangre, y la concentración de ADH es excesiva para lo que sería lo adecuado, ni tampoco disminuye después de la sobrecarga con agua.
    • Prueba de estimulación de ADH por una privación o restricción de agua - útil para diferenciar entre los dos tipos de diabetes insípida
      • Diabetes insípida central - se caracteriza por una producción anormalmente baja de ADH e incapacidad para concentrar la orina, lo que se traduce en un aumento de la osmolalidad de la orina sólo después de administrar ADH, pero no en caso de que no se administre (por los efectos exclusivos de la restricción de agua)
      • Diabetes insípida nefrogénica - se caracteriza por la incapacidad del riñón de responder a la ADH, y por este motivo no se produce ningún cambio en la osmolalidad de la orina antes o después de la administración de ADH; la ADH en sangre está elevada.
  • ¿Hay algo más que debería saber?

    Normalmente, la capacidad de concentrar la orina disminuye con la edad.

    La secreción de ADH aumenta si se está de pie, y también por la noche, si existe dolor, estrés o con el ejercicio físico. La secreción de ADH disminuye en caso de hipertensión y cuando una persona permanece acostada.

    Son varios los fármacos que pueden alterar los niveles de ADH; entre ellos se incluyen:

    • Fármacos que estimulan la liberación de ADH - barbitúricos, desipramina, morfina, nicotina, amitriptilina y carbamazepina
    • Fármacos que promueven o favorecen la acción de la ADH - acetaminofén (paracetamol), metformina, tolbutamida, aspirina, teofilina y fármacos antiinflamatorios no esteroideos (AINEs)
    • Fármacos que hacen disminuir los niveles de ADH o atenúan sus efectos - litio, fenitoína
  • ¿Debería realizarse a todo el mundo la determinación de ADH?

    No. En la mayor parte de la población la ADH se produce adecuadamente y el organismo la utiliza de manera apropiada para mantener el balance hídrico. La medida de ADH no se realiza con finalidades de cribado en la población general.

  • ¿Puede determinarse la ADH en la misma consulta médica?

    La muestra se puede obtener en la consulta médica, pero para la medida de la hormona es necesaria una instrumentación específica de laboratorio. Por otra parte, la prueba no está disponible en todos los laboratorios, por lo que puede ser que se envíe a un laboratorio de referencia. Las pruebas de provocación (restricción de agua o sobrecarga de agua) suelen realizarse en contexto hospitalario, bajo supervisión médica estricta.

  • ¿En qué se diferencian la diabetes insípida y la diabetes mellitus?

    La diabetes mellitus, o sencillamente diabetes, está relacionada con una disminución de la producción de insulina o con una resistencia a la acción de la insulina (resistencia insulínica), y a consecuencia de ello, la concentración de glucosa en sangre aumenta. La diabetes insípida no tiene nada que ver con la insulina ni con la glucosa. En la antigua Grecia se pensó que ambos trastornos eran similares en cuanto a que las personas afectas tenían mucha sed y orinaban con frecuencia; y se diferenciaban porque en uno de los casos la orina era dulce (diabetes mellitus) mientras que en el otro no lo era (diabetes insípida)

  • ¿Existe tratamiento para la diabetes insípida?

    Sí. En la diabetes insípida se puede administrar una forma sintética de ADH como tratamiento sustitutivo. A las personas con diabetes insípida nefrogénica se les recomienda beber cantidades adecuadas de agua para así contrarrestar las pérdidas que se producen por la orina; además, puede ser necesario introducir algunos ajustes en la dieta.

Bibliografía

Este artículo está basado en las fuentes bibliográficas que se citan a continuación, así como en la propia experiencia del Comité de expertos y revisores de Lab Tests Online. Además, este apartado es revisado periódicamente por el Consejo Editorial, con el fin de mantenerlo actualizado.

Los enlaces dirigidos a páginas web pueden no estar disponibles por causas ajenas a nuestra voluntad, por lo que pedimos disculpas y agradeceremos que nos informe de estas anomalías para poder subsanarlas.

Khardori, R. et. al. Diabetes Insipidus. Medscape Reference. http://emedicine.medscape.com/article/117648-overview

Arginine Vasopressin, Plasma. Mayo Clinic Mayo Medical Laboratories. http://www.mayomedicallaboratories.com/test-catalog/Overview/80344

Rennert, N. Examen de la hormona antidiurética en sangre (ADH). MedlinePlus Medical Encyclopedia. http://www.nlm.nih.gov/medlineplus/spanish/ency/article/003702.htm

Pagana, K. D. & Pagana, T. J. (© 2011). Mosby's Diagnostic and Laboratory Test Reference 10th Edition: Mosby, Inc., Saint Louis, MO. Pp 78-80.

Clarke, W., Editor (© 2011). Contemporary Practice in Clinical Chemistry 2nd Edition: AACC Press, Washington, DC. Pp 424-426, 428.

McPherson, R. and Pincus, M. (© 2011). Henry's Clinical Diagnosis and Management by Laboratory Methods 22nd Edition: Elsevier Saunders, Philadelphia, PA. Pp 183-187, 370-373.

Pagana, K. D. & Pagana, T. J. (© 2007). Mosby's Diagnostic and Laboratory Test Reference 8th Edition: Mosby, Inc., Saint Louis, MO. Pp 76-78.

Clarke, W. and Dufour, D. R., Editors (© 2006). Contemporary Practice in Clinical Chemistry: AACC Press, Washington, DC. Pp 133.

Patel, P. Diabetes insípida. MedlinePlus Medical Encyclopedia. http://www.nlm.nih.gov/medlineplus/spanish/ency/article/000377.htm

Ferry, R. et. al. Syndrome of Inappropriate Antidiuretic Hormone Secretion. Emedicine. http://emedicine.medscape.com/article/924829-overview

Mayo Clinic staff. Hyponatremia. MayoClinic.com. http://www.mayoclinic.com/health/hyponatremia/DS00974

Kasper DL, Braunwald E, Fauci AS, Hauser SL, Longo DL, Jameson JL eds, (2005). Harrison's Principles of Internal Medicine, 16th Edition, McGraw Hill, Pp 2097-2102.

Tietz Textbook of Clinical Chemistry and Molecular Diagnostics. Burtis CA, Ashwood ER, Bruns DE, eds. St. Louis: Elsevier Saunders; 2006, Pp 1992-1996.

Los rangos de referencia de las pruebas que se le han realizado los encontrará seguramente en su informe de laboratorio. Normalmente se encuentran a la derecha de los resultados.

Si no dispone del informe de laboratorio y desea obtener un rango de referencia, consulte a su médico o al laboratorio que realizó los análisis. Los resultados de las pruebas de laboratorio no tienen sentido por sí mismos. Toman significado cuando se comparan con los rangos de referencia. Los rangos de referencia son los valores esperados para una persona sana. A veces se les llama también valores "normales". Al comparar el resultado de una prueba con los valores de referencia, se puede ver si el resultado se encuentra fuera del rango de valores esperados. Los valores que están fuera de los rangos esperados pueden proporcionar pistas para ayudar a identificar posibles enfermedades o trastornos. Si bien la precisión de las pruebas de laboratorio ha evolucionado significativamente en las últimas décadas, puede existir cierta variabilidad entre laboratorios debido a las diferencias en los reactivos químicos empleados, las técnicas de medida y los analizadores o instrumentos que se utilizan. Esta es la razón por la que se proporcionan tan pocos rangos de referencia en esta página web. Es importante saber que, para evaluar si los resultados están "dentro de los límites normales", se debe aplicar el rango de referencia proporcionado por el laboratorio que realizó el análisis. Si desea obtener más información, refiérase al artículo Intervalos de referencia y su significado.

Los rangos de referencia de las pruebas que se le han realizado los encontrará seguramente en su informe de laboratorio. Normalmente se encuentran a la derecha de los resultados.

Si no dispone del informe de laboratorio y desea obtener un rango de referencia, consulte a su médico o al laboratorio que realizó los análisis. Los resultados de las pruebas de laboratorio no tienen sentido por sí mismos. Toman significado cuando se comparan con los rangos de referencia. Los rangos de referencia son los valores esperados para una persona sana. A veces se les llama también valores "normales". Al comparar el resultado de una prueba con los valores de referencia, se puede ver si el resultado se encuentra fuera del rango de valores esperados. Los valores que están fuera de los rangos esperados pueden proporcionar pistas para ayudar a identificar posibles enfermedades o trastornos. Si bien la precisión de las pruebas de laboratorio ha evolucionado significativamente en las últimas décadas, puede existir cierta variabilidad entre laboratorios debido a las diferencias en los reactivos químicos empleados, las técnicas de medida y los analizadores o instrumentos que se utilizan. Esta es la razón por la que se proporcionan tan pocos rangos de referencia en esta página web. Es importante saber que, para evaluar si los resultados están "dentro de los límites normales", se debe aplicar el rango de referencia proporcionado por el laboratorio que realizó el análisis. Si desea obtener más información, refiérase al artículo Intervalos de referencia y su significado.

Pregúntenos

*Importante*: No es posible interpretar los resultados de los análisis clínicos fuera del contexto de la historia clínica del paciente. Rogamos no remita resultados para su interpretación, ya que ésta debe ser realizada exclusivamente por su médico. Si tiene dudas sobre esta prueba, puede completar un formulario y solicitar interpretación más detallada sobre el análisis en cuestión. Su consulta se tratará de manera confidencial y será respondida por un profesional del laboratorio clínico.

Es usted profesional sanitario?
Dirección de correo electrónico