También conocido como
Legionella Pneumophila, Enfermedad del legionario, Prueba de la enfermedad del legionario
Nombre sistemático
Antígeno de la Legionella, orina; Cultivo de Legionella; PCR de Legionella
Este artículo fue revisado por última vez el
Este artículo fue modificado por última vez el 26.12.2021.
Aspectos Generales

¿Por qué hacer el análisis?

Para detectar la bacteria Legionella y averiguar si puede ser la causa de neumonías o de síntomas similares a los de la gripe; para investigar los brotes epidémicos de Legionella.

¿Cuándo hacer el análisis?

Cuando existe tos, dolores generalizados, dificultad para respirar, dolor de cabeza, y fiebre con escalofríos, y en algunos casos cuando existe dolor abdominal, diarrea, náuseas y/o alteraciones mentales que el médico sospeche que sean atribuibles a una infección por Legionella.

¿Qué muestra se requiere?

La determinación se realiza a partir de una muestra de orina, de esputo y/o de secreciones respiratorias, o bien a partir de otros fluidos biológicos.

¿Es necesario algún tipo de preparación previa?

Para esta prueba no se necesita ninguna preparación especial.

¿Qué es lo que se analiza?

La Legionella es una bacteria que puede causar una forma grave de neumonía conocida como la enfermedad del legionario. La prueba de la legionella detecta la presencia de dicha bacteria o una parte de esta (antígeno) y es de ayuda para el diagnóstico de la causa de una neumonía.

La infección por legionella afecta al tracto respiratorio inferior, a menudo requiere hospitalización y tiene una tasa de mortalidad importante. Además de la neumonía, la Legionella también puede ocasionar la fiebre de Pontiac, que es una enfermedad leve y que se autolimita con síntomas parecidos a los de la gripe. El concepto de legionelosis abarca a ambas entidades, la enfermedad del legionario y la fiebre de Pontiac.

La Legionella se encuentra de forma natural en el medio ambiente. La bacteria se desarrolla mejor en climas cálidos, en aguas estancadas y puede crecer en las tuberías o sistemas de conducción del agua de grandes edificios, como hoteles, hospitales e incluso cruceros. La bacteria puede contaminar el agua de piscinas climatizadas, piscinas de hidromasaje, depósitos de agua caliente, torres de refrigeración de aire, máquinas de hielo, humidificadores y fuentes públicas.

La infección ocurre cuando una persona inhala vapor, aire húmedo o gotitas de aire contaminadas con Legionella. La infección no se contagia de persona a persona, pero muchas personas pueden infectarse por la misma fuente de agua contaminada, lo que podría producir un brote de legionelosis. Según los Centers for Disease Control and Prevention (CDC), los brotes de legionelosis ocurren cuando dos o más personas se enferman en el mismo lugar y aproximadamente al mismo tiempo. 

La infección por Legionella o fiebre de Pontiac se confirma cuando una persona que muestra síntomas típicos de la enfermedad tiene una prueba de laboratorio confirmatoria positiva (generalmente un cultivo o una prueba de orina positivos).

Los departamentos de salud estatales y locales tienen una jurisdicción sobre los brotes de legionelosis en su estado; sin embargo, la legionelosis es una enfermedad de notificación obligatoria a nivel nacional y los departamentos de salud estatales deben informar todos los casos confirmados por el laboratorio a los CDC.

La fiebre de Pontiac aparece de manera característica en 24-48 horas, mientras que la enfermedad del legionario tiene un período de incubación más largo, de días a un par de semanas. Según los Centers for Disease Control and Prevention (CDC) entre 8.000 y 18.000 personas acaban hospitalizadas cada año por la enfermedad del legionario. Sin embargo, el número real de personas afectadas de legionelosis es muy superior al estimado, porque muchos casos de fiebre de Pontiac y algunos de enfermedad del legionario no llegan a diagnosticarse.

A pesar de que la legionelosis puede afectar a cualquier persona, los individuos que presentan un mayor riesgo de contraer la enfermedad del legionario son los mayores de 50 años, así como los fumadores, los afectados con enfermedades pulmonares o los inmunodeprimidos (como las personas con infección por VIH o SIDA, cáncer, o que toman fármacos inmunosupresores). También son más vulnerables las personas con enfermedades crónicas como diabetes, enfermedad renal o enfermedad hepática. Por otra parte, la enfermedad es más frecuente en los varones que en las mujeres. La enfermedad de legionario suele aparecer de manera esporádica, aunque no es raro que se produzcan brotes epidémicos, que suelen ocurrir durante el verano y a principios de otoño. La fiebre de Pontiac se relaciona con frecuencia con brotes. 

Existen diversos tipos de Legionella, aunque algunos son más frecuentes que otros. Casi un 80% de los casos se atribuye al serogrupo 1 de Legionella pneumophila; con mucha menor frecuencia la infección se atribuye a los serogrupos 4 y 6. Otros tipos de Legionella, como Legionella micdadei, Legionella bozemanii, Legionella dumoffii y Legionella longbeachae pueden ocasionar infección en niños y/o son más prevalentes en algunas regiones del planeta.

¿Cómo se obtiene la muestra para el análisis?

La muestra que se debe obtener depende del tipo de prueba que se vaya a utilizar.

  • En el caso de la prueba antigénica o de detección de antígeno, se debe recoger la orina en un recipiente estéril proporcionado por el laboratorio.
  • En el caso de cultivos o de pruebas moleculares, se puede inducir el esputo o pedir al individuo que expectore. El esputo debe recogerse en un recipiente estéril proporcionado por el laboratorio. Antes de la recogida de la muestra se recomienda enjuagar bien la boca con agua o con suero fisiológico (salino). Se deben recoger mucosidades o secreciones consistentes, y por este motivo se le indica a la persona que se requiere moco o flema que provenga de los pulmones, pero no saliva. En el caso de que no se pueda expectorar, se puede inducir el esputo inhalando suero fisiológico estéril o un aerosol de glicerina estéril durante unos minutos, para facilitar que la mucosidad se desprenda de las vías respiratorias. El médico puede además recoger muestras de secreciones respiratorias, de otros fluidos biológicos y de cualquier tejido que se haya tomado una biopsia.

Preguntas Comunes

¿Cómo se utiliza?

La prueba se realiza para detectar la presencia de Legionella y para diagnosticar la causa de los síntomas que presenta un individuo. Las pruebas se usan principalmente para establecer el diagnóstico de la enfermedad del legionario y distinguirla de otras causas de neumonía y/o de otras enfermedades con síntomas similares. Como la enfermedad del legionario a menudo requiere hospitalización y presenta una tasa de mortalidad significativa, es muy importante identificar la bacteria e iniciar el tratamiento apropiado con antibióticos lo antes posible.

Normalmente se solicitan una o varias de las siguientes pruebas. Según los CDC, una prueba antigénica que detecta en la orina una proteína producida por la bacteria, así como un cultivo de Legionella de una muestra respiratoria son las pruebas preferidas para diagnosticar la enfermedad del legionario y se utilizan para confirmar los casos que muestran características clínicas típicas de legionelosis.

  • Antígeno de Legionella pneumophila: detecta una proteína producida por la bacteria. Se determina en orina y ocasionalmente en algún otro fluido biológico. Constituye una manera rápida de detectar la infección, pero solo detecta el serogrupo 1 de Legionella pneumophila. Como la mayoría de las infecciones por legionella son atribuibles al serogrupo 1 de Legionella pneumophila, la prueba permite detectar la mayoría de las infecciones en los adultos.
  • Cultivo de Legionella: la Legionella requiere un medio de cultivo con nutrientes especiales que favorecen su desarrollo e inhiben el de otros gérmenes; por este motivo se suele realizar simultáneamente con un cultivo de esputo rutinario. Se considera que el cultivo de la bacteria constituye el gold estándar para diagnosticar una infección por Legionella. Si el cultivo es positivo se puede proporcionar un resultado en 48-72 horas; en el caso contrario, debe esperarse hasta 7 días antes de informar que el cultivo es negativo. El cultivo identifica múltiples especies de Legionella y sirve tanto para diagnosticar la infección como para identificar la fuente que ha dado lugar a un brote epidémico.
  • Análisis de Legionella pneumophila por inmunofluorescencia directa (anticuerpos): esta es una prueba rápida que se puede realizar en muestras y tejidos respiratorios y solo requiere de 2 a 4 horas para obtener los resultados.
  • Reacción en cadena de la polimerasa (PCR) para detectar especies de Legionella: esta prueba detecta material genético de la bacteria, principalmente a partir de secreciones respiratorias, aunque también a partir de otros fluidos biológicos. La prueba permite detectar diversas especies de Legionella.

¿Cuándo se solicita?

Las pruebas para Legionella se solicitan cuando una persona tiene neumonía o síntomas asociados a neumonía, especialmente si se presentan también síntomas o signos de tipo gastrointestinal como diarrea y/o náuseas, y alteraciones del estado mental como confusión.

Los CDC recomiendan realizar la prueba cuando una persona:

  • Tiene una neumonía grave, especialmente si la persona está en la unidad de cuidados intensivos.
  • Presenta una neumonía y tiene un sistema inmunológico comprometido.
  • Ha sido tratado con antibióticos de forma ambulatoria pero sigue enfermo.
  • Tiene neumonía durante un brote de legionelosis.
  • Se enfermó y viajó fuera de casa en las últimas dos semanas.
  • Se sospecha que ha contraído neumonía en un entorno de atención médica, como un hospital o una residencia de ancianos.

Entre los síntomas y signos de la enfermedad del legionario se incluyen:

  • Tos (seca o productiva, con emisión de un esputo sanguinolento).
  • Dolor de cabeza.
  • Fiebre alta, escalofríos.
  • Debilidad, fatiga.
  • Dolores musculares.
  • Dolor torácico.
  • Dificultad para respirar.
  • Letargia.
  • Alteraciones del estado mental, confusión.

También pueden aparecer:

  • Diarrea acuosa.
  • Dolor abdominal.
  • Náuseas y vómitos.

Ocasionalmente el individuo puede presentar:

Por otra parte, pueden presentarse otros síntomas si la infección por Legionella infecta a otros órganos como corazón, cerebro, hígado o riñones.

¿Qué significa el resultado?

Los resultados de las pruebas deben interpretarse considerando la historia clínica del individuo, la exploración física y otras pruebas, como por ejemplo las radiografías de tórax.

Unos resultados negativos en las pruebas para legionella no descartan definitivamente la infección. Es posible que una persona esté infectada por una especie de Legionella distinta de la que se incluye en la prueba o que la bacteria esté a tan baja concentración en la muestra analizada que no sea posible detectarla; también puede ser que la bacteria no se haya desarrollado en el medio de cultivo. Puede ser  necesario repetir las pruebas.

Si la prueba de detección de antígeno de Legionella pneumophila en orina es positiva es muy probable que la persona tenga una infección por el serogrupo 1 de Legionella pneumophila. Si el individuo tiene síntomas compatibles con neumonía, es probable que padezca la enfermedad del legionario.

Si el cultivo  para legionella es positivo, se confirma que el individuo tiene una infección por Legionella, sea cual sea la especie que se haya identificado en el cultivo.

Si se detecta material genético de Legionella en la prueba molecular o reacción en cadena de la polimerasa (PCR), es probable que exista infección por Legionella. No obstante, con esta prueba pueden obtenerse resultados falsamente positivos.

¿Existe un análisis de sangre para Legionella?

Los análisis de sangre de anticuerpos contra la Legionella pneumophila ya no se realizan de forma rutinaria, pero pueden estar disponibles en algunos laboratorios de referencia. La prueba detecta anticuerpos en sangre, como respuesta inmunitaria del cuerpo a una infección por legionella. No es útil para la toma de decisiones clínicas inmediatas, pero se puede solicitar para confirmar una infección reciente. Por lo general, se analizan dos muestras de sangre tomadas con semanas de diferencia, y un aumento en la concentración de anticuerpos contra la bacteria indica una infección activa. No se puede usar una sola prueba de anticuerpos positiva para diagnosticar una infección reciente, ya que hasta el 15% de la población general puede tener anticuerpos contra legionella en la sangre, lo que indica que ha habido una exposición a la bacteria en algún momento de su vida. Algunas personas, como aquellas que tienen el sistema inmunológico comprometido, pueden tener una infección por legionella sin tener una respuesta normal de anticuerpos.

¿Hay algo más que debería saber?

No se recomienda realizar el análisis de Legionella pneumophila por inmunofluorescencia directa (anticuerpos); se trata de una prueba con menor sensibilidad, más larga y que requiere utilizar un volumen de muestra considerable de origen respiratorio.

Además de las pruebas para Legionella pneumophila, ¿qué otras pruebas se pueden realizar?

Pueden realizarse también otras pruebas que permitan evaluar el estado de salud general del individuo y también para  distinguir la infección por Legionella de otras enfermedades con síntomas similares. Entre estas pruebas se incluyen:

La enfermedad del legionario puede alterar los resultados de otras pruebas de laboratorio. Estas pruebas no se usan para establecer el diagnóstico, pero proporcionan al médico una información valiosa:

¿Puede analizarse el agua para saber si está contaminada por Legionella?

Sí,  además se realiza con frecuencia en la monitorización de los sistemas hídricos (de agua) complejos, para detectar la fuente de un brote epidémico así como para asegurarse de que el tratamiento del agua contaminada ha resultado eficaz.

¿Se puede prevenir la contaminación e infección por Legionella?

Las oportunidades para que ocurra la contaminación se pueden minimizar, pero el riesgo no se puede eliminar por completo. La Legionella es una bacteria muy común en el medio ambiente. En los sistemas de conducción de agua puede ser resistente al tratamiento con concentraciones bajas de cloro y puede quedar acantonada en los sedimentos de las tuberías. Los jacuzzis domésticos y públicos deben desinfectarse adecuadamente y el pH del agua debe controlarse regularmente y mantenerse en concentraciones adecuadas. Las personas con mayor riesgo de infección pueden optar por evitar exposiciones de alto riesgo, como estar dentro o cerca de una bañera de hidromasaje.

En una situación de brote de Legionella, se ha demostrado que la hipercloración del agua del hospital (utilizando altos niveles de cloro) o el aumento de la temperatura del agua caliente a más de 70°C, o una combinación de ambos métodos, son eficaces para suprimir el crecimiento de la Legionella.

¿Deben realizarse las pruebas para Legionella a cualquier persona con signos y/o síntomas similares a los de la gripe?

La fiebre de Pontiac, el tipo de infección por Legionella que ocasiona síntomas similares a los de la gripe, se suele autolimitar y resolver sin tratamiento, y por ello no suele ser necesario realizar las pruebas. Las pruebas pueden estar justificadas en los casos en que los síntomas de la enfermedad del legionario estén asociados con viajes, hospitalización, estancia en una residencia u otros factores de riesgo (por ejemplo, fumar, tener más de 50 años, enfermedad pulmonar crónica, etc.).

¿Por qué se conoce la enfermedad como enfermedad del legionario?

La bacteria y la enfermedad recibieron este nombre en el año 1976, después de que se produjeran muchos casos de neumonía en una convención que congregaba a legionarios; se identificó así una nueva bacteria. Ese brote epidémico afectó a 182 personas de las cuales murieron 29.

Bibliografía

Este artículo está basado en las fuentes bibliográficas que se citan a continuación, así como en la propia experiencia del Comité de expertos y revisores de Lab Tests Online. Además, este apartado es revisado periódicamente por el Consejo Editorial, con el fin de mantenerlo actualizado.

Los enlaces dirigidos a páginas web pueden no estar disponibles por causas ajenas a nuestra voluntad, por lo que pedimos disculpas y agradeceremos que nos informe de estas anomalías para poder subsanarlas.

Cristovam E, et al. Accuracy of diagnostic tests for Legionnaires’ disease: a systematic review. J Med Microbiol. 2017 Apr;66 (4):485-489. Disponible online en https://www.ncbi.nlm.nih.gov/pubmed/28463665. Último acceso el 18 de diciembre de 2021.

Fields B, et al. Legionella and Legionnaires’ Disease: 25 Years of Investigation. Clin Microbiol Rev. 2002 Jul;15(3):506-26. Disponible online en https://www.ncbi.nlm.nih.gov/pubmed/12097254. Último acceso el 18 de diciembre de 2021.

(Actualizado el 20 de julio de 2020).Public Health Ontario. Legionella – Respiratory PCR and Culture. Disponible online en https://www.publichealthontario.ca/en/ServicesAndTools/LaboratoryServices/Pages/Legionella_Respiratory_PCR_Culture.aspx. Último acceso el 18 de diciembre de 2021.

Legionellosis. Disponible online en http://who.int/mediacentre/factsheets/fs285/en/. Último acceso el 18 de diciembre de 2021.

(Actualizado el 25 de marzo de 2021).US Centers for Disease Control and Prevention. Legionella (Legionnaires’ Disease and Pontiac Fever): Fast Facts. Disponible online en http://www.cdc.gov/legionella/fastfacts.html. Último acceso el 18 de diciembre de 2021.

(Actualizado el 13 de noviembre de 2018). Legionella Infection. Disponible online en http://emedicine.medscape.com/article/965492-overview. Último acceso el 18 de diciembre de 2021.

(Actualizado el 24 de mayo de 2021).Mayo Clinic Staff. Legionnaires’ Disease. Disponible online en http://www.mayoclinic.org/diseases-conditions/legionnaires-disease/basics/definition/con-20028867. Último acceso el 18 de diciembre de 2021.

Pregúntenos

*Importante*: No es posible interpretar los resultados de los análisis clínicos fuera del contexto de la historia clínica del paciente. Rogamos no remita resultados para su interpretación, ya que esta debe ser realizada exclusivamente por su médico. Si tiene dudas sobre esta prueba, puede completar un formulario y solicitar interpretación más detallada sobre el análisis en cuestión. Su consulta se tratará de manera confidencial y será respondida por un profesional del laboratorio clínico.

Es usted profesional sanitario?
CAPTCHA This question is for testing whether or not you are a human visitor and to prevent automated spam submissions.