Nombre sistemático
Análisis de líquido pericárdico
Este artículo fue revisado por última vez el
Este artículo fue modificado por última vez el 16.01.2022.
Aspectos Generales

¿Por qué hacer el análisis?

Para poder diagnosticar la causa de una inflamación del pericardio y/o de la acumulación de líquido alrededor del corazón.

¿Cuándo hacer el análisis?

Cuando el médico sospecha un trastorno asociado a inflamación del pericardio y/o a acumulación de líquido alrededor del corazón.

¿Qué muestra se requiere?

Las determinaciones se realizan a partir de una muestra de líquido del espacio pericárdico, obtenida mediante un proceso conocido como pericardiocentesis.

¿Es necesario algún tipo de preparación previa?

Ninguna.

¿Qué es lo que se analiza?

El pericardio es una membrana similar a un saco de dos capas que rodea el corazón. Las membranas pericárdicas producen líquido pericárdico a través de las células mesoteliales. Este líquido, que se encuentra entre dichas membranas, actúa como lubricante para el movimiento del corazón, reduciendo la fricción a medida que el corazón bombea sangre.

Una variedad de condiciones y enfermedades pueden causar inflamación del pericardio (pericarditis) y/o acumulación excesiva de líquido pericárdico (derrame pericárdico). El análisis del líquido pericárdico es un grupo de pruebas que evalúan este líquido para ayudar a diagnosticar la causa del aumento de líquido.

Las dos razones principales de la acumulación de líquido en el espacio pericárdico son:

  • La alteración del equilibrio entre la presión de los vasos sanguíneos favorece la salida de fluido de los vasos y la cantidad de proteínas de la sangre favorece la retención de líquido en los vasos sanguíneos. El líquido acumulado en estos casos se conoce como trasudado. Las principales causas de trasudados son la insuficiencia cardíaca congestiva y la cirrosis.
  • El daño o inflamación del pericardio, en este caso, el fluido que se acumula se conoce como exudado. Este tipo de fluido puede ser consecuencia de procesos infecciosos, procesos malignos (cáncer metastásico, linfoma, mesotelioma) o enfermedades autoinmunes.

Es importante distinguir entre estos dos tipos de fluidos, porque ayuda a establecer el diagnóstico de un trastorno o enfermedad específica. Normalmente, para distinguir entre trasudado y exudado, se utilizan un conjunto de pruebas iniciales (recuento celular,concentración de albúmina o de proteínas, y apariencia del líquido). Una vez conocidas las características del líquido que se acumula, pueden realizarse pruebas adicionales para determinar con mayor precisión la causa de la pericarditis y/o la efusión pericárdica.

Preguntas Comunes

¿Cómo se utiliza?

El análisis del líquido pericárdico se utiliza para ayudar a diagnosticar la causa de la inflamación del pericardio (pericarditis) y/o la acumulación de líquido alrededor del corazón (derrame pericárdico). Hay dos razones principales para la acumulación de líquido: un desequilibrio de la presión dentro de los vasos sanguíneos o la inflamación del pericardio. Se utiliza un conjunto inicial de pruebas, que incluyen la determinación de albúmina o proteínas en el líquido, el recuento de células, y el análisis de la apariencia, para diferenciar entre los dos tipos de líquidos, trasudado y exudado.

  • Trasudado: un desequilibrio entre la presión dentro de los vasos sanguíneos (que expulsa el líquido del vaso sanguíneo) y la cantidad de proteínas en la sangre (que mantiene el líquido en el vaso sanguíneo) puede provocar la acumulación de líquido. Los trasudados son causados ​​con mayor frecuencia por insuficiencia cardíaca congestiva o cirrosis. Si se determina que el líquido es trasudado, por lo general, no es necesario realizar más pruebas de dicho líquido.
  • Exudado: una lesión o inflamación del pericardio puede causar una acumulación anormal de líquido (llamado exudado). Los exudados están asociados con una variedad de afecciones y enfermedades. Si el líquido es un exudado, se pueden solicitar varias pruebas adicionales para ayudar a diagnosticar la afección específica, que pueden incluir:
    • Enfermedades infecciosas: causadas por virus, bacterias u hongos. Las infecciones pueden originarse en el pericardio o diseminarse desde otros lugares del cuerpo. Por ejemplo, la pericarditis puede provenir de una infección respiratoria.
    • Sangrado: los trastornos hemorrágicos y/o los traumatismos pueden provocar que se acumule sangre en el líquido pericárdico.
    • Enfermedades inflamatorias: la pericarditis puede aparecer después de un ataque cardíaco, tratamiento con radiación o ser parte de enfermedades autoinmunes como la artritis reumatoide y el lupus.
    • Cáncer: como el mesotelioma que ha surgido en el pericardio o el cáncer metastásico que se ha diseminado de otra zona del cuerpo.

Las pruebas adicionales del líquido de tipo exudado pueden incluir:

  • Glucosa en el líquido pericárdico.
  • Examen microscópico: un profesional de laboratorio puede colocar una muestra del líquido en un portaobjetos y examinarlo con un microscopio. El líquido pericárdico normal tiene una pequeña cantidad de glóbulos blancos (leucocitos) pero no tiene glóbulos rojos (hematíes) ni microorganismos. Los laboratorios pueden examinar gotas del líquido pericárdico y/o usar una centrífuga especial (citocentrífuga) para concentrar las células del líquido en un portaobjetos. El portaobjetos, se trata con una tinción especial y se realiza una evaluación de los diferentes tipos de células presentes.
  • Citología: un profesional de laboratorio puede usar una citocentrífuga para concentrar las células del líquido en un portaobjetos. El portaobjetos se trata con una tinción especial y se evalúa para detectar células anormales y células malignas (células cancerosas).
  • Tinción de Gram: para la observación directa de bacterias u hongos al microscopio. No debe haber microorganismos en el líquido pericárdico.
  • Cultivo bacteriano y pruebas de sensibilidad antimicrobiana: solicitadas para detectar cualquier microorganismo que crezca en el cultivo y para guiar la terapia antimicrobiana.
  • Adenosina desaminasa: en diversas ocasiones, esta prueba se puede utilizar para ayudar a detectar la tuberculosis (TB).
  • Pruebas solicitadas con menor frecuencia para detectar enfermedades infecciosas, como pruebas de virus, micobacterias (frotis y cultivo de BAAR) y parásitos.

¿Cuándo se solicita?

El análisis del líquido pericárdico se puede solicitar cuando un médico sospecha que una persona tiene una afección o enfermedad que está causando pericarditis y/o derrame pericárdico. Puede solicitarse cuando alguien presenta alguna combinación de los siguientes signos y síntomas:

  • Dolor torácico agudo, o a veces sordo, que puede aliviarse al inclinarse hacia adelante.
  • Tos.
  • Dificultad para respirar.
  • Fiebre.
  • Fatiga.
  • Cambios en el ritmo cardíaco.
  • Tamaño del corazón agrandado en la radiografía de tórax.
  • Aspecto pericárdico anormal en el ecocardiograma.

¿Qué significa el resultado?

Los resultados de las pruebas pueden ayudar a distinguir entre los dos tipos de líquido pericárdico, y ayudar a diagnosticar la causa de la acumulación del líquido. El conjunto inicial de pruebas realizadas en una muestra de líquido pericárdico ayuda a determinar si el líquido es un trasudado o un exudado.

Trasudado

Los trasudados son causados ​​con mayor frecuencia por la insuficiencia cardíaca congestiva o la cirrosis. Los resultados típicos del análisis de líquidos biológicos incluyen:

  • Características físicas: el líquido parece claro.
  • Concentración de proteína o albúmina: bajo.
  • Recuento de células: presencia de pocas células.

Exudado

Los exudados pueden ser causados ​​por una variedad de afecciones y enfermedades. Los resultados iniciales pueden mostrar:

  • Características físicas: el líquido puede parecer turbio.
  • Concentración de proteína o albúmina: alto.
  • Recuento de células: aumentado.

Los resultados de las pruebas adicionales y sus causas asociadas pueden incluir:

Características físicas: la apariencia normal de una muestra de líquido pericárdico es de color pajizo y transparente. Los resultados anormales pueden dar pistas sobre las afecciones o enfermedades presentes y pueden incluir:

  • Aspecto lechoso: puede indicar una afectación del sistema linfático.
  • El líquido pericárdico rojizo puede indicar la presencia de sangre.
  • El líquido pericárdico espeso y turbio puede indicar la presencia de microorganismos y/o glóbulos blancos.

Pruebas bioquímicas: además de la determinación de proteínas o albúmina, se puede realizar una prueba de glucosa. La glucosa en las muestras de líquido pericárdico suele ser aproximadamente la misma que en la sangre. Puede ser menor durante una infección.

Examen microscópico: el líquido pericárdico normal tiene una pequeña cantidad de glóbulos blancos (leucocitos), pero no tiene glóbulos rojos (hematíes) ni microorganismos. Los resultados del análisis de los diferentes tipos de células presentes pueden incluir:

  • Recuento total de células: cantidad de glóbulos blancos y glóbulos rojos en la muestra. Se puede observar un aumento de leucocitos durante una infección u otras causas de pericarditis.
  • Recuento diferencial de leucocitos: determinación del porcentaje de los diferentes tipos de leucocitos. Se puede observar un mayor número de neutrófilos en las infecciones bacterianas.
  • Citología: una muestra citocentrifugada se trata con una tinción especial y se examina al microscopio en busca de células anormales. Esto se puede hacer cuando se sospecha la presencia de un mesotelioma o un tumor metastásico. La presencia de ciertas células anormales, como células tumorales o células sanguíneas inmaduras, puede indicar qué tipo de cáncer está involucrado.

Pruebas de enfermedades infecciosas: se pueden realizar pruebas de rutina para buscar microorganismos si se sospecha de una infección:

  • Tinción de Gram: para la observación directa de bacterias u hongos bajo un microscopio. No deben existir en el líquido pericárdico.
  • Cultivo bacteriano y pruebas de sensibilidad: si hay bacterias, se pueden realizar pruebas de sensibilidad antimicrobiana para guiar la terapia antibiótica. Si no hay microorganismos, no se descarta una infección. Las bacterias pueden estar presentes en pequeñas cantidades o su crecimiento puede estar inhibido debido a una terapia previa con antibióticos.
  • Adenosina desaminasa: un nivel marcadamente elevado en el líquido pericárdico en una persona con síntomas que sugieren tuberculosis (TB), significa que es probable que la persona tenga una infección por Mycobacterium tuberculosis en el pericardio. Esto es especialmente cierto cuando existe una alta prevalencia de tuberculosis en la región geográfica donde vive dicha persona. 

Se pueden realizar otras pruebas menos comunes para detectar las enfermedades infecciosas. Esas pruebas pueden identificar que la acumulación de líquido pericárdico es debida a una infección viral, micobacterias (como la micobacteria que causa la tuberculosis) o un parásito

¿Hay algo más que debería saber?

La acumulación de cantidades importantes de líquido en el espacio pericárdico puede restringir el movimiento del corazón. El taponamiento cardíaco es un trastorno en el que la acumulación de líquido pericárdico es tan importante, que impide que el corazón se llene de sangre adecuadamente. Tal acumulación, cuando se produce de manera rápida, puede constituir una emergencia médica ocasionando una insuficiencia cardíaca e incluso la muerte. Cuando la acumulación se produce lentamente, el saco pericárdico va cediendo y estirándose, de tal manera que los síntomas empeoran progresivamente.

Puede solicitarse la determinación de glucosa, proteínas o albúmina en sangre para comparar los resultados con los obtenidos en el líquido pericárdico.

¿En qué consiste una pericardiocentesis y cómo se realiza?

La pericardiocentesis consiste en sacar líquido pericárdico del espacio pericárdico mediante una jeringa. Es posible que previamente se prepare una vía intravenosa por la que se pueda administrar medicación al individuo. La persona debe permanecer tumbada y se aplica anestesia local. Posteriormente el médico inserta la aguja en el espacio intercostal (entre la quinta y la sexta costilla) en la parte izquierda del tórax, dirigiéndose hacia el espacio pericárdico y aspira un poco de muestra. Normalmente, durante la realización de la pericardiocentesis, el médico se guía con una ecografía (ultrasonidos), para orientar y dirigir correctamente la aguja.

¿Hay otras razones para hacer una pericardiocentesis?

Si. En ocasiones se realiza para drenar el exceso de líquido pericárdico, para aliviar la presión sobre el corazón y/o para ayudar en el tratamiento de una infección. A veces, se deja colocado un catéter de drenaje durante un período de tiempo para eliminar grandes cantidades de líquido y drenar las acumulaciones recurrentes del mismo. A veces, se introducirán medicamentos en el espacio durante la pericardiocentesis.

Bibliografía

Este artículo está basado en las fuentes bibliográficas que se citan a continuación, así como en la propia experiencia del Comité de expertos y revisores de Lab Tests Online. Además, este apartado es revisado periódicamente por el Consejo Editorial, con el fin de mantenerlo actualizado.

Los enlaces dirigidos a páginas web pueden no estar disponibles por causas ajenas a nuestra voluntad, por lo que pedimos disculpas y agradeceremos que nos informe de estas anomalías para poder subsanarlas.

(Actualizado el 28 de noviembre de 2018) Strimel W. Pericardial effusion workup. Medscape Reference. Disponible online en http://emedicine.medscape.com/article/157325-overview. Último acceso el 9 de enero de 2022.

(Actualizado el 3 de abril de 2019) Berger J. Pericarditis, Bacterial. eMedicine. Disponible online en http://www.emedicine.com/ped/TOPIC1765.HTM. Último acceso el 9 de enero de 2022.

(Actualizado el 21 de octubre de 2020) Mayo Clinic Staff. Pericarditis. MayoClinic.com. Disponible online en http://www.mayoclinic.com/health/pericarditis/DS00505. Último acceso el 9 de enero de 2022.

(Actualizado el 7 de julio de 2020) Mikati I. Pericardiocentesis. MedlinePlus Medical Encyclopedia. Disponible online en http://www.nlm.nih.gov/medlineplus/ency/article/003872.htm. Último acceso el 9 de enero de 2022.

(Actualizado el 24 de diciembre de 2020) Levy D. Pericardial fluid culture. MedlinePlus Medical Encyclopedia. Disponible online en http://www.nlm.nih.gov/medlineplus/ency/article/003720.htm. Último acceso el 9 de enero de 2022.

(Actualizado el 24 de diciembre de 2020) Levy D. Pericardial fluid gram stain. MedlinePlus Medical Encyclopedia. Disponible online en http://www.nlm.nih.gov/medlineplus/ency/article/003719.htm. Último acceso el 9 de enero de 2022.

Pregúntenos

*Importante*: No es posible interpretar los resultados de los análisis clínicos fuera del contexto de la historia clínica del paciente. Rogamos no remita resultados para su interpretación, ya que ésta debe ser realizada exclusivamente por su médico. Si tiene dudas sobre esta prueba, puede completar un formulario y solicitar interpretación más detallada sobre el análisis en cuestión. Su consulta se tratará de manera confidencial y será respondida por un profesional del laboratorio clínico.

Es usted profesional sanitario?
CAPTCHA This question is for testing whether or not you are a human visitor and to prevent automated spam submissions.