También conocido como
Pruebas relacionadas con el metabolismo del hierro
Nombre sistemático
Metabolismo férrico
Este artículo fue revisado por última vez el
Este artículo fue modificado por última vez el
15.01.2018.
Aspectos Generales
¿Por qué hacer el análisis?

Para conocer la concentración de hierro en el organismo.

 

¿Cuándo hacer el análisis?

Cuando el médico sospeche que puede existir un déficit o un exceso de hierro.

 

¿Qué muestra se requiere?

La determinación se realiza a partir de una muestra de sangre venosa.

 

¿Se requiere preparación para la prueba?

Es posible que se le indique de guardar un ayuno de 12 horas antes de la realización de la prueba; en este caso, sólo se permite beber agua.

Quizás pueda encontrar los resultados de los análisis que se le han realizado en la página web de su laboratorio. Sin embargo, actualmente está en Lab Tests Online. Es posible que haya sido dirigido aquí por el sitio web de su laboratorio para que así pueda conseguir información útil sobre la (s) prueba (s) que se realizó.

Lab Tests Online es un sitio web de educación para el paciente que ofrece información sobre pruebas de laboratorio y que fue galardonado en el año 2009 con el Premio a las Mejores Iniciativas de Servicio al Paciente que convoca la Fundación Farmaindustria en el apartado correspondiente a sociedades científicas y profesionales.

El contenido de esta página ha sido revisado por especialistas del laboratorio. En ella, se proporcionan explicaciones generales de lo que podrían significar los resultados para cada una de las pruebas aquí desarrolladas. Por ejemplo, lo que podría significar obtener un valor alto o bajo en el contexto de su estado de salud.

Para conseguir los resultados de su análisis, deberá dirigirse al sitio web de su laboratorio o comunicarse con su médico.

Los rangos de referencia de las pruebas que se le han realizado los encontrará seguramente en su informe de laboratorio. Normalmente se encuentran a la derecha de los resultados.

Si no dispone del informe de laboratorio y desea obtener un rango de referencia, consulte a su médico o al laboratorio que realizó los análisis. Los resultados de las pruebas de laboratorio no tienen sentido por sí mismos. Toman significado cuando se comparan con los rangos de referencia. Los rangos de referencia son los valores esperados para una persona sana. A veces se les llama también valores "normales". Al comparar el resultado de una prueba con los valores de referencia, se puede ver si el resultado se encuentra fuera del rango de valores esperados. Los valores que están fuera de los rangos esperados pueden proporcionar pistas para ayudar a identificar posibles enfermedades o trastornos. Si bien la precisión de las pruebas de laboratorio ha evolucionado significativamente en las últimas décadas, puede existir cierta variabilidad entre laboratorios debido a las diferencias en los reactivos químicos empleados, las técnicas de medida y los analizadores o instrumentos que se utilizan. Esta es la razón por la que se proporcionan tan pocos rangos de referencia en esta página web. Es importante saber que, para evaluar si los resultados están "dentro de los límites normales", se debe aplicar el rango de referencia proporcionado por el laboratorio que realizó el análisis. Si desea obtener más información, refiérase al artículo Intervalos de referencia y su significado.

¿Qué es lo que se analiza?

El hierro es un elemento esencial para el funcionamiento del organismo. El hierro es necesario, en pequeñas cantidades, para la formación normal de los hematíes y constituye un elemento esencial de la hemoglobina (una proteína que se encuentra en los hematíes), la cual se une al oxígeno de los pulmones y lo transporta por todo el cuerpo.

Las pruebas relacionadas con el hierro se solicitan para evaluar la cantidad de hierro en el organismo a través de la medida de diferentes sustancias presentes en la sangre. Generalmente, estas pruebas se solicitan de forma conjunta, y sus resultados se utilizan para el diagnóstico y/o seguimiento de un déficit o exceso de hierro.

  • El hierro sérico mide las concentraciones de hierro en la fracción líquida de la sangre.  
  • La Capacidad Total de Fijación del Hierro (TIBC) mide la cantidad de hierro que puede ser fijado por proteínas de la sangre, incluyendo la transferrina.
  • La Cantidad Libre de Transporte del Hierro (UIBC) mide la porción de transferrina que todavía no ha sido saturada por el hierro. La UIBC también es un reflejo de las concentraciones de transferrina.
  • La saturación de transferrina se estima a través de un cálculo, y refleja el porcentaje de transferrina que está saturado con hierro.
  • La ferritina en sangre refleja la cantidad de hierro almacenado en el organismo.

Concentraciones bajas de hierro pueden conducir a anemia, produciendo un descenso en la producción de hematíes, los cuales son microcíticos e hipocrómicos. En cambio, concentraciones muy elevadas de hierro pueden resultar tóxicas para el organismo. Esto ocurre cuando una cantidad excesiva de hierro es absorbida a lo largo del tiempo, lo que lleva a una acumulación de compuestos de hierro en tejidos, especialmente en el hígado, corazón y páncreas.

En condiciones normales, el hierro es absorbido a partir de los alimentos y transportado por el organismo a través de la unión a la transferrina, una proteína producida por el hígado. Aproximadamente el 70% del hierro transportado es utilizado para la producción de hemoglobina de los hematíes. El resto es almacenado en los tejidos en forma de ferritina o de hemosiderina, y pequeñas cantidades adicionales son utilizadas para producir otras proteínas, como la mioglobina y algunos enzimas.

Un déficit de hierro puede deberse a un aporte insuficiente, a una absorción inadecuada, o a un aumento de los requerimientos de nutrientes, como durante el embarazo o cuando existen pérdidas importantes de sangre, agudas o crónicas. Una sobrecarga aguda de hierro suele ocurrir como consecuencia de una ingesta excesiva de suplementos de hierro, especialmente en niños. Una sobrecarga crónica de hierro puede deberse a un consumo excesivo de hierro, a una hemocromatosis hereditaria, o a transfusiones de sangre múltiples.

¿Cómo se obtiene la muestra para el análisis?
Extracción de la muestra por punción de una vena del antebrazo.

¿Se requiere alguna preparación especial para asegurar la calidad de la muestra?
Es posible que se le indique de guardar un ayuno de 12 horas antes de la realización de la prueba; en este caso, sólo se permite beber agua.

NOTA: En el apartado, El laboratorio por dentro, encontrará información sobre la recogida y procesamiento de las muestras de sangre y los cultivos de esputo.

Accordion Title
Preguntas Comunes
  • ¿Cómo se utiliza?

    El estado del hierro presente en el organismo puede evaluarse solicitando una o más pruebas. Estas pruebas informarán sobre la cantidad de hierro circulante en la sangre, la capacidad de la sangre para transportar el hierro, y la cantidad de hierro almacenado en los tejidos. Estas pruebas también pueden ser útiles para diferenciar entre las diferentes causas posibles de la anemia, y entre ellas se incluye:

    • Hierro sérico,  mide las concentraciones de hierro en la sangre.  
    • Capacidad Total de Fijación del Hierro (TIBC), mide la cantidad de hierro que puede ser fijado por proteínas de la sangre, incluyendo la transferrina. Puesto que la transferrina es la principal proteína sanguínea con capacidad de unión al hierro, la TIBC constituye una buena medida indirecta de la disponibilidad de transferrina. El organismo produce transferrina según las necesidades de hierro del organismo. Cuando las reservas de hierro son bajas, los niveles de transferrina aumentan, y al revés. En personas sanas, aproximadamente un tercio de los lugares de unión de la transferrina son utilizados para el transporte del hierro.
    • Cantidad Libre de Transporte del Hierro (UIBC), mide la capacidad de reserva de la transferrina, la porción de transferrina que todavía no ha sido saturada. La UIBC también es un reflejo de los niveles de transferrina.
    • La saturación de transferrina es un cálculo a partir de las concentraciones de hierro sérico y la TIBC o la UIBC. Representa el porcentaje de transferrina que está saturado con hierro.
    • Ferritina en sangre, refleja la cantidad de hierro almacenado en el organismo. La ferritina es la principal proteína de almacenamiento de hierro en el interior de las células.

    Generalmente estas pruebas se solicitan de manera conjunta, y los cambios en cada una de ellas pueden ayudar al médico a determinar si una persona presenta un déficit o un exceso de hierro en el organismo.

    Sin embargo, pueden utilizarse otras pruebas, que pueden ser de ayuda para reconocer problemas relacionados con el estado del hierro.

    • Hemoglobina y Hematocrito, son pruebas que se realizan como parte de un hemograma. Un valor bajo de cualquiera de las dos indica que una persona presenta anemia. El déficit de hierro es una causa muy frecuente de anemia. En un hemograma también se mide el tamaño medio de los hematíes (Volumen Corpuscular Medio o VCM) y la cantidad promedio de hemoglobina en ellos (Hemoglobina Corpuscular Media o HCM). En un déficit de hierro, no se sintetiza suficiente hemoglobina, provocando que los hematíes tengan un tamaño inferior al normal y un aspecto más pálido. Tanto el VCM como el HCM están disminuidos.
    • Recuento de reticulocitos, el número absoluto de reticulocitos (hematíes inmaduros) disminuye en una anemia por déficit de hierro, pero aumentará a valores normales cuando se instaure un tratamiento con hierro.
    • Receptor soluble de la transferrina. Esta prueba puede utilizarse para detectar una anemia por déficit de hierro y distinguirla de la anemia causada por enfermedad crónica o inflamación.
    • Protoporfirina Zinc (ZPP). La protoporfirina es el precursor de la parte de la hemoglobina (grupo hemo) que contiene el hierro. Si no existe suficiente cantidad de hierro, otro metal, como el zinc, se unirá a la protoporfirina en su lugar. Por este motivo, en un déficit de hierro aumenta la cantidad de protoporfirina zinc en los hematíes. En algunas ocasiones, la ZPP se utiliza como prueba de cribado, especialmente en niños. Sin embargo, esta prueba no es específica para diagnosticar un déficit de hierro, por lo que cuando existen valores elevados de ZPP debe confirmarse con otras pruebas.
    • Diagnóstico molecular del gen HFE. La Hemocromatosis es una enfermedad genética, que se desarrolla principalmente en caucásicos y ocasiona la absorción de una cantidad excesiva de hierro en el organismo. Generalmente, se debe a una anomalía hereditaria en un gen específico, conocido como gen HFE, que regula la cantidad de hierro que se absorbe en el intestino. En las personas que tienen dos copias del gen anómalo, se absorbe demasiado hierro, y el exceso de hierro se deposita en diferentes órganos, donde puede causar daño y en algunas ocasiones fallo multiorgánico. La prueba del gen HFE determina si una persona presenta las mutaciones que causan la enfermedad. La mutación más frecuente se conoce como C282Y.
  • ¿Cuándo se solicita?

    Se pueden solicitar una o más pruebas relacionadas con el hierro cuando se obtienen resultados anormales en un hemograma, como valores de hematocrito o hemoglobina bajos, o cuando el médico sospecha que la persona presenta un déficit de hierro a partir de los signos y síntomas presentes, como:  

    • Fatiga o cansancio crónicos
    • Mareos
    • Debilidad
    • Dolores de cabeza
    • Palidez de la piel

    Las pruebas de ferritina, saturación de transferrina, y TIBC o UIBC pueden solicitarse cuando el médico sospecha que una persona tiene un exceso de hierro crónico (hemocromatosis). El diagnóstico molecular del gen HFE puede solicitarse para confirmar el diagnóstico de una hemocromatosis hereditaria, y en algunas ocasiones cuando una persona tiene una historia familiar de hemocromatosis.

    La determinación de hierro en sangre, y en algunas ocasiones la prueba de TIBC y de ferritina, pueden solicitarse cuando una persona presenta síntomas que el médico sospecha que se deben a un exceso de hierro en el organismo. Estos incluyen:

    • Dolor en las articulaciones
    • Fatiga, debilidad
    • Falta de energía
    • Dolor abdominal
    • Pérdida del apetito sexual
    • Problemas cardíacos

    Ante la sospecha de que un niño ha ingerido una cantidad excesiva de comprimidos de hierro, se solicita una prueba de hierro para detectar y ayudar a evaluar la gravedad de la intoxicación.

  • ¿Qué significa el resultado?

    En la siguiente tabla se presenta un resumen de las alteraciones que se producen, en las pruebas relacionadas con el hierro, en diferentes enfermedades.

    Enfermedad o trastorno Hierro sérico TIBC / Transferrina UIBC % de saturación de transferrina Ferritina
    Déficit de hierro Bajo Alta Alta Bajo Baja
    Hemocromatosis Alto Baja Baja Alto Alta
    Enfermedad crónica Bajo Baja Baja/Normal Bajo Normal/Alta
    Anemia hemolítica Alto Normal/Baja Baja/Normal Alto Alta
    Anemia sideroblástica Normal/Alto Normal/Baja Baja/Normal Alto Alta
    Intoxicación por hierro Alto Normal Baja Alto Normal

    En la etapa más inicial de un déficit de hierro, se produce un agotamiento lento de las reservas de hierro. Esto significa que el hierro presente en el organismo está funcionando correctamente, pero se está utilizando sin ser reemplazado de forma adecuada. En esta etapa, las concentraciones de hierro sérico pueden ser normales, pero las concentraciones de ferritina son bajas. A medida que el déficit de hierro se agrava, las reservas de hierro se agotan, y el organismo intenta compensarlo produciendo más transferrina para aumentar el transporte del hierro. La concentración de hierro sérico continúa disminuyendo, y la transferrina y la TIBC aumentan. A medida que esta etapa avanza, se producen menos hematíes y con menor contenido de hemoglobina, resultando, finalmente, en una anemia por déficit de hierro.

    Cuando las concentraciones de hierro son altas, la TIBC y la ferritina son normales. Si la persona tiene una historia clínica coherente con un exceso de hierro, es probable que presente una intoxicación por hierro. La intoxicación por hierro ocurre cuando se ingieren grandes cantidades de hierro en una sola vez o durante un largo período de tiempo. Aunque es una situación poco frecuente, puede ocurrir principalmente en niños al tomar suplementos de hierro de sus padres de forma accidental. Si es lo suficientemente grave, la intoxicación por hierro puede causar la muerte.

    Las personas con dos mutaciones en el gen HFE son diagnosticadas de hemocromatosis hereditaria. Sin embargo, muchas personas afectadas de hemocromatosis no presentan síntomas durante toda su vida, mientras que otras empiezan a desarrollar los primeros síntomas, como dolores articulares o abdominales y debilidad, entre los 30 y 40 años. Una sobredosis de hierro también puede ocurrir en personas con hemosiderosis y en personas a las que se han realizado múltiples transfusiones, como aquellas con talasemia u otras formas de anemia.  El hierro de cada unidad de transfusión de sangre permanece en el cuerpo, acumulándose en los tejidos. Algunas personas alcohólicas con enfermedad hepática crónica también pueden desarrollar hemosiderosis.

  • ¿Hay algo más que debería saber?

    Las concentraciones de hierro se mantienen dentro de un rango normal gracias a un equilibrio entre la cantidad de hierro que ingresa en el organismo y la que se pierde. En condiciones normales, diariamente se pierde una pequeña cantidad de hierro, por lo que si sólo se ingiere una pequeña cantidad, finalmente se puede desarrollar un déficit de hierro. Generalmente y en personas sanas, existe suficiente cantidad de hierro para prevenir un déficit de hierro y/o una anemia por déficit de hierro, excepto en aquellos casos en los que hay una alimentación pobre. En ciertas circunstancias, las necesidades de hierro son mayores.

    Personas con sangrados crónicos de tipo digestivo (generalmente debidos a úlceras o tumores) o mujeres con menstruaciones muy abundantes, perderán cantidades de hierro superiores a las habituales, y pueden llegar a desarrollar un déficit de hierro. Las mujeres embarazadas o en período de lactancia presentan unas necesidades mayores de hierro, por lo que, si no toman hierro en cantidad suficiente pueden desarrollar un déficit de hierro. Los niños, especialmente durante los períodos de crecimiento, pueden necesitar suplementos de hierro para evitar desarrollar un déficit de hierro.

  • ¿Un déficit de hierro es lo mismo que una anemia? ¿Cuáles son los síntomas?

    Un déficit de hierro se refiere a una disminución de la cantidad de hierro almacenado en el organismo, mientras que una anemiapor déficit de hierro se refiere a un descenso en el recuento de hematíes y/o la cantidad de hemoglobina que contienen. Generalmente, una vez las reservas de hierro se han agotado, se tarda varias semanas para que la producción de hematíes y la concentración de hemoglobina se afecten, y para que se desarrolle una anemia. Generalmente, en la fase más temprana de un déficit de hierro, existen pocos síntomas, pero a medida que la enfermedad avanza y la concentración de hemoglobina y el recuento de hematíes disminuyen, se pueden presentar síntomas como fatiga y debilidad.

    A medida que las reservas continúan agotándose, se puede presentar cierta dificultad para respirar y mareos. Si la anemia es grave, se puede presentar dolor en el pecho, dolores de cabeza y en las piernas. Los niños pueden presentar problemas de aprendizaje. Además de los síntomas generales de la anemia,  existen algunos síntomas que son característicos de un déficit de hierro. Entre ellos se incluye la presencia de geofagia (deseos de alimentos o sustancias específicas, como regaliz, tiza, tierra o arcilla), una sensación de ardor en la lengua o una lengua lisa, úlceras en las comisuras de la boca, y uñas de manos y pies en forma de cuchara.

  • ¿Cuáles son otras causas de anemia, además del déficit de hierro?

    Existen diferentes condiciones que pueden causar anemia, además del déficit de hierro. Algunos ejemplos son el déficit de vitamina B, el cáncer, y algunos desórdenes genéticos como la anemia falciforme y la talasemia. Sin embargo, el déficit de hierro es la causa más frecuente; por este motivo, las pruebas relacionadas con el hierro se realizan con mucha frecuencia. Si las pruebas relacionadas con el hierro descartan un déficit de hierro, se debe buscar otra causa de la anemia existente. Si desea más información, refiérase al artículo Anemia.

  • ¿Qué alimentos tienen un alto contenido en hierro?

    La forma hemo del hierro es la forma del hierro que el organismo absorbe más fácilmente. La forma no hemo del hierro se encuentra en una gran variedad de vegetales y en los complementos de hierro. Fuentes ricas en hierro incluyen: verduras de hoja verde (como las espinacas, col y col rizada), germen de trigo, panes y cereales integrales, las pasas, y la miel de caña. Es posible que las personas diagnosticadas de una anemia por déficit de hierro y las mujeres embarazadas o en período de lactancia necesiten aportes suplementarios de hierro. Consulte con el médico acerca del mejor complemento para su caso.

  • ¿Quién necesita suplementos de hierro?

    Las personas que generalmente necesitan suplementos de hierro son aquellas con un déficit de hierro diagnosticado y las mujeres embarazadas. No se deben tomar suplementos de hierro sin consultar antes con el médico, puesto que un exceso de hierro puede causar una sobredosis crónica de hierro. Una sobredosis de hierro debida a un consumo excesivo de suplementos de hierro puede ser tóxica, especialmente en niños.

Bibliografía

Este artículo está basado en las fuentes bibliográficas que se citan a continuación, así como en la propia experiencia del Comité de expertos y revisores de Lab Tests Online. Además, este apartado es revisado periódicamente por el Consejo Editorial, con el fin de mantenerlo actualizado.

Los enlaces dirigidos a páginas web pueden no estar disponibles por causas ajenas a nuestra voluntad, por lo que pedimos disculpas y agradeceremos que nos informe de estas anomalías para poder subsanarlas.

Devkota, B. Iron. Medscape. http://emedicine.medscape.com/article/2085704-overview#showall

Gersten, T. Serum iron. MedlinePlus Medical Encyclopedia. http://www.nlm.nih.gov/medlineplus/ency/article/003488.htm

Paruthi, S. Transferrin Saturation. Medscape http://emedicine.medscape.com/article/2087960-overview

Devkota, B. Iron-Binding Capacity. http://emedicine.medscape.com/article/2085726-overview

Spanierman, C. Iron Toxicity in Emergency Medicine. http://emedicine.medscape.com/article/815213-overview

Boyle, J. Pediatric Iron Toxicity. http://emedicine.medscape.com/article/1011689-overview

Gersten, T. Total iron binding capacity. MedlinePlus Medical Encyclopedia. http://www.nlm.nih.gov/medlineplus/ency/article/003489.htm

Gersten, T. Ferritin. MedlinePlus Medical Encyclopedia. http://www.nlm.nih.gov/medlineplus/ency/article/003490.htm

Pagana, K. D. & Pagana, T. J. (© 2011). Mosby's Diagnostic and Laboratory Test Reference, 10th Edition: Mosby, Inc., Saint Louis, MO. Pp 594-598.

Clarke, W., Editor (© 2011). Contemporary Practice in Clinical Chemistry, 2nd Edition: AACC Press, Washington, DC. Pp 536, 597.

Elghetany MT, Banki K. Erythrocytic disorders, in Henry's Clinical Diagnosis and Management by Laboratory Methods, 22nd ed. McPhereson RA, Pincus MR, eds. Elsevier/Saunders:Philadelphia. Chapter 32, 2011.

Wu, A. (© 2006). Tietz Clinical Guide to Laboratory Tests, 4th Edition: Saunders Elsevier, St. Louis, MO. Pp 634-635.

About Iron. Iron Disorders Institute. http://www.irondisorders.org/Disorders/about.asp

Dietary Supplement Fact Sheet: Iron. NIH Office of Dietary Supplements. http://ods.od.nih.gov/factsheets/iron.asp

Rathz, D. et. al. Toxicity, Iron. eMedicine. http://emedicine.medscape.com/article/166933-overview

Chen, Y. Iron Deficiency Anemia. MedlinePlus Medical Encyclopedia. http://www.nlm.nih.gov/medlineplus/ency/article/000584.htm

Henry's Clinical Diagnosis and Management by Laboratory Methods. 21st ed. McPherson RA and Pincus MR, eds. Philadelphia: 2007, Pg 506-507.

Iron Disorders Institute, Sideroblastic anemia. http://www.irondisorders.org/Disorders/Sideroblastic.asp

Pregúntenos

*Importante*: No es posible interpretar los resultados de los análisis clínicos fuera del contexto de la historia clínica del paciente. Rogamos no remita resultados para su interpretación, ya que ésta debe ser realizada exclusivamente por su médico. Si tiene dudas sobre esta prueba, puede completar un formulario y solicitar interpretación más detallada sobre el análisis en cuestión. Su consulta se tratará de manera confidencial y será respondida por un profesional del laboratorio clínico.

Es usted profesional sanitario?
Dirección de correo electrónico